Wikia

Star Wars Wiki

Consejo Imperial Regente

Discusión0
22.104páginas en el wiki
«Ten por cierto que un Imperio cimentado en la traición no puede ser de fiar, [Palpatine] se ha rodeado a sí mismo de asesores que le deben todos sus éxitos políticos. Se ha asegurado de que cada asesor tenga más enemigos que aliados entre ellos. El miedo y la codicia les mantienen atados al Emperador. Palpatine encuentra esta disposición más satisfactoria que la mera lealtad…»
Arhul Hextrophon[fuente]

El Consejo Imperial Regente era el nombre dado al grupo de asesores imperiales que constituían el órgano colectivo más poderoso de la Galaxia durante el Nuevo Orden. Siendo Palpatine el Emperador, el Consejo era quien dirigía el Imperio y ejecutaba su voluntad. Tras su muerte, pasó a ser el verdadero gobierno central del Imperio. Antes de la Batalla de Endor, era bien conocido como el Círculo Imperial Interior, y el Círculo Interno del Emperador; después de Endor, los supervivientes y sus sucesores se reorganizaron en el Círculo Regente del Emperador, el Cabal, el Tribunal y más tarde el Consejo Provisional Regente Imperial. Los miembros del Consejo recibían el trato de "Lord". Desde el punto de vista técnico, parecía consistir simplemente en un grupo de asesores que se reunían para debatir en la corte imperial. Llegaron a alcanzar varios centenares de miembros. Sate Pestage, como Gran Visir, actuaba en calidad de miembro presidencial del grupo, sirviendo como el estratega dominante de la política.

Evolución hacia la Batalla de Endor

Inner circle

Miembros del Círculo Interior a bordo de la Estrella de la Muerte II.

El Consejo Regente tuvo sus orígenes en el núcleo duro de ayudantes a quien Palpatine reunió a su alrededor durante su etapa como Senador de Naboo. Estos hombres, entre ellos Pestage y Dangor, siguieron siendo los miembros más importantes del Consejo hasta el último año de su existencia, y compartieron la visión de Palpatine para la galaxia no sin contar con la ambición personal, y al margen del idealismo y la lealtad. Durante los años, mientras el poder de Palpatine se incrementaba como Canciller Supremo, incorporó a más asesores de confianza cuyas simpatías hacia su programa político iban de la mano con sus intensas ambiciones personales, como Mas Amedda, Sly Moore, y Sarcev Quest. Inevitablemente más tarde, como autócrata supremo de la galaxia, el Emperador implicó a los que solo estaban interesados en el poder personal. Algunos fueron hombres dotados con verdaderos talentos a quienes Palpatine pudo dirigir para que sirviesen a sus designios, otros eran agentes y ayudantes fieles y de confianza, mientras que muchos, a veces parecían poco más que aduladores complacientes y una corte de bufones —pero incluso estos hombres, pudieron servir, con el trasfondo de las directrices imperiales, como instrumentos de auténtico miedo. En el punto álgido del Imperio, las filas de asesores estaban repletas con varios cientos de individuos, la mayoría humanos varones. Con el Senado Imperial reducido a una marioneta sin poder, la membresía al Consejo constituía la cima del poder civil de la Nueva Orden. Normalmente, unas pocas docenas de asesores podían reunirse en la corte imperial para formar el Círculo Interno propiamente dicho, mientras que el resto se enviaba por toda la galaxia. Con esta dualidad de roles, servían tanto en el consejo central, en el Centro Imperial, como haciendo de supervisores in situ para los gobernadores regionales y planetarios del Imperio. Los gobernadores planetarios, e incluso algunos Moffs eran designados directamente por los asesores del Emperador, y Palpatine parecía haber tramado deliberadamente un estado en el que se podía creer que los asesores más prominentes estaban dirigiendo la política central según su propia iniciativa: Los comunicados de Ars Dangor servían como aprobación oficial para decisiones importantes como la creación de los Macrosectores, la disolución del Senado Imperial, y conceder la autoridad militar Galáctica a Lord Darth Vader. En el transcurso de sus misiones, Palpatine permitió a sus asesores construirse cuarteles personales, e incluso a veces feudos planetarios. La mutua envidia y la avaricia hacia que cada uno estuviese al tanto de las ambiciones del otro y como siempre, superados en número por sus rivales, terminaron en última instancia como agentes aislados, dependiendo del patrocinio Imperial para su estatus. Palpatine fomentó este sistema de confrontación, soliendo delegar a un asesor la supervisión de un sistema o región cuyo poder político pertenecía a otro asesor. Esto hizo menos eficiente a la administración del Imperio, pero benefició a Palpatine asegurándole la continuidad como fuente de poder político en el Imperio.

Aunque ejercían un gran poder, la dependencia de los asesores por el beneplácito de Palpatine para conseguir sus propias ambiciones, les llevó a imponer el miedo y la obediencia solamente y a través, de la autoridad del Emperador. En general, fueron recordados como bufones de la corte, aduladores perfumados y payasos engalanados, siendo así en hombres como Sim Aloo, Kren Blista-Vanee y Janus Greejatus. Pero otros, si bien sirvientes de Palpatine, se alejaron de las muchedumbres: Ars Dangor se comprometió por encima de todo con la visión política del hombre al que admiraba y prescindió a propósito de la parafernalia de las galas de la corte; tras su refinadas maneras, Sarcev Quest ocultó el hecho de que una vez fue un aprendiz Jedi, utlizado por Palpatine como su espía entre el Consejo.

Un área en la que los asesores ejercían poder era en la designación de casi todos los gobernadores y algunos Moffs. A su vez, a cada Moff le era asignado un asesor para supervisar s trabajo, aunque los Moffs enviaban copias de todos sus informes directamente a Palpatine. Los asesores también supervisaban la burocracia Imperial.

Posición de Vader

Aunque fue de hecho el segundo al mando del Emperador Palpatine, Darth Vader nunca fue miembro del Consejo, si bien ocupaba una posición única en el Imperio como Ejecutor, y era Señor Oscuro del Sith junto con Palpatine. Vader despreciaba absolutamente al Círculo, ya que no eran Sith y no eran sensibles a la Fuerza; pero desde cierto punto de vista, las autojustificaciones y ambiciones personales de Vader se diferenciaban muy poco de las que tenían los hombres más patéticos que Palpatine doblegó y transformó en sus criaturas favorecidas.

Por norma general, cierto número de asesores acompañaban a Palpatine cuando se trasladaba con su corte a la nueva Estrella de la Muerte antes de la Batalla de Endor. Pero aunque la destrucción de la estación de combate redujo el número de asesores, de ninguna manera representó un golpe fatal para el grupo, ya que muchos miembros sobrevivieron, entre ellos, los que permanecieron en Coruscant y los que estaban dispersados por la galaxia en diferentes misiones.

Después de Endor: Sate Pestage y el Cabal

«Odio y tración a menudo combinan bien … Haré que Inteligencia Imperial arreste a estos idiotas, pero Isard los está utilizando para derrocarme. Lo sé»
Sate Pestage[fuente]

En un sentido puramente técnico, la catástrofe de Endor no tuvo ningún efecto en el Consejo. Durante muchos años, se creyó que Palpatine se había retirado en solitario aislamiento, cediendo el control del Imperio a sus colaboradores más estrechos —siendo esto una medio mentira. Los asesores siempre fueron responsables de la ejecución de la voluntad de Palpatine y de las intrincadas políticas Imperiales, y ahora estaban simplemente implementando el legado de un político visionario difunto en vez de un líder vivo. Sin embargo, teniendo solo el fantasma de la autoridad de Palpatine respaldándoles, perdieron mucho poder y determinación, especialmente el apoyo que daba la maestría en la Fuerza del tirano.

El Gran Visir Sate Pestage, que había quedado a cargo en Coruscant, era jefe de oficio del Consejo Regente y por consiguiente se convirtió automáticamente en “emperador provisional”, pero Pestage fue principalmente un consejero, amigo, funcionario y cortesano de Palpatine. Ars Dangor fue una eminencia de la Nueva Orden de Palpatine y su primer orador público, y por consiguiente tuvo a su alrededor un quórum de asesores que se reunían en Coruscant y que intentaron liderar el Imperio. A estos hombres a veces se les conocía simplemente como el Consejo Regente, y parece que su quórum estaba constituido legítimamente, pero sus rivales los conocían como el Cabal y ellos mismos se autodenominaban Círculo Regente del Emperador o el CRE. En origen, es posible que el "Círculo Regente del Emperador" fuese otro nombre del Círculo Interno, pero se utilizaba para diferenciar el Cabal del consejo anterior a Endor y su uso se adoptó por consiguiente aquí.

El CRE fue en gran parte responsable de dictar la estrategia militar con la que el Imperio prosiguió después de Endor, retirando al núcleo las unidades de la flota imperial y redistribuyéndolas para defender los mundos fortaleza cruciales. Estos planetas solían ser los centros neurálgicos de riqueza económica e industrial y puntos estratégicos de las principales rutas hiperespaciales. Como ejemplo, el envío de quince Destructores Estelares a Kuat, fue absolutamente una maniobra estratégica, y hasta la firma de los Acuerdos de Bastion, el Imperio emprendió con obstinación una política restrictiva alrededor de los mundos fortaleza, prevista para ser el preludio de una derrota estratégica de la Alianza y reconquistar territorios perdidos. Pero no fue casualidad que muchos mundos del CRE elegidos para ser controlados, eran los mundos que los miembros del grupo consideraban como sus propios feudos, y se percibió que esta política se llevaba a cabo por intereses particulares.

No se debió pensar que las acciones del CRE eran un total desastre: muchas unidades de la flota obedecieron sus órdenes, y consolidaron la autoridad imperial para evitar que los herederos de la Alianza Rebelde aplastasen por completo la Nueva Orden; pero su táctica para tomar control también sirvió de catalizador para la fragmentación del Imperio en feudos imperiales. Incluso el mando de la flota, almirante Kermen se volvió malévolo. Muchos de los propios miembros del CRE buscaron únicamente afianzar su control sobre sus propios centros neurálgicos, y juzgaron mal la dirección militar del imperio al dar órdenes que los redujeron a meros accesorios de su poder personal. Algunos comandantes de la flota como el almirante Zsinj, siguieron el ejemplo de los miembros del Consejo, rompiendo con el Centro Imperial y estableciéndose como señores de la guerra en los sectores que ya controlaban.

El Cabal, al estar dando órdenes en representación de la autoridad central del Imperio, estaba desafiando inevitablemente el liderazgo de Sate Pestage, quien de manera oficial dirigía el Consejo y ocupaba el trono como regente. No está claro cuanta división se produjo en la cadena de mando en los primeros meses después de Endor y Pestage se sintió, en un principio, seguro de su propia posición: no estaba sin apoyo en el Consejo, su respaldo más notable era el antiguo agente de Palpatine Sarcev Quest, y también disfrutaba de algo de apoyo de las unidades de la Guardia Real del Emperador. Pero el conflicto entre el Gran Visir y el Cabal fue cuidadosamente cultivado por la Directora de Inteligencia Imperial Ysanne Isard. Ella tachó tanto a Pestage como al Consejo de incompetentes que debían ser destituidos para asegurar la supervivencia de la Nueva Orden, jugando a dos bandas entre las dos facciones.

Seis meses después de Endor, la crisis llegó hasta Brentaal IV, un cruce hiperespacial militar y económico vital, del Núcleo. Ni Pestage ni el Cabal deseaban perder aquel mundo —el Gran Visir buscaba conservarlo por razones estratégicas y para demostrarse a sí mismo que era capaz de resistir a la Nueva República, mientras que los miembros del CRE tenían propiedades importantes allí, (y era el hogar de al menos un consejero). Pero Brentaal estaba defendido por el incompetente almirante Ion Isoto, a quien Isard presentó al Gran Visir como el candidato del Cabal, mientras persuadía a los miembros del Consejo de que era el hombre elegido por Pestage. Mientras Isoto fue de desastre en desastre hasta la derrota, Isard contó a cada bando que el otro estaba impidiendo su remplazamiento por un comandante más competente, con intención de socavar su crédito.

Mientras que el Gran Visir fue los suficientemente astuto como para darse cuenta de que estaban siendo manipulados por Isard, el Cabal culpó a Pestage por como dirigió la guerra, y algunos comenzaron a sugerir abiertamente reclutar señores de la guerra, como Harrsk y Teradoc para defender sus propiedades más que contar con los comandantes leales —como ellos creían— al Gran Visir. La posición de Pestage se debilitó por la pérdida del apoyo de Sarcev Quest: de acuerdo con algunas fuentes, Quest creía que el Gran Visir había huido a Byss en el Núcleo Profundo y en su lugar había dejado un clon mentalmente perturbado en Coruscant.

Tribunemeeting

El Tribunal al mando del General Paltr Carvin.

Dado que Pestage (o su clon) buscaba la manera de escapar de las maquinaciones de Isard y asegurarse el control de su propio feudo en la Hegemonía Ciutric, Isard le acusó de traición contra el Imperio ante los miembros del Cabal y les urgió a que actuasen. Esto llevó al quizás al imprevisto efecto de ruptura en la unidad del CRE, ya que el General Paltr Carvin y los asesores civiles Challer y Plumba tomaron el poder y formaron una troika conocida como el Tribunal, aunque a continuación, fueron rápidamente depuestos por la misma Isard, quien se sirvió del equipo de Inteligencia Imperial para eliminar los oponentes que le quedaban, estableciendo una dictadura con ella de Emperatriz de todo menos en el título.

Durante el proceso entre el Tribunal e Isard, se aprecia el desgaste del CRE y de hecho de todo el Consejo Regente.

Tras la caída de Coruscant

De alguna manera, no está claro cómo o por qué, algunos miembros del Consejo escaparon de la purga de Isard, entre ellos Ars Dangor y Sarcev Quest. Tras la pérdida de Isard de Coruscant y su restirada a Thyferra, Dangor y los supervivientes del CRE se vieron de nuevo ejerciendo autoridad central para el Imperio. Ellos apoyaban al Gran Almirante Thrawn como Comandante Supremo —creyendo erróneamente que por ser un alienígena, y sin ningún prestigio en su enrarecido mundo político, debía permanecer necesariamente bajo su mando y gobierno. Consideraron darle el título de Emperador si salía victorioso, dando por hecho que después podrían controlarlo; sin embargo, incluso durante su campaña, actuó bastante por su cuenta, afirmando que él mismo, era el único líder del Imperio.

Por aquella época, el Consejo de Investigación de la Nueva República averiguó que el CRE había sobrevivido a la caída de Coruscant, y que estaba colaborando en la creación de un plan de guerra; pero su Director, Voren Na'al, no podía creerlos. Irónicamente, la muerte de Thrawn evitó que les eclipsase, y en consecuencia consiguieron la victoria desterrando a la Nueva República de los Mundos del Núcleo y reconquistando Coruscant.

Con su usual optimismo ingenuo sobre la manera en cómo reaccionarían los demás miembros de la jerarquía, los supervivientes del Cabal sugirieron que debía convocar al Consejo Regente en el Senado y elegir a uno de entre ellos como Emperador —una propuesta que primeramente produjo indignación entre la marina, los Moffs y el COMPNOR y a continuación una feroz guerra civil. En el caos que sobrevino, se pasó por alto el cambio de equilibro de poder que hubo en el seno del Consejo. Sarcev Quest se dedicó a hacerse con apoyos entre sus colegas asesores y ganándose también algunas unidades de la Guardia Imperial Real.

Entonces, como de la nada, entró en escena lo que parecía ser un Palpatine renacido en Byss con Pestage a su lado, Quest dirigió al Consejo y a la Guardia Real para reafirmar su lealtad al Emperador.

El Consejo de Byss

No obstante, Sarcev Quest ya no era el espía leal a Palpatine entre sus consejeros, y los miembros del Consejo eran reticentes a rendir la autoridad que habían adquirido desde Endor —ni siquiera a Palpatine. Ante la demanda de Quest, el Consejo ya había confiado el liderazgo a Carnor Jax, un oficial de la Guardia Real y aspirante a Lord Sith, como su nueva figura de mando para el Imperio, y ahora Quest y Jax trabajaban juntos en el corazón de la corte Imperial para derrocar al Emperador.

Preparando las bases para un golpe de estado, Quest designó a Carnor Jax como uno de los Protectores Soberanos que daban protección personal a Palpatine, y en juntos, tantearon las posibilidades de apoyo eliminado rivales tales como Sa-Di y Nefta, los únicos usuarios de la Fuerza en el Consejo. Con fondos de miembros del Consejo como Xandel Carivus, Quest sobornó al médico del Emperador para sabotear el material genético de los cuerpos clónicos de los que dependía el renacimiento de Palpatine.

Es fácil entender las motivaciones de los conspiradores; se enfrentaban a un clon del Emperador visiblemente enloquecido, la transferencia de poder a la élite de Jedi Oscuros y la obstinada destrucción sin sentido por parte de la Operación Mano Oscura. Algunos quizás pensaron que era necesario entrar en acción por el bien del Imperio; otros estaban más preocupados por mantener su estatus —incluso por pura ambición— pero dentro del Consejo había ahora un pequeño grupo oscuro de usuarios de la Fuerza: Jax y Quest, por supuesto, pero el papel crucial de Lord Jax en la conspiración puede indicar el apoyo de su maestra Lumiya, con la consiguiente aparición de Soldados de Asalto Oscuros dado que el personal de Jax guarda un indicio de conexión con Lord Cronal.

Parece que Palpatine permaneció ajeno a las maquinaciones del Consejo, y ya que no hay evidencia de que predijesen los acontecimientos en Onderon y la destrucción de Byss, estaban listos para realizar su maniobra y eliminar a cualquiera que se pusiese en medio. Por supuesto esto era un golpe de estado, pero cometido por aquellos que, incluso desde Endor se consideraban a sí mismos como gobernantes del Imperio y guardianes de la Nueva Orden.

El "Consejo de Sangre"

IIRC

Sesion del Círculo Interno Regente en Ord Cantrell.

Con la destrucción de Byss, el Consejo se volvió a convocar en De-Purteen del mundo turístico Ord Cantrell. Con todo, parece que Quest había sido muy cuidadoso. Lord Jax parecía ser considerado por los demás como el líder de la conspiración, como nuevo Lord Oscuro y claro heredero Imperial—pero debido a que prefería dirigir desde su Destructor Estelar, al modo de Darth Vader, Sarcev Quest se quedó para observar la gestión del Consejo. Tras el asesinato de Jax a manos de Kir Kanos y la muerte de su oficial militar, el general Redd Wessel, el resto de los conspiradores se volvieron contra Quest y lo eliminaron del poder. Solían hablar de Jax como el que inició la conspiración, y no dieron muestra preocuparse por el destino del ex cortesano al que torturaron y exiliaron en Nar Shadda.

Después de la muerte de Jax y la eliminación de Quest, el Consejo eligió a Burr Nolyds como su líder. Con tan solo un puñado de asesores supervivientes, Jax había manchado las filas del Consejo con sangre nueva, como la del comandante de flota almirante Jeratai y la baronesa Mahd Windcaller, y ahora líderes alienígenas seguidores la Nueva Orden ingresaban en el Consejo por primera vez, como el Maestro Lancero whiphid Ch'unkk.
Imp Interim Ruling Council

Miembros del Consejo Regente Provisional Imperial.

Para dar muestra del cambio, el Consejo ahora se autodenominaba Consejo Regente Provisional Imperial —provisional, puesto que probablemente muchos de sus miembros no era asesores, y por tanto no tenían el derecho de jure de sentarse en el Consejo Regente. Pero mientras Jeratai y Windcaller luchaban para guiar al Imperio a través de la crisis, el resto de miembros del Consejo fueron manipulados tanto por el Sol Negro y por el agente yuuzhan vong Nom Anor.

Durante cuatro años, un clon de Feena D'Asta fue agente del Sol Negro en el Consejo, a quien usaron para reforzar su influencia y dirigir el plan de paz entre el Imperio y la Nueva República. Por otro lado, la meta de Nom Anor era acelerar la caída del Imperio, para preparar el camino para una invasión yuuzhan vong más fácil. Asesinaron a Nolyds y varios otros miembros cruciales del Consejo y convencieron al resto de que el vengativo guardia real Kir Kanos estaba detrás de todas las muertes, Nom Anor maquinó la subida de su títere Xandel Carivus como líder final del menguado grupo, y Carivus en un golpe final, se autoproclámo Emperador y encarceló al resto del Consejo.

El reinado de Xandel apenas duró unas horas, el Barón D'Asta, Kir Kanos y el Super Destructor Estelar Lusankya llegarón a Ord Cantrell, Kanos ejecutó a Carivus y después, los D'Astas se retiraron del Imperio, mientras las tropas de la Nueva República apresaron a la mayoría o a todos los consejeros encarcelados.

Aunque los oficiales Imperiales y los administradores todavía eran la única fuente efectiva de autoridad en grandes áreas del Núcleo Profundo y el Borde Exterior, no había una autoridad unificadora, y la resurgente Nueva República logró por consiguiente declarar que el Imperio había dejado de existir efectivamente como estado.

Periodo posterior

Después de los acontecimientos en Ord Cantrell, muchos oficiales leales unieron sus fuerzas con los señores de la guerra y el resto más significante del antiguo régimen, se convirtió en el Consejo de Moffs, quienes se habían retirado de Coruscant con parte de la parafernalia de la autoridad central del mundo denominado en clave Bastion. Fue posteriormente que los Moffs que emergieron como la última autoridad política de lo que quedaba del espacio Imperial, y la caída del Círculo Interno puede considerarse como el punto en el que el Imperio Galáctico se convirtió en Remanente Imperial.

Aún permanecieron algunas trazas persistentes de lo que quedaba del Consejo Regente. Algunos miembros del Consejo sobrevivieron, con su autoridad como asesores intacta, aunque solo de nombre. Sarcev Quest sobrevivió durante muchos años hasta que fue apresado y ejecutado por el Jedi Oscuro enloquecido Jeng Droga, y cabe señalar que pocos meses después de su exilio a Nar Shaddaa, su amante Roganda Ismaren intentó posicionar a su hijo Irek como gobernante del Imperio mediante una conspiración en la que también estaba implicada la Dama Theala Vandron, hija de Crueya Vandrom, una asesora sénior y fundadora del COMPNOR.

Cabe destacar que la capital D'Asta Nez Peron se reunió más tarde con el Imperio, y es posible que Ragez D'Asta u otros asesores supervivientes usaron su autoridad para legitimizar nuevos ajustes políticos de lo que quedó del Espacio Imperial.

Membresía

Las fuentes actuales no permiten una reconstrucción completa del personal del Consejo Imperial Regente. Los siguientes aparecen por la fecha en la cual primero se inscriben al servicio entre los asesores de Palpatine o como miembros del consejo.

Nótese que Palpatine solo se reunía con una docena de sus asesores por vez, con la pretensión de mantenerlos paranoicos y divididos. No era raro en él que ejecutase a los asesores más antiguos antes de aceptar nuevos miembros en el Consejo.

Ayudantes del Senador Palpatine

Ayudantes del Canciller Palpatine

Asesores del Emperador Palpatine

Asesores después de Endor

Asesores en Byss

Consejo en Ord Cantrell

Asesores que nunca estuvieron en el Consejo

Detrás de las cámaras

Mientras que la bien conocida foto promocional que aparece en Dark Side Sourcebook solo muestra cinco asesores, una observación más detenida de El Retorno del Jedi muestra a seis asesores desembarcando de la lanzadera en la que el Emperador llega a la segunda Estrella de la Muerte.

Apariciones

Fuentes

Ver también

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio