Fandom

Star Wars Wiki

Batalla de Ryloth (Guerras Clon)

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
VaderFather.jpg

No. ¡Yo soy tu padre!

¡Peligro! Esta página contiene IMPORTANTES SPOILERS de un lanzamiento reciente o próximo. Estás avisado del peligro.

Queicon.png

Existen dos fuentes canónicas en conflicto en este artículo: The Clone Wars y Star Wars: The Clone Wars: Héroes de la República.

Aún está a la espera una línea temporal coherente revisada por Lucasfilm Ltd..

Este artículo es sobre la batalla durante las Guerras Clónicas. Quizá estés buscando la batalla durante los Asedios del Borde Exterior, u otras batallas en el planeta Ryloth.
«Los twi'leks en ese planeta no esperarán para siempre, Maestro. Mientras más tiempo la Tecno Unión mantenga control sobre Ryloth, será más difícil liberarlos.»
«Estoy de acuerdo. No tenemos mucho tiempo.»
―Anakin Skywalker y Mace Windu[fuente]

La Batalla de Ryloth tuvo lugar en el 22 ABY, en Ryloth, el mundo natal twi'lek durante las Guerras Clónicas. Buscando robar los tesoros de su colega miembro del Consejo Separatista, Passel Argente, y también asegurar otra victoria a la Confederación de Sistemas Independientes, el Presidente de la Tecno Unión, Wat Tambor, comando la invasión del planeta y ejecutó la subyugación del pueblo twi'lek. El Emir Tambor colocó al capitán Mar Tuuk al mando del bloqueo Confederado que rodeaba al planeta y al droide táctico serie T TX-20 a cargo de los cañones de protones en la ciudad de Nabat, mientras montaba su propio cuartel general en la conquistada capital de Lessu. Después de recibir peticiones de asistencia por parte del senador de Ryloth, Orn Free Taa, el Alto Consejo Jedi envió al General Jedi Anakin Skywalker, y a su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano, para eliminar el bloqueo Separatista y despejar el camino a las fuerzas de la República Galáctica para que aterrizaran y liberaran Ryloth.

Skywalker y Tano llevaron una flota de tres Destructores Estelares a Ryloth y se enfrentaron al bloqueo del capitán Tuuk. Aunque al principio sufrieron muchas bajas y fueron forzados a retirarse, Skywalker y Tano se reagruparon y diseñaron un nuevo plan de ataque, regresaron al sistema Ryloth y derrotaron a la flota de Tuuk. Los transportes de tropas de la República—bajo el mando de los Altos Generales Jedi Obi-Wan Kenobi y Mace Windu—pudieron entonces proceder. Sin embargo, no pudieron aterrizar a causa de los disparos de los cañones de protones apostados ahí. El Alto General Kenobi, el Comandante Clon CC-2224, y la Compañía Fantasma, unidad del Gran Ejército de la República, aterrizaron en la ciudad y destruyeron los cañones, permitiéndole el aterrizaje a los transportes de Windu.

En el camino hacia la reconquista de la capital de Lessu a bordo de los caminantes AT-TE, Windu, el Comandante Clon CC-6454, y el Escuadrón Rayo fueron atacados por tanques. Las fuerzas de la República derrotaron al destacamento enemigo pero sufrieron bajas, obligando a Windu a pedirle ayuda al General Cham Syndulla de los Luchadores por la Libertad Twi'lek. Cuando el Emir Tambor comenzó una campaña de bombardeo de varias aldeas en la zona, y Syndulla finalmente arregló sus diferencias con el senador Taa y unió sus fuerzas a las de Windu. Windu y los soldados ARF Razor y Stak lograron activar el puente de plasma de Lessu, el único acceso a la ciudad. En lo que se conoció como la Batalla de Lessu, las fuerzas combinadas del Escuadrón Rayo y los luchadores por la libertad entraron en la ciudad y vencieron a la Confederación. El propio droide táctico de Tambor escapó con el transporte del Emir y lo abandonó a su suerte, y Windu logró capturar al Presidente de la Tecno Unión.

Después de la liberación de Lessu, Skywalker y Tano fueron dejados a cargo de las operaciones contra los restos Confederados en el planeta. Los dos Jedi lideraron a sus soldados clones de la Legión 501 a través de la destruida ciudad de Resdin, eliminando gradualmente a las fuerzas droides apostadas allí. Durante el conflicto, el Capitán Clon CC-7567 y el Sargento Clon CS-2207 fueron capturados por el cazarrecompensas Cad Bane, quien estaba huyendo después de robar el Núcleo Gravítico, parte del superarma recién diseñado por el científico Separatista Kul Teska. Los clones no tardaron en ser rescatados por Skywalker y Tano, pero al intentar escapar de Resdin, ellos y Bane fueron atacados por el mismísimo Teska, quien logró recuperar el Núcleo Gravítico.

Preludio

Wat Tambor: « Droide, ¿no es Ryloth uno de nuestros planetas en la lista de invasión?»
TA-175: «Así es, Emir. De acuerdo con su nivel de recursos y riquezas, además de su valor estratégico, se ubica en nuestra lista en el número veintisiete, para ser exactos.»
Wat Tambor: «¡Nada de eso! Movilizen todas las tropas disponibles, ¡ahora es el primero!»
Wat Tambor y TA-175 [fuente]

A mediados del 22 ABY[3] durante las Guerras Clónicas, el Presidente de la Unión Tecnológica Wat Tambor comenzó a desconfiar de su colega del Consejo Separatista y miembro de la Alianza Corporativa, el Magistrado Passel Argente. Tambor colocó cerca del magistrado un droide espía con ayuda contratada del traficante de droides Gha Nachkt, usando su agente para rastrear los movimientos de Argente a través de la galaxia.[12] Eventualmente, Argente llegó a la capital del planeta Ryloth, Lessu, para reunirse con Artruk, el contador contratado por Argente para que mantuviera las cuentas de sus tesoros, los cuales había extraído de mundos conquistados. Tambor presenció la reunión, y buscando reclamar los tesoros del magistrado, ordenó que Ryloth fuese puesto como prioridad principal de invasiones Confederadas.[13]

Innocents of Ryloth.jpg

Los twi'leks son tomados cautivos en Nabat.

Tambor tomó control de Ryloth, apostando un bloqueo sobre el planeta liderado por el capitán neimoidiano Mar Tuuk.[2] En la superficie del mundo, los nativos twi'leks fueron sacados de sus casas[7] y se morían de hambre.[2] El ejército Confederado, buscando enviar un mensaje a los gobiernos de Ryloth,[14] masacraron la ciudad de Resdin, reduciéndola toda a poco más que escombros. El mensaje fue captado por la cercana Lessu, la cual se rindió a los Separatistas sin montar resistencia.[1] Tambor posicionó droides tácticos a mando de las defensas de Ryloth[7] mientras ocupaba la capital como su residencia en el planeta.[5] En la ciudad de Nabat, TX-20, el droide táctico a cargo,[8] colocó a los prisioneros twi'lek de las aldeas cerca de los cañones de protones Separatistas, haciendo uso de los rehenes como "escudos vivientes" para prevenir que cualquier fuerza de liberación intentase atacar los cañones. El droide también planeó usar varias biestas gutkurr para defender el destacamento Confederado, matando de hambre a las criaturas en celdas de modo que fueran más viciosas al ser liberadas.[7] Sin embargo, la niña twi'lek Numa pudo evitar ser capturada por los Separatistas,[15] escondiéndose en los túneles de la aldea vacía.[7]

Poco después de la invasión, el Alto Consejo Jedi recibió una petición de asistencia por parte del Senado Galáctico.[2] El senador de Ryloth, Orn Free Taa, pidió que su planeta fuese liberado de la opresión Confederada,[5] y el Consejo Jedi desarrolló un plan para invadir y liberar Ryloth. El General Jedi Anakin Skywalker y su pádawan, la Comandante Jedi Ahsoka Tano, debían destruir el bloqueo Confederado que rodeaba al planeta. Esto le permitiría a los Altos Generales Jedi Mace Windu y Obi-Wan Kenobi aterrizar con la fuerza de invasión,[2] consistiendo en varias unidades de soldados clones del Gran Ejército de la República.[5][7]

La batalla

La llegada de la Confederación

Una defensa sin suministros

«Senador, la flota que protege Ryloth ha sido destruida y se han cortado las líneas de suministros. Las tropas ya no tienen comida, combustible ni municiones, y la población civil está muriéndose de hambre.»
―Obi-Wan Kenobi al senador Bail Organa[fuente]

Como lo predecía Syndulla,[13] una fuerza invasora Confederada no tardó en llegar y asaltó Ryloth, convirtiendo el mundo en un campo de batalla.[16] Comandados por Wat Tambor,[2] los Separatistas descendieron múltiples naves de aterrizaje C-9979 con fuerzas de droides de batalla a bordo, asaltando los centros de población del planeta. También se formó un bloqueo Separatista de fragatas estelares clase Munificente y una Nave de Cobntrol de Droides clase Lucrehulk en la órbita del planeta. Liderados por Syndulla,[16] que asumió el rango de general,[5] los luchadores por la libertad resistieron a la incursión con ayuda del General Jedi nikto Ima-Gun Di, el Capitán Clon Keeli, y las fuerzas de soldados clones del Gran Ejército de la República que estaban comandando. A pesar de la ayuda de Di y los esfuerzos de una flota republicana conformada por varios Destructores Estelares clase Venator que estaban siendo dirigidos por el Almirante Dao, la batalla todavía estaba muy a favor de la Confederación, y al pueblo twi'lek comenzó a acabársele los recursos como comida y agua. Además, los Separatistas enviaron escuadrones de bombarderos clase Hyena, ejecutando ametrallamientos en campamentos twi'leks.[16]

BattleOfRyloth-SL.jpg

Un bombardero, al que le había dado un caminante AT-TE, se estrella contra la pared del cañón detrás de las fuerzas de Di.

Las fuerzas de defensa de la República en el planeta finalmente se vieron obligadas a retirarse a un cañón para brindarle protección a las familias de la resistencia twi'lek. Con sólo tres salidas, el cañón atrapó a las fuerzas Confederadas en un callejón sin salida mientras los luchadores por la libertad y los clones se basaron en las defensas de las trincheras y el fuego de cobertura de Ejecutores Tácticos Todo Terreno para mantener acorralados a los droides de batalla y a sus bombarderos y Tanques Blindados de Asalto. Mientras la población twi'lek llegaba al punto de morirse de hambre, la Confederación presionó su ataque contra las fuerzas de Di y Syndulla. Las armas pesadas de los luchadores por la libertad habían quedado deshabilitadas durante el transcurso de la batalla, y los clones de la República y los twi'leks necesitaron con urgencia la alimentación y los refuerzos. Durante el avance de la Confederación, Di y Syndulla se reunieron en las líneas del frente para discutir el estado del conflicto. El Jedi coincidió con la evaluación que hizo el general twi'lek de la situación y contactó a Dao en la órbita para pedir una entrega de suministros.[16]

A pesar de su lealtad a la causa de Di, Dao no pudo enviar apoyo, ya que su flota estaba sufriendo un asalto del bloqueo Confederado y cazas estelares droides Buitre, y se le estaba acabando el combustible y las municiones. A pesar del hostil escenario, el almirante accedió a contactar al Alto Consejo Jedi en la capital galáctica de Coruscant e informarle de la grave escasez de suministros. Durante la comunicación de Dao con el Consejo, la flota Confederada deshabilitó el reactor de su crucero, lo que dio como resultado un gran fallo de los demás sistemas y subsecuentemente la destrucción de su nave estelar. Como la flota de Dao había sido destruida, se cortaron todas las líneas de suministros de la República a Ryloth, dejando a Di y a sus hombres atrapados en el planeta. Mientras líneas de droides de batalla B1 y B2 presionaban su ataque contra las fuerzas de Di, los tanques Confederados atacaron uno de los campamentos atrincherados de la República, aniquilando todos los suministros que estaban ahí. Sin poder usar la cañonera LAAT/i que les quedaba para evacuar a los civiles twi'leks porque era muy pequeña, Di optó por conviertir a la cañonera en una bomba para hacer que colapsara un cruce cercano. Los Separatistas se verían forzados a confrontar a Di y a los clones en un solo frente, y los clones por lo tanto serían capaces de brindarle cobertura a los luchadores de la libertad y a sus familias para que escaparan. Mientras Syndulla y Glie comenzaban su retirada, los clones de Keeli posicionaron la cañonera cerca del cruce y reconfiguraron su sistema de combustible para que sirviera como un explosivo.[16]

Ryloth aftermath.jpg

Lo que quedó de la batalla de los twi'leks con los droides en Cazne.

Tras distinguir la cañonera, el droide comandante OOM ordenó a dos exploradores investigar en la nave que bloqueaba el paso, y fue entonces cuando los clones activaron los explosivos. Como los twi'leks estaban retirándose, Di y Keeli le ordenaron a sus fuerzas que les brindaran cobertura y lanzaron un ataque contra los Separatistas. Aunque su sacrificio dio como resultado su muerte a manos de los droides, no fue en vano. La República logró obtener permiso del Rey Katuunko de Toydaria para usar su planeta como lugar en el cual tomar suministros y llevarlos a los twi'leks refugiados, y así, tres naves de provisiones clase Pelta pudieron obtener el alcance necesario para atravesar el bloqueo con suministros para la población civil que se moría de hambre. Finalmente, los twi'leks recibieron los suministros que tanto necesitaban cuando las fragatas llegaron a Ryloth y enviaron cápsulas de escape con comida y suministros médicos.[16] Después del sometimiento del planeta por las fuerzas de Tambor, los luchadores por la libertad sufrieron muchas bajas en una confrontación con los Separatistas en las llanuras de Cazne. La región se vio llena de cicatrices y cráteres durante el conflicto, y varias naves y transportes Confederados fueron destruidos. Sin embargo, las fuerzas de Syndulla se vieron obligadas a ocultarse mientras los droides procedían a cazarlos. Los luchadores por la libertad construyeron escondites dentro de los cascos de transportes Confederados caídos. Estas bases no sólo resguardaron a soldados, sino también a refugiados, brindando un asilo seguro para cualquier twi'lek que lograra evitar ser capturado por los Separatistas.[5][17]

El Asalto de la República

Destruyendo el bloqueo

«Nuestro bloqueo es impenetrable. Cuando la República ataque, se llevará tremenda sorpresa.»
Mar Tuuk a Wat Tambor[fuente]

Las primera ola de asalto de la República fue liderada por el General Skywalker, la Comandante Tano, y el Almirante Wullf Yularen. Su fuerza de ataque consistía en tres cruceros clase Venator encargados de destruir el bloqueo espacial del Capitán Tuuk alrededor de Ryloth. Apenas salieron del hiperespacio, el Resuelto, el Defensor, y el Redentor, se enfrentaron a las fuerzas de Tuuk, el cual comandaba desde una Nabe de Control Droide clase Lucrehulk, custodiada por dos Fragatas clase Munificente.[2]

Storm Over Ryloth.jpg

El Resuelto, el Defensor y el Redentor quedan severamente dañados en la atmósfera de Ryloth, en su intento por destruir el bloqueo Separatista.

Tano, en su primera ocasión como comandante, tomó al Escuadrón Azul en una cruzada contra los cazas Confederados. Con los cazas droides ocupados, Tano esperaba realizar un completo y sorpresivo ataque masivo contra el bloqueo. Sin embargo, el Capitán Tuuk ya se había preparado para un ataque, y le ordenó a sus refuerzos en un sistema vecino unírsele al combate. Otras cuatro fragatas clase Munificente emergieron del hiperespacio y se prepararon para atacar a la flota de la República, haciendo que el Almirante Yularen y el General Skywalker le ordenaran a Tano la inmediata retirada hacia los cruceros, para marcharse del planeta. Tano, confiando en su habilidad para destruir el bloqueo, desobedeció la orden y continuó su lucha contra el enemigo, perdiendo a casi todos sus pilotos en el intento. Cuando los droides Buitre comenzaron a internarse en las líneas de la República, Tano accedió a la orden, e intentó regresar junto con su equipo restante al hangar del Resuelto, pero el crucero ya estaba sufriendo demasiados impactos suicidas de droides buitre sin control. Un solo caza droide se internó en el puente de mando, donde estaban comandando el General Skywalker y el Almirante Yularen.[2]

Tano había perdido la mayor parte de su escuadrón para cuando regresó, con tan sólo dos de cazas restantes de los diez que tenía al comienzo de la batalla.[9] El Almirante Yularen estaba sumamente herido, y el Redentor fue destruido en pleno ataque. Tanto el crucero capital Resuelto como el Defensor tuvieron que retirarse del sistema en llamas. El Capitán Tuuk había tenido éxito al repeler la ofensiva de la República y comenzaron las preparaciones para el inevitable regreso de Skywalker. La Flota de la República tuvo que resguardarse en territorio seguro, fuera de la zona de combate, de manera en que pudieran hacer un conteo de todas las bajas durante la batalla, así como de los heridos.[2]

Tras consolar a una auto-herida Ahsoka, Skywalker informó acerca de lo sucedido a los Altos Generales Kenobi y Windu. Les informó acerca de su fracaso, y se le fue dado el tiempo de una rotación planetaria como máximo para terminar de destruir el bloqueo, a pesar de que sólo seguían en pie menos de la mitad de sus fuerzas. En un intento por reforzar el carácter y confianza de Tano, para que pudiera terminar con su encomienda, Skywalker diseñó una estrategia para hacer que el crucero Defensor—el cual estaba totalmente dañado— se estrellara contra la nave de mando del bloqueo. Para hacerlo, Skywalker tuvo que evacuar al Destructor Estelar, llevando todos sus suministros y provisiones hacia el Resuelto; de manera que él y su droide astromecánico, R2-D2, tomaran control del Defensor. Al estar sola, Tano comandaba el resto de las fuerzas.[2]

Skywalker pilotó al Defensor de vuelta al Sistema Ryloth, y le ofreció entregarse a si mismo y a su "tripulación" al el Capitán Tuuk, a cambio de un pasaje para comida, provisiones básicas y suministros médicos al pueblo twi'lek. Tuuk accedió, pensando en la gloria y envidia que lo rodearía al haber capturado al famoso General Skywalker. Sólo después de un completo escaneo al Defensor, Tuuk se dio cuenta de que sólo había una forma de vida abordo de éste, y probablemente, un droide. Tuuk le ordenó a su nave destruir el crucero; sin embargo, éste ya no podía ser detenido, debido a su cercanía a la nave de mando e inclusive con toda la fuerza de las demás naves del bloqueo. El Defensor se estrelló directamente con la nave de control, justo después de que el General Skywalker y R2-D2 escaparan en una cápsula. Tuuk logró escapar de la nave comando poco antes de su destrucción, dejando a los droides comandantes OOM a cargo de la flota remanente.[2]

Breaking Ryloth blockade.jpg

El Resuelto utiliza la maniobra Marg Sabl contra varias fragatas clase Munificente.

Mientras tanto, Tano estaba encargada de comandar al Resuelto y terminar con los reductos de la flota Confederada restante, con todavía seis fragatas clase Munificente. Tras una charla con el Capitán Rex, un oficial de navegación, y el Almirante Yularen, Tano planeó voltear en un ángulo horizontal frontal al Resuelto enfrente del bloqueo, de esa manera, protegiendo el puente de mando y los hangares laterales y principal. Esta clásica maniobra—conocida como Marg Sabl—iba a atraer al resto de las fragatas, permitiéndole a los bombarderos tenderles una emboscada, y al mismo tiempo proteger al Resuelto.[2]

El Resuelto emergió del hiperespacio, y comenzó a ponerse en posición. Las fuerzas droides Confederadas se confundieron en la maniobra y Tano prosiguió con el ataque masivo, liderando un escuadrón de Bombarderos BTL-B y Cazas Torrente V-19 contra las fragatas clase Munificente. Los cazas de la República pudieron eliminar el bloqueo Separatista poco antes de la llegada de la fuerza de invasión de Windu y Kenobi, conformada por tres Cruceros de Asalto clase Acclamator. Mientras que los Altos Generales Windu y Kenobi se preparaban para aterrizar, la cápsula de escape de Skywalker fue rescatada por un transporte[2], dejándole a él y a Tano via libre para asegurar el espacio de Ryloth.[5]

Aterrizando en el planeta

«¡No podemos arriesgar los transportes a menos que te encargues de los cañones!»
«De acuerdo, retírense. Nos encargaremos.»
―Mace Windu y Obi-Wan Kenobi[fuente]

El General Kenobi aterrizó en la ciudad de Nabat con la Compañía Fantasma a bordo del Crumb Bomber y otras cañoneras LAAT/i. Aunque su misión era retomar la ciudad, la Compañía Fantasma se vio forzada a limitarse al uso de blásters y bloqueadroides, debido a que no querían dañar propedad twi'lek en el camino. Sin embargo, los cañones protónicos Confederados en la superficie atacaron a los transportes Acclamator en el cielo. Uno de éstos fue destruido, y el General Windu le dijo a Kenobi que destruyera los cañones para que los transportes pudiesen aterrizar, y retiró del área los cruceros antes de que sufrieran mayores daños.[7]

Acclamators damaged over Ryloth.jpg

Los transportes Acclamator son atacados en el cielo de Ryloth.

Tras utilizar granadas de pulso Electromagnético y destruir a los droides en un búnker en las afueras de la ciudad, Kenobi y sus fuerzas de clones entraron en una aldea de la ciudad y montaron un campamento temporal. El Comandante CC-2224—apodado "Cody"—fue a explorar los alrededores de la villa con los soldados clones Wooley, Waxer, y Boil. Al descubrir que los twi'leks habían sido tomados rehenes, Cody y Wooley regresaron e informaron de su descubrimiento a Kenobi y a Windu. Sin embargo, un droide de reconocimiento enviado por el droide táctico comandante TX-20, los espiaba y grababa su plática. Poco después, el droide táctico le ordenó a sus subordinados que liberaran a los capturados y hambrientos gutkurrs a destruir a las fuerzas de la República.[7]

Waxer y Boil, quienes se habían topado todo este tiempo con la pequeña niña Numa, fueron los primeros en encontrar a las criaturas, pero se las arreglaron para escapar a través de un pasaje subterráneo secreto en el hogar de la niña. Kenobi y la Compañía Fantasma las encontraron de igual forma, pero Kenobi se las arregló para atraer a los gutkurrs mediante la Fuerza, y las bestias fueron atrapadas cuando CC-2224 y sus hombres le dispararon a un puente en la parte superior de la entrada. Waxer y Boil salieron de los túneles con Numa. Kenobi conversó con la niña en twi'leki, y descubrió que conocía un camino alterno para llegar a donde estaban los prisioneros. Cody y sus hombres fueron a crear una distracción, mientras que Kenobi se dirigió hacia los túneles con Waxer y Boil.[7]

Cuand los droides fueron distraidos por la Compañía Fantasma, Kenobi y los dos clones se las arreglaron para liberar a los twi'leks rehenes, y los prisioneros liberados escaparon por los túneles. Kenobi logró tomar control de uno de los cañones protónicos, y con la ayuda de Waxer y Boil, pudo destruir al resto de los cañones. Sin embargo, un disparo del tanque AAT de TX-20 destruyó el cañón que estaba en posesión de Kenobi, y separó de golpe a los tres individuos. Numa corrió hacia los clones; cuando éstos se recuperaron fue hacia Obi-Wan. Mientras el droide táctico apuntaba su cañón a Kenobi y a la pequeña niña, los rehenes twi'leks liberados—entre ellos el tío de Numa, Nilim Bril— atacaron al droide y lo destruyeron a golpes. Sin los cañones en el área, los transportes pudieron aterrizar con seguridad. Cuando Waxer y Boil se despidieron de Numa, las fuerzas de Windu se dirigieron a la ciudad capital de Lessu para reconquistarla y finalmente liberar el planeta,[7] mientras que Kenobi fue a asegurar el hemisferio sur del planeta.[5]

El camino hacia la capital

AT-TEs during Battle of Ryloth.jpg

Los AT-TE son atacados cuando caminan al borde de un acantilado.

En un intento por liberar la capital, el General Windu, el Comandante Ponds[10] y el Escuadrón Rayo tomó un camino al borde de un acantilado para dirigirse a la ciudad, a bordo de vehículos blindados AT-TE. En el viaje, fueron emboscados por varios tanques AAT Confederados de un monte cercano, y los tanques destruyeron a los dos caminantes a la cabeza del grupo. Una vez se hizo esto, el comandante droide planeaba destruir también los caminantes en la parte de atrás, de manera que los demás vehículos quedaran atrapados y fuera más fácil eliminarlos. Sin embargo, Windu evacuó al caminante frontal, y usó la Fuerza para empujarlo por el acantilado, permitiéndole al Escuadrón Rayo proseguir el avance y hacer uso de sus caminantes blindados AT-RT para atacar a las fuerzas Confederadas. Liderando el asalto, Windu tuvo éxito en el ataque, y las fuerzas de la República continuaron la marcha hacia la capital.[5] Sin embargo, se habían perdido treinta y dos hombres y tres tripulaciones de comando de los AT-TE, e iba a necesitar mayor ayuda si se disponía a completar su misión.[10]

Durante una conversación privadada mediante hologramas con el Canciller Supremo Palpatine, el Senador Orn Free Taa, el Gran Maestro Yoda, el General Skywalker, y el Almirante Yularen, Skywalker informó que el espacio alrededor de Ryloth había sido asegurado. Kenobi ya había tomado control del hemisferio sur, dándole vía libre a Windu para tomar la capital. Windu planeaba pedirle ayuda a la fuerza de resistencia local liderada por Cham Syndulla. A pesar de la objeción a tal acto por parte del Senador Taa—causada de forma específica por sus relaciones políticas con Syndulla—Windu creía que ésa era la única manera en que podía retomar la ciudad, debido a que los refuerzos de la República no estaban disponibles.[5]

Windu tomó consigo dos soldados ARF, Razor y Stak, a Cazne para encontrar a los peleadores por la libertad.[10] Al notar un cementerio twi'lek y un escuadrón de droides, Windu y sus soldados se escondieron en las sombras de una nave de aterrizaje C-9979 inactiva. La patrulla Confederada de droides de batalla fue atacada por los peleadores por la libertad, y Windu conoció a Syndulla, el cual expresó sus descontentos con ayudar a la República.[5]

Mientras tanto, el Jefe de Estado de la Confederación, y Conde de Serenno, Dooku no estaba complacido con el fracaso de Tambor al mantener a Ryloth, y le ordenó al Presidente de la Tecno Unión retirarse apenas tomara los tesoros disponibles en la ciudad. Dooku le ordenó que una vez se marchara arrasa con todo—todas las aldeas y la capital inclusive—con la idea de mostrarle a la galaxia el "costo" de una victoria de la República, como propaganda política. El droide táctico personal de Tambor, TA-175, tenía planeado acatar las órdenes de Dooku, pero Tambor no estaba listo para partir todavía. El Emir se quedó en su fortaleza esperaba a que regresaran sus convoys de tesoros, con la idea de partir únicamente cuando estuviera en posesión de todo lo valioso de allí. Mientras las fuerzas de la República se aproximaban cada vez más a la ciudad, los bombarderos Confederados se prepararon para destruirvarias aldeas twi'leks cercanas.[5]

Como gesto de la resistencia twi'lek, a Windu se le dio un recorrido de su base, y éste le pidió a Syndulla que se unieran sus fuerzas para liberar a Ryloth. Pero Syndulla era terco en ese sentido, y sostenía la creencia de que la ocupación del ejército clon en el planeta, posteriormente a la derrota de la Confederación, no haría libre a Ryloth. Peor aún, Syndulla era un rival político del Senador Taa, y no confiaba en él. Sin embargo, un bombardeo Confederado a una aldea twi'lek, presenciado por el Comandante Ponds y el resto de las fuerzas de Windu, hizo que Syndulla se percatara del riesgo que vivía su mundo, y accedió a hablar con el Senador Taa. Con la ayuda del Maestro Windu, Syndulla y el Senador Taa llegaron a un acuerdo: Taa no dejaría que una ocupación armada se diera en Ryloth, mientras que Syndulla aseguró que su objetivo no era el poder político. Finalmente, Syndulla tomó a sus peleadores para que se unieran al ejército clon.[5]

La liberación de Lessu

«¡Yo los detendré! ¡Reactiven ya ese puente!»
―Mace Windu[fuente]

Todavía existía el problema de entrar a la capital, debido a que un puente de plasma era el único acceso, y sus controles se encontraban dentro de la misma ciudad. Las dificultades se incrementaron cuando Tambor ordenó que los civiles fueran sacados de la ciudad y colocados en un campamento al lado de la entrada, empleando el uso de un "escudo viviente"[5]como había hecho el droide táctico TX-20 anteriormente.[7] Debido a que el fuego de largo alcance sería imposible sin arriesgar vidas inocentes, Windu, Syndulla y sus fuerzas fueron forzadas a activar el puente. Al ver a varios vehículos MTT que llevaban la última parte de los tesoros de Tambor hacia él, Windu planeó infiltrarse en el convoy con los soldados Stak y Razor. Tendrían tan solo escazos segundos antes de ser detectados por los droides de batalla, y necesitarían esos segundos para llegar de igual manera al otro lado, debido a que el puente se desactivaría una vez los detectaran. Windu y los soldados reactivarían el puente y le permitirían a las fuerzas de la República entrar en un ataque masivo a la ciudad.[5]

Across the Lessu bridge.jpg

El Escuadrón Rayo y los peleadores por la libertad lanzan un ataque a la ciudad cruzando el puente de plasma.

Windu y los soldados atacaron uno de los dos MTT y lo abordaron. A la mitad del puente, fueron detectados por los droides de batalla que cargaban escáneres. Los tres atacaron a los guardias droides, justo en el momento en que Syndulla y Ponds comenzaron el ataque para ganar tiempo y permitirle a los tres cruzar. Sin embargo, la Confederación se las arregló para desactivar el puente antes de que Windu y los dos clones alcanzaran el otro lado. Windu empujó con la Fuerza a los dos soldados ARF para que éstos llegasen al otro lado, mientras que él mismo se apoderaba de un STAP para poder cruzar. Windu se enfrentó solo a las fuerzas droides, y los dos soldados se abrieron paso hacia los controles del puente y lo reactivaron. Syndulla lideró el ataque cargado por el puente, y Windu procedió a capturar a Tambor. Varios droides de batalla y droides comando atacaron a Stak y a Razor en la sala de control, pero ambos se las ingeniaron para destruirlos.[5]

Tambor ya se preparaba para escapar en su transporte, pero descubrió que TA-175, demasiado impaciente para esperar a su amo, ya había partido en la nave sin el Emir. A bordo del transporte, el droide táctico le informó a Dooku de que Tambor se había rehusado a salir con anticipación. El Conde señaló la situación, y la calificó de "desafortunada", y aún así le ordenó a los bombarderos destruir la capital, sin tomar mucha importancia a la vida del Emir. Mientras Windu acorralaba a Tambor con su espada de luz, los bombarderos ya se dirigían a la ciudad y se preparaban para lanzar sus explosivos. Sin embargo, la oportuna intervención del General Skywalker y la Comandante Tano en sus cazas impidió la destrucción de la ciudad. Tambor se rindió ante Windu y Syndulla, y una vez más, Ryloth fue liberado.[5]

Tambor: Todos moriremos por la gloria separatista ¡ja, ja ,ja!

Windu: No pasará eso sus cazas han sido destruidos.

Palabras de Tambor antes de destruyeran a los cazas Buitres y fuera arrestado.

El último golpe de la Confederación

Combate a través de Resdin

«Puede que la flota Separatista se haya marchado del sistema, pero el Ejército Droide todavía tiene una presencia fuerte en Resdin. Somos la primera fuerza de la República que hace contacto con ellos.»
«¡Pero si la batalla ya terminó! ¡Perdieron! ¿Por qué no sólo se dan por vencido?»
«Porque rendirse no es parte de su programación. Hasta el último droide luchará si eso significa que podrán llevarse a unos cuantos más de los nuestros con ellos.»
―Anakin Skywalker y Ahsoka Tano[fuente]
Resdin.jpg

Tano mira cómo las fuerzas de la República entran a Resdin.

Después de la recaptura de Lessu, los Generales Kenobi y Windu se fueron de Ryloth, dejando a Skywalker y a Tano a cargo de las fuerzas de la República en el planeta. Junto a la Legión 501, los dos Jedi tuvieron la tarea de despejar los restos Confederados, que[1]—a pesar de la captura de Wat Tambor[5] y su derrota en la batalla[14]—seguían en resistencia contra la República.[1] La batalla no tardó en extenderse más, forzando a la República a enviar refuerzos bajo el mando del Maestro Jedi Tanis y el Comandante Flybane.[6] Durante una de las batallas contra la Confederación, Tano y el Capitán Rex comandaron un asalto contra las fuerzas droides en los deshechos cerca de la ciudad de Resdin. Los Jedi se infiltraron en las líneas Confederadas, atacando a los droides de batalla y eventualmente derrotando un tri-droide gigante, el último de los droides en la vecindad general. Entonces, la 501 fue transportada a la Resdin en ruinas, la cual había sido sometida a ocupación Separatista durante la invasión inicial de la República y donde los bolsillos de la resistencia droide todavía estaban. Encontrándose en el camino a droides B1, B2 y de sabotaje, Skywalker y Tano se abrieron paso batallando los tres generadores que le daban potencia a los puentes de plasma en los sectores exteriors y lograron reactivarlos. Con los puentes activados, los refuerzos de soldados y caminantes AT-TE pudieron entrar en Resdin.[1]

Entrando en Resdin el Sargento Clon CS-1004, apodado "Kano", y su escuadrón de soldados encontraron el Puesto Dos de droides de batalla. Recibiendo una señal de Skywalker para que pudieran encargarse de los Separatistas, el grupo luchó con una multitud de droides de batalla para neutralizar el puesto. Después de eliminar a los droides apostados en un largo patio, Kano y sus hombres interceptaron una conversación de droides de batalla y descubrieron que había un grupo de puestos en la zona. Antes de que pudieran moverse del patio, el escuadrón fue atacado por los refuerzos droides que recorrían los edificios de alrededor. Recibiendo una llamada de auxilio de los clones, Tano y Skywalker fueron a rescatarlos. Durante su viaje al patio, los dos Jedi robaron un par de speeders STAP y viajaron a través de un canon mientras fueron perseguidos por fuerzas droides. Después de derrotar a los atacantes, los dos dejaron sus STAPs y entraron en el patio, destruyendo a los droides que estaban asaltando el escuadrón del Sargento Kano.[1]

Uniendo fuerzas con los Jedi, el escuadrón clon dejó el patio en busca de los puestos de droides. Después de eliminar un número de ellos, los Jedi y los clones fueron a una torre que estaba siendo usada como puesto de mando Confederado. Al cruzar un puente para llegar a la torre, la fuerza de la República fue atacada por cazas estelares Buitre. Durante una de las corridas de ataque de los droides, el Sargento Kano y sus hombres se separaron de los Jedi. A pesar del deseo que Tano sentía por rescatar a los soldados, Skywalker le recordó su misión, y ambos continuaron hacia la torre. Derrotando varias olas de droides, en poco tiempo los dos lograron destruirla y regresaron a ayudar a los clones. Después de convocar un transporte de evacuación médica, el escuadrón clon fue sacado de Resdin en una cañonera de la República.[1]

Una nueva amenaza

«Para ser un vulgar ladrón, tienes una compañía extraña, Bane. Entrégame la caja.»
«Él no es su dueño para poder dártela.»
«Ni siquiera sabes lo que es, Jedi.»
«Sé que debo quedármela si es tan importante para la escoria como Bane o sus amigos.»
―Kul Teska y Anakin Skywalker[fuente]
WeGotaDeal.jpg

Bane argumenta sus demandas a sus rehenes, Rex y Boomer.

Mientras tanto, el cazarrecompensas Cad Bane fue a Ryloth después de robar el núcleo de un arma gravítica recién diseñada construida por el científico Separatista Kul Teska. El mismo Teska lanzó un asalto a la estación espacial Juma 9 para usar los escáneres de la estación para buscar el Núcleo, el cual rastreó en Ryloth. El científico skakoano le pidió a las fuerzas droides restantes en Ryloth del Conde Dooku que distrajeran a la República mientras él mismo robaba el núcleo del arma. En Resdin, el Capitán Rex y el Sargento ARF CS-2207, apodado "Boomer", patrullaron en la noche por las angostas calles de la ciudad usando caminantes AT-RT. Los dos fueron emboscados repetidamente, sobreviviendo a los encuentros con droides de batalla, droidekas y droides cangrejos. Los clones llegaron eventualmente a la curva de un cañón y vieron una figura oscura correr desde detrás de un edificio—Cad Bane. Al investigar la figura, Rex y Boomer fueron atacados y enviaron una señal de peligro al General Skywalker y a la Comandante Tano.[1]

Los dos Jedi se dirigieron a la última posición conocida de los clones, saltando desde las tuberías, y los escombros atravesando un cañón ancho. En la entrada del cañón, ambos fueron atacados por varios MagnaGuardias IG-100. Después de derrotar a todos los droides, Skywalker y Tano continuaron con la búsqueda de Rex y Boomer. Los dos clones habían quedado inconscientes, fueron apresados con esposas instaladas a un explosivo, y llevados a un hangar subterráneo por Bane. Cuando Rex y Boomer despertaron, el cazarrecompensas les explicó sus términos y los forzó a ayudarlo para luchar contra los droides de batalla que se acercaban. Sin poder rechazar sus demandas, los clones aceptaron, y Bane desactivó sus esposas. Los soldados recuperaron sus armas y defendieron a Bane, haciendo retroceder gradualmente a las fuerzas droides que entraban en el hangar. Tras cerrar todas las puertas y entradas frenando el avance de los droides, Rex y Boomer fueron atacados por un droide Buitre que se había estrellado contra la puerta del hangar. Bane le proporcionó a Rex un armamento de artillería pesado, que el capitán clon usó para encargarse del caza estelar droide. El grupo continuó la lucha contra los refuerzos Separatistas de droides B1, B2 y saboteadores.[1]

Afuera del hangar, Skywalker y Tano seguían buscando a Rex y a Boomer. Después de pelear contra numerosos droides de batalla en un sendero al lado de un acantilado, los dos oyeron los sonidos de batalla, proveniente desde un túnel. Siguiendo los sonidos dentro del hangar, encontraron a Bane, a Rex y a Boomer luchando contra oleadas de droides. Aceptando de mala gana a ayudar al cazarrecompensas por la seguridad de los clones, Skywalker y Tano se unieron a la lucha. Después de que Skywalker destruyera un tri-droide y terminara el avance de la Confederación, Bane abrió fuego contra los Jedi y los clones. Sin embargo, su fuego bláster fue desviado por Skywalker, causando que el cazarrecompensas perdiera el equilibrio y cayera desde su posición encima de una plataforma. Entonces, Skywalker destruyó las esposas de los clones, neutralizando los medios de negociación de Bane; y los dos clones le quitaron al cazarrecompensas sus blásters. Con el hangar a punto de colapsar, Bane ofreció su nave de desembarco Telgorn, La Habilidad de la Mano, como nave para escapar, y los Jedi aceptaron su oferta. Ya sin posesión de sus armas, el cazarrecompensas accedió a regañadientes a llevar el cargamento robado a su nave, de modo que los Jedi pudieran llevarlo a la República para investigación.[1]

Rex y Boomer fueron delante de los Jedi y Bane para encontrar una posición elevada para proporcionar fuego de cobertura y eliminar a cualquier droide en la zona. Mientras los dos clones se iban del hangar, viajaron al lado de un sendero con vista a los desperdicios de Ryloth. Tras destruir otro tri-droide que recorría los desperdicios, los clones fueron atacados por oleadas de droides de batalla descendiendo de una colina cercana. Cuando dejaron la colina, Rex y Boomer encontraron dos tri-droides que salían de un túnel. Al usar un lanzacohetes, los clones destruyeron los droides masivos y prosiguieron. Mientras tanto, Skywalker y Tano comenzaron su viaje a La Habilidad de la Mano con Bane y el Núcleo consigo. Los dos Jedi protegieron al cazarrecompensas de los droides camaleones B1, B2, y destructores atacantes mientras éste se esforzaba por llevar el Núcleo Gravítico a su nave, de vez en cuando tomando cobertura detrás de cajas para descansar. Al abrirse paso hacia la nave, el camino de los Jedi fue bloqueado por escombros de una nave estelar. Cuando Rex le disparó un cohete, Skywalker, Tano y Bane treparon por los restos. Al encontrarse con un desfiladero sobre un cañóngrande que los separaba de La Habilidad de la Mano, Skywalker y Tano saltaron a través y usaron la Fuerza para levantar el ala más baja de un caza derribado, permitiéndole a Bane seguir su caminando.[1]

Jedi vs Teska.jpg

Skywalker y Tano enfrentan a Kul Teska.

Al tomar un sendero de lado de un acantilado, los tres salieron del alcance de los clones y fueron forzados a continuar sin el fuego de cobertura de los soldados. Skywalker y Tano saltaron a la tierra y eliminaron a un grupo de droides B1, DSD1, saboteadores y destructores. Cuando los Jedi eliminaron un escuadrón de droides cangrejos LM-432, los tres cruzaron una grieta al pararse sobre un tanque droide a la estribación adyacente. Al llegar a La Habilidad de la Mano, Bane sacó una pistola oculta y se preparó para matar a los Jedi y llevarse el arma para sí mismo. Sin embargo, una pila cercana de escombros explotó. Aunque los dos Jedi estaban ocupados levantando los escombros, la mano disparadora del cazador fue golpeada por una pieza de basura antes de que pudiera tomar ventaja de la distracción de los Jedi. El mismo Kul Teska apareció destruyendo los escombros y confrontó al grupo. Cuando el skakoano trató de robar el Núcleo con un cable de arrastre, Skywalker usó la Fuerza para lanzarlo dentro de la nave de Bane.[1]

Tano aplastó a Bane con un enorme pedazo de metal, evitándole la posibilidad de huir en su nave. Un Teska furioso se enfrentó a los Jedi, corriendo hacia ellos haciendo uso de las habilidades incrementadas de su traje presurizado modificiado y lanzando descargas de misiles desde lanzadores en su espalda. Cuando Skywalker usó repetidamente la Fuerza para devolverle los misiles, Teska encerró a los dos Jedi dentro de una burbuja de energía, incapacitándolos. No obstante, antes de que Teska pudiera escapar en la nave de Bane, Rex y Boomer llegaron y lo confrontaron hasta que el skakoano se viera eventualmente forzado a ceder un ultimátum: salvar a los comandantes Jedi o matar a Teska. Mientras la burbuja de energía comenzaba a cerrarse sobre Skywalker y Tano, los clones decidieron rescatar a los Jedi. Mientras los soldados desactivaban la burbuja, Teska abordo La Habilidad de la Mano y escapó con su arma. Cad Bane también escapó, huyendo de Ryloth y las fuerzas de la República.[1]

Consecuencias

Ryloth parade.jpg

El desfile de Ryloth, continuamente a la conclusión de la batalla.

«Le agradezco, Maestro Jedi. Hoy, todo Ryloth se lo agradece.»
«Se ganó su libertad, General. Todos ustedes.»
―Cham Syndulla y Mace Windu[fuente]

Poco después de la conclusión de la batalla, los twi'leks y fuerzas clones realizaron un desfile honrando la victoria. El Senador Taa, los Generales Syndulla y Windu, y el Comandante Ponds miraron la celebración. Con un enemigo común, Taa y Syndulla lograron poner una resolución a su largo debate político que había comenzado años antes de las Guerras Clon. En adición, el poderoso miembro del Consejo Separatista, Wat Tambor, había sido arrestado, y Ryloth ya no estaba bajo mano opresora Confederada.[5] Sin embargo, el Capitán Tuuk había escapado,[2] al igual que TA-175 y el transporte que contenía casi todos los tesoros robados.[7]

Entre bastidores

«En "Storm Over Ryloth", tuvimos la oportunidad con esta invasión a gran escala de darle a los Jedi diferentes tareas para lograr la recaptura de Ryloth.»
―Director de la serie Dave Filoni[fuente]

La Batalla de Ryloth fue una de las primeras batallas mayores en aparecer en la primera temporada de la serie de televisión Star Wars: The Clone Wars, mientras se desarrollaba a lo largo de tres episodios: "Storm Over Ryloth"[18], "Innocents of Ryloth"[19] y "Liberty on Ryloth."[20] Esto permitía la presentación de toda una colección de personajes, siendo expandidos e introducidos tanto en la serie de televisión como el canon de Star Wars. "Storm Over Ryloth" introducía la batalla y las "diferentes tareas" de los Jedi, mientras que "Innocents of Ryloth" presentaba el aterrizaje de la República en Ryloth con inspiración de la vida real, más específicamente de los Aterrizajes del "día-D" en Normandía de la Segunda Guerra Mundial, y "Liberty on Ryloth" servía como la comclusión de la historia dentro de la serie de televisión. La captura y subyugación de los twi'leks en el planeta era usado para presentar los "grandes riesgos de la guerra" en la serie.[21] Los eventos durante la Batalla de Ryloth luego fueron expandidos en el videojuego de 2009 Héroes de la República, el cual tenía lugar inmediatamente después de "Liberty on Ryloth" y documentaba la participación de tanto Cad Bane comop Kul Teska en la batalla.

LessuBattleConcept.jpg

Arte conceptual de la Batalla de Lessu.

El cómic web de The Clone Wars The Ballad of Cham Syndulla, que ocurría antes de "Liberty on Ryloth", era el único de los cómics que llevaban a los episodios en donde ocurría la verdadera batalla. No obstante, Covetous—que ocurría antes de "Storm Over Ryloth"—explicó los sucesos que tenían lugar justamente antes de la batalla, y Curfew sucedía poco antes de la invasión droide en la ciudad de Nabat, justo antes de "Innocents of Ryloth".

En el guión de "Storm Over Ryloth", Anakin Skywalker era originalmente llamado a luchar junto a su pádawan contra el bloqueo Separatista. Sin embargo, esto fue ajustado después por un requisito de George Lucas para relatar bien la inexperiencia de Ahsoka Tano que la conducían a través de sus luchas y lecciones durante el episodio. Mar Tuuk, el capitán Confederado, también era un personaje cuya participación en la batalla fue ligeramente ajustada; ya que originalmente iba a morir a bordo de su Nave de Control de Droides cuando el Defensor se estrellaba contra ésta, pero fue salvado de la muerte cuando probó ser un personaje interesante para Lucas.[22]

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 1,12 1,13 1,14 1,15 1,16 1,17 1,18 1,19 1,20 1,21 1,22 1,23 Star Wars: The Clone Wars: Héroes de la República
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 2,14 2,15 2,16 2,17 2,18 2,19 2,20 2,21 2,22 2,23 2,24 2,25 2,26 2,27 2,28 2,29 2,30 2,31 2,32 2,33 2,34 2,35 2,36 2,37 2,38 2,39 2,40 2,41 2,42 2,43 2,44 2,45 2,46 2,47 2,48 2,49 2,50 2,51 2,52 2,53 2,54 2,55 2,56 2,57 2,58 2,59 2,60 2,61 2,62 2,63 2,64 2,65 2,66 2,67 TCW mini logo.jpg Star Wars: The Clone Wars – "Storm Over Ryloth"
  3. 3,0 3,1 Novelización de Star Wars: The Clone Wars
  4. Star Wars: The Clone Wars Volume 1: Shipyards of Doom
  5. 5,00 5,01 5,02 5,03 5,04 5,05 5,06 5,07 5,08 5,09 5,10 5,11 5,12 5,13 5,14 5,15 5,16 5,17 5,18 5,19 5,20 5,21 5,22 5,23 5,24 5,25 5,26 5,27 5,28 5,29 5,30 5,31 5,32 5,33 5,34 5,35 5,36 5,37 TCW mini logo.jpg Star Wars: The Clone Wars – "Liberty on Ryloth"
  6. 6,0 6,1 6,2 Star Wars: The Clone Wars: Republic Heroes Holonet News
  7. 7,00 7,01 7,02 7,03 7,04 7,05 7,06 7,07 7,08 7,09 7,10 7,11 7,12 7,13 7,14 7,15 7,16 7,17 7,18 7,19 7,20 7,21 7,22 7,23 7,24 7,25 7,26 7,27 7,28 TCW mini logo.jpg Star Wars: The Clone Wars – "Innocents of Ryloth"
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 StarWars.com The Clone Wars Episode Guide: Innocents of Ryloth en StarWars.com (en inglés)
  9. 9,0 9,1 9,2 9,3 9,4 9,5 StarWars.com The Clone Wars Episode Guide: Storm Over Ryloth en StarWars.com (en inglés)
  10. 10,00 10,01 10,02 10,03 10,04 10,05 10,06 10,07 10,08 10,09 10,10 10,11 10,12 StarWars.com The Clone Wars Episode Guide: Liberty on Ryloth en StarWars.com (en inglés)
  11. Vistos en los escombros alrededor de Resdin en Star Wars: The Clone Wars: Héroes de la República
  12. The Clone Wars: Discount
  13. 13,0 13,1 The Clone Wars: Covetous
  14. 14,0 14,1 Star Wars: The Clone Wars: Republic Heroes Prima Official Game Guide
  15. The Clone Wars: Curfew
  16. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada Supply_Lines
  17. The Clone Wars: The Ballad of Cham Syndulla
  18. StarWars.com A Battle Over Ryloth Begins an Epic, Three-Part Struggle en StarWars.com (en inglés)
  19. StarWars.com Innocents Caught in the Crossfire! en StarWars.com (en inglés)
  20. StarWars.com Mace Windu Concludes Ryloth Trilogy en StarWars.com (en inglés)
  21. Star Wars: The Clone Wars: The Complete Season One
  22. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada OEG:S1
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar