Fandom

Star Wars Wiki

Celeste Morne

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.El tema de este artículo aparece en la era de la Rebelión.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.Este es un artículo destacado de Star Wars Wiki en español.
«Es devota, Zayne, no malvada. Como—
Como tú.»
―Celeste Morne y Zayne Carrick[fuente]

Celeste Morne era una mujer Jedi humana al servicio del Pacto Jedi como Sombra, una agencia consistente de Jedis cuya identidad era removida de los archivos de la Orden. Ella se dedicó a la causa del Pacto como resultado de haber perdido su hogar y lazos familiares en la Gran Guerra Sith. En 3.963 ABY el Pacto le asignó a Morne la misión de recuperar un antiguo Amuleto Sith conocido como el Talismán Muur; creado por el Lord Sith Karness Muur, miembro del antiguo Imperio Sith. La reliquia le otorgaba a su usuario el poder de controlar a las criaturas mutantes rakghouls. Además, se le encargó a Morne el llevar al padawan fugitivo Zayne Carrick ante la justicia. En el transcurso de su misión, sin embargo, empezó a dudar si realmente era Carrick el culpable de la Masacre de Padawans de Taris, por la cual él fue culpado por lo miembros del Primer CírculoVigía del Pacto.

Aunque afronto numerosos obstáculos en su misión, incluyendo el brote inesperado de la plaga de rakghouls en el planeta Jebble, y sus propias dudas sobre Carrick, Morne cayó bajo el poder del talismán Muur. Con el propósito de proteger a la galaxia de ella misma, Morne accedió a que Carrick la encerrase en el Calabozo de Lord Dreypa. Ella permanecería en estasis allí hasta el 19 ABY, cuando el señor Sith Darth Vader obtuvo el calabozo de Lord Dreypa y la liberó. Ella emergió embrujada por el espíritu de Karness Muur y descubrió que los Sith gobernaban la galaxia en la nueva era en la que ella se encontraba. Enfurecida por este descubrimiento, Morne se batió en duelo con Vader y se vio obligada a usar el talismán Muur para forzar la retirada de Vader. Durante aproximadamente diecinueve años, vivió aislada en una desconocida y solitaria luna desértica. Durante los siguientes diecinueve años, vivió aislada en una desconocida y solitaria luna, hasta que fue visitada por una compañía de soldados de asalto de élite, a quienes convirtió en rakghouls en un momento de locura temporal. Poco después, los líderes de la Alianza Rebelde, Luke Skywalker y la princesa Leia Organa condujeron una misión con el objetivo de recuperar lo que ellos pensaban que sería un arma imperial secreta, pero que en realidad era Morne. Movida por la locura, Morne transformó a varios rebeldes en rakghouls y atacó a Skywalker y a Leia, que a duras penas escaparon sanos y salvos. Morne tomo un transporte abandonado, y se dirigió al espacio para explorar la galaxia.

Después de cientos de años—la naturaleza de su vínculo con el talismán, le otorgó una mayor longevidad—Morne tomó el control del destructor estelar clase Pellaeon Sol de Hierro y puso rumbo al Núcleo Profundo, con la intención de mantener a Muur alejado de todos para siempre. Es entonces cuando conoció al cazarrecompensas Cade Skywalker, y después de comprobar cómo se curaba a sí mismo de la plaga rakghoul con la fuerza, decidió unirse a Skywalker en sus planes de asesinar al Señor Oscuro de los Sith, Darth Krayt. Su búsqueda los llevó al planeta Had Abbadon, donde Morne permitió que Krayt identificase la presencia de Skywalker en el Núcleo Profundo. Al llegar Krayt comenzó la batalla, resultando, Morne, herida mortalmente por Krayt. Una vez eliminado el Señor Oscuro, Morne comenzó a preocuparse de sus peores temores – que el espíritu del Sith atrapado dentro de ella pronto la dominaría totalmente. Morne le pidió entonces a Skywalker liberarla de su influencia, y le obligó a atravesarla con su sable de luz.

Biografía

Vida Temprana

«No podría haber seleccionado a una agente mejor.»
Lucien Draay, hablando de Celeste Morne[fuente]
Youngcelestemorne.jpg

Una joven Celeste Morne.

Celeste Morne fue una humana que se quedó sin hogar a una edad temprana, justo después de que su planeta natal, Ossus, fuera devastado hacia el final de la Gran Guerra Sith en el 3.996 ABY[1]. Después de vagar por La Galaxia durante un tiempo, quedó al cuidado de la Maestro Jedi Krynda Draay[1], fundadora del Pacto Jedi; una organización secreta dentro de la Orden Jedi, dedicada a evitar el resurgimiento de los Sith en la galaxia después de los sucesos al final de la guerra Sith[8]. Morne fue criada por Krynda hasta que esta comenzó a entrenarla como agente secreta del Pacto y comenzó a estar bajo el mando del hijo de Krynda, Lucien[1], uno de los individuos responsables de la seguridad del Pacto y de los agentes sombra[9]. El Pacto borró la identidad de Morne de los archivos de la orden Jedi de forma que pudiera dedicarse enteramente al Pacto y no tuviese obstáculos. Su papel como sombra para el Pacto incluyó algunas misiones completadas de forma satisfactoria dirigidas a la recuperación y el almacenaje de artefactos sith antes de que significasen un peligro para la galaxia. Entre sus misiones más notables está la destrucción de la última copia de la Epístola de Marka Ragnos, la recuperación del Amuleto de Jori Daragon y el Ojo de Horak-mul y del sable de doble hoja de Exar Kun.[3]

MuurTalismanVision.jpg

Visión del Talisman Muur.

En el 3.963 ABY, tres Cónsules Jedi del Pacto del Primer Circulo de Visión, Xamar, Feln, y Q'Anilia tuvieron una visión en la que ellos se encontraban luchando contra una plaga de mutantes llamados rakghouls, en dicha visión aparecía el Talismán Muur, un artefacto creado por el antiguo Lord Sith Karness Muur que podría transformar a cualquier ser en esos mutantes y que el amo del talismán podría controlar. Cuatro personas más aparecieron también en la visión: el Jedi Padawan Zayne Carrick, el Lord Sith Darth Vader, un joven Luke Skywalker, y su descendiente Cade Skywalker, aunque los miembros del Pacto no sabían la identidad de los últimos tres. En respuesta a la visión, Lucien entró en contacto con Morne y le dio la tarea de encontrar el talismán Muur en el único lugar donde sabían que había una Plaga Rakghoul, en la Ciudad subterránea de Taris. Además, a Morne se le pidió encontrar a Carrick y traerlo a la justicia por su implicación en la Masacre de Padawans en Taris.[3]

El primer círculo de visión del Pacto, que había estado establecido en Taris, había predicho hacía años una profecía que los había conducido a creer que sus propios padawans caerían al lado oscuro. Movidos por esta visión llevaron a cabo la que llegaría a ser conocida como la masacre de padawans de Taris, matando a todos sus estudiantes para prevenir el supuesto resurgimiento de los Sith[10]. Sin embargo, el propio aprendiz de Lucien Draay, Zayne Carrick, escapó de dicha masacre. Para prevenir la exposición del Pacto, el Circulo de Visión culpó de la masacre de Padawans a Carrick y pidió su eliminación[11]. Carrick y el talismán ahora estaban en Taris, situando a Morne en una posición desde la que podría terminar con dos amenazas para el Pacto a la vez[12].

En busca del Talismán Muur

Taris

«"Creía que conocía a todos los jedis de Taris, pero nunca te había visto..."
"Me siento afortunada por ello."
»
―Zayne Carrick y Celeste Morne[fuente]

Poco antes de la llegada de Morne a Taris, la ecumenópolis fue sitiada por los Mandalorianos, forzando a muchos ciudadanos a huir de la Ciudad Alta hacia los niveles inferiores [13]. En la Ciudad Baja de Taris, Morne ayudó a la Alguacil de Sector Noana Sowrs, jefa policial del planeta, que se había separado de la Resistencia de Taris al ser emboscados por los mandalorianos[14] y estaba bajo ataque de los rakghouls. Desde hacía mucho tiempo, el talismán Muur estaba perdido en Taris, y los mutantes raghouls habían morado allí, transmitiendo la plaga Rakghoul a través de sus mordeduras. Morne mató a todos los rakghouls antes de que alcanzaran a Sowrs, pero descubrió que Sowrs se había infectado con la plaga por un arañazo de un rakghoul. Sowrs le explicó a Morne que había conseguido sacar a sus hijos de planeta pagando a un ithoriano para que los llevase con su marido, después de explicar esto, Morne le confiesa que la mordedura de rakghoul no tiene cura, y Sowrs le pide que termine con su vida, Morne sin embargo se niega a hacerlo hasta que se haya transformado completamente en un rakghoul, es entonces cuando Morne cumplió con su petición .[3]

MorneSowrs.jpg

Morne se prepara para matar a Noana Sowrs.

Inmediatamente después de eso, Carrick y su compañero snivviano, Marn “Gryph” Hierogryph, aparecen tras una explosión, huyendo de una multitud de rakghouls, de los que Morne se ocupó rápidamente. Después de hablar con los dos y descubrir que habían sido expulsados de una villa de marginados por dejar la puerta abierta y permitir que entrasen los rakghouls, continúa su camino dejándolos solos, sin embargo a pesar del desdén mostrado por Morne, Carrick e Hierogryph la siguen mientras ella explora la Ciudad Baja, con la intención de que ella les proteja y les ayude a encontrar una ruta segura hacia la nave de sus amigos, la Moomo Williwaw. Las continuas peleas entre Carrick y Hierogryph hicieron que Morne descubriese la identididad de sus acompañantes, pero a pesar de este descubrimiento, la propia Morne, exasperada, les pregunta cómo es posible que ellos hubiesen asesinado a los padawans, ya que resultaba increíble teniendo en cuenta el ruido que hacían, ocasión que el propio Carrick utilizó para explicarle que todo había sido una trampa. A pesar de sentirse obligada a detenerlos, decidió darle prioridad al talismán Muur, y continuó buscándolo. Tras escuchar algunas ruidos parecidos a alguien excavando, cayeron en una cueva ocupada por neo-cruzados mandalorianos, que acababan de adquirir el talismán[3].

Jebble

«Tengo trabajo que hacer; y cada vez es más complicado.»
―Celeste Morne[fuente]
Zayne and Celeste.jpg

Celeste Morne y Zayne Carrick en Jebble

A partir de ese momento, no perdieron de vista el antiguo artefacto Sith que ahora estaba en posesión de los mandalorianos y del Pulsipher, el antiguo ayudante de Demagol. Morne, Carrick e Hierogryph esperaron en la nave de los mandalorianos, la Mar'eyce, a que aterrizasen en el planeta Jebble para intentar hacerse con él. Una vez aterrizaron, Morne intentó convencer a Pulsipher de que tirase el talismán Muur por la escotilla, sin embargo se opuso y el talismán comenzó a extenderse por su brazo, ocasionando que Pulsipher, en un intento de librarse de él, matase a un mandaloriano de su propio equipo. Pulsipher fue llevado a su laboratorio, y Morne intentó alejarse de Carrick e Hierogryph para seguir el talismán, pero Carrick encontró a Morne, informándole de que los mandalorianos planeaban una incursión al planeta Alderaan, uno de los mundos del núcleo[15].

Hierogryph, disfrazado como Mandaloriano, convenció a Morne y a Carrick de que fingieran ser sus prisioneros; Joam y Hettie Hierogarl, los gemelos tecnoterroríficos de Taris. Así los guardias les permitieron pasar, entrando en la Ciudadela de Hielo, un edificio en la cima de la montaña que se usaba como forja de guerra y también como base de operaciones para la fuerza de invasión mandaloriana. Una vez dentro, Morne le dijo a Carrick que cuando Hierogryph encontrase el centro de datos, buscase un transmisor y advirtiese a la República sobre el ataque inminente contra Alderaan, mientras ella recuperaba el talismán. Sin embargo, Hierogryph disparó accidentalmente su arma, causando un derrumbamiento que lo envió a un nivel inferior de la ciudadela y alertó a los mandalorianos que se encontraban en el Mar'eyce de su presencia[15].

Antes de que Morne y Carrick fueran tomados como rehenes, uno de los mandalorianos se transformó en rakghoul, obligando a sus compañeros a disparar contra él antes de que se transformasen ellos mismos en rakghouls. Los nuevos rakghoul transformados comenzaron a usar sus armas contra Carrick y Celeste y esta le explicó a Carrick que esto no era normal en los rakghouls de Taris, estos nuevos mutantes eran lo suficientemente hábiles como para usar armas, y lo suficientemente listos como para organizarse. Después de derrotarlos, Morne y Carrick intentaron encontrar una salida, pero mientras buscaban la salida descubrieron que el lugar no era una forja de guerra sino un centro de entrenamiento, un asentamiento temporal preparado para una invasión. Miles de reclutas del borde exterior totalmente expuestos a la plaga.[15].

Mandando un mensaje

«Hacía mucho que esperábamos tu informe, agente...»
―Lucien Draay[fuente]
MeetKarnie.jpg

Primer encuentro de Celeste Morne con el espiritu de Karness Muur

Al verse rodeados por los rakghouls, Celeste y Carrick se tiran por la ladera en un torpe intento por escapar, sin embargo consiguen llegar abajo sin ningún daño, pero Celeste muestra las primeras dudas sobre Carrick y le dice que "tiene suerte si abre una puerta sin chocar con ella", por lo que no entiende cómo puede ser que digan que él mató a sus compañeros en Taris. Carrick le explica entonces que sus maestros jedi en Taris eran parte de una “Sociedad Jedi Secreta” y eran ellos realmente los causantes de la masacre de padawans. Morne fingió no conocer esa sociedad secreta, pero Carrick descubre que esta miente porque la misma Celeste es la que se refiere a esta asociación como El Pacto, algo que Zayne no había dicho. Mientras se dirigían a la cúpula de comunicaciones, Carrick pensó que ella tendría conocimiento de la organización, pero no pensó que realmente perteneciese a esta[16].

Mientras que Carrick estaba fuera, Morne se puso en contacto con Lucien Draay para informarle sobre la invasión inminente de Alderaan y de la plaga de rakghouls. Lucien le ordenó entonces hacerse con el talismán Muur y matar al fugitivo padawan sin retrasarse. Celeste sin embargo mostró dudas sobre matar a Carrick, pero Lucien le recordó su pasado y que debía esforzarse por evitar la vuelta de los sith y le pidió que no se dejase engañar por Zayne. Justo después, Zayne Carrick apareció y le pidió a Celeste que vigilase mientras él se ponía en contacto con sus amigos en la nave Moomo Williwaw, en ese momento, Celeste activó su sable de luz, dispuesta a matarle, pero antes de asestar el golpe, él comenzó a hablar con el mandaloriano mariscal de campo, Cassus Fett que se dirigía de camino hacia Jebble con los transportes para la invasión, para advertirle de que la plaga de rakghouls se había extendido por el planeta y no debía aterrizar. Fue entonces cuando Celeste apagó su sable y decidió no matarlo, pensando que las intenciones de Zayne no eran malas, sino todo lo contrario. Después de terminar la transmisión, Carrick se fue a rescatar a Hierogryph, sin embargo este estaba a salvo, y no solo eso, mientras investigaba los expedientes financieros del Pacto que Pulsipher tenía, encontró que Morne era en realidad agente secreto del Pacto.[16]

Zayne-flash.jpg

Celeste Morne trata de quitarle el Talisman Muur a Zayne Carrick

Al entrar Zayne en la ciudadela de nuevo, los rakghouls le emboscan y se lo llevan al laboratorio de Pulsipher, allí el científico le interrogó con la intención de descubrir los secretos del talismán que ahora Pulsipher estaba usando para controlar la plaga. Viendo la negativa de Carrick, quien decía no saber nada, Pulsipher pensó que Zayne iba con acompañantes y estos eran los que tenían la información que buscaba. Para descubrir quiénes eran sus compañeros y dónde se escondían, amenazó con encerrarle en un artefacto sith llamado El Nicho del Lord Sith Dreypa, donde Carrick sería expuesto a un infinito éxtasis, y donde nadie podría encontrarlo jamás.

El interrogatorio sin embargo fue interrumpido cuando el talismán se separó del mandaloriano y los rackghouls, ahora libres de la influencia de Pulsipher, le atacan y lo matan, entrando en este momento Hierogryph y Morne, quienes encuentran a Carrick siendo atacado por el talismán Muur, dado que el talismán buscaba alguien sensible a la Fuerza[16].

Morne intentó alejar el talismán de Carrick, pero él opuso sugiriendo que podría parar la plaga con el control de la reliquia, sin embargo Celeste, teniendo presente la naturaleza del artefacto, le aseguró a Zayne que esa no sería la mejor opción, y le gritó al artefacto que ella era jedi. Al instante el talismán Muur dejó de atacar a Zayne para atacar ahora a Morne, atándose a su cuello y atrapándola en un halo de energía. Débil y aturdida por la sacudida, Morne se pone de pie con la ayuda de un espíritu, el espíritu del creador del talismán, Karness Muur, quien le informó de que él era su futuro y ella era el suyo. Cuando Morne se levantó, descubrió que ahora podía dar órdenes a los rakghouls[16].

Posesión

«Y aunque el enemigo era cuantioso en el campo de batalla...
...cada número tiene su negativo.
Su fuerza se convirtió en la mía. Sus mentes fueron mías.
Toda su carne es mía. Nadie se mueve si yo no quiero.
Este es el mando que se prometió a los Sith...
...y yo lo he hecho realidad.
»
―De la traducción de Naga Sadow del Códice de Karness Muur

Resistiéndose al talisman

«Siento el cambio en mi interior. Por favor, Zayne... termina con esto.»
―Celeste Morne[fuente]
Zaynecelesteoubilette.jpg

Zayne Carrick ayuda a Celeste Morne a entrar en el nicho de Dreypa.

Con el control de los rakghouls y sin nada que temer, Celeste sale del laboratorio con Zayne, y le muestra el poder del talismán. Le explica que que a pesar de que los rakghouls han perdido sus anteriores personalidades como personas, no han perdido sus habilidades y el propietario del talismán puede acceder a lo que eran. En ese momento, Carrick se da cuenta de que Celeste permanece totalmente indiferente a lo que hacen los rakghouls, quienes se extienden por todo el planeta y se empiezan a dispersar cada vez más. Ella mientras, usa el control que ahora tiene sobre los mutantes para localizar el sable laser de Carrick y a Hierogryph, que estaba buscando entre antiguos artefactos Sith algo que robar.

Al llegar Hierogryph, le explicó indignado a Carrick que Celeste en realidad trabajaba para el Pacto y que estaba bajo las órdenes directas de Lucien Draay. Zayne, incrédulo, le pregunta si eso es verdad, y Morne, cada vez más enfadada le explica que forma parte de un equipo de recuperación de reliquias sith y que se encargan de ellas por el bien de todos. Así mismo le habla sobre su líder, una profesora de una generación de visionarios de Coruscant, Lady Krynda.

Celeste, totalmente encolerizada, ataca a Carrick y Hierogryph y usando toda su ira intenta matarlos, sin embargo Carrick consigue disuadirla haciéndole ver lo que está haciendo y lo que ha conseguido, el control de un ejército de Rakghouls, un ejército de los sith creado por ella misma. Celeste al comprender sus acciones le pide a Zayne que la mate antes de que lleguen los mandalorianos, sin embargo Carrick prefiere ayudarla en lugar de matarla.

Juntos van a la cámara de aislamiento a la que se había referido Pulsipher antes, el nicho de Lord Dreypa, donde la influencia del talismán no escaparía, ya que el nicho había sido construido expresamente para evitar que la influencia del talismán saliese al exterior. Antes de cerrar el nicho, Celeste le dio a Carrick una llave, con la que podrían entrar al santuario de los exaltados en Odryn, allí encontrarían investigadores del Pacto que le podrían ayudar a deshacerse del talismán[4].

Antes de sellar el nicho, Morne le confesó a Carrick que ella pensaba que él no había matado a los padawans, y que en ese caso debía ponerse en contacto con Hrynda, ya que ella nunca lo habría permitido[4].

Después de llegar los amigos de Carrick a bordo del Moomo Williwaw[4], entre los que se encontraban Jarael, Malak, Shel Jelavan y Rohlan, llega la flota mandaloriana, que empieza a bombardear todo el planeta. Carrick abatido por no poder ayudar a Celeste, decide que había que ir a Odryn, el lugar desde el que operaba el Pacto.[17]. Con Jarael haciéndose pasar por Morne, y usando la llave que Morne le había dado, accedieron al almacén del Pacto[17]. Su engaño fue descubierto por el Maestro Jedi Feln, y contactando con Lucien Draay, llegaron a la conclusión de que Morne no podría haber traicionado al Pacto, por lo que seguramente Carrick la hubiese matado y le arrebató después su llave[18].

Conociendo a Darth Vader

«¿Cuántos? ¿Cuánto tiempo hemos... he estado ahí dentro?»
―Celeste Morne[fuente]
Celesteawakens.jpg

Darth Vader saca a Celeste Morne del éxtasis en el que se encontraba.

Sin embargo, Celeste Morne no estaba muerta, aunque aún estaba en éxtasis dentro del nicho, donde ella permaneció durante casi cuatro mil años. El nicho fue descubierto primero por los mineros de hielo en Jebble bajo un kilómetro de hielo, al no encontrar forma de abrirlo y ver que los escáneres no podían penetrar su carcasa, pensaron que debía contener algo valioso. Uno de los mineros decidió quedarse él solo con el nicho y mató a sus compañeros para llevárselo.

Con el paso del tiempo la leyenda aumentó, primero se dijo que solo un usuario de la fuerza lo podría abrir, también se dijo que contenía un tesoro antiguo de los jedi. Esto propició que muchos temiesen que si los jedi descubriesen su existencia la reclamaran, por lo que durante siglos la caja jebble - como pasó a llamarse el nicho tras su redescubrimiento - cambió de propietario en varias ocasiones y también su valor, que no dejaba de incrementarse, el suficiente como para que se librase una guerra por ella. Tras todo esto, un grupo de contrabandistas que viajaban en la nave Uhumele en el 19 ABY se hizo con la caja. El capitán, Schurk-Heren, planeó originalmente vender el nicho al Señor del crimen Haka Hai en el planeta Mimban.

Sin embargo, después de ser torturados por el jefe del crimen, el equipo huyó[19] he intentaron de nuevo vender el nicho, esta vez al historiador Fane Peturri en una luna desértica desconocida; sin embargo, Peturri había informado al Lord Sith Darth Vader del trato, que se hizo con el control del nicho antes de que la transacción fuera terminada[5].

Sin ninguna vacilación, Vader abrió el nicho, haciendo que Morne se despertara, desorientada y confundida, con el talismán de Muur todavía unido a su cuello y la presencia del espíritu de Karness Muur. Después de hacerle algunas preguntas a Peturri, Morne comprendió que los Sith, y no los Mandalorianos, habían derrocado a la república y ahora eran quienes gobernaban la galaxia. Movida por la rabia, entabló un duelo con Vader, que, como Muur, le tentó con abrazar del lado oscuro[5]. En un momento dado, Vader consiguió desarmar a Morne y le ofrece la oportunidad de ser su Aprendiz Sith. Muur en lugar de apoyar a Morne, intenta que pierda la batalla de modo que el talismán pasara a poseer a Vader.

En lugar de liberarse de la carga y dejar que Vader adquiriese el talismán, de forma que toda la galaxia estuviese en peligro, Morne eligió la opción que ella pensaba sería menos mala, y transformó a Fane Peturri y el resto de los soldados de asalto en rakghouls así como la única integrante humana del equipo prisionero de la Uhumele, Crys Taanzer, usando el poder más profundo del talisman y causando la ira de Karness Muur, quien no quería que usase su poder. El resto de los miembros del equipo de la Uhumele pudieron escapar, pero Vader no podía derrotarlos a todos y enfrentarse a Celeste, por lo que al descubrir que en aquella luna no iba a encontrar un discípulo sino la muerte, se retiró en su lanzadera[20].

DuelonArdus.jpg

Darth Vader combate con Celeste Morne.

Morne se quedó completamente sola en la luna, únicamente acompañada por los mutantes rakghouls y un enfurecido Karness Muur, que no dejaría de atormentar a Celeste, aunque esta se consolaba pensando que el espíritu y el amuleto tampoco se irían de aquella luna, al igual que ella[21].

Guerra Civil Galáctica

«Me pregunto... ¿Aún sigues viva, Celeste? ¿Y si es así, después de todo, esta vez solamente… qué clase de cortina de locura has alcanzado?»
Darth Vader[fuente]

Casi veinte años después, Darth Vader volvió a acordarse de Celeste Morne, preguntándose si todavía estaría viva o continuaría atrapada en la Luna, y en caso de que esta estuviese viva, si podría utilizarla como una valiosa arma contra la Rebelión.

En un intento de descubrir qué ocurrió con ella, el Lord Sith envió un convoy a investigar en la última localización conocida de Morne. El convoy llegó a la luna donde Celeste se encontraba, sin embargo no pudieron aterrizar, ya que Celeste usó el poder del talismán para transformar a los pilotos en rakghouls antes de que lograsen aterrizar. Cuando Vader recibió la noticia de la pérdida de los convoyes, ordenó a un antiguo espía de la Rebelión y en ese momento bajo las órdenes del Imperio, Wyl Tarson, que enviase un mensaje a través de la red de espionaje rebelde, diciendo que en la luna en la que se encontraba Celeste, había un arma secreta que el Imperio iba a usar contra la galaxia.

Después de recibir el mensaje sobre el arma imperial secreta abandonada en la luna, los hijos de Vader, Luke Skywalker y la princesa Leia Organa, se dirigieron con un equipo de rebeldes a investigar la luna. Al aterrizar, los rakghouls que había allí, controlados por Morne, atacaron a los rebeldes y arrastraron a Luke y a Leia a unas antiguas ruinas donde se encontraba Celeste, esperando para atacarles[22].

Celeste vs Luke.jpg

Celeste Morne ataca a Luke Skywalker

Morne y Karness Muur se dieron cuenta al instante de que Luke y Leia eran sensibles a la fuerza, y el espíritu de Muur pensó que era su oportunidad de escapar y desatar su plaga por toda la galaxia. Tras 20 años de soledad y continua tortura por parte de Muur hacia Celeste, la habían conducido a la locura. Se había olvidado casi por completo de su anterior vida, y Muur había sembrado en ella un gran odio hacia Vader y los jedis, quienes ella pensaba que la habían abandonado. Pensando que Luke era un jedi, le atacó.

«¿Eres un Jedi? Un Jedi no baja la guardia tan fácilmente muchacho. No han sido buenos tiempos para la Orden. Díme a quien sirves -- antes de que castigue tu falta de habilidad con la muerte.»
―Celeste Morne a Luke Skywalker[fuente]

Después de hablar con él, Celeste comenzó a burlarse de la idea de que él fuera un jedi y le exigió revelarle a quién era leal. Sin embargo, Leia Organa y el soldado rebelde Able atacaron a Morne para rescatar a Luke, al percibir que estaba en peligro. Morne sin embargo fue presa de su ira al pensar que los rebeldes no habían venido a rescatarla, sino a asesinarla e intentó transformarlos en rakghouls, pero solo Able se transformó, ya que gracias a la afinidad con la fuerza de Leia y Luke ellos eran inmunes al ataque. Al comprobar que ambos tenían gran afinidad, Muur pensó que sería una gran oportunidad para gobernar la galaxia. El talismán Muur se separó de Celeste e intentó ir hacia su primer objetivo, Luke Skywalker, pero Organa se interpuso entre ambos[6].

Tras siglos de unión entre el Lord Sith y Morne, por fin ella estaba libre, pero sabía que a pesar de eso, continuaría estando sola en aquella luna desértica hasta que muriese. Teniendo muy en cuenta esto, Morne pensó que ella no quería continuar siendo una víctima. Mientras Leia y Luke luchaban para evitar que el talismán se uniese totalmente a alguno de ellos, Morne agarró el talismán y le obligó a unirse a ella de nuevo. En ese momento reconoció que era una con Karness Muur, pero que al igual que ella estaba unida a él, él lo estaba a ella, y lo mismo que ella había sido prisionera de él antes, ahora él lo sería de ella.

Dado que Celeste consiguió derribar uno de los Ala-B rebeldes, la usó para dejar la luna, pero Luke trató de detenerla antes, pidiéndole que le enseñara más sobre los jedi y su conexión con la fuerza. Morne le advirtió sobre su oscuro pasado y su futuro, y empujó a Skywalker para apartarlo de su camino. Antes de que Morne saliera del sistema, atacó a un Destructor Estelar Imperial que estaba esperando a los rebeldes, y transformó a los imperiales en rakghouls, enviando la nave a estrellarse en la luna. Fue entonces cuando salió de aquel lugar para explorar la galaxia de la que le habían privado durante casi cuatro mil años[6].

Cientos de años más tarde

Contacto

«No hago amigos pero; has conseguido una aliada. Me uno a tu misión. Juntos mataremos a este Lord Sith oscuro; Darth Krayt.»
―Morne se une a la causa de Skywalker[fuente]
CadeCeleste.jpg

Celeste se aparece en una visión de Cade

Un tiempo después, Morne cumplió su deseo de expulsar a Muur de su cuerpo. En el 127 DBY, huyó al espacio profundo, donde su nave fue capturada por el destructor estelar clase Pellaeon Sol de Hierro. Asumiendo que el Sol de Hierro servía al imperio de Darth Vader, Morne creó un ejército de rakghouls dentro de la nave y navegó con el destructor por el inestable y peligroso Núcleo Profundo. Morne no tenía compañía, con excepción del fantasma de Muur, que tentaba constantemente a su anfitriona con el lado oscuro. De nuevo le tentó diciéndole que vendría otro a quien él podría poseer, y podría prescindir de Morne.[7]

CadeRakghoul.jpg

Cade infectado por la plaga de los rakghoul

Diez años después, el ex-jedi convertido en cazarrecompensas Cade Skywalker, tuvo una visión de Celeste Morne. Su nave, la Mynock, fue interceptada y capturada por la Iron Sun mientras estaba de camino a una misión contra el actual imperio Sith. Skywalker y su equipo, compuesto por los piratas Jariah Syn, Deliah Blue, los caballeros imperiales Azlyn Rae, Antares Draco, Ganner Krieg, y el Twi'lek Jedi Shado Vao entraron en el destructor Estelar, donde varios de los rakghouls de Morne los mantuvieron retenidos. Después de una breve escaramuza en la cual Skywalker y Rae fueron mordidos e infectados con la plaga de los Rakghoul, Morne separó a Skywalker y Rae del resto del equipo, pensando que los dos que habían sido mordidos pronto se transformarían en rakghouls.

Sin embargo la maestra jedi, reconoció a Cade como descendiente de Luke Skywalker, con quien se había encontrado hacía décadas. Cuando Celeste le dijo a Skywalker que estaba infectado con la enfermedad, se dio una sacudida eléctrica curándose a sí mismo y a Rae. Morne y el espíritu de Muur quedaron totalmente impresionados con el uso que Skywalker había dado al lado oscuro y su capacidad de sanar. Fue entonces cuando Celeste decidió que debía ayudar a Skywalker en su misión de derrotar a Darth Krayt, y terminar con el reinado del Señor Oscuro de los Sith y Emperador Galáctico[7].

Had Abbadon

Cade: «E Chu Ta! ¡Que estas pensando, Morne?! ¡Él irá a Krayt!»
Celeste: «Exactamente. Él le reportara a su señor Sith lo que ha visto; y entonces Lord Krayt vendrá a nosotros»
— Celeste Morne y Cade Skywalker [fuente]
Morne Cade Azlyn.jpg

El ataque a la base en Had Abaddon

Morne se unio a Skywalker cuando él ataco a una Guarnición Imperial en el mundo de Núvleo Profundo Had Abbadon para engañar al emperador Krayt lejos de Coruscant. Los caballeros imperiales habían proporcionado informacion pero no pudieron aconsejar a Morne y a Skywalker que el señor Sith Darth Reave estaba en Had Abbadon. Morne ejercitó la energía del talismán de transformar a Reave y a los Soldados de Asalto en rakghouls, que entonces atacaron al señor Sith. Él sufrió varias mordeduras antes de que huyera de la escena, que encolerizó Skywalker. Morne, sin embargo, previo que Reave iba a escaparse, confidentemente, él divulgaría la presencia de Skywalker en Had Abbadon a Darth Krayt[23].

Cuando Morne se durmió, el talismán Muur alcanzó salir rumbo al Jedi Shado Vao, alimentándole de visiones de que asesinaba a Morne y que tomaba el talismán. Ella despertó hallando a Vao en su cuarto, preguntandole sus razones para aliarse con Skywalker. El Twi'lek respondió que él hizo voto de matar a Skywalker si él se tornaba completamente al lado oscuro. Morne creyó que el talismán era una tentación considerable para Vao. Skywalker fue con ella pronto después de eso, amenazando con enviar a Morne y el talismán al agujero negro central de la galaxia si el fantasma de Muur no para de poner a su equipo en contra[23].

AbbadonConfrontation.jpg

Morne comienza a realizar el plan de asesinar a Krayt

Esta vez, la presencia del fantasma de Muur comenzó a pesar más en Celeste Morne, pero ella continuó sosteniéndolo encarcelado dentro, mientras que ella también seguía siendo su presa. Permitiendo que Muur tome momentáneamente el control de ella, Morne entró en contacto con Darth Krayt directamente en Coruscant. Ella se le acercó como Muur, un señor Sith a otro, y le a ofreció Krayt a Cade Skywalker, que Muur parecía tenerlo cautivo. Con Morne, Muur también ofrecio curar a Krayt de su infstacion biot Yuuzhan Vong, pero solamente si él va a Had Abbadon solo; si no, Muur los amenazo con matar a ambos y a Skywalker. Krayt obligado parcialmente; fue a Had Abbadon, pero no solo. Con su teniente Darth Wyyrlok esperaron en la órbita, Krayt aterrizo a un lado del planeta con los darths Maladi, Stryfe, y Talon, inseguro de qué esperaria de su anfitrión. Morne enfrentó al señor oscuro sobre su desafío evidente en los términos de su acuerdo, aunque miro su sabiduría para hacer eso. Como Muur demostrado a travez de Morne sus capacidades curativas para Darth Krayt, Skywalker, que estuvo limitado e incapacitado aparentemente, retiro su sable láser para agarrarlo, y las trampas fueron soltadas. Morne reafirmó inmediatamente el control de si misma y atacó a Krayt, mientras que el resto del equipo de Skywalker ataco al equipo de Krayt[24].

Circulo Completo

Celeste: «Nunca había conocido a una persona absolutamente como tu, Cade Skywalker. Tu caminaste muy cerca del lado oscuro, pero… tu no lo deseas, incluso desde una cierta manera pequeña, la tentación de la energía que el talismán de Muur pueda darte. tu sabse exactamente qué se debe hacer. Sin cólera. Sin miedo.»
Cade: «Sí, sé la canción. Tomamos lo que nos dan. Hacemos lo que debemos. »
Celeste: «Tu… Zayne… él envió a alguien después de todo. Él te envió.»
―Celeste Morne y Cade Skywalker [fuente]
MorneKillsKrayt.jpg

Celeste derrota a Darth Krayt en Had Abbadon

Mientras tanto, los caballeros imperiales discutieron entre sí mismos, rasgados entre su deber para eliminar a Darth Krayt y el deseo de demandar el talismán que Morne esta usando, para darselo a su líder, del Imperio en exilio el emperador Roan Fel. Cuando Morne detectó las intenciones de Antares Draco, el fantasma de Muur volvió a allanar y denuncio la creencia del caballero de que su emperador era bastante fuerte para controlar el talismán. Muur entonces incapacitó a Draco antes de demandar el control total de Morne. Con Morne, él planeó transformar a todos en rakghouls, matarlos, y tomar el cuerpo de Darth Krayt como el suyo. Ahora con el completo control del cuerpo de Morne, Muur desato a sus rakghouls sobre los Jedi, Sith, e imperiales por igual, mientras que él combatió en duelo con Darth Krayt bajo el disfraz de Morne. Sin embargo, el fantasma del maestro Jedi luchó por el control de su propio cuerpo, sabiendo que Muur solamente lo hacia para habitar dentro de Krayt y permitiría que ella falleciera en el proceso. Morne dominó su cuerpo y luchó de nuevo al señor oscuro, que había abandonado sus Sable Laser a cambio del relámpago Sith, la fuerza de el cual fue aumentada perceptiblemente con ayuda de Darth Maladi. Ella sostuvo ambos en la bahía mientras que luchaba de las sugerencias del Sith que residia dentro de ella. Azlyn Rae notó la lucha y tomo la oportunidad de cortar a Darth Krayt apuñalandolo a través de su espalda. En el momento temporal de distraccion de Krayt, Morne lanzó una devastadora tormenta de la fuerza que engulló a Krayt, Rae, y Maladi. Krayt fue enviado herido hacia un acantilado a su muerte aparente[24].

FullBlastMorne.jpg

El megarayo lanzado por Morne

El señor oscuro de los Sith fue derrotado, y Morne ejerció otra vez el control de su cuerpo. Ella había crecido cansada de su carga y había creído que ella perdía lentamente la lucha para contener el fantasma de Muur dentro de ella. Morne también miró a Skywalker como a un ser único; uno quién anduvo a trancos peligroso cerca del lado oscuro de la fuerza, con todo permanecido desenmasacarado por sus tentaciones y no deseó ninguna de su energía. Ella entonces le pidió a Skywalker que la liberara de la influencia de Muur y la matara, recordando la promesa vieja de hace milenios de Zayne Carrick de que algun día enviaría a alguien para liberarla y creyo que finalmente había pasado; que ese alguien es Cade Skywalker. Él la atravesó con su Sable Láser, y el cuerpo de Morne se desintegro transformandose en polvo [25]

Personalidad y Rasgos

«Nosotros somos uno Karness Muur. Y como tú me aprisionaste, ahora yo te aprisionaré.»
―Celeste Morne[fuente]

La devastación de la vida temprana de Morne durante las Antiguas Guerras Sith fomentaron en ella un odio a los Sith que la condujo a unirse a los Jedi para dedicar su vida a aguardar en contra del regreso de los Sith[4]. Sin embargo, creyendo que la orden Jedi había relajado su vigilancia, Morne se convencio de que el Pacto estaba correcto en su misión de eliminar a los agentes del lado oscuro por cualquier medio necesario[1][4]. Incluso después de aprender de la corrupción del Pacto con Carrick[16], y a través de los milenios que paso con el talismán Muur, su odio hacia los Sith y la dedicación a suprimir su existencia nunca se descoloró.[5][22][23].

Como sombra, Morne sirvió como agente durmiente para el Pacto, viviendo su vida de cada día normalmente mientras esperaba la misión siguiente[1],muchas de las cuales la condujeron a los lugares más reconditos de la galaxia y le sirvió para formar su personalidad áspera[26]. Morne tenía poca paciencia una vez en una misión, porque sus energías se centraban en terminar la asignación que se le dio. Durante su búsqueda por el talismán Muur, expresó su irritación con Carrick e Hierogryph que seguidamente discutían; regularmente los insultaba; a partir del momento que ella los conocio en la Ciudad Baja de Taris[3], en su vuelo a bordo del Mar'eyce[15], y en la ciudadela de hielo en Jebble[16]. Incluso después de cuatro milenios, Morne pudo hablar con su mente, diciendole sin rodeos a un Cade Skywalker indignado que su plan para llevar a lord Krayt hacia una emboscada podría fallar y que sería mejorarlo[23].

MorneConcedes.jpg

Morne acepta su destino.

Morne tenía un gran sentido de la justicia, además de respeto y compasión a la vida, y ella no mató a alguien a menos que fuera necesario. En la Ciudad Baja de Taris, ella no podía matar a alguien infectado por la plaga de los rakghoul; un ejemplo fue el guardia infectada Sowrs que se había transformado en una bestia[3]. Por otra parte, se encontraba incapaz de seguir órdenes y matar a Zayne Carrick una vez que comenzo a dudar que él era responsable de los asesinatos de padawans en Taris después de atestiguara que Carrick salio a proteger la flota de Mandalorianos de Cassus Fett contra la plaga de los rakghoul[16]. Antes de conocer a Skywalker y a Azlyn Rae, y antes de que hubieran estado expuestos a la plaga, Morne permanecía con ellos durante la progresión de las enfermedades, diciendoles a los dos que ella les daria una muerte rápida y piadosa. Sin embargo, Morne también tenía un acercamiento pragmático y calculador a la vida, sabiendo que ciertas situaciones y acciones eran inevitables. Después del comando asumido del Sol de Hierro y transformar al equipo en rakghouls, Morne permitió que las criaturas recuperaran las piezas aprovechables para alimentarse una vez que las fuentes de alimento se hubieran acabado[7].

La fuerza de su voluntad de hierro, y su dedicación a proteger a la galaxia en contra de los Sith, obligaron a Morne al sacrificio de si misma para el bien de todo. En el laboratorio de Pulsipher en Jebble, había quitado el talismán lejos de Carrick para guardarlo, porque Morne detectó que ella, no Carrick, era bastante fuerte para soportar lo que sostuvo el talismán[16][7]. Además, después de saber que ella era una amenaza; en virtud de ser enlazada con el talismán; permitio que se sellará en el Nicho de Lord Dreypa, aun sabiendo que estar ahí dentro sería una tortura para ella[4]. Casi cuatro mil años más tarde, después de ser despertada por Darth Vader, arriesgó el perder el control sobre ella misma cayendo bajo el control del talismán para evitar que Vader lo tomara[20]. Veinte años más adelante, Morne entablo un duelo con el hijo de Vader, Luke Skywalker, dio lugar a que el talismán Muur se salíera de ella, dándole la libertad a Karness Muur. Sin embargo, ella supe que era la única qué era capaz de encarcelar al fantasma de Muur[6]. Cuando fue solicitada por Cade Skywalker al siglo más adelante ella no había enterrado simplemente el artefacto Sith en alguna parte, Morne contestó que ella no podría tomar la oportunidad de que alguien más débil que ella la encontraría y fijaría al ejército de rakghouls sobre la galaxia. Morne también explicó que ella había encontrado métodos de encarcelar al fantasma de Muur dentro de si y había entrado en exilio para la protección de todos[7].

Celestes Tod.jpg

La muerte de Celeste Morne.

Mientras que Morne no hizo amigos, hizo aliados con la gente que hizo una impresión en ella, dándole su confianza. Zayne Carrick había hecho una impresión en ella mientras que estaban en Jebble, y antes de que la sellaran en el nicho, Morne le pidió que él la transportara al almacén secreto del Pacto para los artefactos Sith en Odryn, donde ella esperaba que los investigadores pudieran ayudarle. Confiaba en que encontraria alguna manera de ayudar a su aflicción y le dio su llave al almacén[4]. Despues de que despertaba por lord Vader, y conociendo el destino de la galaxia, Morne se puso desanimada, creyendo que Carrick le había fallado[5]. No hasta la muerte de lord Krayt en Had Abbadon finalmente entendió que Zayne no le había fallado, ya que que él le había enviado a Cade Skywalker para ayudarle. Morne juzgo a Skywalker hasta soportar a Karness Muur, y confio en que destruiria el talismán de Muur, ella permitió que Skywalker la matara y que terminara su encarcelamiento[25].

Poderes y habilidades

«¡Armadura arruinada del Neo-Cruzado! Olvídate de ser bueno; esto va a tener que ser rasga-y-corta.»
―Celeste Morne a Zayne Carrick cuando los Mandalorianos se convirtieron en rakghouls[fuente]
Morne saber.jpg

El sable de luz de Celeste Morne

Como sombra, entrenaron a Celeste Morne para vivir su vida como agente durmiente para el Pacto, viviendo su vida cada día hasta que se le asignara para una misión. Ella era reservada y poco ortodoxa, procurando evitar vestirse como un Jedi, también ella uso raramente su sable láser en público. Para satisfacer su deber y seguir el mandato del Pacto al usar todos los medios necesarios para llegar a una conclusión acertada a una misión, Morne era experta al usar muchas formas de excusas o pretextos artificiosos para evadir un compromiso, con la Fuerza o sin ella. Fluida en la lengua Bocce, Morne también desarrolló una capacidad de moverse silenciosamente en muchos tipos de ambientes, tales como la ciudad baja de Taris[3], y en los campos de hielo de Jebble[15]. Utilizando sus Poderes de la Fuerza, Morne era proeficiente persuadiendo o confundiendo a sus enemigos y opositores; estas acciones podrían incluir la ejecución de una acción específica, como ella hizo con Pulsipher a bordo del Mar'eyce[3], o nublándo la opinión de un individuo para poder moverse sin ser detectada[1]. Asimismo, Morne podía comunicarse con los individuos a través de la fuerza[6][7].

Durante algún combate, Morne era experta al usar un sable de luz, usando a menudo la fuerza para ganar una ventaja de altura pequeña sobre sus enemigos y para aumentar la fuerza de sus golpes. Además, era talentosa con el uso de la Telequinesis, usando el poder de la Fuerza para lanzar enemigos y objetos lejos de ella. Morne también tenía la capacidad de utilizar la fuerza como protección contra los ataques de un opositor[1]. Después de enlazarse con el talismán Muur, Morne ganó la capacidad de emplear Magia Sith en transformar cierta especie en rakghouls y dirigir a los mutantes según ella lo desee[16][7]. Por otra parte, ella aprendio a usar la energía del lado oscuro del talismán en combate, desatando la energía enclaustrada en sus enemigos[24][25].

Detras de cámaras

El personaje Celeste Morne fue creado para ser la figura central de Star Wars: Vector, una historia de acontecimientos de varios años que se presentó en cuatro series de Cómics de Star Wars publicadas por Dark Horse Comics: Knights of the Old Republic, Dark Times, Rebellion, y Legacy.[27]. John Ostrander, escritor de la serie Legacy, explico que Morne fue creada antes del concepto del arco de la historia para que unificara la serie, un solo personaje con el cual los lectores podrían identificar que era necesario. Además, tenia sentido que solo existiera un personaje, para así eliminar la necesidad de explicaciones elaboradas en cuanto al destino del talismán Muur; el talismán habría podido crear un huésped nuevo durante cada uno de las eras, pero entonces la historia habría tenido que explicar su desaparición así como la historia del talismán. Los colaboradores también habían decidido que con un nuevo personaje tendrían la oportunidad de explorar la personalidad del protagonista y de decidir en última instancia la manera con la cual el personaje saldría del universo de Star Wars[28].

Morne hizo su primera aparición en una escena en la cual está luchando con un grupo de rakghouls en Star Wars: Knights of the Old Republic 25: Vector, Part 1, dibujado por el artista Scott Hepburn[29]. Jan Duursema, un fan-artista favorito de la serie Legacy, fue el primero en recomendar traer los rakghouls a la historia, así como de diseñar el aspecto físico de Morne. Duursema divulgó que la meta para Morne era que tenga una mirada “dura”, además de tener un aspecto de “bella durmiente”[27].

Schlafende Schönheit.jpg

La "Bella Durmiente".

John Jackson Miller, escritor de la serie Knights of the Old Republic y uno de los colaboradores de Vector, fue el individuo responsable de originar la idea de que Morne sería un agente secreto del Pacto Jedi como medio para explicar porqué un personaje destacado no fue reconocido en la historia del universo de Star Wars[27]. Como el escritor encargado de la introducción de Morne en el arco de la historia[27], Miller construyó una serie de historias referente a su potencial de desarrollo futuro, sin embargo, él ya había decidido desde un principio cómo Morne estaría haciendo su salida de Knights of the Old Republic. Un tal “Arenque Rojo,” condujo al lector hacia la posibilidad de que Morne era la Jedi Exiliada, la heroína del Videojuego Star Wars: Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith[30]. Otros medios de distracción fueron presentados en la portada de Star Wars: Knights of the Old Republic 29: Exalted, Part 1; las ilustraciones representaron a Jarael disfrazada como Morne, conduciendo al lector a creer que Morne no había salido de la era de la antigua república, contrariamente al storyline anterior[31].

Más allá de ser confirmada como sombra del Pacto[3], no ha habido un definitivo rango Jedi establecido para Celeste Morne. En Knights of the Old Republic Campaign Guide, la enumeran como Caballero Jedi, mientras que en Star Wars Legacy 29: Vector, Part 10, Cade Skywalker refiere a Morne como Maestra.

Apariciones

Wiki.png
Star Wars Wiki en español tiene 20 imágenes relacionadas con Celeste Morne.

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 Knights of the Old Republic Campaign Guide
  2. Star Wars: Legacy 31: Vector, Part 12
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 3,15 3,16 Star Wars: Knights of the Old Republic 25: Vector, Part 1
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 Star Wars: Knights of the Old Republic 28: Vector, Part 4
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Star Wars: Dark Times 11: Vector, Part 5
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 Star Wars: Rebellion 16: Vector, Part 8
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 7,4 7,5 7,6 7,7 Star Wars: Legacy 28: Vector, Part 9
  8. Star Wars: Knights of the Old Republic 27: Vector, Part 3, página 13
  9. Star Wars: Knights of the Old Republic Handbook
  10. Star Wars: Knights of the Old Republic 1: Commencement, Part 1
  11. Star Wars: Knights of the Old Republic 6: Commencement, Part 6
  12. Star Wars: Knights of the Old Republic 25: Vector, Part 1, página 8
  13. Star Wars: Knights of the Old Republic 22: Knights of Suffering, Part 1
  14. Star Wars: Knights of the Old Republic 23: Knights of Suffering, Part 2
  15. 15,0 15,1 15,2 15,3 15,4 Star Wars: Knights of the Old Republic 26: Vector, Part 2
  16. 16,0 16,1 16,2 16,3 16,4 16,5 16,6 16,7 16,8 Star Wars: Knights of the Old Republic 27: Vector, Part 3
  17. 17,0 17,1 Star Wars: Knights of the Old Republic 29: Exalted, Part 1
  18. Star Wars: Knights of the Old Republic 30: Exalted, Part 2
  19. Star Wars: Dark Times 7: Parallels, Part 2
  20. 20,0 20,1 Star Wars: Dark Times 12: Vector, Part 6
  21. Star Wars: Dark Times 12: Vector, Part 6, página 32
  22. 22,0 22,1 Star Wars: Rebellion 15: Vector, Part 7
  23. 23,0 23,1 23,2 23,3 Star Wars: Legacy 29: Vector, Part 10
  24. 24,0 24,1 24,2 Star Wars: Legacy 30: Vector, Part 11
  25. 25,0 25,1 25,2 Star Wars: Legacy 31: Vector, Part 12
  26. Notas de John Jackson Miller en KotOR 29 URL accesado el 13 de Febrero de 2009.
  27. 27,0 27,1 27,2 27,3 Entrevista con los colaboradores de la serie Vector URL accesado el 13 de Febrero del 2009.
  28. Entrevista con John Ostrander URL accesado el 13 de Febrero del 2009.
  29. Website de Scott Hepburn URL accesado el 13 de Febrero del 2009.
  30. Notas de John Jackson Miller en KotOR 28 URL accesado el 13 de Febrero del 2009.
  31. Notas de John Jackson Miller en KotOR 29 Url accesado el 13 de Febrero del 2009.

Links externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar