Fandom

Star Wars Wiki

Christopher Lee

23.944páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

El tema de este artículo existe o es relevante en el mundo real.

Christopher Lee, fue mas bien conocido como el Conde Dooku en el Universo Star Wars. Es un actor ingles de una extensa carrera, nacido en el año 1922. Intrepretó al mismisimo Conde Dooku o Darth Tyranus en Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones y en Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith.

Biografía

Lee nació en Belgravia, Inglaterra, hijo de la condesa Estelle Mari Carandini di Sarzano y del teniente-coronel Geoffrey Trollope Lee, perteneciente al 60º Regimiento de la Guardia Real Británica. Su madre ayudó con conocidos artistas de su época, para quienes posó en diversos retratos y esculturas. Su abuelo materno fue un refugiado político italiano establecido en Australia y su abuela materna la soprano Marie Carandini.

Sus padres se separaron siendo él muy niño, por lo que permaneció al cuidado de su madre, que le llevó a él y a su hermana a Suiza. Se matriculó en la academia de Miss Fisher en Wengen, donde interpretó su primer papel dando vida al malvado Rumpelstiltskin. Tiempo después su familia se trasladó a Londres y Lee entró en el selecto Colegio Wagner. Allí, su madre contrajo un nuevo matrimonio con el banquero Harcourt “Ingle” Rose, tío del escritor Ian Fleming, creador de James Bond.

En 1946, por influencia de su primo segundo Nicolò Carandini, embajador de Italia en el Reino Unido, comienza su carrera como actor. Carandini contó a Lee la historia de su abuela materna, que fue una afamada soprano en Australia, hecho que éste desconocía, lo que le llevó a convencerse de que la interpretación “ya corría por sus venas”.

En 1948 se produce su debut cinematográfico en la película de Terence Young, Galería de Espejos. En el mismo año hizo de figurante en la versión de Hamlet dirigida por Laurence Olivier. Pese a que ni siquiera salió en los créditos, pues su papel era de un soldado que aparecía portando una lanza, le permitió conocer a Peter Cushing, que interpretaba a Osric, y con quien acabaría trabando una profunda amistad. Tras pequeñas participaciones en películas y obras de teatro, consigue un papel en la La batalla del Río de la Plata, rodada en 1956 por Michael Powell y Emeric Pressburge. Esta actuación le servirá para conseguir un contrato con la compañía que le lanzaría al estrellato: la productora Hammer Productions. Su primera película, La Maldición de Frankenstein, se estrenó en 1957 y le ofreció su primer papel como protagonista principal, dando vida al monstruo creado por Mary Shelley y con Peter Cushing en el papel del barón Frankenstein.

En 1958 actuaría con Boris Karloff en Corridors of Blood. Este papel sería el preludio de una larga trayectoria interpretando uno de los roles que para siempre le caracterizarán: el Conde Drácula. Así, ese mismo año se estrena Drácula (también conocida como Horror of Dracula) y sólo dos años después su secuela, Las novias de Drácula, aunque Lee no participó en este segundo rodaje por presuntos incumplimientos de la compañía al pagar sus honorarios en la primera película.

Sin embargo, el gran éxito que lograron estos filmes en taquilla refuerzan la colaboración de Lee con la productora y sobre todo con el director Terence Fisher. Bajo sus órdenes rodará tres nuevos títulos de éxito: La Momia en 1959, El perro de los Baskerville ese mismo año, donde interpreta a Sir Henry de Baskerville y con Peter Cushing en el papel de Sherlock Holmes y, posteriormente, La Gorgona en 1960. La crítica no escatimó elogios para Lee por su interpretación de Kharis en La Momia. Lo complejo de su rodaje, en el cual Lee debía soportar un gran peso por culpa de los vendajes, hizo que todos sus movimientos fuesen cuidadosamente pausados y metódicos, dando gran fuerza interpretativa a la mirada de Lee. Debido a lo bien que se superaron estas dificultades, La Momia está considerada una de las mejores interpretaciones del actor y la mejor producción de la compañía.

En 1962 se presenta al casting de El día más largo, pero es finalmente rechazado por "no encajar en el papel de militar". Este razonamiento resultó sorprendente, habida cuenta de que Lee había prestado servicio en el ejército durante la guerra.

Continuó trabajando para la Hammer, aunque su siguiente película, Dracula: Príncipe de las Tinieblas, rodada en 1965, estuvo repleta de polémicas. Lee no pronuncia una sola palabra, sino que su Drácula interviene siempre de forma silente a través de expresiones faciales y lenguaje no verbal. El guionista Jimmy Sangster afirmó que era una idea preconcebida para dar fuerza al personaje, pero Lee replicó que el silencio había sido una decisión suya debido a los pésimos diálogos escritos por Sangster. Lo cierto es que las escenas en que Drácula aparece transcurren sólo durante la parte final de la película, lo que enfureció a Lee, al que se había dado un guión con un papel protagonista. Amenazó con abandonar el rodaje, lo que desembocó en un fuerte enfrentamiento en el que la Hammer le amenazó con cancelar proyectos futuros o no pagarle su sueldo. Finalmente, los productores dijeron a Lee que si se negaba a actuar la película quedaría cancelada y él sería responsable del despido de todas las personas contratadas para llevarla a cabo. Así, finalmente accedió a rodar la película, que logró tanto éxito que ambas partes no tuvieron más remedio que reconciliar sus posturas.

La productora le asignó un papel absolutamente protagonista en una nueva película: Rasputín: el monje loco. La presencia de Lee en esta película resultaba acertada por otro motivo, y es que Lee conoció durante su infancia al príncipe Félix Yusúpov, uno de los nobles que asesinaron a Rasputín en 1916 y que desde la revolución rusa vivía exiliado en Inglaterra.

Pero los grandes proyectos de Hammer para el actor seguían surgiendo del filón de Drácula, de modo que sucesivamente fueron viendo la luz Drácula vuelve de la tumba (1968), El poder de la sangre de Drácula (1969) y Las cicatrices de Drácula (1970). Todas estas películas siguieron un patrón similar, en el que Lee tan solo aparecía en la parte final con un papel relativamente reducido. Sin embargo su éxito commercial fue inmenso y la imagen promocional de todas ellas fue la caracterización que el actor dio al Conde, lo que le confirmó en el estrellato. Su periplo como Drácula incluye otras dos películas que tenían como argumento la resurrección del Conde en los años 60, pero ambas fueron un fracaso comercial que demostró la saturación del público respecto al género.

Finalmente, Lee presentó ante la Hammer los escritos de Denis Wheatley, un autor de novelas de misterio. Dos de sus obras fueron llevadas a la gran pantalla y ambas fueron interpretadas por Lee. La primera, The Devil Rides Out (1968), fue uno de los mayores logros de la productora y gustó tanto al autor que éste ofreció gratuitamente a la Hammer los derechos de su segunda novela. Sin embargo, la segunda película, To the devil a daughter (1976), tuvo tantas dificultades en su producción que acabó siendo rechazada por el escritor. Aunque económicamente fue exitosa, se trata de la última cinta de terror rodada por la Hammer y supuso el fin de la relación de Lee con la productora que le lanzó a la fama.

Cuando George Lucas inicia el rodaje de su segunda trilogía de Star Wars, ofrece a Lee el papel del Conde Dooku. Su ya fallecido amigo Peter Cushing había trabajado para Lucas en la primera trilogía interpretando al gobernador Wilhuff Tarkin, de modo que Lee acepta el papel para la segunda y tercera entrega de la saga: Episodio II El Ataque de los Clones y Episodio III La Venganza de los Sith. El nombre del villano no es casual, sino que fue elegido por Lucas como derivación del Conde Drácula. Pese a contar con más de ochenta años, Lee rodó personalmente las diversas escenas de acción de ambas películas y, según el propio Lucas, su caracterización no sufrió más retoques por ordenador que los aplicados a los demás actores en las espectaculares escenas de combate en las que participan, si bien sí se utilizó un doble para dar a su juego de pies unos movimientos más vigorosos.

Además, su fascinante y profunda voz, sumada a su perfecta vocalización, hace que se le ofrezcan numerosos papeles de doblaje, radio o videojuegos. Entre los más conocidos están todas las versiones de Star Wars y el Señor de los Anillos, donde pone la voz en los doblajes del Conde Dooku y Saruman.

Apariciones

Fuentes

Enlaces

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar