Fandom

Star Wars Wiki

Combate de cazas estelares

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva República.El tema de este artículo aparece en la era de la Nueva Orden Jedi.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.El tema de este artículo es considerado parte de Star Wars Infinities.
«¡Estabilizadores-S en posición de ataque!»
Garven Dreis liderando al Escuadrón Rojo a la Batalla de Yavin[fuente]

El combate de cazas estelares, también conocido como combate estelar, se refirió a los enfrentamientos entre cazas estelares, independiente del ambiente. El combate de cazas estelares fue tan antiguo como las mismas naves—remontándose a los días más antiguos de la República Galáctica—y se volvió una parte integral de la guerra aeroespacial por decenas de miles de años, ocurriendo a través de conflictos como la Gran Guerra Hiperespacial, las Nuevas Guerras Sith, las Guerras Clon, la Guerra Civil Galáctica, la Guerra Yuuzhan Vong, la Segunda Guerra Civil Galáctica y más allá.

A lo largo de milenios, millones de pilotos volaron los unos contra los otros o contra droides en cazas estelares como el Cazador de Cabezas Z-95, el Delta-7 Aethersprite, el caza estelar T-65 Ala-X, o una caza estelar TIE/ln mientras otros volaban en naves más pesadas como el caza estelar BTL Ala-Y, el bombardero TIE/sa, o un caza estelar Ala-B lanzaron asaltos a naves más grandes o instalaciones militares. Las fuerzas militares a lo largo de la galaxia adoptaron diferentes diseños, armas, especificaciones, tácticas, y funciones para estas naves relativamente pequeñas, y había tantos usos para los cazas estelares en combate como los mismos cazas estelares. Estas naves y los seres que las volaron jugaron roles importantes, a menudo esenciales, en campañas militares, como lo hicieron sus contrapartes atmosféricas, a través de toda la historia de conflicto en la galaxia.

Características

«No puedes planear para la suerte. Planea de una forma lista y deja a la suerte aterrizar donde deba.»
Wedge Antilles a su hija[fuente]
AtmosphericSFcombat-SWAJ7.jpg

Combate de cazas estelares atmosférico.

Los combates entre cazas estelares iban desde escaramuzas entre pequeños grupos de cazas a las mayores acciones de flotas de batalla contra las flotas estelares enemigas y sus naves capitales; estas podían incluir docenas de escuadrones a cada lado y en el medio de innumerables tipos, clases y tamaños de naves más grandes. Estos enfrentamientos eran normalmente caracterizados por maniobras extremadamente ajustadas y soluciones a quemarropa usando armas de energía como blásters y cañones de iones. Los pilotos sin experiencia o aquellos con pobres conocimientos acerca de la situación raramente sobreviven sus primeras batallas; a menudo requirió de reflejos superiores, la habilidad de concentrarse en la misión y la toma de consciencia de como el enfrentamiento jugaba en relación con el piloto, denominado "conocimiento de la situación", al igual que una cierta agresividad, para lograr resultados en este tipo de guerra interestelar.[3]

Aunque este tipo de batallas, las cuales eran doquiermente conocidas como "combates estelares" por aquellos que lucharon en ellos, usualmente participaban naves dedicadas, algunas veces cañoneras, bombarderos, y lanzaderas de asalto tomarían parte, aunque por lo general, jugaban a ser la víctima de cazas más ágiles que eran enviados a por ellos o eran escoltados a las situaciones de combate por naves amigas. Las condiciones de victoria para los enfrentamientos de cazas estelares incluyeron la eliminación o la expulsión de los cazas opositores para despejarle el camino a las naves más pesadas, como el caza Ala-B de la Alianza, para asaltar naves capitales, o para defender una fuerza de grandes naves de guerra de las fuerzas de asalto del enemigo.[4]

Tipos de enfrentamientos

Bwing SOC.jpg

Un caza estelar Ala-B escapa de un Destructor Estelar Imperial explotando.

Había dos tipos principales de enfrentamientos de cazas estelares, el furball[ ¿traducción? ] y el ataque rápido.[5] El furball era el más común; consistía en varias naves enfrentándose en maniobras difíciles y se basaba en una cierta agresividad para lograr los resultados. Este tipo de combate favoreció a los cazas estelares con altos niveles de maniobrabilidad, pero los pilotos que volaban naves con una maniobrabilidad inferior todavía eran capaces de triunfar si poseían un conocimiento de la situación superior, habilidad táctica, o una posición más ventajosa antes de iniciar la lucha.[6] La otra técnica mayor, el ataque rápido, consistía en un número de cazas estelares haciendo vuelos a alta velocidad contra formaciones de naves enemigas; después de hacer un vuelo inicial disparando, las naves haciendo este tipo de ataques rápidos continuaría atacando rápido en lugar de enfrentarlos en maniobras.[5] Otros tipos de enfrentamientos, como los que ocurren cuando los cazas estelares eran enviados a penetrar la línea defensiva de las flotas enemigas, favoreció mucho a los Interceptores, los cuales podían hacer vuelos de ataque a alta velocidad contra formaciones opositoras de naves enemigas, cazas, bombarderos o incluso clases de naves capitales. Estos ataques, también conocidos como vuelos "ataca y desaparece", un término que también se refería a un tipo de operación de ataque, le exigió a las naves altas tasas de aceleración y velocidad máxima así como la agilidad. Cuando estaban sin soporte de flota, los cazas estelares usando estos ataques podían probar ser devastadores cuando eran usados contra convoyes ligeramente defendidos o elementos de flota.[7]

Combate en las acciones de flotas de batalla

Cuando los cazas estelares tomaban parte de los enfrentamientos donde números significativos de grandes naves de guerra luchaban las unas contra las otras, por ejemplo, la Batalla de Endor,[8] normalmente servían para tapar las naves capitales de su lado de los cazas estelares del enemigo y, si la oportunidad se presentaba, enfrentarse a las naves de guerra enemigas en sus puntos más vulnerables como las torres de comando o generadores de escudo. Dependiendo de las flotas estelares involucradas y de las naves que normalmente usan, los cazas entrarían a la batalla a través del hiperespacio contando con su propio poder, como era el caso con casi todas las unidades de cazas estelares de la Alianza Rebelde, también podían ser desplegadas de otras naves, como era el caso de los Destructores Estelares clase Imperial y los cazas TIE que desplegaban, por citar uno de estos casos; algunas veces, ambos casos ocurrían.[8] Aunque no es desconocido, los enfrentamientos luchados en el medio de naves capitales atacándose entre sí era generalmente evitado, ya que disparos al azar de turboláseres pesados de estas naves de guerra mucho más grandes podían vaporizar fácilmente a la mayoría de los cazas snub, ya sea aliado o enemigo, si el ataque fuera intencional o no.[9] La efectividad de la pantalla de cazas estelares de una flota de batalla podía significar la diferencia entre la victoria y derrota en un gran enfrentamiento espacial, como fue el caso del único ejemplo documentado de dos Acorazados Estelares clase Ejecutor atacándose entre sí. En la Batalla de Orinda, las tácticas superiores por parte de las fuerzas Imperiales en el inicio de las etapas, cuando destruyeron el carguero de flota Resistencia con todos los cazas estelares abordo, les aseguró una victoria.[1]

La Fuerza y el combate de cazas estelares

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: As Jedi
«¡Vamos perros Sith! ¡Hay muerte, y estoy aquí para dársela!»
―El aprendiz Jedi Cade Skywalker, en la Masacre de Ossus[fuente]
Jsf duo2.jpg

Un par de Eta-2s volados por Jedi.

Muchos miembros de la Orden Jedi, quienes estaban entrenados para usar la Fuerza, también estaban extremadamente calificados para volar cazas estelares en combate. Un Caballero Jedi podía usar la Fuerza como ventaja en un enfrentamiento no solo para utilizar mejor las ventajas de la nave, sino para incrementar la velocidad de sus reflejos y predecir las maniobras y tácticas de sus oponentes—esto era debido a que podían sentir las intenciones de otros seres orgánicos; ésto, en esencia, incrementó su conocimiento de la situación mucho más allá de las normas típicas. Algunos Jedi incluso podían usar su conexión con la Fuerza para nublar la mente de sus oponentes como una parte activa de su ofensiva, así como confiar en él para propósitos defensivos; sin embargo, algunos en la Orden sintieron que ésto los llevaría muy al borde del lado oscuro, y les advirtieron a los otros acerca de emplear esta técnica.[10]

Los miembros de las antigua y nueva Orden Jedi también podían combinar sus mentes dentro de la Fuerza, produciendo una combinación de batalla que permitiría una mayor coordinación por parte de los Caballeros y los Maestros Jedi, ya sea a bordo de cazas estelares, como pasó en muchas ocasiones en la Guerra Yuuzhan Vong,[11] o en cooperación con un grupo de Jedi manipulando las armas defensivas de naves de guerra pesadas, como era el caso abordo del Vuelo de Ida.[12] Esta técnica fue una refinación de la meditación de batalla, la cual podía tener el mismo efecto en los sensibles a la Fuerza así como en los que no podía tocar la Fuerza. El uso de este poder pudo tener profundas consecuencias en el enfrentamiento de cazas estelares, ya que reforzó la voluntad y la capacidad innata de combate en el lado de la batalla deseado por el usuario, así como lo contrario para los oponentes Jedi, esencialmente agotando la moral enemiga y sembrando la confusión entre sus filas. Los antiguos Caballeros Jedi Nomi Sunrider y Bastila Shan, aunque no eran pilotas, no obstante, fueron muy habilidosas en este arte y lo usaron con un gran efecto.[13] También se dice que el Emperador Palpatine usó una forma de meditación de batalla retorcida para aumentar el poder de la Armada Imperial durante la Batalla de Endor, y cuando fue asesinado durante la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, su poder dejó de ser un factor, y esto llevó a la eventual derrota Imperial durante la Batalla de Endor.[10] Jacen Solo, cuando se volvió Darth Caedus, también aprendió a usar esta forma oscura de meditación de batalla, usándola para seguir sus objetivos durante la Segunda Guerra Civil Galáctica.[14]

Las cinco fases del combate de cazas estelares

Como una regla general, casi todos los enfrentamientos de cazas estelares podían ser divididos en cinco fases distintas: Detección, Acercamiento, Ataque, Maniobra y Separación; estas fases eran explicadas en el libro de Adar Tallon, Tratado en las Tácticas de Cazas Estelares. Aunque la duración y circunstancias de cada fase podían variar, o incluso saltarse completamente dependiendo del resultado de la fase anterior, casi todas las batallas eran cazas estelares luchando entre sí siguiendo esta formula básica.[15][7]

Fase I: Detección e identificación

«El primero en detectar al enemigo gana.»
―Piloto de las Guerras Clon no identificado, citado por Adar Tallon[fuente]

La primera fase del combate de cazas estelares involucraba detectar al enemigo y, a su vez, si se es posible, evitar ser detectado. Cuando un grupo de cazas estelares entra a un sistema estelar con la intención de enfrentar a las fuerzas enemigas estacionadas allí, era vital detectar al enemigo antes de que detectaran a la fuerza atacante. La primera parte de un enfrentamiento inevitable para detectar al enemigo era a menudo dictar los términos de la lucha; dada la velocidad que la mayoría de los cazas estelares podían lograr en el espacio real, la detección precoz era imprescindible. Los cazas estelares usados por la Alianza Rebelde tenían una ventaja sobre sus contrapartes Imperiales en este aspecto; su alcance de sensor era mayor y, según la doctrina de cazas estelares Imperiales, se esperaba que los Cazas TIE se quedaran en el alcance del sensor de la base o nave estelar que suministraba su soporte. La doctrina Imperial también dictaba que los pilotos de TIE recibían su información de objetivo directamente de su controlador de vuelo designado; por lo tanto, la habilidad de detectar y discernir los objetivos apropiados era tan bueno como el controlador asignado.[7]

Sensores y escáneres

Había varios medios disponibles para que los cazas estelares detectaran a las naves enemigas; sensores electrónicos, escáneres visuales, y contacto visual. Si los escáneres electrónicos de un caza eran interferidos por una fuerza opuesta, el piloto podía cambiar a los escáneres visuales, los cuales eran, esencialmente, videocámaras con lentes telescópicos que le permitían al piloto detectar las naves cercanas mucho antes de que pudieran ser vistas a plena vista. Tales sensores eran imposibles de interferir salvo que usaran un dispositivo de camuflaje, lo cual era raramente si era usado en tal enfrentamiento. La mayoría de los enfrentamientos tomaron lugar a alcances que le permitían ver al piloto ver a los oponentes con sus propios ojos; esto era denominado contacto visual.[7]

Eligiendo atacar

FiveStages.jpg

Las cinco etapas del combate de cazas estelares.

La elección de atacar o no una formación de cazas enemigos u otras naves que han sido detectadas podía hacerse en dos niveles diferentes; por el controlador de vuelo adjunto a la batalla, ya sea a través de la flota principal o vía la base de operaciones de los cazas estelares, o el líder de la unidad de cazas estelares o las mismas unidades. Este era un factor importante a tener en cuenta, debido a que un ser tenía que ser capaz de tomar la mayor cantidad de variables en cuenta, incluyendo la relación de las naves amigas con las enemigas, las posibilidades de éxito, y el costo de la derrota. Para un controlador de vuelo, esto era relativamente fácil, ya que, en su posición, tenían una mejor visión de la evolución del enfrentamiento; para el líder de la unidad esto dependió en gran medida al propio sentido de alerta y habilidad táctica.[7]

Fase II: Acercándose

Si una unidad de cazas estelares eligiera atacar, los pilotos en ella tendrían que buscar la mejor posición posible antes de hacer su ataque.[7]

Velocidad y sigilo

Los dos ingredientes esenciales para un acercamiento exitoso eran la velocidad y el sigilo, que ayudaron a limitar la cantidad de tiempo en la que una fuerza de cazas estelares enemiga tenía que detectar a los atacantes y reaccionar, aumentando así las posibilidades de un asalto sorpresa. Las altas velocidades de acercamiento también tenían otra ventaja; incrementaba la energía disponible para la realización de maniobras al igual que proporcionar una rápida retirada si el ataque no era exitoso o si la fuerza de ataque voluntariamente eligiera dispersarse. El sigilo, en cambio, era casi imposible debido a lo sofisticado de los sensores, interferirlos podía ser intentado pero normalmente hacía más daño que bien debido a que obstaculizaba las habilidades de la nave transmitiendo la señal de interferencia casi tanto como los mismos sensores que traba de interferir.[7]

Engaño

Si el sigilo fallaba, los pilotos de cazas estelares eran forzados a usar medidas engañosas con el fin de engañar a sus enemigos de sus verdaderas intenciones. Ejemplos de este tipo de maniobra engañosa incluía hacer parecer al asalto principal una treta, y viceversa; que habían dos o menos atacantes de los que realmente existían; o disfrazando el objetivo real pareciendo estar apuntando a otro objetivo potencial. Tales tácticas también incluían formaciones peligrosamente estrechas que ayudaría a esconder la verdadera fuerza de los atacantes, atacando en oleadas, dividiendo las fuerzas de uno en dos o incluso tres secciones separadas y enviando a una gran fuerza para que atrajera los cazas enemigos mientras que una fuerza más pequeña sería enviada para que destruyera la nave de control enemiga, o teniendo un grupo que tratara de interferir las comunicaciones mientras que el resto se encargaba de las otras defensas, posiblemente evitando que más cazas enemigos sean invocados.[7]

Fase III: Ataque

La fase de ataque en un combate de cazas estelares era donde cuatro de cada cinco muertes eran alcanzadas. Antes de lanzar un ataque, dos cosas tenían que ser tomadas en cuenta: la actual situación táctica y las capacidades de los cazas estelares y de otras naves que estarían involucradas, tanto amigas como enemigas. Era esencial para un ataque ser lanzado desde la mejor posición posible en el mejor momento posible con el fin de asegurar las máximas posibilidades de victoria; ejecutar un ataque sin la debida consideración llevaba a un desastre.[7]

Fase IV: Maniobras

La fase de maniobras en un combate de cazas estelares solo empezaba cuando el ataque inicial fallaba y el combate empezaba. Durante esta etapa un piloto experimentado haría su mejor intento para negarle la iniciativa al enemigo, ya sea mediante el uso de maniobras agresivas que siempre le darían la mejor posición o simplemente dándole presión al oponente con el fin de forzarlo a que cometa un error. La fase de maniobras también empezaba tan pronto como el piloto se diera cuenta de que estaba, o iba a estar, siendo atacado por un caza estelar enemigo. Allí, la primera prioridad era sobrevivir, y todo lo demás se volvía secundario; sin embargo, si un piloto era capaz de evadir a su enemigo, él podía optar por retirarse de la lucha o tratar de ganar ventaja usando un número de tácticas diferentes.[7]

Fase V: Separación

Battle of Gall.jpg

Alas-X y Cazas TIE se enfrentan en la Batalla de Gall.

