FANDOM


Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 
«La sospechosa ha matado a tres clones. Código rojo. Si veis al objetivo disparad a matar. »
―CC-1010, a la Guardia de Coruscant[fuente]
CC-1010, apodado "Fox", fue un comandante clon del Gran Ejército de la República que comandó la Guardia de Coruscant durante las Guerras Clon. En el 22 ABY, Fox ayudó a la senadora Padmé Amidala a capturar a Ziro el Hutt, la mente criminal que había secuestrado a Rotta y tío de Jabba Desilijic Tiure, en Coruscant. Más adelante, Fox lideró a un grupo de soldados clon para hacer frente al cazarrecompensas Cad Bane, quien estaba escapando del Edificio Ejecutivo de la República tras haber tomado a un grupo de senadores como rehenes para asegurar la liberación de Ziro de una prisión. Sin embargo, Fox fue obligado a dejar escapar a Bane junto a Ziro. Tiempo después, Fox estuvo a cargo del Centro de Detención Judicial Central de la República y del Centro de Operaciones Militares de la República. Fox participó en la persecución de la Padawan fugitiva Ahsoka Tano, quien había sido acusada por la Jedi caída Barriss Offee de haber ejecutado a Letta Turmond.

Hacia el final de las Guerras Clon, el CAR Cincos fue acusado de intentar asesinar al Canciller Supremo Sheev Palpatine. En realidad, Cincos había descubierto un complot para obligar a todos los clones a exterminar a los Jedi, y Palpatine había fingido una agresión para que Cincos fuese ejecutado. Habiendo sido drogado por la kaminoana Nala Se, Cincos se negó a rendirse en cuanto Fox y sus hombres lo encontraron, motivo por el cual Fox lo ejecutó. Tras la creación del Imperio Galáctico, Fox continuó sirviendo al nuevo régimen al mando de la seguridad de Coruscant.

Biografía

Vida temprana

CC-1010, un clon que adoptó el nombre de "Fox", fue creado a partir del material genético de Jango Fett como parte de un programa para crear un ejército en el planeta Kamino. En el 22 ABY, aproximadamente una década después del inicio de la creación del ejército clon, Fox y sus hermanos fueron llamados a servir a la República Galáctica, lo que resultó en la formación del Gran Ejército de la República y el comienzo de las Guerras Clon. Mientras miles de soldados clon servían en el frente de batalla bajo el liderazgo de la Orden Jedi, Fox quedó estacionado en Coruscant donde sirvió como comandante de la Guardia de Coruscant. Bajo el mando de Fox, la Guardia sirvió como garante de la paz en la capital de la República y fue responsable de la seguridad del Senado Galáctico y del Canciller Supremo Sheev Palpatine.

Guerras Clon

Detención de Ziro el Hutt

«¿Arrestamos al Hutt, senadora?»
―Fox a Padmé Amidala[fuente]
Raid on Ziro's Palace

Fox lidera a la Guardia de Coruscant en una redada en el Palacio de Ziro.

Alrededor del 22 ABY, Ziro Desilijic Tiure capturó a la senadora Padmé Amidala en su palacio de Coruscant. El droide de protocolo de Amidala, C-3PO, llamó a Fox para pedir ayuda y más tarde Fox irrumpió en el palacio de Ziro con un equipo de soldados de la Guardia de Coruscant, acompañado por C-3PO. Mientras Ziro se estaba preparando para ejecutar a Amidala, el equipo de rescate de Fox se abrió paso hacia el palacio, destruyendo a los droides de combate B1 que custodiaban la entrada del palacio. En medio de la confusión, Amidala se liberó y destruyó al droide que la retenía con una arma robada. Después de eliminar a los droides de combate, Fox y Amidala arrestaron a Ziro el Hutt y lo llevaron al Centro de Detención Judicial Central de la República.

Comandando la Guardia de Coruscant

«¡Esperad un minuto! Los generadores de energía están por allí. Droides estúpidos...»
―Fox es engañado por droides bomba separatistas[fuente]

Alrededor del 22 ABY, un grupo de cazarrecompensas dirigido por Cad Bane se infiltró en el Edificio Ejecutivo de la República y retuvo a varios senadores como rehenes para forzar al Canciller Supremo Sheev Palpatine a liberar a Ziro el Hutt en el Centro de Detención Judicial Central de la República. A medida que los cazarrecompensas escapaban, Fox guió a un escuadrón de soldados a enfrentarse a Bane y su equipo. A través de Fox, Palpatine contactó con Bane y le ordenó que se rindiera, pero el cazarrecompensas reveló que todavía tenía a senadores atrapados como rehenes, y con el fin de mantenerlos a salvo, Palpatine a regañadientes renunció a sus intentos de capturar a Bane. Fox ordenó a sus fuerzas que se retirasen, por lo que Bane y su equipo escaparon.

FoxFooled-HOBS

Fox es engañado por un droide separatista en Coruscant.

En el 21 ABY, Fox estaba de guardia en los niveles inferiores de Coruscant, cuando se encontró con un grupo de droides de limpieza que, sin que él lo supiera, en realidad eran droides bomba enviados a atacar el planeta por el General Grievous. La orden de trabajo falsificada era lo suficientemente auténtica para engañar al comandante clon, que permitió a los droides pasar, e incluso señaló a los impostores cual era la dirección a los generadores de energía cuando se iban por el camino equivocado.

En el 20 ABY, Fox supervisó la seguridad del Centro de Detención Judicial Central de la República cuando el Caballero Jedi Anakin Skywalker y su Padawan, Ahsoka Tano, traían al cazarrecompensas Rako Hardeen, que había sido detenido después de haber matado presuntamente al Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi. Fox y su compañero clon llevaron a Hardeen a la cárcel, sin saber que en realidad era Kenobi, quien estaba encubierto para infiltrarse en un complot para secuestrar al Canciller Supremo Palpatine.

Caza de Ahsoka Tano

«No la culpo comandante Tano, pero aun así, queda arrestada."
"Yo ¡n-no! ¡Yo no lo he hecho!»
―Fox y Ahsoka Tano después de la muerte de Letta Turmond mientras Tano estaba en su celda.[fuente]
Comandante fox episodio 18

El Comandante Fox arrestando a Ahsoka Tano

En el 19 ABY, Fox fue puesto a cargo del Centro de Operaciones Militares de la República, donde se encontraban varios presos incluyendo a los líderes de la Confederación Poggle el Menor y Whorm Loathsom. Letta Turmond, que había organizado un atentado en el Templo Jedi, solicitó ver a la Padawan Ahsoka Tano. Poco después las dos se quedaron solas en una celda. Un soldado alertó a Fox de las alarmantes imágenes de las cámaras de seguridad, en las que parecía que Ahsoka estuviera ahogando a la prisionera, sin embargo, era Barriss Offee quien estaba ahogando a Turmond. Rápidamente Fox y otros dos soldados irrumpieron en la celda, sólo para encontrar a Tano, al parecer perturbada, inclinándose sobre el cadáver de Turmond. Fox comentó que él no culpaba a Ahsoka de querer vengarse de un traidor, pero al mismo tiempo tenía que ponerla bajo arresto.

Poco después, Anakin Skywalker, el maestro de Tano, pidió verla. Fox tenía órdenes del Almirante Wilhuff Tarkin para que nadie fuera a verla, y no le permitió el paso. Cuando Skywalker se puso agresivo, Fox ordenó a dos soldados que activaran sus electrovaras, y amenazó a Skywalker con hacer cumplir las órdenes del almirante mediante la fuerza, por lo que Skywalker se marchó. Al día siguiente, Ahsoka se escapó de la cárcel y al parecer mató a por lo menos tres clones para poder hacerlo.

RexFoxArgue-TJWKTM

Fox y Rex discuten acerca de la inocencia de Ahsoka frente a Anakin Skywalker.

Fox ordenó a sus hombres que dispararan a matar, orden que fue inmediatamente retirada por el general Skywalker, quien insistió en que se la capturase con vida. Después de una larga persecución por todo el complejo, Tano escapó en el sistema de tuberías de Coruscant. Skywalker, el capitán clon Rex, Fox y sus hombres llegaron demasiado tarde para evitar que la Padawan escapase.

Cazando al clon fugitivo

Más tarde, se encargó a Fox la tarea de cazar al desertor clon Cincos después de que éste hubiera descubierto una conspiración contra los Jedi en el seno de la República Galáctica.

Cuando una de sus sondas detectó a Cincos en un almacén, Fox tomó un escuadrón de soldados clon y se dirigió hacia allí. Se las arregló para colarse sin ser detectado, y se encontró a Cincos agitado tratando de convencer al General Jedi Anakin Skywalker y al capitán clon Rex de la existencia de una conspiración contra los Jedi. Fox y sus hombres corrieron hacia el clon fugitivo, que se preparó para disparar contra ellos inmerso en su desesperación. Sin vacilar, Fox disparó un tiro mortal en el pecho de Cincos.

Orden 66

«Estuve aquí en Coruscant. Hice mi parte — todos los clones la hicieron. Eliminamos a esos agitadores Jedi a sangre fría.»
―Fox, recordando su implicación en la Orden 66[fuente]
En el 19 ABY, durante la Orden 66 y el ataque contra el Templo Jedi en las fases tempranas de la Purga Jedi, el comandante clon Fox participó en su implementación en Coruscant junto a los demás clones. Como resultado, pasó a considerar a los Jedi — que habían sido acusados de traición por el Canciller Supremo Sheev Palpatine — como agitadores.

Era Imperial

Fox: «Tenemos a dos compañías completas aquí, además de un gran contingente de las Fuerzas de Seguridad de Coruscant. Todo el lugar está rodeado. Nadie nos puede pasar desapercibido.»
Darth Vader: «Procure que no lo hagan.»
— Fox y Darth Vader [fuente]
JocastaFox

Jocasta Nu observa a Fox patrullando Coruscant durante la Era Imperial.

En el 19 ABY, el Canciller Supremo Sheev Palpatine acusó a la Orden Jedi de traición y ejecutó la Orden 66, una orden que obligaba a todos los soldados clon a asesinar a sus Generales Jedi gracias a un chip inhibidor implantado en el cerebro de todos ellos. Tras el exterminio de los Jedi, Palpatine fundó el Imperio Galáctico y se proclamó a sí mismo Emperador. En las primeras etapas del Imperio, Fox permaneció al servicio del Imperio al frente de la Guardia de Coruscant velando por la seguridad del planeta Coruscant.

Al cabo de un tiempo, Fox se encontraba patrullando por las calles junto a un grupo de soldados clon cuando se encontró con la Maestra Jedi y bibliotecaria Jocasta Nu, que había sobrevivido al exterminio de los Jedi. Ella procedió a emplear el truco mental sobre Fox y sus hombres, lo que le permitió infiltrarse en el Templo Jedi a través de un pasaje secreto sin ser detectada.

Momentos después no obstante, la presencia de Nu fue descubierta en el Templo Jedi y Darth Vader ordenó a la Guardia de Coruscant que protegiera el perímetro. Fox cumplió con las órdenes y preguntó a Vader cómo debía proceder a continuación. En respuesta, el Lord Sith le dijo que no permitiese la entrada y salida del Templo Jedi de nadie que no fuese el Emperador Palpatine o él mismo, salvo que cualquiera de ellos dos lo ordenara. Tras asegurar a Vader que cumpliría con las órdenes, Fox preguntó a Vader a qué amenaza estaban haciendo frente, para poder así prepararse mejor ante un posible ataque.

Vader Fox

Fox recibe órdenes de Darth Vader.

Vader mostró interés por saber si Fox había participado en la Orden 66, y el comandante contestó que había participado en ella en Coruscant, igual que los demás clones, eliminando a los agitadores Jedi tal como se le había ordenado. Justo antes de entrar en el Templo, Vader informó a Fox de que se habían dejado algún Jedi por matar durante la ejecución de la Orden 66, haciendo referencia a Jocasta y aclarando a Fox que la amenaza a la que se enfrentaban era la presencia de un Jedi en el Templo.

Apariciones

Fuentes

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.