FANDOM


Premium-Eras-canon
Tab-canon-white  Tab-leyendas-black 


«Aquí es donde empieza la diversión.»
―Anakin Skywalker[fuente]

La Batalla de Coruscant fue una batalla que tuvo lugar sobre Coruscant durante los últimos días de las Guerras Clon entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes.

La batalla comenzó cuando los Separatistas lanzaron un asalto masivo contra Coruscant, la capital de la República. Fue orquestado por el Lord Sith Darth Sidious, quien secretamente era el Canciller Supremo Palpatine de la República. Sidious arregló para ser secuestrado como Palpatine, por el general cíborg Grievous como parte de una trama para traer al Caballero Jedi Anakin Skywalker más cerca del lado oscuro de la Fuerza. Dos Jedi, Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, volaron al corazón de la batalla masiva, decididos a rescatar a Palpatine de la captura de la CSI. Lograron subir a bordo del Mano Invisible, y después de un largo duelo, Skywalker mató al líder de la Confederación, el Conde Dooku, por órdenes de Palpatine.

El dúo, junto con el Canciller ahora liberado, no pudieron escapar, sin embargo, cuando los droides de batalla personales de Grievous los capturaron. Skywalker y Kenobi pudieron vencer a sus MagnaGuardias, lo que obligó al General a huir. Con eso, las fuerzas Separatistas se retiraron, habiendo perdido gran parte de su flota. El Canciller Palpatine estaba a salvo en manos de la República. Sin embargo, los Jedi no sabían que Palpatine había orquestado la batalla, y también estaban probando a Skywalker, a quien consideraba una buena opción para su nuevo aprendiz.

Preludio

Coruscant view EII 2

Coruscant era la capital de la República.

Antes del ataque, los Asedios del Borde Exterior habían enredado a las naves de guerra y ejércitos de la República y Separatistas en vastas batallas en los espirales de la galaxia. Como resultado de esto, la mayoría de los Jedi de la República fueron encerrados en batallas muy lejos de los Mundos del Núcleo.[3] La mayoría de los oficiales militares experminetados también estaban en estas batallas y cualquier oficial que estuvo en la Flota de Defensa Local de Coruscant no había visto mucha acción, y tampoco se les había enseñado qué hacer al enfrentarse a un ataque planetario a gran escala. Sin embargo, los estrategas de la República no se preocuparon, creyendo se que enfocarían en los asedios y que la CSI no se atrevería a atacar la capital de la República, Coruscant, por ello dejaron al planeta con pocas defensas. Los ciudadanos de Coruscant tampoco estaban preocupados y esperaban que los Separatistas se rindieran pronto. Todo esto le dio a los Separatistas la oportunidad de asestar un golpe poderoso a la República al lanzar un ataque inesperado a Coruscant. Podrían infligir una gran cantidad de daño a su adversario, así como ganar una gran victoria propagandística.[5]

Sin embargo, estas no fueron las únicas victorias que los Separatistas persiguieron, también quisieron secuestrar al Canciller Supremo Sheev Palpatine, líder de la República. Desconocido para todos menos para algunos, Palpatine era secretamente el Lord Sith Darth Sidious, y estaba controlando ambos lados de la guerra, con la esperanza de obtener su verdadera meta: control galáctico completo. Para hacer eso, Palpatine planeó una incursión en la capital y había hecho que el General Grievous, Comandante Supremo de los Ejércitos Droide, ensamblara una armada de naves de batalla Separatistas lideradas por el acorazado clase Providencia Mano Invisible para un ataque a Coruscant.[3]

La batalla

Golpe a Coruscant

Separatist frigate ROTS

Una fragata estelar clase Munificente y otras naves de la CSI durante la batalla, las cuales salieron del hiperespacio y lanzaron un ataque sorpresa.

Los Separatistas lanzaron su ataque sorpresa contra la capital de la República de Coruscant, bajo el mando del General Grievous y el Conde Dooku. La Confederación poseía una flota masiva a su disposición, y las naves procedieron a atacar a las naves de la Armada de la República defendiendo el planeta.[3] La sorpresa y la inexperiencia de la flota de defensa fue tomada por sorpresa, pero resultó que los separatistas no deseaban mantener el planeta. La armada Separatista fue solo una cobertura para que un equipo de ataque alcanzara la superficie. Grievous se deslizó sobre la superficie del planeta y aterrizó en el Distrito Ejecutivo con la intención de capturar al Canciller Supremo.[5] Grievous logró atravesar las capas de las fuerzas de seguridad y Jedi, que incluían al Jedi Roron Corobb, quien murió al defender al Canciller Palpatine. Grievous también entró en contacto con la Maestra Jedi Shaak Ti, que quedó inconsciente cuando Grievous usó cables electrificados, y le permitió a Grievous robar su sable de luz.[12] La flota de defensa solo se había organizado para la formación de ataque para entonces, pero Grievous ya había logrado secuestrar a Palpatine y llevarlo de vuelta al Mano Invisible.[5]

Battle of Coruscant

Naves de la República se enfrentan con los atacantes Separatistas.

Sin embargo, los refuerzos de la República, incluida la Flota del Círculo Abierto, ya habían llegado e intentaron rescatar al Canciller antes de que la Mano invisible y las naves separatistas pudieran saltar al hiperespacio con su prisionero. Con los Separatistas intentando repeler a las fuerzas de la República y escapar, se produjeron fuertes enfrentamientos entre varias naves estelares, incluyendo cruceros y cazas estelares.[6] El Alto Mando de la República estaba preocupado de que si los Separatistas lograban escapar con el Canciller, las consecuencias psicológicas serían inmensas. La pérdida de Palpatine expondría la vulnerabilidad de la capital de la República, y presentaría la posibilidad de que el Canciller fuera sometido a una prueba simulada que se transmite por toda la galaxia, y este «recorrido» probablemente finalice con la ejecución. Esa posibilidad obligaría al Alto Mando de la República a negociar con los separatistas y obligarlos a ofrecer concesiones profundas. Debido a esto, la Mano invisible se convirtió en el objetivo principal de la República, y la flota de defensa local se movió para cortar el punto de salto hiperespacial, que ganó tiempo para que un equipo de rescate ejecutara un osado ataque contra la nave insignia Separatista.[5]

Rescate Jedi

«Escuadrón Siete lanzado desde el carguero Ro-Ti-Mundi. Nuestra misión era acompañar a los generales Jedi Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker a la nave insignia Separatista Mano invisible y cubrirlos mientras ejecutaban una acción de abordaje. Una vez que llegamos al espacio, ordené que los V-19 del Escuadrón Siete tomaran el punto. Los Seps nos atacaron tan pronto como sacudieron el polvo de nuestras alas. Los V-19 perforaron un agujero a través de los droides tri-cazas que intentaron bloquear nuestro avance. Perdimos dos pilotos. Llevé mi ARC-170 para seguir a los Jedi y ordené a los otros bateadores pesados ​​que hicieran lo mismo.»
―Clon piloto Oddball da su reporte sobre la Batalla de Coruscant[fuente]
Ep3BatofCor

Un par de misiles persiguen al caza estelar de Obi-Wan Kenobi.

Como el Caballero Jedi se encontró con su Padawan, Ahsoka Tano,[13] quien se estaba preparando para lanzar un asalto contra las fuerzas de Darth Maul en el planeta Mandalore,[2] Skywalker supo que los Separatistas habían secuestrado al Canciller Palpatine y tano él[13] como el Maestro Jedi Obi-Wan Kenobi tuvieron que regresar a Coruscant en sus interceptores ligeros Eta-2 clase Actis para rescatarlo.[3] Para ayudar a los Generales Jedi, los soldados clon piloto de élite del Escuadrón Siete bajo el clon piloto CC-2237, también conocido como «Oddball», lanzados desde el Destructor Estelar clase Venator Ro-ti-Mundi. Oddball ordenó que su los cazas estelares V-19 Torrente de su escuadrón tomaran punto, lo que permitió a los V-19 perforar un agujero a través de los tri-cazas Separatistas. Dos pilotos se perdieron durante esto, pero el escuadrón siguió funcionando, y Oddball llevó a sus cazas estelares de Reconocimiento Agresivo-170 para atrapar seguir a los Jedi.[5] Mientras pilotaban sus cazas hacia la nave insignia de Grievous, encontraron cientos de droides buitre y tri-cazas pululando alrededor de la nave de mando del general. Los Jedi enfrentaron a los combatientes enemigos con la ayuda del escuadrón de cazas clon.[3] Al mismo tiempo, el soporte de fragatas también defendían la Mano invisibl , y Destructores del Gremio de Comercio clase Recusante, naves de batalla de la Federación de Comercio y fragatas estelares clase Munificente lucharon contra las naves de la República para su propia supervivencia. Las naves de la República hizo un esfuerzo agresivo para tratar de atrapar la mayor cantidad posible de naves capitales enemigas, pero debido a todos los factores en la batalla, la lucha entre naves se convirtió en un combate aporreado, con grandes bajas en todos los lados. Las naves hicieron pases cercanos el uno al otro, y varias naves más grandes comenzaron a ventilar atmósfera. Fragatas más pequeñas se separaron por completo, y sus fragmentos se convirtieron en peligros espaciales. Durante el caos, pequeños grupos de soldados clon jetpack se lanzaron a través del vació espacio para abordar embarcaciones de la CSI dañadas para capturar sus puentes.[5]

Boarding battle

Los Jedi abordan el Mano Invisible.

En la lucha de Skywalker y Kenobi hacia la nave insignia Separatista, los clones comenzaron a tener bajas en el combate aéreo, y Skywalker deseaba regresar y ayudar. Sin embargo, Kenobi no lo dejó, insistiendo en que tenían que cumplir la misión.[3] El Escuadrón Siete aumentó su postquemadores para mantenerse al día con los Jedi, y Oddball más tarde descubrió que era Skywalker el que hacía que los Jedi fueran tan rápido. Los Jedi y los clones fueron atacados por un enjambre de droides Buitre y los cazas estelares droide les disparan misiles,[5] pero Skywalker logró evadirlos rodando, lo que provocó que las trayectorias de vuelo del misil se cruzaran. Sin embargo, Kenobi no pudo evitar los misiles que lo atacaban, y eventualmente explotaron, liberando una horda de droides de sabotaje de Pistoeka que se unieron al casco de su nave. Destruyeron su droide astromecánico R4-P17 y los droides también desactivaron rápidamente el interceptor Jedi de Kenobi, sin embargo, Skywalker logró salvar a su amigo disparando contra los droides zumbadores y chocando contra la nave de Kenobi y aplastándolos. Al hacerlo, sin embargo, también dañó mucho el interceptor de Kenobi. Uno de los droides zumbadores supervivientes logró subir a bordo del interceptor de Anakin, pero R2-D2, bajo la guía de Kenobi y Skywalker, logró desactivarlo golpeándolo en el ojo central con una de sus herramientas eléctricas.[3] El Escuadrón Siete tuvo sus propios problemas con los droides zumbadores, con los droides desactivando un ARC-17 cortando su motores y enviándolo fuera de acción. Otro ARC-170 perdió sus armas por los droides, y se vio obligado a regresar al Ro-Ti-Mundi. Oddball se dio cuenta de que los Jedi tenían problemas con los droides zumbadores, pero cuando el escuadrón alcanzó a los Jedi, ya se habían ocupado de ellos.[5]

Rocket clones attacking

Durante la batalla, grupos de soldados clon jetpack con trajes al vacío abordaban naves enemigas.

Mientras se precipitaban hacia la nave insignia de Grievous, Skywalker, después de que Kenobi y R2 le recordaran que los escudos de la nave insignia seguían en pie, destruyó el escudo de contención atmosférico que protegía la entrada al hangar. Con los motores de la nave de Kenobi fallando, los dos combatientes rompieron las defensas de la nave y se estrellaron en el hangar, y allí los Jedi hicieron un trabajo rápido de la resistencia de droides de seguridad.[3] Los Jedi llegando a la nave también significaba que la misión del Escuadrón Siete estaba completa. Oddball hizo que su escuadrón eliminara los objetivos necesarios e hizo que se mantuvieran cerca de los Jedi, que necesitaban una cubierta para salir de la nave.[5]

De vuelta con los Jedi, R2-D2 localizó el faro de dirección de Palpatine, y se dirigieron hacia la señal que emanaba de la plataforma de observación superior, pero Grievous sabía que los Jedi subirían a bordo de su nave insignia, como Dooku había predicho de antemano. Fue requerido en el puente a través del capitán de la nave y se le dijo que los Jedi ahora estaban siendo rastreados.[3]

Grievous on Invisible Hand

Grievous en el puente de su nave de mando.

Cuando los dos Jedi se dirigieron hacia Palpatine, abordaron un turboascensor al evadir droides destructores, donde Kenobi y Skywalker encontraron un grupo de droides de combate de seguridad. Pidieron a los Caballeros Jedi que soltaran sus armas, sin embargo, les salió el tiro por la culata cuando los obligaron a soltar su propia guardia, dando a los Caballeros Jedi la oportunidad de cortarlos a todos. Después de un breve contratiempo cuando se detuvo el ascensor que estaban utilizando, Kenobi y Skywalker recibieron la ayuda de R2-D2 para llegar a la parte superior del Mano invisible, donde encontraron a Palpatine en cautiverio. Del mismo modo, R2-D2 fue capturado brevemente por dos superdroides de combate B2 patrulleros poco después, aunque R2-D2 logró escapar pulverizándolos con aceite, y luego encendiendo el aceite al activar sus propulsores para volar, quemando a ellos a la inoperabilidad.[3] Este fue simplemente otro ejemplo de la heroicidad de los astromecánicos y, si hubiera fallado en algún punto de la batalla, habría terminado en un desastre para la República.[5]

Duelo con un Sith

«Consigan ayuda. No podrán con él. Es un Lord Sith."
»Canciller Palpatine, los lores Sith son nuestra especialidad.»
―Palpatine y Obi-Wan Kenobi[fuente]
Dookuepisodeiii

El duelo en el Mano Invisible.

Antes de que los Jedi pudieran liberar a Palpatine, el Conde Dooku llegó con dos droides de combate B2. Saltó desde el balcón y se enfrentó a los Jedi en un feroz duelo. Sin embargo, se encontró incapaz de luchar tanto contra Skywalker como contra Kenobi de inmediato, por lo que empujó con la Fuerza y sacó a Kenobi del duelo para poder concentrarse en luchar contra Skywalker. Sin embargo, Dooku todavía comenzaba a cansarse cuando Skywalker lo llevó arriba hacia el balcón. Kenobi, recuperándose rápidamente, derribó a la escolta de Dooku y continuó intentando atacarlo desde atrás. Dooku, sin embargo, simplemente echó a un lado a Skywalker e incapacitó a Kenobi más permanentemente, golpeándolo contra una barandilla con la Fuerza y ​​causando que le cayeran escombros. Enfurecido, Skywalker pateó a Dooku de vuelta desde el balcón y una vez más se enfrentó a él. Sintiendo que Skywalker estaba conteniendo su enojo y odio, Dooku se burló de él, esperando interrumpir su concentración. Sin embargo, tuvo el efecto contrario: enfureció a Skywalker hasta el punto en que tocó el lado oscuro. Atacó a Dooku con su furia y odio, lanzando ataques rápidos y pesados ​​contra el Lord Sith. Dooku apenas podía desviar los golpes de su oponente, y mucho menos contraatacar, e incluso fue chamuscado por su propia espada en un punto. Finalmente, Skywalker logró dominar la defensa de Dooku y cortarle las manos. Agarrando el sable de luz de Dooku con la mano izquierda, sostuvo ambas hojas en una posición de tijera alrededor del cuello del ahora indefenso Lord Sith.[3]

Todavía atado a su silla, Palpatine elogió la victoria de Skywalker, y luego le dijo que matara a Dooku en el acto. Inicialmente, Skywalker dudaba en hacerlo, ya que matar a un oponente indefenso -que ahora era Dooku- estaba en contra de la forma Jedi. Sin embargo, con Palpatine incitándolo, cedió a su odio y decapitó a Dooku.[3] Este movimiento dejó a la Confederación sin su líder, fundador y principal figura política.[5]

Batalla continua

«¡Todas las baterías, fuego, fuego!»
―El capitán del Mano Invisible, después de enfrentarse al Guarlara[fuente]
Naval style

El Guarlara y el Mano Invisible intercambian fuego de turboláser.

Cuando el duelo terminó, el Mano Invisible entró en un tiroteo con el Destructor Estelar clase Venator Guarlara y sufrió un gran daño en el proceso,[5] haciendo que la nave caiga momentáneamente hacia el planeta abajo antes de que su tripulación recuperara el control. Sin embargo, con muchos sistemas esenciales fallando, el Mano invisible se había convertido en un desastre espacial en decadencia. La prioridad de Skywalker ahora era escapar. Reuniendo al inconsciente Kenobi contra la solicitud de Palpatine de dejarlo atrás, se dirigieron a los turboascensores.[3]

Kenobi recuperó la conciencia poco después, y el trío se dirigió al hangar, pero antes de que pudieran alcanzarlo, Grievous se enteró de que estaban en el pasillo 328. El cíborg ordenó que se activaran los escudos radiales; como tal, los escudos cayeron sobre los Jedi y Palpatine, atrapándolos. Skywalker estaba seguro de que R2-D2 llegaría y liberaría los escudos, pero cuando el astromecánico entró chillando, los droidekas se desplegaron y apuntaron hacia él, y un súper droide de combate incluso lo derribó a su espalda después de ser zapeado en el bláster de muñeca. Los Jedi, junto con el Canciller y R2-D2, fueron capturados y llevados al puente y llevados ante Grievous.[3]

Grievous estaff

El general Grievous usando una electrovara.

El general cíborg tomó los sables de luz de los Jedi de un droide de combate comandante OOM, y se jactó de agregarlos a su colección, sin embargo, Kenobi le aseguró que esta vez no escaparía. R2-D2 de repente distrajo a los guardias con sus herramientas, y Skywalker y Kenobi pudieron invocar sus sables de luz cuando Grievous ordenó a sus MagnaGuardias, IG-101 e IG-102, que se deshicieran de los Jedi. Después de una batalla rápida, los Jedi derrotaron fácilmente a los droides y liberaron a Paplatine de las garras de dos droides de seguridad. Grievous ordenó a la tripulación que mantuviera la nave en órbita, pero pronto el par de Jedi se acercó al cíborg, con la intención de capturarlo. Grievous, sin embargo, agarró una electrovara de uno de sus MagnaGuardias caído y lo tiró en la dañada ventanilla del puente, haciéndola añicos.[3]

Handsplits

El Mano Invisible se parte a la mitad.

Grievous se permitió ser succionado al espacio para escapar de los Jedi, y más tarde reingresó a la nave a través de una escotilla. Los neimoidianos y el droide de combate piloto OOM abandonaron rápidamente el puente, y varios droides pilotos fueron derribados por los Jedi.[3] En un intento de frustrar la fuga de los Jedi, Grievous lanzó todas las cápsulas de escape de su nave insignia, huyendo en una, y su cápsula fue recuperada por la nave de batalla clase Lucrehulk[9] el Profusión. El casco del Mano Invisible se hundió bajo la presión del pozo de gravedad de Coruscant,[5] y comenzó un desplome meteórico hacia Coruscant.[3]

IH landing

El Mano Invisible aterriza en Coruscant hacia el fin de la batalla.

La gravedad interna de la nave cambió rápidamente las polaridades debido al pozo de gravedad,[5] pero a pesar de todo, Skywalker tomó el control del timón e intentó pilotar el naufragio hasta un aterrizaje seguro en Coruscant. Perdiendo rápidamente la integridad estructural, toda la mitad posterior del Mano invisible se arrancó debido al estrés atmosférico[3] y la pérdida del campos de tensores de la nave. Oddball presenció cómo la nave se caía y se partía por la mitad, y más tarde admitió que no esperaba que los Jedi sobrevivieran.[5] A pesar del fuerte daño, Skywalker, Kenobi y Artoo lograron aterrizar con éxito la nave en una larga[3] pista de emergencia[5] en la Ciudad Galáctica. Con la pérdida de su nave insignia, el fracaso de su objetivo principal, y la muerte del Conde Dooku;[3] Grievous y los elementos sobrevivientes de la empobrecida armada Separatista se retiraron en desgracia.[5] No obstante, no todas las naves podían seguir, ya que se había perdido un tercio completo de la armada Separatista, ya fuera por daños en el motor, fallas críticas de naves o destrucción. Se rindieron más naes bajo el mando de elementos orgánicos como los neimoidianos o muuns, pero los cazas estelares droides no se rindieron. Tomó horas para que los pilotos clon despejaran al resto de los droides buitre, tri-cazas y bombarderos Hiena.[5]

Consecuencias

«Pronto tendré un nuevo aprendiz, uno más joven y más poderoso.»
―Darth Sidious, confiriendo con el General Grievous después de la batalla[fuente]
Bowing before a New Master

Anakin Skywalker se convierte en el nuevo aprendiz de Sidious.

Palpatine fue devuelto rápidamente a la República, donde fue recibido por varios senadores y el maestro Jedi Mace Windu. Después de aterrizar en la capital, Obi-Wan regresó al Templo Jedi, y Skywalker se fue con el grupo de políticos. Palpatine elogió el heroísmo de los Jedi que lo habían rescatado, y mencionó cómo habían matado al Conde Dooku, pero cómo Grievous había escapado una vez más. Palpatine informó a Windu que el Senado continuaría la guerra mientras Grievous viviera, por lo que Windu se aseguró de que la máxima prioridad de los Jedi fuera encontrar al General. Skywalker habló brevemente con su camarada, el senador Bail Organa, mientras R2-D2 se reunía con C-3PO. Skywalker luego se reunió en secreto con su esposa, Padmé Amidala, por primera vez en semanas, ya que el Caballero Jedi había estado fuera peleando en los Asedios del Borde Exterior. Allí, Padmé reveló que estaba embarazada y cuestionó lo que harían, porque sabía que Skywalker era un Jedi y que el matrimonio era contrario a las reglas de la Orden.[3]

En algún momento después de la batalla, Oddball dio un resumen de la misión del Escuadrón Siete. El piloto revisó desde su lanzamiento hasta la destrucción del Mano invisible. El piloto mencionó que después de ver que la nave insignia de la CSI se dividía por la mitad, creía que los Jedi no escaparían.[5]

Kenobi faces Grievous ROTS

Grievous y Kenobi tienen un último duelo en Utapau.

Los Separatistas sufrieron una pérdida paralizante en Coruscant, con un tercio de la Armada Separatista perdida. Peor que eso fue la pérdida de su líder Dooku. Después de su muerte, Grievous se convirtió en el nuevo Jefe de Estado de la Confederación,[5] pero desestabilizó en gran medida la estructura de control Separatista. Sin las garantías de la victoria de Dooku, los miembros del Consejo Separatista, particularmente Nute Gunray, comenzaron a dudar de las habilidades de su nuevo líder para mantenerlos a salvo por mucho más tiempo. Mientras tanto, el Consejo Jedi hizo que rastrear a Grievous y llevarlo a la justicia con la máxima prioridad con la esperanza de finalmente poner fin a la guerra. La Orden Jedi continuaría rastreándolo hasta Utapau, donde lanzaron un asalto en el que Kenobi enfrentó y mató a Grievous.[5]

End Days

Los chips de control implantados en los clones los forzaron a obedecer la Orden 66.

Durante la batalla por Utapau, Palpatine logró con éxito su objetivo de convertir a Skywalker al lado oscuro de la Fuerza, y tomó al Caballero Jedi caído como su nuevo aprendiz, reemplazando a Dooku. El Canciller apodó a Skywalker como «Darth Vader» y ejecutó Orden 66, calificando a los Jedi como traidores y creando medios que los Jedi estaban detrás de la guerra. Con la Orden Jedi destruida, Palpatine transformó la República en el Imperio Galáctico.[3]

La Batalla de Coruscant había demostrado que existían peligros cerca de Coruscant, y esto significaba que Palpatine casi no se oponía a la expansión de las fuerzas armadas y la creación de una autoridad central. Las Guerras Clon finalmente habían terminado y aunque la galaxia había logrado la paz técnicamente, fue a costa de la libertad.[5]

Entre bastidores

La Batalla de Coruscant fue creada para la película del 2005 Star Wars: Episodio III La Venganza de los Sith, la última entrega de la trilogía de precuelas de Star Wars.[3]

ShaakTiStab

Shaak Ti muere a manos de Grievous en una escena eliminada.

En el comentario de DVD para La Venganza de los Sith, George Lucas dijo que quería que la Batalla de Coruscant sirviera como un puente entre la precuela y la Trilogía Original, utilizando a los ARC-170s como los precursores de las alas-Y e incluyendo a los droides buitre de Star Wars: Episodio I La Amenaza Fantasma.[14] La relación fraterna de Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi a través de la batalla es inequívoca de la película clásica de 1939 Gunga Din.[15]

Originalmente, se pretendía que Shaak Ti muriera durante la batalla, empalada a través de su corazón por el General Grievous a bordo del Mano Invisible. Aunque esta escena fue presentada en los borradores tempranos y guiones de la película, fue eliminada del corte final de la película. [16] Otra idea inusual involucraba que el Conde Dooku sobreviviera a la batalla hasta la mitad de la película, con su muerte siendo el golpe final de Anakin en necesidad de unirse al lado oscuro de la Fuerza se prefirió que este rol fuera con el fallecimiento de Mace Windu.[17]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

Guerras Clon
Cronología galáctica

Anterior: Crisis Separatista

Siguiente: Campañas de los Partisanos de Saw Gerrera · Insurgencia de Ryloth · Purga Jedi · Rebelión temprana contra el Imperio Galáctico

Batallas de las Guerras Clon
22 ABY Geonosis (I) · Antar 4 · Transporte de la República · Christophsis (I) · Teth (I) · Palacio de Jabba · Palacio de placer de Ziro · Aargonar · Ryloth · Rugosa · Campaña del Malevolencia (Abregado · Sistema Ryndellia · Nebulosa Kaliida (I) · Nebulosa Kaliida (II)) Mimban · Tibrin · Luna de Rishi · Falleen · Bothawui · Corredor Exterior · Estación Skytop · Rodia (I) · Tranquilidad · Vassek 3 · Vanqor · Florrum (I) · Quell · Maridun · Orto Plutonia (I) y (II)
21 ABY Laboratorio de Nuvo Vindi · Iego · Felucia (I) · Templo Jedi (I) · Devaron (I) · Glee Anselm · Rodia (II) · Naboo (I) · Estación Black Stall · Mustafar (I) · Estación médica de Felucia · Malastare · Cato Neimoidia (I) · Murkhana · Dorin · Geonosis (II) · Dantooine · TB-73 · Captura de Eeth Koth · Saleucami (I) · Crucero de la República · Concordia · Coronet · Complot de asesinato a Satine Kryze · Resistencia · Vanqor (II) · Florrum (II) · Mandalore (I) · Escaramuza en los muelles de Sundari · Kamino · Pantora · Crisis de rehenes del Senado · Bombardeo de Coruscant · Gente confederada
20 ABY Sullust · Devaron (II) · Toydaria · Mortis · Captura de Even Piell · Lola Sayu · Felucia (II) · Wasskah · Mon Cala · Naboo (II) · Aleen · Patitite Pattuna · Rescate de Adi Gallia · Umbara · Kiros · Zygerria · Kadavo · Centro de Detención Central · Orondia · Serenno (II) · Theed · Dathomir (I) · Raydonia (I) y (II) · Onderon
Crisol · Flota de Obi-Wan Kenobi · Florrum (III) y (IV) · Planeta no identificado · Nave insignia de Aut-O · Abafar · Carida · Espaciopuerto del Borde Exterior · Estación de transferencia Cybloc · Florrum (V)
19 ABY (Asedios del Borde Exterior) Mustafar (II) · Nal Hutta · Palacio de Jabba (II) · Mandalore (II) · Sundari · Cato Neimoidia (II) · Templo Jedi (II) · Base militar de la República · Captura de Ahsoka Tano · Templo Jedi (III) · Ringo Vinda · Ciudad Tipoca · Gran Instalación Médica de la República · Nivel 1325 · Scipio (I) y Scipio (II) · Oba Diah · Moraband · Utapau (I) · Anaxes · Skako Menor · Mahranee · Haruun Kal · Raxus · Vizsla Keep 09 · Rescate de Quinlan Vos · Base de suministros Separatista · Vanqor (III) · Christophsis (II) · Templo Jedi (IV) · Kardoa · Mygeeto (I) · Lokori · Geonosis (III) · Coruscant · Mandalore (III) · Saleucami (II) · Kashyyyk · Utapau (II) · Mygeeto (II) · Felucia (IV) · Cato Neimoidia (III) · Kaller · Oficina de Palpatine · Templo Jedi (V) · Orden 66 · Mustafar (III)
Otros Agamar · Akiva · Célula Separatista · Estación Arkax · Grange · Hissrich · Hypori · Khorm · Merj · Mokivj · Phindar · Planeta no identificado · Pozo de Escoria · Roche · Sarrish · Sector no identificado · Sedratis · Vallt · Zequardia
Temas y artículos relacionados
República Galáctica · Orden Jedi · Sith · Confederación de Sistemas Independientes · Imperio Galáctico · Alderaan · Iniciativa de paz Confederación-República · Sundari (II) · Carida · Toydaria · Ilum
  [Fuente]
Otros idiomas
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.