«Raramente se le da la atención adecuada. El piloto sin experiencia frecuentemente piensa que después de un ataque, particularmente una exitoso, el enfrentamiento se acabó y puede relajarse. Ésto es algo peligrosamente absurdo.»
―Adar Tallon, Treatise on Starfighter Tactics[fuente]

La última fase del combate de cazas estelares, la separación, era también la más peligrosa si para empezar las fuerzas de uno lo superaban en número, como tantas veces ocurrió durante la Guerra Civil Galáctica. Se le dijo a los pilotos de la Alianza que disminuir la vigilancia en esta última fase era la receta para el desastre debido a que en un enfrentamiento rápido simplemente no había tiempo para flojear. Si se hace, le darían tiempo a los Imperiales de reorganizar o reunir refuerzos, por lo tanto, incrementando la posibilidad de superar en número a la fuerza Rebelde atacante. Si un piloto no podía separarse exitosamente de una situación de combate, él o ella no podía escapar al hiperespacio; mientras más se quedaba el piloto en la zona de combate, más vulnerable él o ella sería.[7]

La mejor manera de separarse era destruyendo al enemigo de manera que ninguno sobreviviera; sin embargo, a menudo eso no era una posibilidad. Otra opción era para que la formación de ataque mantuviera su alto grado de velocidad después de haber enfrentado al enemigo en un ataque completo, por lo tanto, separándose de forma automática. Sin embargo, ésto dependía de que el piloto mantuviera su curso inicial y que no se haya involucrado en un combate u otra maniobras. Separarse de tal batalla o maniobra era, naturalmente, más difícil; a menudo la única esperanza de hacerlo si el piloto era incapaz de destruir a su oponente era tratar de obtener una posición neutral—una posición en la que ni el atacante ni el defensor tenía una ventaja perceptible sobre el otro.[7]

Técnicas salvadoras

Hubo varios componentes críticos para cualquier separación; la primera y más esencial de tales era la velocidad. Era mucho menos difícil salir de un enfrentamiento mientras se volaba a máxima velocidad, particularmente si los dos oponentes no estaban viajando en cursos paralelos, por lo tanto, colocando una gran distancia entre el atacante y el defensor. Para asegurar una huida limpia, los pilotos tenían que mantener un contacto visual durante el mayor tiempo posible, ya que un enemigo que no se podía ver teóricamente era capaz de ganar ventaja en el piloto que se separaba. Si un piloto perdía de vista a su oponente en una batalla cambiante, la mejor opción era seguir girando hasta que lo lograra detectar de nuevo; finalmente, si un piloto deseaba separarse mientras estaba bajo ataque, la mejor esperanza para escapar era girar hacia el fuego del enemigo, incrementando las posibilidades de perder a su oponente. Era crítico para la supervivencia evitar mostrarle la cola de uno a la nave perseguidora enemiga.[7]

Pilotos de cazas estelares

«Soy Wedge Antilles. Sobreviví a la Batalla de Yavin. Sobreviví a la Batalla de Hoth. Demonios... Solo hace un par de semanas destruí la Estrella de la Muerte durante la Batalla de Endor. ¿Cuál es la razón por la cual todavía estoy respirando cuando muchos otros buenos pilotos Rebeldes no? Quizá es porque sea mejor. O quizá porque sea suertudo.»
―Wedge Antilles, uno de los pilotos de cazas más famosos de la Alianza Rebelde y de la Nueva República, lamentándose de su propia supervivencia.[fuente]

El aspecto más importante del combate de cazas estelares era el que controlaba al caza—el piloto. Todos los pilotos eran entrenados para volar y luchar como uno en su nave, su compañero, y su unidad en todas las formas de situaciones contra muchas clases diferentes de amenazas. Desde emboscar a un convoy interestelar, hasta asaltar una Estrella de la Muerte completamente operacional, fue el piloto a quien siempre se le encargaba que cumpliera la misión.[16]

Características de los pilotos

«Los pilotos de cazas estelares son una raza escasa. Nosotros no tomamos solo a cualquiera.»
―El Capitán Beme, reclutador de la Alianza[fuente]
Day9ianliston.jpg

Wes Janson fue un piloto de caza de la Alianza Rebelde exitoso.

Aunque un miembro de casi todas las especies inteligentes en la galaxia que podían entrar físicamente en la cabina de un caza estelar eran capaces de convertirse en un piloto de caza, al menos dentro de la Alianza Rebelde y la Nueva República, había un número de cualidades que se requerían para poder ser capaz de trabajar luchando en vuelo. Entre estos requerimientos estaba la agudeza visual superior,[17] un nivel relativamente alto de inteligencia y de habilidad espacial, una cierta cantidad de habilidad intuitiva, una agudeza matemática,[18] y un sentido saludable de agresividad y competitividad al igual que voluntad para trabajar con otros como un equipo.[16] Aunque muchos pilotos, como la vasta mayoría de espaciadores, eran de alguna forma supersticiosos, ésto era raramente visto de una forma negativa aunque no era raro para un ser con una dosis más que normal de ello que sufriera la burla de sus compañeros.[19] Muchos pilotos, particularmente aquellos con un alto grado de habilidad, también tendían a poseer un ego notablemente alto.[9][16]

Los seres inteligente que esperaban convertirse en pilotos de cazas estelares también tenían que ser capaces de operar racionalmente mientras eran expuestos a altos grados de estrés, tanto mental como físico, con el fin de poder hacer frente al entrenamiento, así como tener que volar en un combate real. Para miembros de alguna especie pacifista, como los talz, ésto se trataba de un problema particularmente grave. También era bastante común que los candidatos a pilotos, antes de haberse unido al servicio militar, hayan pilotado aerodeslizadores y deslizadores recreacionales, swoops y motos deslizadoras—a menudo con un alto grado de habilidad.[20][21]

Entrenamiento de los pilotos de cazas estelares

«Trata cada simulación como algo real y permanece viva el mayor tiempo posible.»
―El padre de Shalla Nelprin[fuente]

Dentro de la Alianza Rebelde, un caza estelar era considerado tan bueno como su piloto, y un piloto era tan bueno o buena como su entrenamiento. En flota espaciales a través de la historia, los pilotos se entrenaban como una unidad en el nivel de escuadrón con la forma de un escuadrón de entrenamiento. Ésto sirvió para incorporar las muchas personalidades de los candidatos a pilotos dentro de la unidad de entrenamiento en un equipo sólido que dependió, y confió, en los miembros para hacerlos ver a través de misiones de combate y situaciones difíciles. Aunque no era requerido, se deseaba que antes de que una unidad era considerada apta para el combate, un cierto espíritu de cuerpo tendría que ser formado. El entrenamiento de los pilotos de cazas estelares fue agotador, particularmente para las unidades de élite; cualquier candidato no pasaba las pruebas por alguna razón—entre éstas se encontraban no tener la habilidad necesaria, la incapacidad de integrarse en la unidad, o incluso exceso de estrés causado por el combate o el potencial de combate—se le expulsaba. Los pilotos rechazados podían ser removidos de un escuadrón o incluso de todo su comando de cazas estelares de servicio, con cualquier número de posibilidades siendo ofrecidas al ser en cuestión, incluyendo el servicio en las flotas regulares o simplemente una expulsión del ejército.[18]

Los pilotos Imperiales, por otra parte, eran altamente alentados, tanto por el entrenamiento que recibían y la atmósfera general de sus unidades, para estar constantemente en el filo de la agitación y agresividad, a menudo hasta el punto de azotar a sus compañeros cuando no estaba en servicio.[22][19] Mientras que un pequeño grado de entretenimiento era permitido, en extracurriculares como partidas de grav-bolas, los candidatos a pilotos Imperiales presentaban cursos intensivos sobre temas que iban desde la astrogación hasta la ingeniería mecánica.La obediencia, lealtad, y disciplina era casi constante, con los cadetes tomando una dosis más alta de abusos de lo que deberían por parte de sus instructores—abuso que más tarde pasaban a los alumnos menos hábiles.[23] Sin embargo, lo más frecuente fueron las innumerables horas de pilotaje requeridas para pasar las pruebas en su entrenamiento. Las simulaciones incluían cursos de obstáculos y las recreaciones históricas de situaciones de combate eran usadas para estar absolutamente seguros de que el piloto Imperial estaba listo para enfrentarse a Rebeldes, piratas, y otros hostiles.[24] Sin embargo, más allá de ésto, la atmósfera de las unidades de línea dentro de la Flota Estelar Imperial era muy enérgica de una forma menos hazlo-o-mueres; al pasar su entrenamiento inicial y asignados a un escuadrón operacional, los nuevos pilotos pasaban a través de más entrenamientos para aclimatarse con la unidad. Cuando estaban fuera de servicio, los pilotos abordo de Destructores Estelares y de la primera Estrella de la Muerte a menudo se comportaban de una manera menos agresiva, mezclándose con los otros oficiales y disfrutando justo como la mayoría de la Máquina de Guerra Imperial. Los simuladores también eran usados como parte de la recreación mientras estaban fuera de servicio, como muchos pilotos, incluyendo Vil Dance, deseaban mejorar sus habilidades lo mejor posible.[22]

Los elementos esenciales en el entrenamiento de pilotos a menudo se aprendía en meses y consistía en un número de diferentes ejercicios; lo que causaba el entrenamiento dependía en gran medida de la flota incluida y de la nave que la unidad eventualmente volaría. Las amplias horas dedicadas a los simuladores de vuelo, los cuales eran simulaciones cerradas de una cabina de caza estelar que estaba programado para simular exactamente el ambiente y efectos del combate de cazas estelares, incluyendo las acciones de otros compañeros y enemigos potenciales dentro de los datos del simulador, se requería aprender lo básico de como el tipo de cazas estelar de uno funcionaba. Entrenando en cazas estelares actuales enfrentándose en combate de entrenamiento con las armas debilitadas también era común; otro entrenamiento incluía la astrogación y navegación en el espacio real y en el hiperespacio, la disciplina en las comunicaciones, tácticas de unidades pequeñas y grandes, y recreaciones de escenarios históricos, tales situaciones eran a menudo colocadas en los simuladores. La coordinación dentro de las situaciones de batalla basadas en flotas también era algo esencial, ya que era un entrenamiento en otros tipos de trabajos como la conducción de bombardeos contra objetivos terrestres o misiones de reconocimientos a territorio enemigo. Los pilotos que exitosamente completaban el entrenamiento de vuelo eran inducidos en las fuerzas armadas como oficiales comisionados.[16]

Entrenamiento no militar

Las fuerzas de cazas estelares no militares, como las asociadas con los piratas, grupos de mercenarios, contrabandistas, esclavistas, y otras organizaciones criminales, casi nunca tenían programas de entrenamiento formal. En lugar de eso, éstos tipos de fuerzas paramilitares e ilegales simplemente recogían fragmentos de programas de entrenamiento militar, pilotos renegados que desertaron de unidades de línea activas o destruidas, entusiastas de motos deslizadoras que mostraban un grado de habilidad en las simulaciones, o simplemente voluntarios que se ofrecían sin saber volar bien. Tales personas eran normalmente colocados en "escuadrones" sin considerar cosas como la compatibilidad o la habilidad, y a menudo cosas simples como la disciplina en comunicaciones y la integridad en formaciones casi nunca eran forzadas. Normalmente, tales fuerzas también no usaban cazas estelares militares, y esos que sí, normalmente operaban antiguos modelos que eran considerados anticuados por los estándares del día.[25]

Liderazgo

Soontir Fel 2.jpg

El piloto de la Armada Imperial, el Barón Soontir Fel.

Aunque se esperaba que la mayoría de los pilotos de cazas estelares certificados, estadísticamente hablando, murieran en sus primeras cinco misiones de combate,[16] aquellos que sobrevivían podían encontrarse a sí mismos candidatos para las posiciones de liderazgo dentro de un escuadrón, ya que tenían suficiente habilidad y aptitudes para tal cargo. De hecho, ya que el entrenamiento de una unidad todavía seguía, los oficiales experimentados de entrenamiento siempre estarían en la mira de potenciales líderes de vuelo dentro del grupo central incluso cuando trataban de eliminar los posibles abandonos.[18] La tasa de desgaste en el combate de cazas estelares, dependiendo de la flota, de su táctica general y de su doctrina estratégica, incluyendo el tipo preferido de caza estelar, podía ser extremadamente alto. Como tal, cualquier piloto sirviendo en tal rama de caza estelar perteneciente a esa flota que era lo suficientemente habilidoso—o simplemente suertudo— como para sobrevivir incluso unas pocas misiones podían encontrarse en una posición de comando, con o sin haber ido formalmente a un programa de entrenamiento. Ésto era especialmente verdadero en las unidades de cazas no militares y organizaciones piratas.[9]

Las Regiones Desconocidas

Las culturas de las Regiones Desconocidas seguramente utilizaron cazas estelares en sus acciones de flota. Para el 27 ABY, tanto los chiss y los vagaari, las dos culturas dominantes en su región, usaban cazas estelares para proteger naves capitales, así como participando en la defensa puntal. Los cazas chiss de ese tiempo, parecidas a los posteriores Desgarradores, eran más grandes que los cazas normales de la República, y cargaban un armamento considerablemente mayor, incluyendo Conner nets[ ¿traducción? ] para deshabilitar naves enemigas más pequeñas. El Comandante de la Fuerza Mitth'raw'nuruodo de la Fuerza Expedicionaria de Defensa Chiss desplegó estos cazas pesados en números pequeños, a menudo usándolos para explorar las defensas y tendencias del enemigo al empezar la batalla. Cuando Mitth'raw'nuruodo adquirió cazas estelares droide de la Federación de Comercio, él usó la naturaleza reemplazable de tales naves, empleándolos como misiles contra la nave exploratoria de la República, el Vuelo de Ida.[12]

La cultura de pilotos en Adumar

El el planeta Adumar, el cual había sido separado del resto de la República Galáctica por algunos diez mil años antes del alzamiento del Imperio Galáctico, una cultura mundial que literalmente adoraba a los pilotos evolucionó. Un mundo fragmentado que había sufrido por lo menos dos guerras civiles mundiales a través de su historia. Adumar fue redescubierto en el 13 DBY por el Remanente Imperial y la Nueva República, impulsando a ambos gobiernos para que envíen delegaciones de embajadores. Debido a la manía adumari por los pilotos y el vuelo en general, los representantes diplomáticos que fueron seleccionados incluían a los mejores pilotos de cazas estelares que cada gobierno poseía. Encontraron que la fascinación de sus anfitriones estaba tan profundamente arraigada en su cultura que casi todos los habitantes que habitaban sobre el suelo poseían su propia "plataforma de aterrizaje" y los pilotos civiles y militares también se enfrentaban en "duelos de honor" aéreos", a menudo hasta la muerte. No era extraño que los pilotos tuvieran más "muertes de duelo" que "muertes de guerra"; incluso la realeza de muchos estados-nación adumari, por ejemplo, se necesitaba que el perator de Cartann mostrara sus propias habilidades en el pilotaje con el fin de seguir a cargo. En última instancia, este choque de culturas, tanto directa como indirectamente, llevaron a la breve Guerra Civil Adumari que sirvió para unir las varias naciones de Adumar, convenciendo al nuevamente unificado gobierno que se uniera a la Nueva República. Poco después, el molesto Remanente Imperial envió una flota de batalla en un intento para hacer que ese mundo se uniera a sus filas por la fuerza.[26]

Organización de unidades

La unidad básica de cazas estelares dentro de varias organizaciones militares galácticas, e incluso aquellas que operaban fuera de la capacidad militar, fue el escuadrón. Por lo general, constaba de doce a dieciséis naves y comandado por un comandante o un coronel dependiendo del servicio, los escuadrones eran divididos más adelante en vuelos normamente liderados por capitanes que fueron a su vez compuestos por elementos de vuelo vinculados. En el fin opuesto del espectro, de tres a seis escuadrones hacían un ala de caza, también conocido como grupo de caza, comandado por un general o, en algunos casos, un coronel. El término "ala de caza" también era usado para referirse al complemento completo de cazas estelares que eran cargadas normalmente por naves de guerras más grandes, como el Destructor Estelar clase Imperial.[27]

Pares de compañeros de vuelo

«¡Estoy contigo, jefe!»
―Wedge Antilles en la Batalla de Yavin[fuente]
TIEfighter.jpg

Un par de Cazas TIE en acción.

Un principio fundamental del combate de cazas estelares era que los cazas estelares siempre operaban mejor en unidades de par; cada miembro de un elemento de vuelo alternaría posiciones como líder y compañero de vuelo si la situación lo dictaba.[18] El líder de un elemento enfrentaría a los cazas estelares enemigos mientras que el compañero de vuelo servía de apoyo; ésta era la base de cualquier unidad de cazas. Unidos en pares de elemento dentro de vuelos y escuadrones, los pilotos de cazas estelares aprendieron rápidamente que era esencial memorizar los hábitos y ganarse la confianza del compañero de vuelo asignado al piloto por el comandante de escuadrón. A menudo en los enfrentamientos de cazas estelares la diferencia entre la supervivencia y la muerte a manos de un oponente era el compañero de vuelo de uno, desde que sirvieron como el refuerzo del piloto y el par de ojos extra; las dos naves de un elemento de vuelo constantemente contaban entre sí para asegurarse de que salieran de la lucha vivos e intactos, una advertencia de peligro inminente al otro y brindándose apoyo mutuo. Un elemento de vuelo que podía mantenerse unido durante el caos del combate a menudo tenía la mejor oportunidad posible de derrotar al enemigo y sobreviviendo para luchar otro día.[7] Dentro de la Armada Imperial, a menudo el piloto de apoyo era designado como el "hombrepanel"[28] de uno, ésto era debido a los característicos paneles solares en los cazas estelares de la serie TIE.[22]

Vuelos

Un vuelo de cazas estelares normalmente está compuesto por dos elementos de vuelo operando en concierto y, usualmente, liderado por un Capitán o Teniente.[27] Aunque el ambiente natural de las operaciones para los vuelos era actuando con un escuadrón, los vuelos solitarios eran enviados algunas veces a sus propias misiones, tal como la expedición diplomática del Vuelo Rojo a Adumar.[26] Dependiendo del servicio, la composición y la función de la unidad incluía, de tres a cuatro vuelos hacían un escuadrón.[27]

Rogue Squadron.svg

El emblema del Escuadrón Pícaro.

Escuadrones

La unidad más reconocida de cazas estelares de la galaxia, el escuadrón era normalmente asignado a una flota de naves. Sin embargo, si los cazas utilizados por un escuadrón estaban equipados con un hiperimpulsor, como virtualmente lo estaban todas las naves empleadas por la Alianza Rebelde, la Nueva República y la Alianza Galáctica, este tipo de unidad era más que capaz de operar independientemente de una flota siempre y cuando tuvieran acceso a los suficientes suministros e instalaciones. Durante los años tempranos de la Rebelión, ésto era usado frecuentemente por la Alianza, ya que era su principal medio de negación espacial mientras luchaban contra el Imperio.[7]

Alas de cazas y grupos de cazas

El más alto nivel de organización dentro de las unidades de cazas estelares fue el ala de caza o el grupo de cazas. En la Alianza Rebelde, el término "ala de caza" fue usado para describir un agrupamiento de tres escuadrones, el cual normalmente era el complemento estándar para sus cruceros. Las alas de caza usualmente operaban en concierto con la flota principal y sus comandantes se reportarían directamente con el capitán de la nave.[7] Sin embargo, el mismo término fue usado dentro de la Armada Imperial para denotar el complemento completo de un Destructor Estelar clase Imperial, el cual consistía en seis escuadrones de varios tipos de naves TIE. El término "grupo de cazas" fue el término preferido por el Imperio para distinguir un agrupamiento de tres escuadrones que operaban juntos, en el caso del Grupo de Cazas Imperial 181a.[27]

Tecnología de cazas estelares

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Lista de cazas estelares

La mayoría de los cazas estelares a través de la historia era relativamente naves simples de un piloto equipadas con armas de energía, sensores, equipamiento de comunicación, motores subluz y algunas veces escudos deflectores e hiperimpulsores.[29] Otras naves eran producidas con características inusuales, como el Ala-A Mk. II producida por la Corporación Incom que tenía armas de arco variable; el Mk. II podía rotar sus cañones láser gemelos en un arco de 360° para disparar a los oponentes que se encontraban arriba, abajo a detrás de la nave.[30]

Cazas estelares con varias tripulaciones

Algunas naves eran tan complejas en su modo de operación o estaban tan pesadamente armadas que requirieron de artilleros dedicados ya sea para controlar las armas principales de la nave o para manejar una torreta defensiva; tal tripulación no voladora era conocida por una variedad de designaciones. Por ejemplo, el caza estelar BTL-S3 Ala-Y de Koensayr estaba equipado con una torreta de cañón de iones para ser usada por el oficial de sistemas de armamento[31] mientras que el Ala-B/E y modelos posteriores de esa nave cargaban un artillero dedicado. Este arreglo hacía que volar esta compleja nave fuera la máxima prioridad del piloto mientras que el artillero manejaba el vasto arsenal de armas de la nave. Otra nave de este tipo incluía al caza estelar de ReConocimiento Agresivo-170, cuya tripulación de tres hombres consistía en un piloto, copiloto y artillero,[32] la Nave GAT-12 Skipray, que tenía una tripulación de cuatro hombres y el bombardero TIE/sa, cargando dos.[29]

Naves misceláneas

EbonhawkSW.jpg

El Halcón de Ébano, un carguero armado.

Otras naves que normalmente no serían consideradas como cazas estelares a menudo tomaban parte en el combate con o contra otros cazas estelares. Por lo general, altamente modificadas en comparación con sus diseños originales, entre estas naves se incluían cargueros escasos equipados con escudos de grado militar y armas como las del Halcón de Ébano, el cual estaba equipado con un hiperimpulsor avanzado así como un cañón láser defensivo y varios láseres que disparaban hacia adelante.[13], y el Halcón Milenario, el cual había sido extensivamente modificado por Han Solo para incluir láseres cuádruples dorsales y ventrales así como uno de los hiperimpulsores más rápidos de la galaxia.[20] Del mismo modo, algunos yates estelares estaban lo suficientemente equipados como para enfrentar a cazas estelares, como la Perla de Dragón perteneciente al señor del crimen hutt Jiliac Desilijic Tiron, quien cargaba su propio complemento de Cazadores de Cabezas Z-95 además de sus seis turboláseres ocultos de la CIC. No obstante, aunque eran difíciles de maniobrar en un enfrentamiento, estas naves más grandes podían destruir cazas estelares enemigos de igual forma, siempre que el piloto fuera lo suficientemente habilidoso y que el objetivo no fuera demasiado grande.[33]

Sistemas de armas

Muchos sistemas de armas diferentes fueron usados en cazas estelares y otras naves espaciales de combate a través de los milenios, desde primitivos cañones de proyectiles a las más avanzadas armas de energía y artillería explosiva.[34]

Armas de energía

Los cazas estelares y naves que tomaban parte en enfrentamientos de cazas estelares cargaban una variedad de armamento ofensivo y defensivo. El más usado de éstos era el cañón láser, una arma de energía que era esencialmente un bláster sobredimensionado. La mayoría de los modelos de cazas estelares equipados con estas armas normalmente solían cargar de uno a cuatro láseres, aunque eran a menudo complementados con otras armas. Algunas naves, como el Cazador de Cabezas Z-95, cargaban cañones bláster, los cuales no eran tan poderosos como los láseres pero podían infligir un daño significativo a sus oponentes. Otras naves usaban cañones de iones, los cuales, cuando eran usados en naves enemigas, causaban perturbaciones en los sistemas eléctricos del objetivo; aunque era más difícil destruir con ellas, tales armas de iones tenían la ventaja de incapacitar al objetivo, lo que le permitió a la nave y su piloto ser recuperados para su posterior uso.[34]

Proyectiles

Proton torpedos.jpg

Un Ala-X disparando torpedos de protones MG7-A.

También designados como artillería reciclable, los proyectiles usados en el combate espacial combatían contra las armas de energía. Los proyectiles más comunes usados en cazas estelares incluían al torpedo de protones y al misil de concusión. A diferencia de las armas de energía, los misiles como éste podían localizar y seguir los movimientos del enemigo, lo que les permitió destruir a sus oponentes de una forma más fiable que la de sus contrapartes de energía. Los cazas estelares que utilizaron tal artillería también requerían del uso de computadoras de objetivos que estaban atadas a los sensores de la nave. Para poder destruir al enemigo, el piloto tenía que maniobrar su caza para darle a la computadora una oportunidad de identificar al enemigo y asegurarlo en el sistema para lograr una solución de fuego; en algunos modelos de cazas estelares, el droide astromecánico de la nave asistía en la ejecución de esta maniobra.[34] Sin embargo, algunos cazas estelares también venían con, o podían ser modificados para cargar, un sistema de advertencia de misiles, el cual le alertaba al piloto la presencia de un disparo de misil inminente. Un piloto habilidoso podían evadir, o incluso destruir, ciertos proyectiles.[9]

Minas y otras armas

Las minas espaciales y otros sistemas explosivos similares, como las cargas sísmicas, podían tener un efecto devastador en los cazas estelares y combates en zonas de enfrentamiento. El radio de la explosión de tales armas podía devastar o destruir una sola nave, o dañar varias.[35] Las bombas crucero, colocadas encima de los cascos de las naves capitales, podían ser empleadas para destruir cazas estelares. Usadas por primera vez abordo de los Cruceros Estelares Mon Calamarianos, estas armas podían eliminar grandes números de cazas enemigos que volaban muy cerca de la nave en la que estaban las bombas.[34] El misil de boro de diamante operaba de una forma similar; disparados desde una nave mayor, estas municiones a prueba de láseres explotaban con una fuerza mucho mayor y podían destruir formaciones enteras de cazas estelares. Sin embargo, eran, poco fiables y muy caras de producir; cada misil costaba aproximadamente veinte mil créditos.[34] Por lo tanto, estar armas solo vieron un uso muy limitado.[36]

Droides astromecánicos

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Droide astromecánico
«¡Artoo, trata de incrementar el poder!»
―Luke Skywalker a R2-D2[fuente]
Threeartoos.jpg

El droide astromecáncio serie R2.

Los droides astromecánicos eran usados para ayudar en la reparación y el mantenimiento de los cazas estelares. La mayoría de las naves eran construidas con espacios especializados para alojar a un astromecánico; durante el vuelo y en combate eran capaces de realizar varias funciones, incluyendo el cálculo de saltos hiperespaciales en la navicomputadora de un caza estelar, navegación general en el espacio real, ayuda con objetivos, reparaciones mientras se volaba si el caza que cargaba a ese droide era alcanzado por fuego enemigo, e incluso, en virtud de las circunstancias, tomar el control de un caza estelar si el piloto fuera incapacitado de cualquier modo. Cuando no estaban en combate directo, estos droides monitoreaban sistemas críticos y realizaban otras tareas con el fin de aligerar el trabajo del piloto y de la tripulación terrestre, incluyendo la participación en maniobras básicas de vuelo.[29]

Algunos droides astromecánicos, si se les permitía ir sin cables de memoria rutinarios y eran usados bastante a menudo en un cierto caza estelar, formaría un vínculo máquina-máquina con esa nave. Este vínculo tanto ayudaba como obstaculizaba las operaciones diarias del caza estelar; aunque los droides que han alcanzado una relación de contraparte podían trabajar con su nave en tasas sorprendentes, impulsar la eficiencia operativa general, e incluso permitir la aceleración de las reparaciones y otros ajustes mientras se estaba en vuelo, ésto significaba que solo ese droide particular podía ser usado cuando se realizaban tareas básicas de mantenimiento. Un ejemplo de este fenómeno fue el formado por el droide astromecánico comprado por Luke Skywalker, R2-D2, y el Ala-X, AA-589, que el Maestro Jedi usó durante la Campaña de Thrawn. El droide y el caza estelar habían logrado tal nivel de entendimiento que Artu podía, por su propia iniciativa, tomar el control total de la nave si él sentía que era necesario ayudar a un amigo o alejar a un enemigo potencial.[37]

Hiperimpulsores

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Hiperimpulsor

Aunque por la vasta mayoría de la historia galáctica, los cazas estelares carecían de un hiperimpulsor interno, algunos cazas de épocas tan antiguas como 3.951 ABY si los tuvieron.[38] Incluso en épocas tan tardías como el período previo a las Guerras Clon, la mayoría de las naves de esta clase de tamaño usaban anillos hiperimpulsores o trineos cuando el viaje más rápido que la luz era requerido pero las naves más grandes eran incapaces de transportar tales naves.[35]

T-14hyperdrive.jpg

Un generador de hiperimpulsor T-14, el sistema hiperimpulsor de la Nave real de Naboo 327 tipo J.

No fue hasta las últimas etapas de la conflagración galáctica que las clases de cazas estelares con hiperimpulsores aparecieron, como el ARC-170 de la República y el Belbullab-22 de la Confederación.[39] Además, muchos cazas estelares de ese período podían ser modificados para alojar hiperimpulsores internos, como el caza CloakShape y el Cazador de Cabezas Z-95, los cuales vieron servicio mucho antes del estallido de la guerra y en las siguientes décadas.[29]

Sin embargo, después de la guerra, el recién declarado Imperio Galáctico evitó la tecnología del hiperimpulsor en sus cazas estelares, que a su vez carecieron de escudos deflectores e incluso sistemas de soporte de vida integrados. Ésta era la expresión máxima de la elección "económica y abundante" en lugar de la "cara pero duradera" en términos de cazas estelares, culminando con la serie TIE de cazas estelares.[29] Aún así, algunos cazas TIE e Interceptores TIE fueron equipados con escudos e incluso hiperimpulsores; las naves de este tipo fueron usadas por ambos bandos, con la Armada Imperial usando solamente esas naves para sus oficiales de alto rango y sus pilotos personales. No fue sino hasta los últimos años de la Guerra Civil Galáctica, después de que la Nueva República se estableciera en Coruscant y los imperiales estaban retirándose, que la Alianza pudo equipar a los TIEs capturados con escudo para su uso en combate. Tales cazas estelares eran volados normalmente por ex-pilotos imperiales que habían desertado de la Rebelión con los años.[19]

Esto estaba en consonancia con la filosofía de la Alianza de usar naves con escudos e hiperimpulsores con protección y armas de calidad, ya que, debido a la naturaleza misma de su movimiento, basar escuadrones de cazas abordo de naves capitales para llevarlos hacia y desde los planos de la batalla era, al menos, poco práctico. Esto también sirvió para asegurar la máxima supervivencia entre sus números limitados de pilotos entrenados. Desde que el esfuerzo de guerra de la Rebelión operaba mejor se organizaban por bases secretas, remotas y dispersas para realizar operaciones contra objetivos imperiales de oportunidad, los hiperimpulsores internos y los astromecánicos que trabajaban con ellos eran piezas esenciales de tecnología para sus cazas estelares.[7] Prorrogados en el tiempo de la Nueva República y, finalmente, la Federación Galáctica de Alianzas Libres, esta filosofía se convertiría en la norma por toda la galaxia.

Cascos, escudos, y dispositivos de camuflaje

Cascos

Desde el comienzo de los viajes espaciales, las naves estelares fueron hechas de aleaciones metálicas de varias composiciones; las duras condiciones del viaje espacial a menudo requerían de sustancias que habían sido específicamente diseñadas para soportar altos grados de variaciones en la temperatura, así como peligros potenciales como son micrometeoritos y otros desechos espaciales. El Imperio Galáctico usó un metal particular, llamado acero Quadanio en la construcción de sus cazas estelares de la serie TIE.[29]

Escudos

N1 shield.jpg

Escudos en un caza estelar N-1.

Los escudos deflectores también se remontaban a los inicios del viaje espacial. Habían dos subtipos de esta tecnología; los escudos de rayos fueron diseñados para absorber y disipar la energía de los disparos que se dirigían hacia ellos, por ejemplo, de cañones láser o fuertes ráfagas de radiación. Los escudos de partículas fueron hechos para proteger un vehículo espacial de objetos sólidos, sirviendo como un amortiguador frente a basura espacial y armas cinéticas, así como, en relación con los cazas estelares, los desechos de batallas y la metralla que salía de los enemigos destruidos. Los modelos civiles de tales escudos se gastarían después de absorber un cierto nivel de daño, mientras que los modelos militares podían ser recargados.[29] La mayoría de los cazas estelares a través de la historia galáctica salían sin una fuerte protección, sin embargo; los primeros grandes tipos que si tuvieron deflectores dedicados vinieron durante la decadencia de la República Galáctica, el ejemplo más notable fue el caza estelar N-1 producido por el Cuerpo de Ingeniería de Cazas Espaciales del Palacio de Theed.[40] Más tarde, el Imperio Galáctico evitaría el uso de escudos en sus cazas estelares, mientras que la Alianza Rebelde y la Nueva República los adoptaron como parte de su doctrina en tácticas de cazas estelares.[7] Por otro lado, los diversos tipos de naves de guerra usados por los yuuzhan vong, usaban anomalías gravitacionales en miniatura, creadas por los dovin basals, como una forma de escudo biológico.[11]

Dispositivos de camuflaje

SDS clock field generator.jpg

Un generador de camuflaje.

Los dispositivos de camuflaje, que cuales eran muy caros de construir y difíciles de obtener, podían ser utilizados para ocultar cualquier tipo de naves estelares, desde enormes naves capitales hasta cazas estelares. Estos dispositivos, basados y utilizando cristales de estigio, interrumpían la señal de salida de las naves en donde se colocaban, haciéndolas invisibles a las tecnologías de escaneo tradicionales y a la inspección visual; sin embargo, estos dispositivos también eran vulnerables a quemarse. Sin embargo, a través de los milenios, los depósitos de cristales de estigio en Aeten II empezaron a escasear, así que en la época del alzamiento del Imperio habían desaparecido. A lo largo de la Nueva Orden, el Imperio a la dirección de Palpatine agresivamente investigó alternativas a este tipo de tecnología, eventualmente produciendo un prototipo de escudo de camuflaje que podía esconder una nave completamente. Sin embargo, estas unidades eran tan voluminosas que solo las podían utilizar las naves más grandes; a pesar de ésto, el señor de la guerra imperial, Thrawn, encontró formas nuevas e inventivas de utilizar estos escudos de camuflaje.[29] El Fantasma TIE fue una de esas cazas estelares que utilizó un dispositivo de camuflaje que funcionaba con estigio; debido a la naturaleza doblemente ciega de tal tecnología, estos cazas estelares eran normalmente usados en misiones de asalto de pequeña escala.[41] Después de la Guerra Yuuzhan Vong, una rama del caza estelar Ala-X con un enfoque en la utilización de tecnología de sigilo se había desarrollado. Llamado StealthX, utilizó motores de iones avanzados que quemaban un tipo especial de gas tibanna, llamado TibannaX. El caza también cargaba comunicaciones fuera de borda; debido a eso y a la naturaleza indetectable de la nave, sólo los Jedi podían volarla.[42]

Cazas estelares droide

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Caza estelar droide
«Los droides no te responden, no cuestionan tus órdenes, y nunca se quejan si los mandas a misiones suicidas.»
―Rune Haako, táctico de la Federación de Comercio[fuente]
Tri-cazas Droide.jpg

Un trío de droides tri-caza sobre Coruscant.

Durante los últimos días de la República Galáctica, el uso de pequeñas cazas estelares que fueron, en su interior, un cerebro droide armado y reforzado con programación de ataque, empezaron a ver un servicio amplio junto a corporaciones como la Federación de Comercio, la cual estuvo entre las primeras en utilizar tales autómatas. El primero de este tipo de cazas, el caza estelar droide Escarabajo, rápidamente fue superado por el Droide de Combate Autopropulsado de Geometría Variable, Mark I, normalmente conocido como "Droide Buitre", particularmente después del inicio de las Guerras Clon. Aunque los droides piloto existieron mucho antes, éstos tipos de cazas estelares droide combinaban el paquete de piloto, nave y armamento en un casco simple y compacto que le permitía a las naves como la nave de batalla clase Lucrehulk cargar hasta 15.000 de esas naves.[29] En el último año del conflicto, el droide Tri-caza, considerado por muchos como la cúspide de la tecnología de cazas estelares droide, había llegado al frente en grandes números; estos modelos probaron ser la perdición tanto de pilotos clones como de Jedi a medida que el conflicto llegaba a su fin.[43] Sin embargo, a lo largo del último período de la Guerra Civil Galáctica, el Remanente Imperial volvería a adoptar los cazas estelares droide en forma del Droide Sombra (el cual se asemejaba más a un cyborg, ya que estaba implantado con un cerebro orgánico) y la caza estelar autómata TIE/D que era producida por los Devastadores de Mundos.[44] En algún momento durante las últimas etapas de la Guerra Yuuzhan Vong, un grupo de científicos chiss trabajando para el Asistente Síndico Soontir Fel estaban diseñando un caza estelar droide prototipo para la Flota de Defensa Expansionaria Chiss.[45]

Los ssi-ruuk y la tecnificación

«No hay forma de describir el dolor que sientes cuando tu energía vital, la fuerza que te mantiene con vida, es arrancada de tu cuerpo, nervio por nervio…»
Dev Sibwarra, un esclavo de los ssi-ruuk[fuente]
Swarm-class battle droid.JPG

Un droide de combate clase Enjambre.

Durante la mayoría de la Guerra Civil Galáctica, los cazas droide casi no se utilizaban, a notable excepción, el droide de combate clase Enjambre empleado por el Imperio Ssi-ruuvi. Usando un proceso que esencialmente drenaba la "energía vital" o "fuerza vital," denominada por algunos como alma, de un ser vivo y las implantaban en sus droides Enjambre, un proceso que eufemísticamente denominaron tecnificación, los ssi-ruu eran capaces de crear un droide con la habilidad de anticipar y aprender, parecido a un piloto orgánico. De aproximadamente dos metros de largo, estos cazas fueron de los más pequeños conocidos, a pesar de que llevaban cuatro cañones láser cada uno, su pequeño tamaño le permitía a las naves ssi'ruu llevar cientos de ellos. Sin embargo, debido a la naturaleza de la tecnificación en el momento, no "vivían" por mucho tiempo incluso si no eran destruidos en batalla. La constante necesidad de prisioneros para tecnificar era la razón principal por la cual casi todas las naves ssi'ruuvi estaban equipadas con un rayo tractor.[46] Sin embargo, muchos años después, el proceso de tecnificación fue refinado y, usando voluntarios para el proceso en lugar de víctimas reacias, la tiempo de vida de dichos cazas, así como la comodidad de las almas tecnificadas, incrementaron dramáticamente. Además, los ssi'ruuk empezaron a desplegar versiones tripuladas de sus cazas bajo la forma del caza pesado clase V'sett.[45]

La Aguja RICC

Producida por la Corporación Loronar, el caza estelar Aguja fue un sistema de armas a largo alcance construida con habilidades de reencuentro hiperespacial. Usando la tecnología del Réplica Independiente Controlada Centralmente, estas naves eran, en su núcleo, pequeños cilindros pintados de negro con el fin de que los escáneres y sensores visuales no pudieran detectarlos. Sin tripulación y virtualmente sin control de cómputo sobre sí mismos, estos cazas operaban en enjambres y eran totalmente capaces de destruir lentamente grandes naves capitales, ya que las baterías de estas naves de guerra no podían apuntarles a las pequeñas naves; incluso para otros cazas estelares era difícil apuntarles. La caza Aguja jugó un papel fundamental en la trama Imperial que rodeó la segunda pandemia de Semillas de la Muerte en el 13 DBY; sin embargo, todas las naves conocidas fueron desactivadas cuando Luke Skywalker convenció a los tsils, una especie de vida inteligente cristalina que esencialmente estaban hechos de la tecnología RICC, para regresar a su planeta natal, Nam Chorios.[47]

Historia

Desde los primeros días de guerras interestelares, el combate de cazas estelares era un componente esencial en la exitosa ejecución de campañas militares interplanetarias.[1]

Combate de cazas estelares en la Antigua República

La Gran Guerra Hiperespacial y la Gran Guerra Sith

«Tengo una nave en la mira—acelerando…»
―Piloto de cazas estelares no identificado de Cinnigar[fuente]
Chaos1.JPG

Las cazas Caos eran voladas por los Krath durante la Gran Guerra Sith.

Durante la Gran Guerra Hiperespacial, la República encontró cazas Sith por primera vez, coordinadas por una Esfera de Meditación controlada por el Lord Oscuro Naga Sadow y posteriormente Gav Daragon, demostraron ser naves capaces. En la Batalla de Primus Goluud, las fuerzas espaciales sirviendo a la Emperatriz Teta batallaron contra la flota Sith liderada por Sadow, quién usó una superarma para causar varias erupciones solares que atacaron a las naves Tetanas. Aunque la batalla fue intensa, las fuerzas de Sadow eventualmente fueron forzadas a retirarse de vuelta al Imperio Sith; esta fue la primera confrontación conocida entre la República y cazas estelares Tetanas y aquellos utilizados por los Sith. Sin embargo, en la próxima batalla de Korriban, los Sith se enfrentarían contra los Sith; la conflagración terminó cuando Sadow intencionalmente estrelló una de sus naves en la nave insignia del aspirante a Lord Oscuro Ludo Kressh. Sin embargo, ésto solo sería un pequeño respiro, debido a que poco después, la flota Tetana había llegado, sorprendiendo completamente a la fuerza congregada de los Sith. Después de otra feroz batalla de cazas estelares y naves de guerra, Naga Sadow huyó a Yavin 4, poniendo fin a la guerra.[48]

En la Primera Batalla de Emperatriz Teta, que marcaría el comienzo de la Gran Guerra Sith casi mil años después, unas cazas Caos piloteadas por guerreros Krath fueron enviadas por Satal Keto como kamikazes contra la flota de la República. Tuvieron éxito en dañar gravemente la nave insignia de la República Reliance I, herir a Ulic Qel-Droma y a forzar a su flota a retirarse del sistema. Más tarde, varios cazas pilotados por Jedi harían otra incursión en Koros Major en un intento de capturar a Ulic, quien había caído al lado oscuro, pero fueron forzados a retirarse cuando no pudieron ponerlo en custodia.[49] Posteriormente, en la Batalla de Foerost, cazas Caos y naves capitales Sith, ocultas por una Ilusión de la Fuerza creada por Aleema Keto, darían el golpe definitivo a los astilleros de la República que se encontraban allí. En la Batalla de Kemplex IX que provocó la Evacuación de Ossus, cazas estelares Sith y mandalorianas y droides de guerra harían estragos en la República y en las fuerzas Jedi, aunque primero, mucho de la flota Sith se vio atrapada y destruida en la Supernova Cron. Ésto abriría el camino para la Batalla de Onderon y la confrontación final sobre Yavin 4 que resultaría en la derrota del Lord Oscuro Exar Kun.[50]

las Guerras Mandalorianas, Antiguas y Nuevas Guerras Sith

«Todavía recuerdo la batalla final en los cielos sobre Malachor V. Las dos flotas llenando el espacio alrededor, eclipsando las estrellas...»
Canderous Ordo[fuente]

Durante la conflagración galáctica masiva conocida como las Guerras Mandalorianas hubieron muchos enfrentamientos entre cazas estelares. Los guerreros mandalorianos montados en droides de guerra Basilisk, un tipo de nave terrestre similar en función y forma a un caza de asalto, probaron ser oponentes formidables en batalla. Los cazas estelares mandalorianos también jugaron un papel clave en las primeras batallas contra la Flota de la República. particularmente durante la Batalla de Serroco. Después de bombardear las Ciudades Stereb con misiles nucleares, una gran flota mandaloriana arrasó con un grupo de batalla comandado por el Almirante Saul Karath.[51] Incluso mientras las fuerzas de la República, en ese entonces liderados por el Jedi Revan, empezaron a presionarlos, las cazas estelares y naves capitales mandalorianas emitieron un golpe demoledor en la Batalla del Cúmulo Jaga, destruyendo una flota completa y su comandante, asesinado en un combate cuerpo a cuerpo por Cassus Fett.[38]

Sithswarm.JPG

Cazas Sith durante la Guerra Civil Jedi.

Durante la batalla final y decisiva en Malachor V que vio el casi-exterminio de la raza mandaloriana, muchos pilotos mandalorianos, incluyendo Bralor, cayeron presa de Jedi volando en cazas estelares. Muchos de ellos, en cambio, perdieron su vida cuando el Generador de Masas Sombra fue activado por la Jedi Exiliada en un intento desesperado por ganar la batalla.[38]

En la siguiente Guerra Civil Jedi, muchos más combates tuvieron lugar entre los cazas Aurek y cazas estelares clase Chela de la República a medida que se enfrentaban a los interceptores Sith creados por la Forja Estelar que servían a Darth Revan y, posteriormente, a Darth Malak. Estos casos incluyeron la Batalla de Taris, el escape de Revan del Leviatán, y la Batalla Final de Rakata Prime, la cual tuvo lugar alrededor de la Forja Estelar. [13] Estas inusuales naves sin escudo y frágiles se mantuvieron en servicio con el Triumvirato Sith durante las Guerras Oscuras, donde continuaron usando su técnica de enjambre. Estas naves primero sirvieron a Darth Nihilus, quien había salvado muchas naves de los restos de Malachor, incluyendo su propia nave insignia, el crucero de batalla clase Centurión, el Devastador. Cuando Nihilus llegó a Telos IV con su flota, con el fin de alimentarse de lo que él creía era un grupo de Jedi allí, una feroz batalla estalló entre las fuerzas Sith y una flota de naves de guerra de la República lideradas por el Almirante Carth Onasi, quien había llegado para reforzar a los defensores de la Estación Ciudadela.[38] Durante las Nuevas Guerras Sith que duraron mil años, muchos Caballeros Jedi y Lores Sith, junto con miles de pilotos de la República y Sith, volarían en combate contra ellos mismos, incluso durante la campaña Ruusan que vería el final de la serie de conflictos y escaramuzas que duraron mil años.[52]

Decline de la República

«Es impensable. No ha habido una guerra a gran escala desde la creación de la República.»
Sio Bibble[fuente]

Eventualmente, la República Galáctica empezó a decaer desde el interior. Disputas internas entre sistemas estelares, el aumento de codicia de intereses comerciales, y una epidemia de piratería y crimen organizado que llegó hasta al Senado Galáctico a través de sobornos y otras formas de corrupción empezaron a erosionar la infraestructura del gobierno que había logrado obtener la paz por mil años después de la Era Oscura de la República y las Nuevas Guerras Sith. Incluso la Orden Jedi. Iaco Stark, un pirata y contrabandista que lideró el Combinado Comercial Stark, alimentó la ambición de llevar a la República a sus rodillas de modo que su organización pudiera ascender en su lugar. Empezando con unos cuantos ataques piratas en 44 ABY, Stark llamó la atención de los Jedi, quienes enviaron una delegación para intentar llegar a un fin pacífico del creciente conflicto. Sin embargo, la delegación fue atacada y rápidamente resultó en una guerra a gran escala. La Guerra Hiperespacial Stark, como llegó a ser conocida, fue el primer conflicto importante en casi mil años, y solo sería el primero de muchos.[53]

SlaveI vs Delta-7 SotG.jpg

El Esclavo I le dispara al interceptor ligero Delta-7 de Obi-Wan Kenobi en los anillos de Geonosis.

En 32 ABY, la situación por toda la República estaba empeorando. La corrupción seguía plagando al Senado, e incluso al mismísimo Canciller Supremo, Finis Valorum, fue encerrado en un escándalo, el cual de hecho fue creado por el Senador Palpatine de Naboo, aunque solo él y sus agentes de mayor confianza sabían ésto. La Federación de Comercio, siendo pronunciada por piratas durante los últimos años, continuaba armándose con armas más poderosas; en última instancia, un intento de regular las prácticas corruptas de la Federación se hizo, lo que resultó en impuestos de las rutas de comercio dentro de la República.[54] El recién instalado Virrey de la Federación de Comercio, Nute Gunray y sus consejeros hablaban sobre lo que veían como, en el mejor de los casos, un decreto gubernamental injusto, y en el peor de los casos, un robo absoluto. Asesorados por el misterioso Darth Sidious, la Federación participó en una protesta dirigida a la ley de impuestos, y rodearon al pacífico mundo de Naboo en un bloqueo de naves de batalla clase Lucrehulk. Cuando dos Caballeros Jedi fueron enviados para tratar de negociar un acuerdo con los neimoidianos, Gunray entró en pánico y, bajo el consejo de Sidious, trató de matar a los Jedi, incluso cuando empezó la Invasión de Naboo.[40]

Las Guerras Clon

«Considero que las capacidades de combate del Delta-7 fueron apropiadamente probadas, Maestro Tiin.»
―Obi-Wan Kenobi, después de sobrevivir a la Batalla de Geonosis.[fuente]
Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Guerras Clon
Battleofbozpity.jpg

La Batalla sobre Boz Pity.

Diez años después del estallido de las Guerras Clon, se vio la introducción de muchos nuevos tipos de cazas estelares que verían servicio a través de la galaxia. Incluyendo naves autómatas como el droide Buitre usado por la Federación de Comercio durante su intento de capturar Naboo y el droide tri-caza, que vio servicio con la Confederación de Sistemas Independientes posteriormente en la guerra. Estas naves, las cuales eran esencialmente droides armados con una programación de ataque integrada y protocolos de maniobras, eran particularmente difícil de derribar para los pilotos Jedi, al menos al principio, ya que eran inmunes a la anticipación con la Fuerza.[39]

Este último gran conflicto de la Antigua República también vio el comienzo de muchos cambios en la forma en que los enfrentamientos de cazas eran luchados. A través de la historia galáctica antes del estallido de la Guerra y el decline de la Antigua República, tales batallas eran luchadas casi exclusivamente por pilotos inteligentes volando naves sin unidades de hiperimpulsor que dependían de grandes naves de guerra para transportarlas al combate. Ésto empezó a cambiar cuando algunos elementos en la galaxia, tales como los muchos intereses comerciales como la Federación de Comercio, la Unión Tecnológica, el Gremio de Comerciantes, el Clan Bancario InterGaláctico y la Autoridad del Sector Corporativo vieron la economía de emplear formaciones en masa de cazas estelares droide además de sus crecientes legiones de ejércitos de droides de combate.[35]

Los clones que le dieron a la guerra su nombre y los cazas que volaron, como el caza estelar de ReConocimiento Agresivo-170, actuaron como el contrapeso de la República a través de la guerra. Aunque, en realidad, todo el conflicto no era más que un complot de los Sith para que la galaxia se enfrentara a si misma, con el fin de conquistarla desde dentro mientras que al mismo tiempo eliminaba a su vieja némesis, la Orden Jedi. En las últimas etapas de la guerra, los cazas estelares con escudos deflectores y unidades de hiperimpulsor integradas, pilotadas por clones y mercenarios, empezaron a aparecer en ambos bandos. Ésto marcaría un efecto notable en la evolución del combate de cazas estelares, una tendencia que era al mismo tiempo rechazada y aceptada dependiendo de cual lado uno escogería en la guerra civil que llegaría después de la declaración del Nuevo Orden y la formación del Imperio Galáctico.[55]

La Guerra Civil Galáctica

«Vamos Wedge, ¡me conoces! ¡Luchar es una forma de vida para mi! ¡Dos días sin destruir algunos cazas TIE y no puedo dormir bien!»
―Wes Janson a Wedge Antilles[fuente]
Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Guerra Civil Galáctica
TIEstrafing-GaW.jpg

Un caza TIE realiza un bombardeo sobre un objetivo terrestre.

Durante la Guerra Civil Galáctica, tanto el Imperio Galáctico como la Alianza para Restaurar la República desarrollaron sus propias tácticas para el combate de cazas estelares. La doctrina Imprial estándar para enfrentarse contra los cazas estelares Rebeldes más efectivos era abrumarlos con desproporcionados números de Cazas TIE e Interceptores, con la esperanza de asustarlos o destruirlos a través de puro poder de fuego combinado. Sin embargo, la Alianza, rápidamente aprendió a valorar a sus pilotos mucho más que el Imperio, y no solo los entrenaron extensivamente en tácticas de cazas estelares, sino que inculcaban el deseo de sobrevivir y luchar otro día en su Cuerpo de Cazas Estelares; cuando la situación táctica se hacía insostenible, a los pilotos Rebeldes se animaba a retirarse. Ésto era totalmente a lo que el Imperio hacía, quienes veían a los pilotos TIE como "artillería desechable." El uso de armas basadas en proyectiles busca-blancos, normalmente en forma de torpedos de protones o misiles de concusión, eran esenciales para las técnicas de cazas estelares de la Alianza. Aunque era peligroso usar este tipo de artillería en enfrentamientos cercanos, probaron ser muy efectivos en el adelgazamiento de las fuerzas opositoras a medida que ambos bandos se acercaban unos a otros.[30]

Asaltos a las Estrellas de la Muerte

Fue tal vez durante la Guerra Civil Galáctica que el combate de cazas estelares tuvo sus éxitos más significativos de toda la historia conocida. Un tiempo después del desastroso ataque a la no terminada Estrella de la Muerte por el transporte de guerra Fortressa de la Alianza Rebelde y quinientos Alas-X[22], un solo caza estelar, pilotado por un relativamente nuevo piloto llamado Luke Skywalker y utilizando solo dos torpedos de protones, destruyó la única y más grande estación espacial de batalla de ese tiempo.[20] Aproximadamente cuatro años después, la hazaña se repitió contra la segunda, mucho más grande y supuestamente sin terminar Estrella de la Muerte, esta vez con el núcleo del reactor siendo destruido por dos naves, el Halcón Milenario pilotado por Lando Calrissian y un ala-X pilotado por Wedge Antilles, en el clímax de la Batalla de Endor.[8]

El atentado de Zaarin

Bespin battle.jpg

Un ala-X Rebelde luchando en la Batalla de Bespin.

Durante el apogeo de la Guerra Civil Galáctica, un Gran Almirante ambicioso llamado Demetrius Zaarin se embarcó en una serie de proyectos de investigación para el diseño de cazas TIE avanzados para la Armada Imperial. Como el jefe designado de la Investigación de Cazas Estelares, Zaarin supervisó el diseño y desarrollo del Vengador TIE; una vez que había llegado a la producción, pronto fue seguido por el Defensor TIE/D. Como un complemento al desarrollo de estos dos modelos avanzados y de alto perfil, Zaarin también inició el Proyecto Experimental TIE que devastó el transporte en el Sector Vilonis.[24]

Sin embargo, justo cuando Darth Vader concluyó su campaña contra la traición del Almirante Harkov, Zaarin lanzó un golpe de estado, intentando secuestrar al Emperador y contenerlo abordo de la nave insignia del almirante, el Destructor Estelar Gloria. Sin embargo, el secuestro falló, ya que Vader había destruido el soporte de cazas de Zaarin en el sistema Ottega y los refuerzos Imperiales lograron salvar al Emperador antes de que llegara a Gloria. Aunque las fuerzas de Zaarin habían sido expulsadas, éstas escaparon ilesas y comenzó una operación larga y costosa con la intención de poner de rodillas al Gran Almirante. En reconocimiento a sus logros en el combate, la promoción secreta de Thrawn a Gran Almirante fue hecha oficial por sus acciones, y reemplazó a Zaarin. Durante la campaña, otros tipos de naves de asalto Imperiales a escala de cazas estelares fueron introducidas, como la Ala Estelar Xg-1 clase Alfa, a menudo llamada Cañonera de Asalto.[56] y el Bote de Misiles.[24]

Después de su retirada al Borde Exterior, las fuerzas de Zaarin robaron y destruyeron cualquier instalación Imperial cercana. Eventualmente, Zaarin logró estancar a Thrawn, aunque ésto provocó una alta tasa de deserción en sus fuerzas y sus traidoras fuerzas permanecieron en general por meses. Finalmente, la codicia tecnológica del ex-Gran Almirante probó ser su perdición, ya que no pudo resistir la tentación de capturar la corbeta CR90 Vorknkx, la cual había sido modificada con un dispositivo de camuflaje, durante la Batalla de la Base To-phalion. Sin embargo, Zaarin no sabía que Thrawn le había permitido capturar la corbeta como una parte de su plan, después de haber saboteado el hiperimpulsor para que se volviera inestable cuando el dispositivo de camuflaje fuera activado. Después de su derrota por Thrawn, Zaarin trató de escapar al hiperespacio con la corbeta, sin saber que había sido manipulada. Cuando el hiperimpulsor fue activado, explotó, destruyendo la nave de guerra y matando instantáneamente a Zaarin.[24]

Post-Endor y la toma de Coruscant

Aunque la Batalla de Endor había sido ganada y el más alto nivel de liderazgo dentro del Imperio Galáctico destruido, la Alianza Rebelde y posteriormente la Nueva República sabían que todavía tenían un largo camino por recorrer hacia la liberación de la galaxia de lo que veían como la tiranía de la ley Imperial. Los cazas estelares en las armadas de ambos bandos todavía tenían un papel que jugar en la siguiente etapa de la guerra, sin embargo; una lista importante en la agenda de la Nueva República era expandir su ciudadanía mediante la firma de nuevos mundos unidos a su causa y gobierno en cierne. Después de Endor, la Alianza en particular enviaría a uno de sus mejores pilotos, Wedge Antilles, en misiones diplomáticas a mundos miembros.[16]

Endor-spacebattle.jpg

El combate inicial de la Batalla de Endor.

En definitiva, ésto significaba tomar Coruscant, conocido como el Centro Imperial durante el control Imperial, que requeriría una campaña estratégica y táctica cuyo objetivo era hacer avanzar el territorio de la Alianza a los Mundos del Núcleo. La clave de esta campaña fue la reforma del Escuadrón Pícaro, una unidad de élite que había sido formada a raíz de la Batalla de Yavin por Luke Skywalker y Wedge Antilles. Una vez que los nuevos pícaros estaban listos para el combate, salieron a ayudar el avance de la Nueva República en el Núcleo, empezando con la Primera y Segunda Batalla de Borleias, durante la cual las Alas-X y Y- lucharon intensamente contra Interceptores TIE que vieron fuertes pérdidas en ambos bandos.[16]

Con la toma de Borleias, la Nueva República tenía un pie en el Núcleo, lo que les permitió empezar la marcha a Coruscant con el Escuadrón Pícaro en la delantera. Llamados para servir fuera de su área normal de experiencia, los pilotos de esa unidad fueron insertados en la capital galáctica, no como pilotos, sino como agentes improvisados. Se les asignó inicialmente explorar el planeta en busca de objetivos y obstáculos potenciales, el Comando de Flota de la Alianza, ante la insistencia del Consejo Provisional, decidieron enviar a los Pícaros para derribar los escudos planetarios de Coruscant para que la flota pudiera llegar y tomar el planeta. Agotando todas las esperanzas terrenales para lograr su objetivo, los Pícaros se separaron en un último esfuerzo, algunos tomaron unos cazas estelares Cazador de Cabezas Z-95 mientras que el resto se hizo cargo de un espejo orbital en un esfuerzo para provocar una tormenta eléctrica titánica que sobrecargaría los escudos del mundo ciudad. Debido en parte a los cazas, la misión fue completada; la capital cayó, y la Nueva República ganó un nuevo aire de legitimidad.[57]

Las campañas Zsinj

«Mira tu pantalla, escoria. ¡Besa mi wookiee!»
―Han a Zsinj poco antes de la muerte del último[fuente]
Battle of Selaggis.JPG

La Batalla de Selaggis durante la campaña Zsinj.

Aunque Coruscant había sido tomado, había sido dejado como un mundo enfermo por el Director de la Inteligencia Imperial, Ysanne Isard. Sin embargo, mientras que el mundo empezaba a recuperarse del virus Krytos, una nueva campaña militar había sido comenzada, ésta tenía el fin de llevar a la justicia al Caudillo Zsinj, quien había estado cazando tanto a la Nueva República como al Imperio con el fin de crear su propio dominio. Liderado por el General Solo, una gran flota compuesta por varios grupos de batalla se juntaron para encontrar el Super Destructor Estelar del Caudillo, el Puño de Hierro, y también para liberar el territorio controlado por Zsinj. Muchas unidades de cazas estelares sirvieron como parte de la fuerza, incluido el recién formado Escuadrón Espectro que serviría junto a Escuadrón Pícaro después de que la unidad había regresado de combatir en la Guerra del Bacta. La campaña se vio exitosa al principio, con la captura de la corbeta Llamador Nocturno y posteriomente, la destrucción del Implacable y la muerte del Almirante Apwar Trigit en la Batalla de Ession.[18]

Sin embargo, la campaña continuaría por otro año, durante el cual los Espectros se disfrazaron de la Fuerza Espacial Independiente Halcón-muerciélago, una pandilla pirata ficticia que estaba centrada en torno a un quinteto de Interceptores TIE y un par de Cazas TIE que quedaron tras la campaña del Llamador Nocturno, en un intento por infiltrarse en la organización de Zsinj. El atento fue exitoso, demostrando ser la clave para frustrar el intento del caudillo para crear un segundo SDS, el Beso Cortante, luego de ser equipado y completado en los astilleros principal de APK sobre Kuat.[58] Durante la siguiente fase de la campaña, los Espectros y Pícaros, junto con el resto de la flota del General Solo, empezaron a separar el imperio fiscal de Zsinj con el fin de reducir poco a poco su capacidad de luchar en la guerra. Esta campaña baja y sucia, larga y tendida como estaba, logró poner al caudillo en defensiva. Eventualmente la Flota Solo se las arregló para arrinconar al grueso de las fuerzas de Zsinj, dañando gravemente la flota del caudillo en la Batalla de Selaggis, aunque el Puño de Hierro había escapado.[19]

Sin embargo, había una última batalla por luchar en la campaña para eliminar al caudillo Zsinj. En la Batalla de Dathomir, después de derrotar a las Hermanas de la Noche y finalmente frustrar la superarma del caudillo, la Capa Orbital, el General Solo, el Príncipe Isolder, Luke y Leia, junto con la ayuda de una gran flota del Consorcio de Hapes, fueron capaces de derribar al Puño de Hierro. Fue Solo quien hizo el tiro destructor; después de arreglárselas para maniobrar al Halcón Milenario debajo de los escudos de la nave, se burló del caudillo antes de enviar un par de misiles de concusión directamente al puente de la nave insignia. Con Zsinj muerto, el resto de su flota gradualmente se rindió a los hapanos.[59]

La Campaña de Thrawn

«La historia está en camino, Capitán. Aquellos que no lo soporten serán dejados atrás, para mirar desde la distancia. Y aquellos que se encuentren en nuestro camino no mirarán nada.»
―Gran Almirante Thrawn[fuente]

Un año después, la Nueva República se enfrentó a una nueva amenaza, una de las más grandes hasta la fecha: el regreso de las Regiones Desconocidas del misterioso Gran Almirante Thrawn. Thrawn, un genio estratégico y táctico lanzó una nueva ofensiva contra lo que todavía pensaba que era una "Rebelión", que empezó a hacer retroceder las ganancias obtenidas por la Nueva República en los años desde su victoria en Endor. Usando una variedad de tecnologías recuperadas hechas para usos poco ortodoxos, incluyendo un nuevo modelo de dispositivo de camuflaje e incluso recurriendo a la creación de soldados clones usando los cilindros de clonación Spaarti, el Gran Almirante colocó al Imperio en la Ofensiva. Los cazas estelares seguirían jugando papeles importantes en esta campaña; ya que Thrawn no creía en gastar sus tropas, cada esfuerzo era hecho para mantener a sus pilotos con vida. La tecnología y la doctrina por sí solas no eran suficiente; con la ayuda del demente clon Maestro Jedi Joruus C'baoth, quien usaba su propio tipo de meditación de batalla, Thrawn ganó victoria tras victoria.

[10]

Battle for the Katana Fleet.JPG

Cazas estelares en acción durante la Batalla por la flota Katana, la cual fue parte de la campaña de Thrawn

.

Con la necesidad de conseguir más naves estelares para que su flota Imperial estuviera agudizada, Thrawn empezó a cazar los doscientos cruceros pesados clase Dreadnought de la perdida flota Katana. Finalmente, logró encontrar la flota, asegurando unos ciento setenta y ocho naves de guerra abandonadas antes de que una pequeña fuerza de la Nueva República, llevada al área por el contrabandista Talon Karrde quien había sido rescatado de la nave insignia de Thrawn por Luke Skywalker, llegó para intentar reclamar la flota. Poco después, una feroz batalla estalló sobre los restos de la flota, terminando en la pérdida de un Destructor Estelar Imperial y en la retirada del Destructor Estelar restante, el Justiciero. Sin embargo, el daño ya se había hecho; Thrawn tenía sus naves y los clones para tripularlas.[37]

Sin embargo, la batalla seguiría, y poco después de la pérdida de la flota Katana, Thrawn sitió Coruscant, enviando veintiún asteroides camuflados en órbita por encima del mundo capital, bloqueándolo efectivamente sin tener que gastar una sola nave de guerra para continuar con el asedio. Creyendo que había muchos más asteroides de los que en realidad había, el Consejo Asesor de la Nueva República ordenó la obtención de una trampa de cristales gravfield[ ¿traducción? ], lo que precipitó a la cadena de acontecimientos que llevarían a la climática Batalla de Bilgringi, la cual presenciaría la muerte del Gran Almirante Thrawn a manos de su ex guardaespaldas noghri, Rukh.[60]

Fin del Imperio

«Yo digo que vengan los Imperiales, porque cada vez que un nuevo Almirante sale arrastrándose del Borde Exterior o algún gorila Imperial encuentra una superarma perdida, el Escuadrón Pícaro consigue un nuevo caza estelar. Me parece un buen trato.»
―Un inusualmente poco serio General Wedge Antilles

En los años siguientes a la derrota del Gran Almirante Thrawn, la Nueva República se enfrentó a muchas nuevas amenazas del desmoronado Imperio, incluyendo al dos veces renacido Emperador Palpatine[61], la caudillo Imperial Daala[62], y el Remanente Imperial unificado que se formaría bajo los Almirantes Daala y Gillad Pellaeon[63]. Muchas de estas amenazas llevarían consigo feroces enfrentamientos y conflictos con cazas estelares, introduciendo modelos nuevos o mejorados como el Ala-E de la Nueva República, el Droide Sombra Imperial y el caza estelar autómata TIE/D. El regreso de Palpatine hizo que el reagrupado Imperio contraatacara a la Nueva República desde Byss, sacándolos de Coruscant y hasta el Borde Exterior, a menudo con la ayuda de tecnologías y armas arcanas. Una vez más, los cazas estelares volaron unos contra otros en acciones de flotas a gran escala por toda la galaxia.[64] En general, estos enfrentamientos entre la Nueva República y las facciones Imperiales seguirían siendo librados por la clásica serie TIE Imperial y los familiares Alas-X, Alas-Y, Alas-A y Alas-B usados por la antigua Alianza Rebelde.[63]

Un interesante desarrollo fue el breve reino de terror del Triturador de Soles, el cual era una superarma del tamaño de un caza estelar con la capacidad de destruir una estrella y era casi invencible gracias a su armadura cuántica-cristalina. Después de haber sido dejada en el corazón del gigante de gas Yavin Prime, la superarma fue destruida por Kyp Durron, quien la envió a un agujero negro en Las Fauces, junto a un prototipo de la Estrella de la Muerte.[65] Las campañas de Daala y Pellaeon también registraron numerosos enfrentamientos entre flotas donde los cazas estelares participaron, incluyendo la Batalla de Mon Calamari, Batalla de la Instalación las Fauces, y la Batalla por Yavin 4. Ambos líderes tomaron control de un Imperio que se había recuperado de varias pérdidas e inclusive extensas luchas internas entre caudillos y lo concentraron, mediante la eliminación de caudillos principales y reuniendo a sus tropas contra la Nueva República. Aunque estas campañas renovadas infligieron un daño significativo, fallaron en cambiar el rumbo de la guerra y el Remanente continuaba perdiendo espacio.[1]

Otro uso notable de cazas estelares fue en los acontecimientos que rodearon la Batalla de Nam Chorios, cuando la Corporación Loronar y su Armada usaron sus Agujas RICC, cazas estelares miniaturas controladas centralmente, con un efecto mortal en las naves de la Nueva República en un esfuerzo para hacerse con la galaxia con la ayuda del Moff Getelles, Seti Ashgad y la plaga de la Semilla de la Muerte. Dado que las naves eran muy pequeñas para que la mayoría de las naves pudieran apuntarles, podían dañar y destruir naves mucho más grandes casi con impunidad. Estos enjambres de pequeñas cazas fueron detenidos al final por Luke Skywalker, quien persuadió a los tsils en su núcleo para que detuvieran la plaga de la Semilla de la Muerte a cambio de que todos los cristales controladores, usados para controlar a las agujas, sean regresados a su planeta natal, Nam Chorios.[66]

Poco después de la destrucción de la Flota Negra, el ex-Jedi Kueller, quien había caído al lado oscuro, intentó llevar a su planeta natal Almania, nuevamente unificado gracias a sus esfuerzos, a un complot para derrocar a la Nueva República. La campaña tomó la forma de una oleada masiva de bombardeos terroristas que serían denominados por la mayoría de los ciudadanos como "la Nueva Rebelión"; incluido en ésto estaba una serie de sabotajes que comprendía en la destrucción de los cazas estelares de la Nueva República por zánganos saboteadores. La situación llegó a un punto crítico cuando una flota bajo el comando del General Wedge Antilles fue enviada para confrontarse a la flota del caudillo que orbitaba en ese mundo. La fuerza de los cruceros Mon Calamari, fragatas y corbetas de Wedge tomaron serios castigos en las primeras etapas de la Batalla de Almania, pero una vez que el general se dio cuenta de que los Destructores Estelares y cazas TIE que estaba enfrentando eran completamente automáticos, él rápidamente cambió las tornas de la batalla.[67]

En los últimos años de la Guerra Civil Galáctica y la paz que siguió a su fin en el 19 DBY, el combate de cazas estelares se convirtió en gran medida en una cuestión de la Nueva República para acabar con bandas de piratas y contrabandistas que usualmente, aunque no siempre, usaban Feos— cazas estelares que eran armados con partes de otras naves. Entre éstos inusuales ensamblajes estaba el ala-TYE, también conocida como el "ala-Die", el X-TIE, el tri-caza usado por el grupo pirata Invid,[9] y el Chir'daki,, un modelo particularmente efectivo creado y usado por los twi'leks de Ryloth.[68]

La Crisis de la Flota Negra

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Crisis de la Flota Negra
«¡Abandonen Koornacht ahora!»
―Nil Spaar a Leia Organa Solo mediante un holograma privado.[fuente]
AramadiaFront.JPG

Las naves propulsor clase Aramadia.

A medida que la Armada Imperial se derrumbaba a raíz de la Batalla de Endor y el establecimiento de la Nueva República, las fuerzas Imperiales que estaban en el Cúmulo Koornacht fueron abrumadas y vencidas por los nativos yevethanos, liderados por Nil Spaar, quien capturó un astillero de reparación orbital Tipo II entero designado Negro 15, que había sido asignado al Comando Espada Negra, al igual que un número de naves de guerra, entre ellas el SDE Intimidator. A raíz de la liberación yevethana, Spaar formó la Liga Duskhan y asumió el control de toda la propiedad yevethana dentro del cúmulo. 16 DBYVeinte años después, la Liga había reunido una enorme flota de naves propulsor clase Aramadia y cazas trihojas tipo-D para complementar su flota de ex naves de guerra Imperiales.[69]

Ese mismo año Spaar, ahora Virrey de la Liga, abrió relaciones con la Nueva República, al encontrarse con la entonces Jefa de Estado Leia Organa Solo, usando su visita como cobertura para sembrar propaganda anti-Nueva República y fomentar su propia red de espías y activos en el mundo capital. Poco después Spaar regresó a casa para liderar a la Liga Duskhan a medida que subyugaba al resto del Cúmulo Koornacht, asesinando a los habitantes de varios mundos dentro del cúmulo que habían sido colonizados desde el alzamiento del Imperio. Cuando la Nueva República se enteró de estas atrocidades, se emitió un ultimátum a la Liga; retírense de todos los territorios conquistados o enfréntense a la posibilidad de una guerra. Sin embargo, los yevetha se negaron a retirarse.[70]

En respuesta, el recién formado Quinto Grupo de Batalla, bajo el comando de Etahn A'baht y la primera unidad en la Fuerza de Defensa de la Nueva República equipada con naves de guerra de la Nueva Clase, fue enviado a bloquear el mundo Doornik-319 en un intento de detener a los yevetha; éste sería el primer despliegue operativo del caza estelar de asalto BTL-S8 Ala-K. La guerra resultante enfrentaría a los cazas trihojas tipo-D yevethanos contra los cazas estelares de la Nueva República, especialmente la Ala-E. Las fuerzas yevethanas y de la Nueva República lucharon de un lado a otro, mientras que se intentaba obtener información de los mundos controlados por los yevetha, utilizando vehículos de exploración tanto tripulados como no-tripulados, aunque la mayoría fallaron y fueron interceptados.[70][71]

Battle of Doornik-319.jpg

La Batalla de Doornik-319.

La Nueva República sufrió un duro golpe cuando Han Solo, nuevamente activado, fue traicionado por un oficial gubernamental y capturado por los yevetha. Mientras que las maniobras políticas entre la Liga y la República se incrementaban, las fuerzas adjuntas al Quinto y liderados por el Comodoro Brand se enfrentaron a los yevetha en la Batalla de ILC-905, donde los bombarderos Alas-K fueron capaces de destruir un astillero yevethanos y algunas navepropulsores. Como represalia, Nil Spaar le envió un holograma privado a Organa Solo de él golpeando al capturado Han, tratando de forzarla a retirar su amenaza de declarar la guerra. Sin embargo, esta táctica, fracasó ya que le dio a la Nueva República una razón legítima para declarar la guerra. La crisis finalmente llegó a su punto crítico en la climática Batalla de N'zoth, al tiempo que las ex-naves Imperiales de la flota yevethana fueron recapturadas por los sobrevivientes del tomo inicial y huyeron a Byss. Sin embargo, lo que quedaba de la flota de batalla yevethana no se iría en silencio, usando tácticas suicidas de sus cazas tipo-D en un último esfuerzo para obligar a la Nueva República a retirarse; a pesar de graves bajas, la batalla fue eventualmente ganada y el sistema N'zoth fue sometido.[71]

La Primera Insurrección Corelliana

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Primera Insurrección Corelliana

Aproximadamente un año después de la resolución de la crisis yevethana, la Tríada Sacorriana, el cuerpo gobernante de Sacorria, trató de hacerse con el control del Sector Corelliano, separase de la Nueva República y forzar a la galaxia a arrodillarse ante ellos. Una serie de insurrecciones se desataron en los Cinco HermanosCorellia, Selonia, Drall y los Doble Mundos Talus y Tralus—y junto a la obtención de una superarma que era parte de la Estación Centralia, pusieron a la Nueva República en desbalance. La Fuerza de Defensa de la Nueva República todavía estaba en un estado de recuperación y reparación a raíz de las batallas en el Cúmulo Koornacht, además de tener que mantener los bordes contra los remanentes del Imperio. Debido a la imposibilidad de proporcionar las fuerzas necesarias para sofocar la revuelta, una llamada desesperada por naves fue enviada a Bakura, que envió cuatro naves de guerra y varios cazas estelares de su propia flota, bajo el comando de Gaeriel Captison y el Almirante Hortel Ossilege, para ayudar a contrarrestar los cazas estelares LAF-250 corellianos y otras naves.[72][73]

Sin embargo, la superarma dentro de la Estación Centralia fue capaz no solo de crear novas en antes estrellas normales, sino que también proyectaba unas masas sombras que cubrían todo el sector y un campo de interferencia de comunicaciones que esencialmente cortaba todo el Sistema Corelliano de intentos para penetrarlo y acabar con la insurrección. Sin embargo, los bakuranos, habían llegado con una solución parcial a este problema: el sustentador de impulso inercial de hiperonda o sistema SIIH. En esencia una serie de hiperimpulsores redundantes con cables para la activación progresiva, este sistema le permitía a una nave viajar a través del hiperespacio para mantener su velocidad mayor que la luz aunque exista alguna anomalía gravitatoria. Con el sistema SIIH, los bakuranos eran capaces de penetrar lo suficiente en el sistema para llegar a Selonia, donde empezaron a luchar contra las defensas del sistema hasta que el Watchkeeper, el cual ya había sufrido graves daños, fue destruido por repulsor planetario de Selonia; ésto hizo que Ossilege cambiara su táctica; él le ordenó a la flota retirarse más profundo en el sistema.[72][73]

No mucho tiempo después de ese incidente, se descubrió que los repulsores planetarios, los cuales habían sido construidos hace mucho en los cinco planetas del sistema Corelliano, eran la clave para detener la rebelión. Un equipo de soldados bakuranos, con la ayuda de los Héroes de Yavin, se apoderaron del repulsor de Drall. Entonces, las naves bakuranas partieron a Centralia, jurando infiltrarse en la estación y desactivarla cueste lo que costara. Anakin Solo, el hijo más joven de Han y Leia, se las había arreglado de alguna forma para descubrir el secreto de la antigua tecnología repulsora; ya que trató desesperadamente de activar el recién asegurado repulsor en un exitoso intento por desviar el siguiente disparo desgarra-estrellas de Centralia, la Triada finalmente llegó con una flota de casi ochenta naves de guerra para defender la estación. Esta fuerza incluía varias naves-ariete robots disfrazadas como naves de guerra 'regulares'; en la lucha que siguió, los bakuranos montaron una defensa tenaz hasta que la nave insignia de Ossilege, el Intruso, fue impactado por cuatro naves-ariete en rápida sucesión mientras que los cazas bakuranos luchaban contra los LAFs Corellianos. Al darse cuenta de que su nave estaba condenada, el muy mal herido almirante, junto a Captison quien también estaba muy mal herido, iniciaron una secuencia de auto destrucción que afectó a la parte más gruesa de la flota sacorriana. Minutos después, el Almirante Ackbar llegó con refuerzos de la Nueva República, usando sus naves de guerra y cazas estelares para dispersar a las naves restantes de la Triada y asegurar el sistema.[73][74]

La Guerra Yuuzhan Vong

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Guerra Yuuzhan Vong
«Escuadrón Pícaro a Borleias: Estamos de vuelta. Pateamos su trasero veinte años antes, y ahora estamos aquí para hacerlo de nuevo.»
―Coronel Gavin Darklighter[fuente]
BattleOfYagDhul.JPG

Los cazas estelares lideran la Batalla de Yag'Dhul durante la Guerra Yuuzhan Vong.

Cuando los extra-galácticos yuuzhan vong empezaron su invasión en el 25 DBY, sus naves de guerra criadas con ingeniería biológica al principio mostraron ser devastadoras contra las fuerzas de la Nueva República. Su versión del caza estelar, el cual pronto se ganó el sobrenombre de "coralita" entre los muchos pilotos que se enfrentarían a ellos, era una nave letal que podía destrozar a los cazas inorgánicos que en ese entonces eran extensamente utilizados casi con impunidad. Equipados con cañones de plasma que literalmente disparaban roca derretida y dovin basals que podían drenar los escudos y absorber los disparos láser e incluso los torpedos de protones disparados hacia ellos, las formaciones de estas naves Yorik-et, guiadas por los impulsos de un yammosk, también conocido como coordinador de guerra, podían hacer pedazos formaciones de Alas-X antes de enfrentarlos. Los grutchins, otra arma biológica preferida por los vong, eran insectoides inmunes al vacío que podían comerse cualquier caza lo suficientemente desafortunado como para atravesarse en su camino,[11] casi de la misma manera que los droides zumbadores rompían toda nave de la República que se atravesaba durante las Guerras Clon.[75]

Desde la Batalla de Helska a la Batalla de Ithor hasta la Batalla de Duro, los yuuzhan vong avanzaron rápidamente, abrumando sistema tras sistema. A pesar de los reveses en la Batalla de Yag'Dhul y la Batalla de Fondor, los yuuzhan vong fueron capaces de seguir avanzando y capturar Coruscant, colocando a la ya tambaleante Nueva República en una posición preocupante. El asediado gobierno empezó a reagruparse a través de acciones defensivas, incluyendo la Batalla de Borleias,[1] y los cazas estelares volaron contra las coralitas por toda la galaxia a medida que la balanza se inclinaba hacia los cazas estelares de la Nueva República gracias a algunas innovaciones tecnológicas y tácticas.[76]

La Nueva República, y posteriormente la Federación Galáctica de Alianzas Libres eventualmente desarrollaron tácticas y tecnologías para su uso contra las coralitas; entre estas se incluía la extensión del campo de un compensador inercial alrededor del escudo de un caza para resistir el poder absorbente de un dovin basal;[77] utilizando fuego para debilitar una anomalía gravitatoria lo suficiente como para dejar a una nave vulnerable al ataque de un torpedo; volando cerca, en formaciones estrechas de tres naves para reforzar los escudos deflectores de cada nave que eran conocidos como "tríos de escudos"; así como el uso de moduladores de amplitud gravitacional, también conocidos como "bloqueadores de yammosk" para interferir con la coordinación de los escuadrones de coralitas.[5] Los yuuzhan vong a su vez aprendieron a adaptarse a estas técnicas, necesitando del desarrollo de aún más tácticas y tecnologías. Una táctica que continuó siendo efectiva si se usaba cuidadosamente era la bomba de sombras Jedi, un torpedo de protones al que se le removía su paquete de propulsión y guía y se reemplazaba por una carga de explosivos baradium. Usando la Fuerza para propulsar a la bomba de sombras hasta su objetivo, un piloto Jedi podía causar enormes daños a pequeñas naves de guerra Vong.[78]

Con estos desarrollos tecnológicos, la Alianza Galáctica fue capaz de aplastar a los yuuzhan vong en la Batalla de Ebaq 9 y desde allí, habiendo unificado una vez más a la Galaxia para combatir la amenaza, empezaron a empujar las líneas enemigas hasta que lanzaron otro asalto para retomar Coruscant. Los cazas estelares protegían a los transportes de la Nueva República en la superficie, batallaban a las coralitas, defensas, minas de dovin basales y naves capitales vong mientras un equipo de Jedi mataban al Jefe Supremo, poniéndole fin a la guerra de una vez por todas.[1]

La Guerra del Enjambre

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Guerra del Enjambre

En los años posteriores a la derrota de la maquinaria de guerra yuuzhan vong, el resurgimiento de los enjambres killik traería un nuevo conflicto a la galaxia. La Alianza Galáctica, después de haber reorganizado sus fuerzas armadas en los años posteriores a la invasión para luchar mejor contra los piratas, se vio obligada a no solo ocuparse de la creciente amenaza del Nido Oscuro, sino también de una posible confrontación con la Ascendencia Chiss, quienes vieron a los killik como un intento apoyado por la Alianza para apoderarse de sus territorios en las Regiones Desconocidas.[42]

Xwing negvv.jpg

Las versiones mejoradas del caza estelar T-65 Ala-X, mostrados arriba, fueron usados durante este período, empezando en la Guerra Yuuzhan Vong y a través de la Guerra Confederación-Alianza Galáctica

En las confrontaciones posteriores, la Nueva Orden Jedi estaba dividida sobre qué hacer, ya que varios de ellos se habían convertido en Enlazados, adoptados en los nidos a través de un lazo no muy diferente a un Lazo de la Fuerza. Durante este tiempo, el StealthX, una mejora masiva del venerado diseño Ala-X que tenía como intención hacer la nave invisible a todos los medios contemporáneos de detección, entró en escena. En las manos de los pilotos Jedi, quienes eran los únicos seres capaces de pilotarlo, probaron que era una excelente nave exploradora que todavía podía entregar casi la misma cantidad de daño que su contraparte no-Stealth, el caza estelar XJ3 Ala-X y variantes posteriores.[42]

Los killik, una raza insectoide, trajeron una nueva dimensión de combate de cazas estelares con sus dardonaves producidas en masa, pequeñas naves que eran pilotadas por solo un pequeño insecto y que era impulsada por motores cohetes químicos o por pequeños impulsores de iones. Durante la Crisis del Nido Oscuro y la posterior Guerra del Enjambre, se usaban en decenas de miles; en la Batalla de Tenupe se estimó que había más de cien mil dardonaves esperando para tomar parte de un ataque masivo contra las fuerzas chiss que trataban de arrebatar el planeta a los killik. Aunque eran simples y fáciles de destruir una por una, estas dardonaves eran usadas en ola tras ola de ataques suicidas, una táctica para la cual se mostraron muy efectivas cuando destruyeron un Destructor Estelar chiss.[79]

La Segunda Guerra Civil Galáctica

Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Segunda Guerra Civil Galáctica
«Es una tontería echar a la Alianza Galáctica como al Imperio Galáctico y a Corellia como la Alianza Rebelde. Porque eso puede llegar a ser, una rebelión–una estúpida e innecesaria.Luke Skywalker lamenta la Segunda Insurrección Corelliana»
―Betrayal

En la década siguiente a la derrota de los yuuzhan vong, el deseo de Corellia por su independencia de la Alianza Galáctica creció y se expandió, tocando el orgullo soberbio de la mayoría de los corellianos. El sistema empezó a retrasar sus contribuciones con los servicios militares e impuestos a la Alianza, mientras todavía hacían uso de sus infraestructuras y beneficios comerciales. El gobierno del sistema también se opuso a los límites defensivos impuestos por la Alianza, aunque no los retaron públicamente. Lentamente, otros planetas industrializados como Commenor, Fondor y Bespin desarrollaron formas similares de rebeldías. El gobierno corelliano, suministrados por planetas como Adumar que producía armas en contra de la ley de la Alianza, empezó la construcción secreta de una flota cerca del Cúmulo de Asteroides Kiris en el borde mismo de su sistema, así como también lanzaron un intento encubierto para reactivar la Estación Centralia. Cuando la Alianza descubrió evidencia de estos proyectos secretos, optaron por luchar contra la suave rebelión con una demostración de fuerza, tratando de neutralizar al gobierno corelliano, así como a Centralia.

A pesar de que sólo vio acción en un número muy reducido de veces durante los últimos días de la Guerra Yuuzhan Vong, la armada de la Alianza Galáctica para entonces había puesto en producción limitada un caza diseñado específicamente para luchar contra los coralitas, el caza estelar clase Aleph. También conocido como "Pondskipper"[ ¿traducción? ] o, más popularmente, el "Twee" debido a su parecido con la cabeza de un twi'lek, estos cazas vieron acción por primera vez durante la crisis de construcción. Ésto, junto con la introducción del interceptor Eta-5 y sus nuevos oponentes, el Caza de Ataque Corelliano resultaron ser otro desarrollo en la evolución del combate de cazas estelares, ya que en ese momento la idea de concentrar naves sin escudos "desechables" usadas para abrumar al enemigo con números había quedado obsoleta.[80]

Las escalas de la guerra

X-wing fleet.JPG

Un número de cazas estelares Ala-X en formación.

Aunque la Alianza Galáctica y Corellia tratarían de resolver la situación a través de nuevas charlas de paz, este esfuerzo también fallaría debido al plan de Lumiya. Ya en camino a la guerra, los corellianos lanzaron un ataque en un puesto de avanzada de la Alianza en Tralus, eventualmente sacándolos del planeta; sin embargo, la Alianza contraatacaría al establecer un bloqueo completo del sistema.[81] Sin embargo, la situación continuó empeorando cuando la nueva cabeza de estado corelliano, Thrackan Sal-Solo fue asesinado.[81] El nuevo gobierno luego trató de ganar un poderoso aliado al planear un golpe de estado dentro del gobierno del Consorcio de Hapes, reemplazando su gobernante, el ex Caballero Jedi Tenel Ka Djo con una coalición de nobles hapanos quienes se pondrían del lado de Corellia. A pesar de que casi tuvo éxito, el intento falló durante la Batalla de Hapes cuando las fuerzas de la Alianza lideradas por Jacen Solo reforzaron a aquellos leales a la Reina Madre.[82] Después de la batalla de Hapes, con la ayuda de las flotas enviadas desde Commenor y Bothawui, los corellianos derrotaron a las fuerzas de la Alianza alrededor de su sistema, rompiendo el bloqueo.[83]

Después de ésto, la Confederación trató de atraer a la Alianza a una trampa, alimentando a la defectuosa inteligencia de la Guardia de la Alianza Galáctica para hacerlos creer que un comandante supremo estaba siendo nombrado en Gilatter VIII. Una flota de la Alianza llegó para luchar, usando StealthX's pilotados por Jedi para explorar el lugar mientras que el resto de la fuerza se escondía dentro de la atmósfera del gigante de gas. A pesar de la presencia de un campo minado, la Alianza salió para atacar a las fuerzas de la Confederación que saltaron al sistema. Una feroz batalla de naves capitales y cazas estelares estalló en la que al final, ambos bandos se retiraron para reagruparse.[83] Poco tiempo después, las fuerzas de la Alianza y la Confederación volverían a colisionar en el espacio sobre Bothawui en un enfrentamiento que sostendría pérdidas significantes infligidas a los bothans por las abrumadas fuerzas de la Alianza que incluía al menos tres escuadrones de cazas estelares. En el sector Mandalore, el primero de los nuevos cazas estelares Bes'uliik, blindados con el duro acero mandaloriano y equipados con lo último en tecnología verpine, vio acción por primera vez.[84]

Fragmentación de las facciones

En la Batalla de Kuat, la fuerza Jedi de StealthX's, en la cual la Alianza estaba contando para que interviniera en la prolongada batalla espacial allí, abandonó la fuerza especial de la Alianza cuando Luke se dio cuenta de la verdadera naturaleza de Jacen y sus acciones. Durante los inicios de la Batalla de Kashyyyk, inmediatamente antes de la quema de los bosques wroshyr por la nave insignia de Jacen Solo, el Destructor Estelar clase Imperial Anakin Solo, los wookiees desplegaron su nuevo caza estelar pesado de ataque, el Interceptor Owool. Uno de los primeros productos de los astilleros wookiees en KashyCorp, una nave pilotada por el Caballero Jedi Lowbacca, fue capaz de infligir daños significativos al Destructor Estelar usando solo una bomba de sombras. Poco después, la flota de la Confederación llegó para asistir a los defensores de Kashyyyk, no mucho después, Luke logró desactivar los turboláseres de largo alcance del Anakin Solo antes de rescatar a su hijo, Ben, de ser torturado por Jacen después de enfrentarse en un prolongado duelo. A medida que las naves capitales de ambos bandos se retiraban, los cazas estelares seguían enfrentándose.[85]

Fondor y el fin de la guerra

Cuando Fondor dejó la Alianza para unirse a la Confederación, Caedus decidió retormar el planeta junto a sus astilleros orbitales, con el fin de probar que la AG estaba ganando la batalla. Cuando Niathal les filtró la información a los Jedi de que Fondor estaba en la mira, Luke Skywalker le pasó la información al gobierno Fondoriano, quienes se prepararon para la batalla destruyendo los minadores enviados para sembrar un doble set de minas en el espacio circundante. Para reforzar sus posibilidades de éxito, Caedus alistó a las naves capitales y cazas estelares del Remanente Imperial, liderados por el Almirante Pellaeon abordo del Destructor Estelar clase Turbulento Sangraleta. A medida que las flotas de la AG y del Remanente Imperial se acercaban al planeta, Luke, volando un StealthX, atrajo a Caedus a campo abierto en una nave similar; después de implantar una ilusión fallanassi de una flota masiva en la cabeza del Lord Sith, Skywalker intentó arrastrar el caza de Caedus hasta uno de los astilleros orbitales de Fondor. La verdadera batalla comenzó cuando las fuerzas fondorianas y los StealthXs Jedi, saliendo desde las muchas estaciones espaciales en las cuales se estaban escondiendo, se enfrentaron a las fuerzas de la Alianza y del Remanente. Cuando Caedus usó la Fuerza para bajar los escudos planetarios de Fondor y empezó a bombardear la ciudad de Oridin, Niathal negoció exitosamente una rendición. Aún deseando hacer un ejemplo, Caedus rechazó la orden de retirarse; esto causó un cismo entre la Alianza, debido a que la mayoría de la flota se alió con Caedus. La batalla fue ganada cuando la Almitante Daala llegó con la Flota Irregular de las Fauces y atacó a Caedus, lo cual lo forzó a retirarse por estar abrumado.[86]

La Guerra Sith-Imperial

LegacyDF.jpg

Un caza estelar X-83 TwinTail destruye un par de cazas clase Depredador.

«¡Me rendiré, Almirante, cuando no pueda luchar más!»
―Almirante de la Alianza Gar Stazi al Gran Almirante Imperial Morlish Veed[fuente]
Blue Glass Arrow.png Artículo Principal: Guerra Imperial-Sith

Muchos años después de la conclusión de la Segunda Guerra Civil Galáctica, cazas como el caza clase Depredador Imperial, el Caza estelar CF9 Crossfire de la Alianza Galáctica y el caza estelar X-83 TwinTail Jedi, se enfrentarían de nuevo en una guerra galáctica de gran escala a medida que el renaciente Nuevo Imperio Galáctico, ayudado por la Nueva Orden Sith establecida por Darth Krayt, destrozaron la ya débil Alianza, habiendo invocado el Tratado de Anaxes y declarado la guerra a raíz de la percibida traición Yuuzhan Vong en el fallado Proyecto Ossus. A pesar de que los Sith e Imperiales, liderados por el Gran Almirante Morlish Veed, finalmente triunfarían en la Batalla de Caamas al forzar una rendición, la rebeldía de la Flota del Núcleo de la Alianza Galáctica y, luego, la campaña del Emperador Roan Fel, permitieron la continuación de la guerrilla.[87]

Aproximadamente diez años después, las Fuerzas del Núcleo de la Alianza, bajo el comando del Almirante duro Gar Stazi, contraatacaron al Imperio controlado por los Sith en astilleros estratégicos alrededor del planeta Dac. Durante el intento de emboscada realizado por la Tercera Flota del Borde Exterior que siguió, cazas estelares del Escuadrón Pícaro que apoyaban la flotilla de Stazi mientras trataban de secuestrar el Imperioso, un Destructor Estelar clase Imperioso. La operación fue un éxito enorme, destruyendo un tercio de los astilleros y dándole a la Alianza la muy necesitada potencia de fuego en la forma del renombrado Alianza, además de haberle acertado un fuerte golpe al Imperio de Krayt.[88]

Maniobras y tácticas

«Trataré de girar. Es un buen truco.»
―Anakin Skywalker durante la Batalla de Naboo[fuente]

Tácticas universales

La parte más importante de la fase de ataque en el combate de cazas estelares era el ángulo de ataque en el que una nave trataría de derribar otra. Los pilotos eran entrenados para conocer que la forma más sencilla de derribar una caza enemiga u otro tipo de vehículo era posicionar su nave en algún lugar directamente detrás de su objetivo y atacarlo con sus armas principales, ya sean láseres, cañones de iones u ordenanza desechable. Sin embargo, ya que el caza estelar enemigo en cuestión posiblemente también estuviera maniobrando o atacando, esto no siempre era posible. El fuego de deflexión, el cual era esencialmente llevar fuego a un ángulo en el objetivo a medida que viraba hacia el frente de las armas de la nave, presentando al oponente con una pared de fuego destructivo por la cual debía volar, se volvió una habilidad esencial en el arsenal de pilotos veteranos de cazas.[9]

XwingdestroysTIE.jpg

Un ala-X destruye un caza TIE.

El ángulo de ataque más peligroso era cuando dos naves se enfrentaban en un pase cabeza a cabeza, el cual es cuando dos naves volaban frente a frente en un rumbo convergente. En este ángulo, la velocidad de cierre estaba en su apogeo, a medida que el alcance disminuía muy rápido, dándole a cada combatiente tiempo para sólo unos disparos antes de rebasarse, punto en el cual ambas naves se cruzaban. Los pilotos de cazas estelares Rebeldes y de la Nueva República pronto se dieron cuenta que debido a que sus naves tenían escudos deflectores, ellos poseían una gran ventaja en tales confrontaciones cabeza a cabeza; podían permitirse el lujo de enfrentarse a sus oponentes Imperiales en dichos pases ya que estos no tenían escudos.[9]

La ruptura era una maniobra de giro relativamente sencilla que era utilizada cada vez que una nave estaba apunto de estar o ya bajo ataque por una caza enemiga. El objetivo de la ruptura era la de girar agudamente hacia la línea de fuego enemiga, forzando al atacante a rebasar; sin embargo, esto aún dejaba a la nave en plena ruptura vulnerable a un tiro rápido o al ataque del compañero aéreo del agresor.[7]

Tácticas de la República Galáctica y del Imperio

Spacebattle.jpg

La Batalla de Coruscant.

La desliza-mandíbulas fue una maniobra que era usada por ciertos pilotos de cazas estelares altamente habilidosos. La táctica desliza-mandíbulas consistía en el cruce de alas de un par de cazas estelares, pero no tanto como para chocar entre si, mientras que los perseguidores desprevenidos chocarían entre si. La maniobra como tal sólo era posible para pilotos droide o para aquellos con la ayuda de la Fuerza, ya que requería de un nivel extraordinario de precisión y cooperación. La desliza-mandíbulas fue nombrada por las mandíbulas parecidas a tijeras de la corta-araña de Kashyyyk[ ¿traducción? ].[89] Los pilotos Rebeldes posteriormente usarían una variante de esta táctica para enfrentarse frente a frente contra las cazas Imperiales; esto consistía esencialmente en dos pares de alas de cazas estelares, ambos con perseguidores, dirigiéndose hacia si mismos. En el último momento cada pareja ganaría o perdería altitud para darle a la otra pareja una línea de fuego clara[58]

Forzar Órbita Múltiple se refería a una maniobra de vuelo Imperial que era usada para atrapar y confrontar grandes naves enemigas; fue apodada el "Átomo" por los pilotos TIE, la táctica consistía en una unidad de cazas volando alrededor de una nave dada entrecruzando órbitas a distancias escalonadas. La maniobra ganó su apodo basado en la teoría de cómo los electrones orbitaban el núcleo de un átomo.[90]

El francotirador espacial[ ¿traducción? ] fue una táctica usada por fuerzas de cazas estelares encargadas con defender un mundo de asaltos planetarios. Consistía en esconder bases de cazas estelares en gigantes gaseosos, campos de asteroides, planetas con vastos océanos o con una densa capa de nubes alrededor del sistema planetario a ser defendido. Los grupos de cazas estelares operarían en tándem desde estas bases, atacando naves aisladas durante la fase orbital de un asalto planetario.[91]

Tácticas diversas de la República e Imperio

El Attack Run Rancor Alderaan Niner[ ¿traducción? ] fue una formación de ataque usada por los pilotos clon de los CRA-170 cuando se les asignaba la destrucción de objetivos terrestres.[92] La Caza Amistosa fue una maniobra táctica que estaba diseñada para atraer a las naves enemigas de su escondite para que pudieran ser atacadas por fuerzas Imperiales,[76] la Ofensiva Kenobi era otra maniobra estudiada por los oficiales de la Armada Imperial.[93] Los pilotos que ejecutaban un Bucle Skywalker volarían sus cazas en un lazo, girando a través de la maniobra de manera que se esté yendo en la dirección opuesta al momento del retiro.[94] La maniobra Tron Boral fue una maniobra de cazas estelares usadas por las fuerzas Imperiales bajo el control del Gran Almirante Thrawn.[95]

Tácticas de la Alianza Rebelde/Nueva República

Otras tácticas

Tácticas especiales y condiciones

Cazas estelares versus naves capitales

Cazas estelares como kamikazes

Combate atmosférico

Tácticas del combate atmosférico

Pilotos notables

República Galáctica

Alianza Rebelde/Nueva República

Imperio Galáctico

Nueva Orden Jedi

Otros pilotos notables

Entre bastidores

Apariciones

Fuentes

Masfuentes.jpg Se necesitan aportar más fuentes y/o apariciones a este artículo para poder mantener un alto nivel de la calidad del artículo.

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 The New Essential Chronology
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 Star Wars: Rogue Squadron
  3. Aunque estas afirmaciones doctrinales no son encontradas declaradas de una forma coherente en una sola fuente canon, pueden ser derivadas, tanto en parte como completa, de varios trabajos entre el Universo Expandido como las novelas de X-wing, The New Jedi Order, Legacy of the Force libros al igual que otros trabajos, incluyendo videojuegos como Star Wars: X-wing y Star Wars: El Imperio en Guerra.
  4. Star Wars: El Imperio en Guerra. Referencia basada en la mecánica del juego en la cual aparecen enfrentamientos vistos en las películas y las novelas.
  5. 5,0 5,1 5,2 Destiny's Way
  6. X-wing: The Official Strategy Guide
  7. 7,00 7,01 7,02 7,03 7,04 7,05 7,06 7,07 7,08 7,09 7,10 7,11 7,12 7,13 7,14 7,15 7,16 7,17 7,18 Rebel Alliance Sourcebook
  8. 8,0 8,1 8,2 Star Wars Episodio VI: El Retorno del Jedi
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 9,4 9,5 9,6 I, Jedi
  10. 10,0 10,1 10,2 Heir to the Empire
  11. 11,0 11,1 11,2 Vector Prime
  12. 12,0 12,1 Outbound Flight
  13. 13,0 13,1 13,2 Star Wars: Caballeros de la Antigua República
  14. Inferno
  15. Aunque la fuente para esta sección es Rebel Alliance Sourcebook, debido a su objetividad puede ser razonablemente acertado que las afirmaciones dadas son aplicables a toda la gama del canon Star Wars, particularmente ya que ningun trabajo no canon las ha contradicho
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 16,4 16,5 16,6 X-wing: Rogue Squadron
  17. X-wing Rogue Squadron 13: The Warrior Princess, Part 1 - Una miembro bith del Escuadrón Pícaro tuvo que usar lentes correctivos debido a la miopía característica de su especie.
  18. 18,0 18,1 18,2 18,3 18,4 X-wing: Wraith Squadron
  19. 19,0 19,1 19,2 19,3 X-wing: Solo Command
  20. 20,0 20,1 20,2 Star Wars Episodio IV: Una Nueva Esperanza
  21. The Paradise Snare
  22. 22,0 22,1 22,2 22,3 Death Star
  23. X-wing Rogue Squadron 25: The Making of Baron Fel
  24. 24,0 24,1 24,2 24,3 Star Wars: TIE Fighter
  25. La novela I, Jedi da una buena vista general, desde una perspectiva in-universe, de cómo las organizaciones piratas, particularmente las unidades de cazas estelares piratas, trabajaban, al menos durante los últimos años de la Guerra Civil Galáctica. Tales grupos mostraban en la última mitad de la historia que eran muy diferentes en la operación y apariencia, se pueden hacer afirmaciones lógicas en la narrativa.
  26. 26,0 26,1 X-wing: Starfighters of Adumar
  27. 27,0 27,1 27,2 27,3 Imperial Sourcebook
  28. Traducción no oficial de Panelman
  29. 29,0 29,1 29,2 29,3 29,4 29,5 29,6 29,7 29,8 The New Essential Guide to Vehicles and Vessels
  30. 30,0 30,1 X-wing: The Bacta War
  31. Star Wars: Battlefront II
  32. Star Wars: Complete Cross-Sections
  33. The Hutt Gambit
  34. 34,0 34,1 34,2 34,3 34,4 The New Essential Guide to Weapons and Technology
  35. 35,0 35,1 35,2 Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones
  36. Shadows of the Empire
  37. 37,0 37,1 Dark Force Rising
  38. 38,0 38,1 38,2 38,3 Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith
  39. 39,0 39,1 Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith
  40. 40,0 40,1 Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma
  41. Star Wars: Rebel Assault II: The Hidden Empire
  42. 42,0 42,1 42,2 Dark Nest I: The Joiner King
  43. Revenge of the Sith: Incredible Cross Sections
  44. Dark Empire II
  45. 45,0 45,1 Force Heretic II: Refugee
  46. The Truce at Bakura
  47. Planet of Twilight
  48. Tales of the Jedi: The Fall of the Sith Empire
  49. Tales of the Jedi: Dark Lords of the Sith
  50. Tales of the Jedi: The Sith War
  51. Star Wars Knights of the Old Republic 15: Days of Fear, Part 3
  52. Jedi vs. Sith
  53. Star Wars Republic: The Stark Hyperspace War
  54. Cloak of Deception
  55. Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith (novela)
  56. Star Wars: X-wing
  57. X-wing: Wedge's Gamble
  58. 58,0 58,1 X-wing: Iron Fist
  59. El Cortejo de la Princesa Leia
  60. The Last Command
  61. Empire's End
  62. Jedi Search
  63. 63,0 63,1 Darksaber
  64. Dark Empire
  65. Champions of the Force
  66. Planet of Twilight
  67. The New Rebellion
  68. X-wing: The Krytos Trap
  69. Before the Storm
  70. 70,0 70,1 Shield of Lies
  71. 71,0 71,1 Tyrant's Test
  72. 72,0 72,1 Ambush at Corellia
  73. 73,0 73,1 73,2 Assault at Selonia
  74. Showdown at Centerpoint
  75. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada Star_Wars_Episodio_III:_Venganza_de_los_Sith
  76. 76,0 76,1 Star by Star
  77. Enemy Lines I: Rebel Dream
  78. The Unifying Force
  79. Dark Nest III: The Swarm War
  80. Betrayal
  81. 81,0 81,1 Bloodlines
  82. Tempest
  83. 83,0 83,1 Exile
  84. Sacrifice
  85. Inferno
  86. Revelation
  87. Star Wars: Legacy
  88. Star Wars: Legacy: Indomitable
  89. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada Star_Wars_Episode_III:_Revenge_of_the_Sith
  90. Star Wars: Empire: Darklighter
  91. SWAJsmall.jpg "A World to Conquer" - Star Wars Adventure Journal 2
  92. Star Wars: Republic: The Siege of Saleucami
  93. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada The_Truce_at_Bakura
  94. Starfighter Battle Book - X-Wing vs. TIE Interceptor
  95. Vision of the Future

Ver también

Enlaces externos

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar