FANDOM


«El nuevo general droide es imparable. No podremos resistir por mucho tiempo. El General Grievous está cazándonos. Deben darse prisa»
―Maestro Daakman Barrek[fuente]

La Batalla de Hypori fue una batalla que tuvo lugar cuatro meses después de la Batalla de Geonosis. Es importante por ser la primera aparición oficial del General Grievous.

La batalla

«Jedi, están rodeados. Sus ejércitos han sido diezmados. Ríndanse ahora, esta es su hora final. Pero sepan que yo, el General Grievous, no soy completamente inmisericorde. Les otorgaré una muerte digna de unos guerreros. Prepárense.»
―General Grievous[fuente]

El combate fue el resultado de la información reunida por el Maestro Jedi Daakman Barrek y su Padawan Sha'a Gi, que indicaba la presencia de un gran fábrica droide en Hypori. Un cuerpo especial Jedi fue enviado para ayudarlos, que consistía en Barrek y su Padawan, junto con Ki-Adi-Mundi, Aayla Secura, Shaak Ti, K'Kruhk y Tarr Seirr. Los Jedi fueron reforzados por un ejército de clones. El grupo fue enviado a Hypori para destruir la fábrica. Fueron dirigidos por Barrek, debido a su superior conocimiento de los asuntos industriales.

Barrek

Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi observan un holograma de Daakman Barrek antes de morir luchando contra el General Grievous.

Cuando las naves de la República surgieron del hiperespacio, se encontraron en órbita con minas, las que causaron que la mayoría de los transportes fueran destruidos tras las líneas separatistas. El cuerpo especial fue rápidamente rodeado por las masivas unidades del ejército droide que estaba estacionado en el planeta, y todos los presentes clones fueron masacrados rápidamente. Los siete Jedi restantes se retiraron a una zona del planeta donde un gran número de Nave de asalto clase Acclamator se habían estrellado después del accidente. A medida que se retiraban, el Maestro Barrek trató de enviar una señal de socorro a cualquier Jedi que se encontrara cerca. Mientras Barrek estaba transmitiendo dicho mensaje, fue atacado repentinamente por el Comandante Supremo del Ejército Droide, el General Grievous. Barrek fue capaz de hacer contacto con el general Obi-Wan Kenobi, en Muunilinst, y pidió una evacuación inmediata de Hypori, diciéndole a Kenobi que estaban siendo cazados, antes de ser asesinado por Grievous.

Duelo con el General

Los seis Jedi restantes quedaron rodeados por las hordas de superdroides de combate B2 producidos por la fábrica. Anunciándoles que recibirían una muerte digna de guerreros, los Jedi esperaron a que este Grievous se acercara. A menudo que Grievous se acercaba, sus pasos se escuchaban con más consistencia, hasta que Sha'a Gi, abrumado por el miedo, cargó hacia él. Grievous rápidamente lo mató con su cuerpo metálico antes de saltar fuera de la vista. Mientras los Jedi se retiraban a los restos de la nave, Grievous atacó de repente. A pesar de sus valientes esfuerzos, no pudieron ser mejores que Grievous, quien derrotó a cinco de los Jedi y estaba a punto de terminar con Ki-Adi-Mundi, cuando un equipo de rescate de soldados clones dirigidos por el comando ARC Fordo vino en su ayuda. En el último momento, solo tres Jedi de los presentes fueron rescatados por el equipo de Fordo: Ki-Adi-Mundi, Aayla Secura y Shaak Ti. Los muertos incluían Daakman Barrek, Sha'a Gi y Tarr Seirr. A K'Kruhk se lo creía muerto y fue dejado atrás, pero sobrevivió.

Los efectivos ARC, para cubrir su retirada, activaron unos pequeños detonadores sobre el ejército droide, logrando la destrucción de algunos de los droides en torno a la nave que se estrelló. Pero viendo que había muchos más droides de batalla en torno a otros restos de los transportes, estas bajas fueron relativamente pequeñas.

Entre bastidores

Originalmente, el último capítulo iba a involucrar Anakin y Obi-Wan teniendo que luchar contra un regenerado Durge. Esto fue cambiado cuando George Lucas pidió que se presentase al General Grievous.

Apariciones

Fuentes

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.