Fandom

Star Wars Wiki

Batalla de la Nebulosa Kaliida

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión3 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
«Debido a que nuestras naves capitales son vulnerables a los ataques del enemigo, creo que un escuadrón de bombarderos puede operar desviándose del arma de iones. Nuestro objetivo será el puente…y el General Grievous.»
―Anakin Skywalker al Escuadrón Sombra[fuente]

La Batalla de la Nebulosa Kaliida fue una contienda espacial que tomó lugar cerca de la Nebulosa Kaliida a mediados del 22 ABY, durante las Guerras Clónicas. Poco después al descubrimiento de la nave de guerra Confederada Malevolencia por parte de la República Galáctica, el General Jedi Anakin Skywalker diseñó un plan para atacar al acorazado y a su comandante, el General Grievous. El Jefe de Estado Confederado y Conde de Serenno, Dooku, le ordenó a Grievous atacar el centro médico secreto de la República en el Borde Exterior, y posteriormente a la erradicación de convoys médicos de la República en el sistema Ryndellia por parte del Malevolencia, ésta supo del objetivo de la Confederación. Skywalker planeaba interceptar a la nave acompañado por su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano y el Alto General Jedi Plo Koon.

Skywalker llegó a la estación médica mediante un atajo a través de la nebulosa, con la unidad de cazas estelares conocida como Escuadrón Sombra, y se enfrentaron a los droides Buitre que custodiaban al Malevolencia. Al sufrir pérdidas debido a los cañones iónicos del acorazado, Skywalker lideró a su escuadrón para atacar el cañón de estribor del vehículo. Cuando el Malevolencia intentó utilizar el arma dañada hacia el centro médico, ambos cañones explotaron, causando gran daño a la nave. El Almirante Wullf Yularen y el Alto General Jedi Obi-Wan Kenobi llegaron al sistema con varios Destructores Estelares clase Venator y se enfrentaron al Malevolencia, el cual no pudo retirarse al hiperespacio debido al gran daño causado a su hiperimpulsor.

El Maestro Sith de Dooku, Darth Sidious logró convencer como su segundo rostro, el Canciller Supremo Palpatine, a la senadora Padmé Amidala para que viajase a la nebulosa, donde Grievous pudiese tomarla como rehén y por consiguiente huir. Amidala llegó al sistema y de inmediato fue arastrada hacia el Malevolencia. Skywalker y Kenobi llegaron al acorazado a bordo de la nave personal de Skywalker, el carguero Crepúsculo, y lograron rescatar a Amidala. Kenobi intentó causarle mayor daño al hiperimpulsor del acorazado, pero se vio obstruido por Grievous y forzado a entrar en combate de sables de luz con el general cyborg antes de poder escapar. Skywalker y Amidala se las arreglaron para sabotear la navicomputadora de la nave y el grupo regresó a la flota de la República. Cuando el Malevolencia intentó saltar al hiperespacio, se estrelló contra una luna cercana, pero Grievous logró retirarse del sistema.

Preludio

El arma misteriosa

«Buscarla es una cosa. Buscar una manera de destruirla es otra.»
―El Maestro Jedi Mace Windu del Alto Consejo Jedi, refiriéndose al Malevolencia[fuente]
Battle of Abregado.jpg

El Malevolencia ataca a la flota de Plo Koon en el sistema Abregado.

A mediados del 22 ABY[6] durante las Guerras Clónicas, la Confederación de Sistemas Independientes construyó una superarma, el crucero pesado clase Subjugador Malevolencia, capaz de destruir numerosas flotas de la República Galáctica con sus cañones iónicos. Los cañones neutralizaban toda la potencia de sus objetivos, dejando a sus presas indefensas y sin la capacidad de usar un escudo deflector, siendo totalmente vulnerable al fuego turboláser del Malevolencia. Liderado por el General Grievous, la nave de guerra Confederada comenzó una serie de ataques a las fuerzas de la República sin dejar sobrevivientes que informasen al Alto Mando de la República del arma o de sus métodos de ataque, de modo que el Malevolencia era referenciado como el "arma misteriosa" debido a su naturaleza desconocida.[1] Los ataques se daban sin dejar rastro,[2] y la posibilidad de futuros ataques expandió el temor por toda la República.[10]

El Alto General Plo Koon del Alto Consejo Jedi lideró voluntariamente un asalto al arma misteriosa, llevando consigo una flota de varios Destructores Estelares clase Venator al sistema Abregado, donde había sido localizado el Malevolencia. Bajo las órdenes de Grievous, el acorazado atacó a la flota de la República con sus cañones iónicos, y los cruceros lanzaron varias cápsulas de escape. El Jefe de Estado Confederado y Conde de Serenno, Dooku, estaba a bordo de la nave de guerra y le ordenó a los droides de combate rocket eliminar las cápsulas con naves de abordaje, con intenciones de impedirle a la República saber del acorazado y de sus armas. Sin embargo, Koon y varios soldados clones fueron rescatados por el General Jedi Anakin Skywalker y su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano, y se las arreglaron para escapar del Malevolencia, llevando consigo la información de la existencia de la nave de guerra a la República. Dooku, molesto con Grievous, se marchó para discutir el fracaso del general con su Maestro Sith, Darth Sidious.[1]

Preparando el contraataque

«Nuestros bombarderos atacaran a máxima velocidad para esquivar el arma iónica del enemigo. Concentraremos el fuego en la superestructura del puente, aquí. Si destruimos a Grievous, podremos llevar acabar más rápido la guerra.»
―Anakin Skywalker al Escuadrón Sombra[fuente]
Skywalker briefs Shadow Squadron.jpg

Skywalker le explica al Escuadrón Sombra el plan.

Posteriormente a la revelación de la naturaleza del superarma, Skywalker planeó liderar un contraataque al Malevolencia con el Escuadrón Sombra de cazas estelares.[9] Los Jedi obtuvieron permiso de utilizar cazas estelares ala-Y BTL-B del Canciller Supremo Palpatine y el senador Ask Aak, pero descubrieron que, puesto a que eran nuevos, seguían en periodo de prueba. Skywalker también se dio cuenta de que el pedido debía de ir de un comité del Senado Galáctico. Sin poder obtener los bombarderos por las medidas oficiales, Skywalker viajó directamente al complejo de pruebas sobre el planeta Bormus donde los cazas estaban siendo manufacturados. Al llegar con el Escuadrón Sombra a bordo de su nave personal, el Crepúsculo, Skywalker tomó los bombarderos bajo el pretexto de que el pedido había venido del mismo Palpatine.[11]

Al regresar a su nave insignia, el Resuelto,[5] Skywalker diseñó un plan para llevar al Escuadrón Sombra en un ataque directo al Malevolencia, creyendo que debido a que los cruceros no podían superar en la táctica al acorazado, los bombarderos lograrían penetrar las defensas de la nave de guerra. El objetivo del escuadrón era el puente de mando del Malevolencia, donde el General Grievous comandaba. Si Grievous fallecía, Skywalker pensaba que la guerra terminaría más rápido. Skywalker comenzó las preparaciones para su partida, y fue acompañado por Tano y Plo Koon, el único que decidió volar en un su caza Delta-7b.[9]

Un nuevo objetivo

«Tengo las coordenadas de su nuevo objetivo: la estación médica secreta de la República en el Borde Exterior. Está desprotegida y actualmente en ella se tratan a más de 60.000 clones heridos. Les haremos un favor y acabaremos con su miseria. Una vez haya sido destruida, no habrá lugar para que los Jedi envíen a sus heridos, y por lo tanto morirán.»
―El Conde Dooku encomenda un nuevo objetivo a Grievous[fuente]

El Conde Dooku se reunión con Darth Sidious y se enteró de la existencia de la estación médica secreta de la República en el Borde Exterior, el Centro Médico Kaliida Shoals, en el cual se trataban a más de 60.000 clones de la República heridos. Mientras el Malevolencia emboscaba un convoy médico de la República en el sistema Ryndellia, Dooku contactó a Grievous y le ordenó al general cyborg atacar el centro médico; sin la base médica, la República no tendría lugar al que enviar a sus soldados clones heridos. Grievous estaba complacido con su nueva tarea, lo que demostraba que el conde no había perdido toda su confianza en él desde su fracaso al dejar escapar a los Jedi durante la Batalla de Abregado. El Malevolencia erradicó al convoy y procedió a saltar al hiperespacio; sin embargo, debido a que no podía atravesar la Nebulosa Kaliida,[9] localizada cerca del planeta Kaliida Shoals,[8] la nave de guerra se vio a tomar una ruta más larga para llegar al centro médico.[9]

Btlbywing.jpg

El Escuadrón Sombra sale de la flota de la República.

Mientras el Almirante Wullf Yularen le relataba a Skywalker la derrota del convoy, y el Jedi dedujo que el centro médico sería el próximo objetivo del acorazado. Skywalker planeaba llevar al Escuadrón Sombra por un atajo a través de la nebulosa para poder llegar al centro médico antes que la nave de guerra, planeando atacar al Malevolencia antes de que éste pudiera destruir la base. El Almirante Yularen y el Alto General Obi-Wan Kenobi decidieron tomar la ruta hiperespacial alrededor de la nebulosa, de manera que llegaran al centro médico y reforzaran a Skywalker con varios cruceros clase Venator,[9] incluyendo al Resuelto y a la nave insignia de Kenobi, el Negociador. Yularen advirtió a la administradora kaminoana del centro médico, Nala Se, del peligro inminente,[5] y Kenobi contactó al pueblo del planeta cercano de Naboo, y varias fragatas clase Pelta fueron enviadas para evacuar el centro médico.[9]

Skywalker, Tano, y Koon partieron de la flota de la República con el Escuadrón Sombra. Al entrar en la nebulosa, se toparon con varias mantis Neebray,[9] y Skywalker le ordenó al escuadrón formar la formación Bantha para atravesar y salir de la nebulosa. El caza del piloto clon Matchstick resultó severamente dañado,[5] pero las mantis no le causaron ninguna pérdida a este aparte de un droide astromecánico. El Escuadrón Sombra llegó al centro médico poco antes de que el Malevolencia emergiera del hiperespacio y se aproximara a la estación. Para ése momento, el centro médico ya había evacuado a la mitad de sus pacientes con la ayuda de las fragatas clase Pelta, pero los clones que estaban dentro de los tanques bacta no pudieron ser trasladados.[9]

La batalla

Ataque al Malevolencia

«Escuadrón Sombra, nuevo objetivo. Destruiremos el cañón iónico de estribor.»
―Anakin Skywalker[fuente]
Malevolence attack run.jpg

Skywalker lidera el ataque de bombarderos al Malevolencia.

Mientras se aproximaban Skywalker y su Escuadrón Sombra, el Malevolencia atacó a las fragatas clase Pelta que intentaban huir con sus cañones iónicos. Una vez las fragatas fueron erradicadas, varios escuadrones de droides Buitre emergieron del Malevolencia, y los cazas droides se dirigieron a atacar al Escuadrón Sombra. A pesar del hecho de que sus propios droides Buitre se verían afectados en el impacto, Grievous ordenó que fuese disparado el cañón de iones de la nave de guerra a los bombarderos ala-Y que se acercaban. Mientras el Malevolencia disparaba su cañón de iones, Skywalker ordenó a su escuadrón dirigirse de inmediato al extremo superior de la ola eléctrica para evitar ser neutralizados. Sin embargo, el caza de Matchstick no funcionaba bien, y terminó estrellándose con el de su compañero piloto Tag, mientras que los Sombra 6, 7, y 10, quedaron neutralizados en la ola.[9]

Incluso con la mitad de sus fuerzas remanentes, el escuadrón de la República continuó el ataque al Malevolencia y maniobró entre el fuego láser de las defensas del acorazado, mientras éste localizaba su nuevo blanco, el centro médico. Otro de los cazas de la República fue destruido, y Tano le avisó a Skywalker que con su potencia de fuego decreciente, destruir el puente de mando no sería la mejor opción. Aceptando la sugerencia de Koon de atacar el arma primaria de la nave de guerra, Skywalker cambió el objetivo al cañón de iones de estribor. Apenas el cañón fue destruido por torpedos de protones, Grievous ordenó disparar el arma, pero al intentar hacerlo, ambos cañones colapsaron, causando una explosión que terminó dañando ambas armas y muchos de los sistemas de navegación del Malevolencia, incluyendo a su hiperimpulsor.[9]

La flota de Kenobi compuesta por Destructores Estelares llegó al sistema y comenzó a atacar al acorazado Confederado. Sin poder retirarse al hiperespacio, Grievous le ordenó al Malevolencia dirigirse a espacio controlado por la Confederación. Kenobi contactó a Skywalker y lo felicitó por el éxito de su misión, y Skywalker, Tano y Koon se dirigieron a la estación médica a recuperarse y reabastecer de combustible a sus cazas, de modo que estuvieran listos por si la flota de la República los necesitaba.[9]

Misión a bordo del Malevolencia

«¡Un rayo tractor me arrastra al interior del crucero droide! No seré el boleto de huida de los Separatistas. ¡Continúen su ataque!. ¡Deben destruir esta monstruosa nave!»
―Padmé Amidala a los comandantes a bordo del Resuelto[fuente]

Cuando Dooku se enteró del fracaso de Grievous, se decepcionó,[3] y su Maestro Sith, Darth Sidious, preparó una trampa para una importante oficial de la República que le daría una oportunidad a Grievous para escapar. Sidious, como su alter ego, el Canciller Supremo Palpatine, engañó a la senadora Padmé Amidala para que viajase a la nebulosa, bajo el pretexto que se reuniría con un alto representante del Clan Bancario Intergaláctico que quería negociar un tratado con la República. Amidala accedió[12] y se dirigió a la nebulosa en su yate Nubian tipo H con su droide de protocolo, C-3PO. Mientras la flota de la República continuaba su ataque contra el Malevolencia en retirada, la senadora emergió del hiperespacio y se dio cuenta de que estaba en medio de una batalla, y que había caído en una trampa.[3]

Padme's yacht captured.jpg

El yate de Amidala es empujado al interior del Malevolencia por su rayo tractor.

Skywalker y Tano regresaron al Resuelto, y Skywalker contactó a la General Jedi Luminara Unduli para que los apoyase, pero descubrió que estaba ocupada luchando contra refuerzos Confederados cerca. El Almirante Yularen dedujo que el hiperimpulsor de la nave de guerra estaba dañado debido a que el Malevolencia no intentaba saltar a la velocidad luz. Tomando ventaja sobre la vulnerabilidad de la nave de guerra, Kenobi ordenó que fuera disparado todo el fuego láser al puente del Malevolencia. The Resuelto rastreó al yate de Amidala apenas llegó y realizó contacto con la nave, y Skywalker se sorprendió al ver la presencia de Amidala,[3] debido a que ésta era su esposa.[13] Para proteger a la senadora, la flota de la República se vio obligada a dar un cese al fuego láser lanzado al Malevolencia. La nave de Amidala fue atraída al Malevolencia mediante su rayo tractor, debido a que Grievous planeaba usar a la senadora como rehén para asegurar el escape de la nave de guerra. Para rescatar a la senadora, Skywalker y Kenobi partieron en el Crepúsculo para infiltrarse en el Malevolencia.[3]

Atrapada en el hangar principal de la nave de guerra, Amidala colocó en modo de autodestrucción a los impulsores de su yate justo antes de escapar y esconderse con C-3PO, en un intento por liquidar a sus perseguidores. Mientras Grievous llegaba para capturar a la senadora, la nave se sobrecargó, pero el general cyborg sobrevivió a la explosión y ordenó que fuese hecha una búsqueda exaustiva por toda la nave. Intentando contactar a la flota de la República desde un panel de comunicaciones, Amidala y C-3PO se vieron forzados a esconderse de Grievous y una patrulla de droides de combate B1. La senadora y su droide de protocolo se dieron cuenta de que el daño causado al hiperimpulsor de la nave de guerra tardaría mucho menos en ser reparado de lo que originalmente se creía, y Grievous se marchó para informarle a Dooku de la noticia mientras los droides proseguían la búsqueda de la senadora.[3]

Cuando Skywalker y Kenobi llegaron a la nave de guerra, se encontraron varios droides de combate B1 y los eliminaron. De vuelta en el Resuelto, Tano y Koon contactaron de nuevo a Unduli para pedirle refuerzos, y ésta aseguró que en ese momento se dirigía con sus fuerzas a la nebulosa, para brindarles apoyo. Amidala contactó a la flota de la República, y Tano estableció la comunicación entre Skywalker, Kenobi y la senadora, y finalmente acordaron en reunirse en un operativo de transportación en los niveles medios del Malevolencia. Al llegar, Amidala y C-3PO fueron emboscados por una patrulla de droides de combate, y la senadora respondió el fuego a los droides mientras ésta y su droide de protocolo retrocedían a los trenes de transportación de la zona. Al notar el fuego bláster de la senadora, Skywalker y Kenobi encendieron de inmediato sus espadas de luz y saltaron hacia los trenes, destruyendo a varios droides de seguridad en su camino a la senadora. Amidala y C-3PO escaparon en trenes separados, pero un súper droide de combate B2 comandante disparó un misil a un extremo superior del tren en el que Amidala iba, y Skywalker usó la Fuerza para empujar a Amidala hacia el tren en que estaba. Kenobi intentó salvar telequinéticamente a C-3PO, pero el droide chocó con otro tren y fue en otra dirección.[3]

Sabotaje de dos

«General Kenobi. ¿En verdad creyó que dejaría desprotegido al hiperimpulsor?»
«Cualquier cosa es posible. En realidad, hoy no me ha impresionado.»
―Grievous y Obi-Wan Kenobi[fuente]

Cuando Amidala informó del progreso que los droides de combate llevaban al reparar el hiperimpulsor, Kenobi se dispuso a sabotearlo, mientras Skywalker y Amidala optaban por sabotear la computadora de navegación del Malevolencia. Al dirigirse al puente de mando de la nave de guerra con la senadora, Skywalker envió a su droide astromecánico, R2-D2, a rescatar a C-3PO. El droide astromecánico se las arregló para detener el tren que llevaba al droide de protocolo y lo llevó de vuelta al Crepúsculo. Grievous, sin embargo, pudo interceptar la transmisión entre Kenobi, Skywalker y Amidala, y el general cyborg procedió al salón del hiperimpulsor para emboscar a Kenobi. Mientras el Jedi entraba en la sala y se le aproximaban los droides de seguridad que custodiaban el hiperimpulsor, los refuerzos droides llegaron junto a Grievous y se dirigieron a Kenobi. Usando varios droidekas contra sus propios camaradas droides, Kenobi empujó con la Fuerza a dos droides de batalla detrás, entonces usó el escudo deflector del único droideka en pie como protección de los disparos del rifle bláster de Grievous. El Jedi lanzó con fuerza al droideka restante hacia Grievous, y el general cyborg lo empujó a un lado. Destruyendo a un droide de combate B1 debido a su frustración, Grievous le ordenó a los droides de seguridad restantes vigilar el hiperimpulsor mientras él iba personalmente a lidiar con Kenobi.[3]

Kenobi vs Grievous Malevolence.jpg

Grievous confronta a Kenobi.

Apenas se marchó, Kenobi contactó a Skywalker y a Amidala, quienes estaban ocupados luchando contra una patrulla de varios súper droides de combate B2. Kenobi quedó en reunirse con los dos de vuelta en el Crepúsculo poco antes de que sus comunicaciones fueran interrumpidas por la tripulación droide del Malevolencia. En uno de los trenes, Kenobi fue perseguido por Grievous y varios droides de combate. El general y los droides saltaron al tren que transportaba al Jedi, pero los droides fueron aplastados por otro tren. Mientras se aproximaba Grievous, Kenobi notó un largo brazo mecánico cerniéndose sobre el tren y lo usó para abalanzarse sobre Grievous y darle una patada al general. El Jedi y el cyborg se enfrentaron en un duelo antes de que Kenobi escapara al compartimiento frontal. Grievous atacó cargadamente al Jedi y en el acto le hizo perder el equilibrio, aunque el Jedi se las arregló para saltar a otro tren en un nivel inferior.[3]

Skywalker y Amidala llegaron al puente de la nave de guerra y eliminaron a los droides que arreglaban el hiperimpulsor del Malevolencia. Los dos súper droides de combate entraron en la sala, y Skywalker empujó con la Fuerza rápidamente a Amidala para que esta entrase en el turboascensor, poco antes de destruir a los droides. En un intento por reiniciar las coordenadas de la navicomputadora para el salto al hiperespacio, Skywalker recalentó los sistemas de la nave de guerra, mientras Amidala escondía a los droides destruidos en la cámara del turboascensor, para borrar cualquier rastro de la pelea y evidencia del sabotaje. Mientras tanto, la flota de la República se preparaba para atacar al Malevolencia una vez los Jedi regresaran con la senadora, pero con las comunicaciones cortadas, los cruceros no pudieron contactar a Skywalker para conocer el estado actual de la misión. Terminando ya su misión, Skywalker y Amidala dejaron el puente de mando poco antes de que más droides de combate llegaran para tomar el mando del Malevolencia. El Jedi y la senadora se reunieron con R2-D2 y C-3PO en la bahía donde estaba estacionado el Crepúsculo. Poco después, Kenobi llegó, perseguido por varios droidekas. Skywalker usó la Fuerza para amontonar unos escombros frente a Kenobi, de esa manera protegiéndolo y permitirle abordar junto a los demás el Crepúsculo.[3]

Destrucción

«¡La navicomputadora nos está llevando directo a la luna!»
«¡Tontos! ¡Reinicien la navicomputadora!»
―Grievous y Obi-Wan Kenobi[fuente]
Malevolence boom.jpg

El Malevolencia se estrella con una luna cercana.

El Crepúsculo se dirigió a la flota, y Grievous lo persiguió en su caza, el Sin Alma Uno, en compañía de varios droides Buitre. A bordo del Resuelto, Koon le ordenó a los Destructores Estelares abrir fuego una vez más, y los cruceros retomaron su ataque al Malevolencia. Cuando Grievous logró dispararle al Crepúsculo, Amidala tomó control del periscopio del cañón láser del carguero y respondió el fuego a los cazas droides. El general cyborg le ordenó al Malevolencia marcharse a la base Confederada en el Sector Cuatro, señalando que se reuniría con la nave de guerra allí, y el Malevolencia realizó todos los preparativos para saltar al hiperespacio.[3]

Amidala intentó dispararle al Sin Alma Uno, pero Grievous maniobró, forzando a uno de los cazas Buitre a recibir el tiro. Mientras la tripulación del Malevolencia accionaba el hiperimpulsor, se dio cuenta de que la navicomputadora no funcionaba bien, y dirigió a la nave de guerra a la luna cercana[3] de Antar.[7] Dooku hizo contacto con Grievous, y le señaló que en el punto de encuentro lo esperaban tanto él como al Malevolencia, pero Grievous cortó la transmisión y saltó al hiperespacio. La tripulación de droides de combate del Malevolencia no pudo reiniciar la navicomputadora a tiempo, y como resultado, el Malevolencia se estrelló en la luna, acabando así la amenaza que el acorazado Confederado representaba para la República.[3]

Consecuencias

«Supongo que tuviste algo que ver en eso.»
«Todo es parte del plan, Maestro.»
―Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, poco después de la destrucción del 'Malevolencia[fuente]

La destrucción del Malevolencia hizo que la tripulación de los Destructores Estelares de la República estallara de emoción.[3] La luna muerta de Antar se convirtió en el lugar de descanso eterno de la[7] preciada nave de guerra Confederada, y la derrota de Grievous a manos de la República hizo que Dooku perdiera mucha de la confianza que le tenía.[3]

Entre bastidores

La Batalla de Kaliida Shoals apareció en la serie televisiva de 2008 Star Wars: The Clone Wars. Debido a que aparcaba dos episodios, la batalla fue una de las primeras gran batallas de la serie,[14] que hicieron su aparición en los episodios de la primera temporada, "Shadow of Malevolence" y "Destroy Malevolence."[5][15] Asimismo, la batalla completaba una historia de tres partes acerca de la nave de guerra Confederada Malevolencia,[14][16] que hizo su aparición en el srgundo episodio de la serie de televisión, "Rising Malevolence", así como en Shakedown, un cómic web que ocurría antes del episodio. Varias historias, relatando los eventos anteriores a la batalla, aparecieron en el cómic online; Procedure, el cual mostró la adquisición de los bombarderos ala-Y por parte de Skywalker poco antes de "Shadow of Malevolence", mientras que Agenda explicaba cómo Palpatine había engañado a Amidala, poco antes de "Destroy Malevolence".[17]

La batalla mostró en uso a los cazas estelares ala-Y BTL-B,[5] y de paso fue el debut de los personajes Padmé Amidala y C-3PO.[15]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar