Fandom

Star Wars Wiki

Batalla de Kadavo

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión1 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
Atris 4.jpg

Saca a la luz lo que yace oculto en las tinieblas.

Lord David está trabajando para hacer azules los enlaces en rojo de este artículo. Como cortesía y para evitar conflictos de edición, si deseas colaborar en el proyecto de azuleado, consulta con Lord David.

Queicon.png

El título de este artículo sólo es una conjetura.
Aunque este artículo esté basado en información canónica, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.

«Mi pueblo siempre estará agradecido con la Orden Jedi, Maestro Yoda.»
«Nuestro deber hecho hemos. Infortunado es el sufrimiento que su pueblo ha tenido que aguantar.»
―El Gobernador Roshti y el Maestro Jedi Yoda, después de que los Jedi liberaran al pueblo togruta[fuente]

Una batalla tuvo lugar en el 21 ABY en el planeta Kadavo durante las Guerras Clónicas. Después de ocupar el mundo colonia de los togrutas, Kiros, la Confederación de Sistemas Independientes trasladó a toda la población al planeta Zygerria, donde los togrutas serían vendidos como esclavos en una subasta. Una fuerza de ataque de la República Galáctica liderada por el Alto General Jedi Obi-Wan Kenobi, el General Jedi Anakin Skywalker, y su pádawan, Ahsoka Tano, liberaron Kiros y descubrieron los vínculos con Zygerria. Poco después, los Jedi y el Capitán Clon CC-7567—apodado "Rex"—se infiltraron en la subasta y trataron de rescatar a los togrutas pero fueron capturados por los zygerrianos y esclavizados.

Sin embargo, Skywalker y su pádawan escaparon de los zygerrianos y se dirigeron a Kadavo para rescatar a Kenobi, Rex y los togrutas, que habían sido transferidos a la Instalación Zygerriana Procesadora de Trabajos Forzados en el planeta. Temiendo que la liberación de los esclavos demostrara que era un mentiroso—ya que había divulgado información falsa de que los Jedi habían erradicado a la población de Kiros—el Conde Dooku, Jefe de Estado Confederado, envió a su asesina, Asajj Ventress, junto con el General Grievous, a matar a todos los que se encontraban en la instalación de Kadavo.

Después de que las fuerzas de la República y la Confederación llegaron a Kadavo, se produjo una batalla en la órbita y superficie del planeta. Mientras la flota de Grievous luchaba contra los Destructores Estelares clase Venator, Ventress llevó a un escuadrón de bombarderos clase Hyena a destruir la Instalación Procesadora de Trabajos Forzados. Esperando que los Separatistas los perdonaran si él mismo mataba a los togrutas, el jefe de la instalación—el Guardián—intentó arrojar a los esclavos hacia la lava pero Kenobi y Rex frustraron su plan. Poco después, llegaron los refuerzos de la República, obligando a la flota Confederada a retirarse. Ventress, sin embargo, eligió continuar la pelea sola y realizó un último intento de matar a los Jedi con su nave estelar, el Tridente, pero fue eliminada por los cazas estelares Torrente V-19. Después de ganar la batalla, la República devolvió al pueblo de Kiros a su hogar.

Preludio

«Si la población de Kiros resulta liberada, me veré como un mentiroso después de decir que fueron los Jedi los que destruyeron a esa gente. Nuestro deber es claro—»
«Sí, Maestro. Para preservar su nombre, esos esclavos deben morir.»
―El Conde Dooku y Asajj Ventress[fuente]

En el 22 ABY durante las Guerras Clónicas, la Confederación de Sistemas Independientes ocupó el mundo colonial togruta de Kiros[3] y trasladó secretamente a toda su población al planeta Zygerria, donde fueron vendidos como esclavos en una subasta realizada por la Reina zygerriana Miraj Scintel.[4] Una fuerza de ataque de la República Galáctica liderada por el Alto General Jedi Obi-Wan Kenobi, el General Jedi Anakin Skywalker y su pádawan, Ahsoka Tano, liberaron a Kiros y encontraron pistas que los llevó a Zygerria.[3] Mientras tanto, para perjudiciar la reputación de la Orden Jedi, el Jefe de Estado Confederado y Conde, Dooku, mintió públicamente diciendo que durante la batalla en Kiros, los Jedi habían erradicado a toda la población del planeta.[4]

Poco después, simulando ser esclavistas, Skywalker, Kenobi, Tano, y el Capitán CC-7567—apodado "Rex"—se infiltraron en la subasta e intentaron rescatar a los togrutas pero terminaron siendo capturados por los zygerrianos y los convirtieron en esclavos. Mientras Skywalker era dejado al servicio de la Reina Scintel, Tano fue encarcelada en Zygerria, y Kenobi y Rex fueron trasladados junto con los togrutas a la Instalación Zygerriana Procesadora de Trabajos Forzados en el planeta Kadavo. Comandada por un zygerriano conocido como el "Guardián", la planta de procesamiento estaba suspendida sobre un pozo de lava por varioselevadores y cuatro cables que sujetaban sus cuatro lados.[5][6]

RexTogrutasKadavo.jpg

CC-7567 es procesado en Kadavo junto con varios esclavos togrutas

En Kadavo, el Guardián intentó romper la moral de Kenobi arrojando a varios togrutas hacia la lava y prometiéndole que haría lo mismo con el Jedi si trataba de rebelarse. Sin querer poner a los inocentes en peligro, Kenobi y Rex se vieron forzados tarde o temprano a obedecer al Guardián cuando los guardias zygerrianos empezaron a castigar a los togrutas por la rebeldía de Kenobi. Skywalker y Tano no tardaron en escapar de Zygerria y se dirigieron a Kadavo a rescatar a Kenobi y a los togrutas.[1]

Temiendo que la liberación del pueblo togruta revelara su engaño, Dooku envió a su asesina, Asajj Ventress, y al General Grievous a matar a todos en Kadavo, además de destruir toda evidencia de la mentira de Dooku. Mientras tanto, Kenobi les habló a los togrutas de la liberación de Kiros y les explicó que tenían que obedecer al Guardián para sobrevivir. El Guardián no tardó en reconocer la obediencia de los esclavos como un signo de "esperanza" y—viendo las acciones de Kenobi como una cultivación de revolución—contactó a la Reina Scintel para pedirle permiso de matar al Jedi. Sin embargo, no recibió respuesta,[2] ya que Dooku la había asesinado por haberse rehusado a matar a Skywalker.[1]

La batalla

«No es posible. Esto es una traición—»
―El Guardián, hablando del ataque Separatista[fuente]

En Kadavo, el Guardián convocó a Kenobi y a Rex al centro de mando de la instalación y les habló a los dos sobre su intención de disponer de ellos. Mientras el Guardián se comunicaba con Kenobi y Rex, las fuerzas de la República, que consistían en varios Destructores Estelares clase Venator, llegaron a Kadavo. Respaldados por un escuadrón de soldados clones, Skywalker y Tano abordaron un transporte zygerriano y lo usaron para llegar al complejo, que estaba siendo custodiado por un grupo dedroides de Batalla B1 y super droides de batalla B2. Los droides de batalla—que creían que el transporte estaba llevando nuevos esclavos—se sorprendieron con la aparición de los Jedi y los clones, y fueron destruidos rápidamente antes de que pudieran reaccionar frente a la amenaza. Después de llegar al complejo, Skywalker y Tano activaron sus espadas de luz y empezaron a romper las compuertas de la instalación. Al ver esto a través de sus monitores de inspección, el Guardián posicionó a los esclavos togrutas en una plataforma sobre el pozo de lava y amenazó con arrojarlos a menos que Skywalker se rindiera.[2]

BattleofKadavo.jpg

Los bombarderos clase Hyena atacan la Instalación Zygerriana Procesadora de Trabajos Forzados.

Desesperado por rescatar a los esclavos, Skywalker ignoró las advertencias del Guardián y siguió cortando las puertas a través de la instalación. Poco después llegaron las fuerzas Separatistas y se enfrentaron al destacamento de la República en la órbita del planeta. Dirigiendo a varios bombarderos clase Hyena, Ventress—en su nave estelar, el Tridente—atacó al Escuadrón Sombra y mató a dos de sus pilotos, Sombra Tres y Sombra Cinco. Mientras la flota del General Grievous combatía a las fuerzas de la República, Ventress y los bombarderos clase Hyena se dirigieron hacia la Instalación Procesadora de Trabajos Forzados, en un intento por destruirla. Creyendo que la Confederación había ido a ayudarlo, el Guardián volvió a exigir la rendición de Skywalker. El Jedi, sabiendo que habían llegado fuerzas Separatistas, aceptó a regañadientes.[2]

Sin embargo, después de que Skywalker admitiera su derrota, los bombarderos procedieron a atacar la instalación, destruyendo uno de sus cables de soporte. Como resultado, toda la instalación comenzó a inclinarse, causando que varios esclavos togrutas perdieran el equilibrio y cayeran hacia la lava. Habiendo presenciado el ataque de los bombarderos a la instalación, el Guardián se dio cuenta de que la verdadera intención de Dooku era matar a los esclavos. Con ansias de que las fuerzas Confederadas perdonaran a los zygerrianos si ellos mismos se ocupaban de liquidar a los togrutas, el Guardián trató de activar un mecanismo que también arrojaría a los demás esclavos a la lava. Kenobi y Rex decidieron que era el momento de reaccionar y atacaron a los zygerrianos que los vigilaban, acorralando al Guardián y evitando que exterminara a la población de Kiros. Entonces, Kenobi dañó el mecanismo de descarga, pero los togrutas seguían en peligro en una plataforma sobre el pozo de lava.[2]

Entretanto, más fuerzas de la República llegaron a Kadavo, obligando al General Grievous y a su flota a retirarse y dejar a Ventress a su suerte. Mientras los bombarderos iniciaban un segundo ataque en la instalación, Skywalker le ordenó a los soldados clones que abrieran fuego. Un disparo de bláster le dio a una bomba de protones de un bombardero enemigo, causando que el explosivo detonara y desatara una reacción en cadena que destruyó a la mayoría de los bombarderos. Molesta, Ventress le pidió a Grievous más cazas clase Hyena, pero el general declinó y le informó de su retirada. Como el resto de las fuerzas Confederadas huían, Ventress se quedó para luchar contra la República sola. Mientras tanto, Kenobi y Rex se reunieron con Skywalker y le hablaron del peligro en que estaban los togrutas. Después de ver el transporte de Skywalker, Kenobi formuló rápidamente un plan para rescatar a los esclavos. Posicionando la nave inmediatamente debajo de los togrutas, los Jedi subieron a su techo y usaron la Fuerza para levitar a los esclavos hacia el transporte.[2]

En ese momento, el Tridente de Ventress abrió fuego contra la nave de los Jedi. Después de que los Jedi desviaron los disparos con sus espadas de luz, Ventress ancló su nave en el transporte y empezó a usar las garras de su vehículo para atacar a las fuerzas de la República. Rex trató de destruir al Tridente con su lanzamisiles, mientras que Skywalker y Kenobi contraatacaron con sus espadas de luz, pero ninguna de las dos tácticas funcionó, y Ventress continuó atacando a los Jedi y eventualmente los acorraló. Sin embargo, mientras se preparaba para matar a los Jedi, un grupo de cazas estelares Torrente V-19, liderados por el Alto General Plo Koon, atacó al Tridente y forzó a Ventress a retirarse.[2]

Consecuencias

«Nuestra visión de un mundo sin armas ha fracasado miserablemente. En esta galaxia, debemos tomar el camino de la guerra aunque no lo deseemos.»
―Roshti[fuente]
RexTrainsTogrutas.jpg

CC-7567 entrena a los togrutas en el uso de blásters.

Después de la conclusión de la batalla, la República utilizó cañoneras LAAT/i para evacuar a los togrutas y asegurar al Guardián capturado. Posteriormente, la República plantó cargas explosivas a lo largo de la instalación para destruirla. No obstante, antes de que los explosivos fueran detonados, las tropas de la República recibieron información de que el Canciller Supremo Palpatine había pedido que dejaran intacta la Instalación Procesadora de Trabajos Forzados para que fuese usada después. Al percatarse de que la instalación sólo podía ser usada para un propósito—almacenar a esclavos—los Jedi decidieron desobedecer la orden de Palpatine y destruirla.[2]

La República ayudó a los togrutas a que regresaran a Kiros. Para proteger la colonia de otra posible invasión, la República apostó una guarnición de soldados clones en el planeta. Sin embargo, los togrutas sintieron que la presencia de los clones podía no ser suficiente para protegerse y decidieron cambiar su pacífico modo de vida y armarse a sí mismos, recibiendo educación armamentista de las tropas de la República.[2]

Entre bastidores

La Batalla de Kadavo apareció en el cómic de 2009 Star Wars The Clone Wars 6: Slaves of the Republic - Chapter 6: Escape from Kadavo, escrito por Henry Gilroy e ilustrado por Scott Hepburn. La batalla sirvió como la conclusión del arco de historia Slaves of the Republic de la serie de cómics The Clone Wars.

Apariciones

Ventresssquid.jpg

Version Comica

Notas y referencias

Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar