Fandom

Star Wars Wiki

C-3PX

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.

C-3PX fue un Droide de protocolo serie 3PX de Cybot Galáctica reprogramado para ser un droide asesino.

Historia

Inicios

C-3PX inició sus operaciones como un simple droide de protocolo de la serie 3PX en una de las tantas fabricas de Cybot Galáctica. Como los droides de la serie 3PX, C-3PX fue diseñado para trabajar en los Territorios del Borde Exterior, y también como la mayoría de los droides 3PX, tuvo dificultad para ser vendido debido a la alta popularidad del droide de protocolo serie 3PO, también de Cybot Galáctica.[2]

C-3PX tuvo un número de diferentes maestros, así como también un número de diferentes reconstrucciones, desde su fecha de creación hasta su adquisición por Darth Maul, un Lord Sith.[2]

Servicio bajo Darth Maul

C3-PX.jpg

C-3PX, el droide asesino

Maul se encontró con el droide poco antes de 32 ABY. El Sith, quien no se encontraba enteramente interesado en tener un compañero, y mucho menos uno droide, inicialmente planeó usar la Unidad de Protocolo simplemente como un método de hacer frente a las distracciones como las paradas de aduanas, autoridades portuarias y otras cosas con las cuales Maul prefería no tratar. Sin embargo, después de cierta consideración, Maul descubrió que, con algunas modificaciones importantes, C-3PX podía convertirse en un competente droide aliado y una forma de protección, así como una manera de extender su influencia. Usando este plan, Maul reconstruyó completamente el droide, instalándole láseres defensivos, placas mas fuertes y otras medidas de protección. Si bien desde una vista exterior el droide se asemeja mucho a un protocolo de la serie C-3PO debido a sus placas y el chasis, ochenta y tres armas fueron ocultadas dentro de las hendiduras del droide, en sus articulaciones y brazos, el aprendiz Sith también reprogramó al droide para que solo le molestara cuando una cuestión importante ocurriera o si un problema se registrara en algunos de los sistemas de la nave , de esta forma el droide permaneció la mayor parte del tiempo callado bajo las ordenes de Maul.

Durante sus misiones, Maul dejaría al droide a bordo de su fuertemente modificada nave Scimitar, confiado en la capacidad de C-3PX para proteger el transporte. En una de sus misiones al Sistema Essesia y a su planeta principal (Esseles) con el objetivo de contactar al Bartokk responsable de la pirateria de los intereses de La Federación de Comercio, C-3PX y Maul infiltraron sus operaciones.

Periodo Transitorio

3PX negtd.jpg

C-3PX

Despues de la muerte de Maul en Naboo en las manos del Padawan Jedi Obi Wan Kenobi, C-3PX, junto con Scimitar, fueron confiscados por el Equipo de Investigación de la República. El Canciller Supremo Palpatine, sin embargo, protegió los secretos de Maul almacenados dentro de la unidad 3PX ordenando limpiar la memoria de C-3PX. Después de la limpieza, Palpatine le dio el droide a la Incipiente tecnología del genio Raith Sienar.[2]

Bajo Sienar, C-3PX fue reconstruido en un cauteloso droide de espionaje. Utilizando una nueva serie de placas, Sienar reconfiguró el droide espía para que se pareciese de nuevo a una unida de 3PO estándar. Los Fotoreceptores del C-3PX también obtuvieron algunas mejoras: fueron equipados para ver en infrarrojo, permitiendo a C-3PX ser mas cualificado como unidad de infiltración. Estas mejoras en los fotoreceptores cambiaron también el color de estos, de el amarillo original a un tono rojizo amenazante. Un gran numero de compartimentos de contrabando, cada uno de diferentes tamaños, también fueron incorporados en el droide. Los sensores no podían detectar ningún tipo de contrabando o arma que el droide pudiera tener, ya que estos compartimentos lo ocultaban.[2]

Raith utilizó el droide recién reprogramado como un agente de la Compañía de Naves de Sienar, Sistemas de Flotas Sienar.Después, el droide sería usado por el Gran Ejército de la República en el estallido de las Guerras Clon en el año 22 ABY . Allí, su programación como espía se utilizó más.[2]

Después de la culminación de La Guerra y el surgimiento del Nuevo Orden, así como también del Imperio Galáctico, C-3PX pasó a ser Propiedad Imperial, bajo el mando del Almirante Imperial Terrinal Screed en el planeta Roon. Allí, se desempeñó en muchos diferentes trabajos. C-3PX se cansó de esta nueva función, y dejó al Almirante, en busca de una nueva forma de auto-utilizarse. Poco después, se encontró en el servicio de la Agencia Intergaláctica Droide. La Agencia lo utilizó como Unidad de Alquiler, donde el trabajó para una serie de maestros, quienes lo rentaban para una variedad de trabajos. Su memoria fue borrada después de cada alquiler, es decir, el olvidó cada una de sus relaciones previas con Sienar, El Ejercito de la República o su servicio bajo los Imperiales.[2]

Servicio bajo Olag Greck

Uno de tantos rentadores, Olag Greck, descubrió a C-3PX en el edificio de la Agencia Intergaláctica Droide. Greck notó que la apariencia externa del droide era una fachada, y sintió que el droide había tenido otra función oculta, ilegal en el pasado. Reivindicando a C-3PX por el mismo, Greck se dirigió a la Estación Hosk, una estación espacial que abarcaba la superficie de la mayor de las lunas de Kalarba, donde hizo contacto con un técnico local para equipar completamente al droide con diversas herramientas de asesinato. Entre estos nuevos accesorios, estaban múltiples láseres retráctiles, tiradores de dardos y Cortadores de Fusión. Olag Greck incluso tuvo tecnología ilegal para instalar un pequeño dispositivo láser en la cabeza del droide.[1] Adornando la placa frontal del droide con una gran "X" negra, cuya naturaleza más allá de la identificación era desconocida.[2]

Greck también reprogramó el droide para que se convirtiera en un cazarrecompensas y asesino sin piedad, desconociendo que, debido a sus frecuentes limpiezas de memoria, esa misma programación había sido instalada hace varias décadas por Darth Maul. Con su nueva programación instalada, C-3PX completó exitosamente un ataque en el planeta de Bonadan, utilizando sus múltiples y blindados compartimentos secretos para esconder furtivamente un arma del planeta, ya que la posesión de estas era ilegal en cualquier parte de este. Su Objetivo era el el hermano de Vojak, un hombre de importancia y especia desconocida en Bonadan. Otro objetivo desconocido, esta vez en el planeta Rampa II, también tuvo éxito. Greck entonces demandaría las recompensas como suyas, y cosecharía los frutos de cada una de estas.[1]

Desafortunadamente para C-3PX, la realización de estos asesinatos forzó al Imperio a publicar sus propias recompensas por el droide asesino. Uno de estos carteles fue colocado en la Estación Hosk, sin embargo, el C-3PX todavía era capaz de caminar por las calles debido a su reputación despiadada.[1]

La Confusión de Nak

En la Estación Hosk, los droides R2-D2 y C-3PO, y su maestro en ese momento, el Barón Pitareeze, se dirigieron a la ciudad mas grande en la Estacion Hosk, donde los dos droides se reunirán con Nak Pitareeze, el nieto del Barón. Pitareeze utilizó el más rápido, y para disgusto de C-3PO, el más duro camino para llegar a la ciudad; una vez allí, sin embargo, el intento de C-3PO por desembarcar el reductor de velocidad de su interior dejó su sistema giroscópico brumoso, y como resultado C-3PO tuvo una caída al suelo, la cual hizo que se rompieran la placa frontal del droide. C-3PO insistió en la reparación de la placa dañada y el Barón cedió y suministró los fondos para encontrar un taller de reparación respetable.[1]

Sin embargo, la empresa que reparó a C-3PO optó por colocar un crudo y negro parche en forma de "X" sobre la perforación. Mientras las reparaciones se realizaron, R2-D2 fue robado, sin saberlo C-3PO, por Greck quien fue dueño de C-3PO y R2-D2 en un pasado reciente. Cuando C-3PO dejó el taller para tratar de encontrar a su compañero, el quedó sorprendido al ver que la gente huía de el cuando intentaba hacerles alguna pregunta. También era desconocido para C-3PO que las reparaciones que le fueron dadas en el taller causaron a tener un extraño parecido con C-3PX. [1]

En su camino para ver a su amo, Olag Greck, C-3PX se encontró con Nak quien incorrectamente confunde a la máquina de matar con C-3PO, a lo que C-3PX respondió airadamente y se fue. [1]

C-3PO en problemas

Alrededor de la ciudad, C-3PO había experimentado varias sensaciones de pánico por parte de los ciudadanos que huían de su vista; el droide protocolo aun desconocía la relación causada entre sus reparaciones y el droide C-3PX. Nak logró hacer contacto con él, y después de recuperar un póster de C-3PX, le habló de la conexión visual entre los dos androides. Fue en esos momentos cuando Greck localizó los localizó a los dos (Nak y C-3PO) y desconociendo que el droide que se encontraba con Nak era C-3PO y no C-3PX, desactivó a C-3PO con un tubo supresor y llevó al droide hacia un lugar donde se hacen combates a muerte entre droides de manera ilegal en manos de Greck (bajo el alias de Mollo), dejando a un confuso Nak en el camino.[1]

Mientras tanto, C-3PX encontró a Vojak, quien estaba enojado debido a la muerte de su hermano. Vojak correctamente asumió que la muerte de este era en efecto obra de C-3PX y determinó con precisión que la habilidad del droide para ocultar armas dentro de si mismo fue la clave de la muerte de su hermano. Desafortunadamente todos los trabajos de detective de Vojak fueron para nada, al tiempo que Vojak decidió hacer frente C-3PX. C-3PX se retiraba de la inevitable batalla, con la esperanza de no causar un violento altercado, sin embargo, fue forzado a acabar con el enojado hermano, con el oculto láser que se encontraba escondido en la parte trasera de su cabeza. Efectivamente desintegró a Vojak, dejando un montón de humo y cenizas en el lugar donde se encontraba este.[1]

Casi inmediatamente después, Nak se acercó al droide asesino y le pidió su ayuda en la recuperación de C-3PO. El droide, deseoso de intercambiar inversiones con su amo, aceptó y condujo a Nak hacia la guarida de Greck. Allí, los dos enfrentan a Greck, aun disfrazado de la misteriosa figura de Mollo, quien había enviado a un R2-D2 recondicionado para la batalla en un Arnés de Batalla Mandaloriano. R2-D2 se abstuvo de batallar contra cualquiera de los droides que Greck enviaba. Para hacer valer la pena el dinero que habían pagado los espectadores, un menos dispuesto C-3PO, cuya verdadera identidad había sido descubierta por Olag Greck como nada más que un droide de protocolo y no su entrenado C-3PX, un hecho no cubierto por las misma tecnología que había estado trabajando en el droide ese mismo día, fue enviado a la arena. R2-D2, bajo las ordenes y amenazas de su antiguo propietario, atacó a C-3PO.[1]

Terminación

Sin embargo, C-3PX llegó poco después de esto y se enfrentó a su maestro Olag Greck reclamando sus motivos de usar otro androide, formándolo en un asesino como él. Continuó en hacer valer su descontento por haberse convertido en el droide asesino que Greck había programado que fuese. Sin embargo, en medio de la conversación que mantenía el droide con su maestro, C-3PO fue lanzado a la habitación, presumiblemente de un fuerte golpe infligido por R2-D2 en el arnés de batalla. C-3PX se dio cuenta de la inutilidad de seguir viviendo, asi como también se dio cuenta de que no importa por cual camino viajaría C-3PX ya que cada uno de estos caminos llevaría a su eventual desaparición. En su lugar, el droide asesino tomó el lugar de C-3PO en la arena de droides. Después de revelar cada una de sus armas y ponerse en un programa ligero, C-3PX se detuvo y esperó a ser destruido por R2-D2. Un duro golpe de uno de los grandes martillos del arnés de batalla mandaloriano aplastó a C-3PX en el piso de la arena, lo cual puso fin a su periodo de actividad.[1]

Legado

El espectáculo hecho por C-3PX en la batalla dejó confundido a Olag Greck, quien no podía creer que el droide se negó a defenderse en lo mas mínimo cuando se enfrentó a la destrucción. Las Fuerzas de Seguridad de Hosk rodearon el escenario, sin embargo Greck logró escapar, prometiéndole a Nak que el mismo pagaría al chico y a los dos droides por sus acciones.[1]

Características

C-3PX.jpg

C-3PX con un cañón bláster.

C-3PX fue creado como un droide protocolo de la serie 3PX fabricados por Cybot Galáctica algún tiempo antes de 32 ABY. El era como cualquier otra unidad de la serie 3PX hasta que fue adquirido por Darth Maul. Maul originalmente utilizó al droide como una "interfaz sencilla" con la cual podía interactuar con las personas, ya que a estas Maul las veía como simples "distracciones". Sin embargo, Maul vio la utilidad de un bien armado y equipado droide asesino. Le añadió ochenta y tres armas a la estructura del droide, sustituyó las placas del original 3PX con placas de la serie 3PO y programó al droide para que se convirtiera en un asesino capaz de trabajar de forma autónoma. Los fotoreceptores de C-3PX fueron cambiados del tono amarillo original perteneciente a la serie a un color rojo para darle un toque amenazante al droide. Sin embargo, después de la muerte de Darth Maul en las manos de Obi Wan Kenobi, la memoria del droide fue borrada y sus armas y programación asesina fueron desactivadas bajo las órdenes del Canciller Supremo Palpatine. El droide también fue restaurado a su perfil de serie original; los fotoreceptores de C-3PX fueron reajustados transitoriamente a su color amarillo original y las placas de 3PO que tenia fueron sustituidas por las placas de la serie 3PX de nuevo.

Raith Sienar adquiriría el droide como un regalo del Canciller Supremo. Sienar cambiaría de nuevo las placas de la unidad por unas de la serie 3PO, también modificaría el chasis del droide y lo configuraría para que se convirtiera en una unidad de espionaje, mas específicamente, los fotoreceptores fueron ajustados para poder ver en infrarrojo. La actualización hizo que el color de los fotoreceptores cambiaran de nuevo a rojo, como sucedió con las modificaciones de Darth Maul. En lo mas profundo del droide, fueron agregados compartimentos blindados de contrabando para mas opciones de espionaje. Después de las Guerras Clon, C-3PX comenzó a trabajar bajo órdenes del Almirante Screed, más tarde escapó de su servició y emprendió su camino hacia la Agencia Intergaláctica Droide para empezar a trabajar como un droide de alquiler. Durante este tiempo, la memoria de la unidad fue borrada muchas veces debido a su paso por muchos dueños de renta, y a causa de esto el droide olvidó por completo su servicio con los Ejércitos de la República y el Ejército Imperial.

Fue mientras que C-3PX trabajaba como un droide de renta que entró bajo el servicio de Olag Greck, quién robó el droide y lo reprogramó para su servicio como un asesino a sueldo. Olag reinstaló el armamento escondido que C-3PX había tenido antes, incluyendo un láser en la parte trasera de la cabeza del droide, varias armas y pistolas ocultas bajo los huecos y articulaciones, y otras herramientas de uso comercial.Una distintiva "X" de color negro adornaba la placa frontal del droide a la vez que funcionaba como una marca de identificación, además conservó sus fotoreceptores de color rojo. El Droide mantendría esta configuración hasta su muerte.

Reconstrucciones

C-3PX sufriría múltiples reconstrucciones a lo largo de su actividad como droide. Al final de cada propiedad, el droide a menudo sería desmantelado y cualquier sistema oculto, como las armas y la programación asesina, serian removidos, y el droide volvería a su naturaleza semi-acción, hasta su destrucción en el año 10 ABY.

  • Modelo Original de Serie: Modelo Original de la Serie 3PX.
  • Propiedad de Darth Maul (a. 32 ABY) : 83 dispositivos y armas retractables instalados, placas de la serie 3PO instaladas, programación asesina implementada.
  • Propiedad de Raith Sienar y papel en las Gerras Clon (a. 32 ABY - 19 ABY) : Memoria borrada, nuevo blindaje de la serie de droides 3PO, fotoreceptores actualizados para permitir la visión en infrarojo, compartimentos para el contrabando instalados en la estructura oculta del droide, programación de espionaje implementada.
  • Servicio Imperial y Servicio como droide de alquiler para la Agencia Intergaláctica Droide (a. 19 ABY - 10 ABY) : Memoria borrada, sistemas de espionaje desmantelados.
  • Propiedad de Olag Greck (a. 10 ABY) : Programación asesina implementada, armamento oculto instalado (incluyendo bláster escondido en la parte trasera de la cabeza del droide), una negra "X" aparece en la frente del droide.

Personalidad

C-3PX fue un droide frío y calculador, que despachaba fácilmente a aquellos que estaba ordenado asesinar. Mientras servía para Darth Maul, gastó mucho de su tiempo en silencio, debido a las modificaciones de Maul a su programación. No se sabe mucho de su personalidad después de la limpieza de su memoria y servicio bajo Raith Sienar, su compañía Sistemas de Flotas Sienar, y más tarde en el Gran Ejército de la República; sin embargo, como su perfil de misión pasó desapercibido por este tiempo, C-3PX podría haber compartido muchas características de la personalidad con otros droides de protocolo de su época.

Una vez las Guerras Clon habían terminado, y la República Galáctica se convirtió en el Imperio Galáctico, C-3PX pasó a servir al Almirante Imperial Screed. C-3PX no disfrutó del trabajo que se le daba en ese momento, así que dejó la Compañía de Screed y buscó la Agencia Intergaláctica de Droides, donde tuvo muchos maestros como Unidad de Alquiler. Durante este tiempo su memoria, así como también gran parte de su armamento oculto, fue desmantelado y removido, dejando a C-3PX inconsciente de sus perfiles de misión pasados, así como también de sus propietarios.

Cuando Olag Greck conoció al droide de alquiler, determinó que C-3PX no era un droide común y corriente, y decidió reclamar al droide como suyo. Después de la adquisición, Olag contrató a un técnico, quién reprogramó al droide para que se convirtiera en un asesino. Como tal, C-3PX se convirtió en un droide capaz de trabajar solo para completar cualquier recompensa, mientras que se protegía con la gran cantidad de armamento instalado en su cuerpo. El no sentía ningún tipo de remordimiento hacia sus trabajos como asesino a sueldo, el pícaro droide de protocolo aseguraba que no era nada personal, si no que estaba programado para realizar ese tipo de misiones. El estuvo un largo tiempo sin la memoria borrada o limpia bajo el servicio de Olag, sin embargo, el desarrolló las habilidades para ocultarse, utilizar métodos no convencionales para matar a sus víctimas y pensar de una otra manera que el droide asesino se arrepentía. El comenzó a resentirse con su amo, no compartiendo los métodos que este usaba para llevar a cabo sus acciones. Olag publicó una recompensa de C-3PX para evitar alguna rebelión futura del droide en contra de su amo.

Cuando el droide encuentra a Nak y sus dos androides, R2-D2 y C-3PO, quienes ambos fueron ordenados por Olag para luchar en el ilegal combate a muerte entre droides, Olag fue amonestado por un rencoroso C-3PX que no le gustaba la idea de su amo de utilizar a otros droides para que se conviertan en unidades asesinas. Sin embargo, C-3PX se dio cuenta de la inutilidad de sus acciones ya que pensó que a pesar de todas sus decisiones, todas llevarían a su inevitable final; así que un resentido y triste C-3PX se lanzó en la arena y se dejó destruir voluntariamente, dejando escapar a C-3PO Y R2-D2 libres y sanos.

Entre bastidores

C-PX apareció por primera vez en el cómic Stasr Wars Droids: The Kalarba Adventures 3, donde el salvó a los droides R2-D2 y C-3PO arriesgando al mismo tiempo su propia vida. C-3PX ha sido re-continuado en muchas ocasiones, comenzando primero con su aparición en Episode I Adventures 3: The Fury of Darth Maul. Sin embargo, estas re-continuaciones han demostrado ser un poco confusas, ya que en ninguna se describe como regresó al servicio bajo Maul y La Cimitarra, en tiempos de la Muerte de Maul en Naboo, y algunas evitan el periodo de tiempo medio entre sus dueños completamente. En Ultimate Adversaries se muestra la adquisición de la caparazón desmantelable de C-3PX sin mencionar a Raith Sienar, su servicio bajo El Imperio y la República, o su servicio bajo Screed. Sin embargo, The New Essential Guide To Droids afirma que C-3PX de alguna manera regresó a la Cimitarra y estuvo infiltrado a bordo de esta después de la muerte de Darth Maul, y luego fue entregado a Sienar. Después de algunos servicios como espía del Sistema de Flotas Sienar, C-3PX trabajó bajo las órdenes del Gran Ejército de la República y más tarde bajo el servicio del Ejército Imperial siendo su propietario el Almirante Imperial Screed, pero se cansó de este trabajo y de esta manera se insertó a si mismo como unidad de alquiler en la Agencia Intergaláctica Droide, que es el lugar donde Olag Greck lo encuentra. Por lo tanto, alguna información que se presente es contradictoria y ninguna de las re-continuaciones ofrecen alguna explicación mas allá de la ofrecida en el artículo.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias



 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar