Fandom

Star Wars Wiki

Batalla de Christophsis

23.942páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión3 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Alzamiento del Imperio.
«Les dije que era una victoria demasiado fácil. Nunca debimos enviar la nave de vuelta por provisiones.»
«No fue mi idea enviar la nave de vuelta.»
«¡Atención, hombres, la segunda ola se aproxima!.»
«Rex, sígueme con tus hombres.»
«Cody, ¡puestos de batalla!»
―Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker dialogan antes de prepararse para la batalla[fuente]

La Batalla de Christophsis tuvo lugar en el planeta Christophsis durante el Primer año de las Guerras Clónicas. Ansiando obtener el control de los recursos del rico mundo, el Ejército Droide de la Confederación de Sistemas Independientes, liderado por el General Whorm Loathsom, invadió y sitió a Christophsis. La República Galáctica y el Alto Consejo Jedi, en respuesta a una petición de ayuda de los habitantes del mundo, enviaron a los Generales Jedi Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, junto con el Almirante Wullf Yularen, a cargo de un contingente de soldados clones del Gran Ejército de la República para liberar a Christophsis. Después de atravesar el bloqueo naval masivo del planeta que comandaba el Almirante Confederado Trench y llevar provisiones al campo de refugiados del senador Bail Prestor Organa en la superficie usando una nave de sigilo experimental, las fuerzas de la República intentaron tenderle una emboscada al ejército Confederado de droides de batalla desde las torres Norte y Sur en una de las plazas de la Ciudad Cristal. Actuando con información de uno de sus espías, el Sargento Clon Slick, los Separatistas frustraron el ataque de la República. A pesar del cambio de los eventos, los Jedi y los clones lograron y escapar y retirarse a su base.

Alertados de la posibilidad de que hubiera un espía entre sus hombres, Skywalker y Kenobi fueron a buscar más información detrás de las líneas enemigas mientras que el Comandante Clon CC-2224 y el Capitán Clon CC-7567—apodados "Cody" y "Rex", respectivamente—se quedaban en la base para buscar al agente. Al llegar a la base de la Confederación, Skywalker y Kenobi confrontó a la Acólita Oscura Asajj Ventress y descubrieron la presencia de una fuerza de invasión de mayor fuerza a la que originalmente habían creído que tendría. En la base de la República, Slick fue descubierto como el traidor y saboteó el arsenal de la República, destruyendo la mayoría de los suministros, antes de ser capturado por Cody y Rex. Maximizando el riesgo con su fuerza total, el cuerpo de ataque principal de tropas Confederadas lanzó un asalto contra las fuerzas de la República. Después de varios días, los Separatistas fueron forzados a retirarse. Cuando Loathsom lanzó un segundo asalto, el avance de sus fuerzas se vio impedido por los cañones pesados de la República. Loathsom y sus droides se retiraron a su base y levantaron un escudo deflector para protegerse de la artillería de la República.

El Almirante Yularen y la flota de la República fueron expulsados de Christophsis por el bloqueo planetario Separatista renovado, pero la recién asignada pádawan de Skywalker, Ahsoka Tano, logró aterrizar en la superficie del mundo. Loathsom y la Confederación volvieron a lanzar un asalto, esta vez avanzando detrás de su escudo, que efectivamente los protegía de la artillería clon. Mientras Kenobi, el Capitán Rex y las tropas de la Legión 501 defendían los cañones pesados, Skywalker y Tano procedieron a sabotear el generador del escudo. Después de que Kenobi fingiera rendirse ante Loathsom para darle tiempo a sus camaradas para completar su misión, Skywalker y Tano lograron eliminar el escudo. El Almirante Yularen regresó al sistema Christophsis con el Gran Maestro Jedi Yoda y con una flota fortificada atravesó el bloqueo Separatista, expulsando a la armada enemiga de Christophsis. La artillería renovada de la República probó ser instrumental para derrotar a los Separatistas en Ciudad Cristal. Kenobi capturó a Loathsom, y la República obtuvo la victoria y aterrizó para pedir refuerzos y asegurar la ocupación del planeta.

Preludio

«Están escuchando la voz de la Confederación de Sistemas Independientes. Su planeta, ahora nos pertenece.»
―El General Confederado Whorm Loathsom, a los civiles de Christophsis[fuente]
Confederacy invades Christophsis.jpg

Los christophsianos intentan defender su planeta.

En 22 ABY[3], durante el conflicto civil entre la República Galáctica y la Confederación de Sistemas Independientes, conocido como Guerras Clónicas, la Confederación invadió el planeta Christophsis, buscando otro mundo que se uniera a su causa. Los nativos del planeta, los christophsianos, intentaron defenderse a sí mismos, pero no pudieron hacer frente a las fuerzas Confederadas, y se vieron abrumados.[4] El General Confederado Whorm Loathsom, a través de una enorme holotransmisión, se comunicó con los civiles del planeta, asegurando que ahora estaban bajo el poder de la Confederación, y que su liderazgo planetario los había abandonado.[9]

Bail en Christophsis.png

Bail Organa atrapado en el planeta esperando a Rex y sus soldados clones

Los habitantes pidieron ayuda al Alto Consejo Jedi, y el Consejo envió al Alto General Obi-Wan Kenobi y al General Anakin Skywalker para ayudar al planeta. Skywalker y Kenobi fueron acompañados por una contingente de soldados clones del Gran Ejército de la República.[4] Sin embargo, entre los soldados de la República estaba el sargento clon Slick quien, aunque sus camaradas lo desconocían, había desarrollado un odio especial hacia los Jedi, creyendo que al pelear en el Ejército de la República, él y sus hermanos clones actuaban como sus esclavos. Enfurecido con la corrupción, Slick comenzó a dar información secreta a la Acólita Oscura Asajj Ventress,[4] quien había llegado al planeta,[9] y recibió un pago especial por sus servicios.[4]

La batalla

Llegada y emboscada

Skywalker: «Obi-Wan, ¿qué pasó?»
Kenobi: «¡Nos superan en número! ¡Los droides nos rodearon!»
— Anakin Skywalker y Obi-Wan Kenobi [fuente]

Después de que los Jedi, piloteando sus cazas estelares clase Aethersprite, ganaron una "vicotira excepcional" sobre las fuerzas Separatistas en el espacio de Christophsis,[7] las fuerzas de la República establecieron una base y enviaron un escuadrón de varios soldados clones—bajo el mando del sargento Slick—para hacer reconocimiento en el planeta, de modo que pudieran localizar un punto estratégico para tender una emboscada contra las fuerzas droides Confederadas. Slick y sus hombres localizaron un sitio estratégico: las torres adyacentes Norte y Sur en Ciudad Cristal, con vista a una plaza mayor. Mientras regresaban a la base, los clones se toparon con un escuadrón de droides de batalla B1 que intentaban despejar uno de los bulevares principales de christophsianos. Cuando los droides descubrieron que había un hombre inválido, discutieron matarlo, pero los clones intervinieron y eliminaron a los droides. Sin embargo, una vez que los clones regresaron a la base, Slick envió secretamente el plan de la República a Ventress, y con la información, ella y Loathsom crearon un plan para tender una emboscada a las fuerzas de la República y estar un paso adelante de sus enemigos.[9]

Ambush on Christophsis.jpg

Skywalker, Kenobi y sus fuerzas son víctimas de una emboscada.

Kenobi, el Comandante Clon CC-2224, y Slick apostaron a sus hombres en la torre Sur, mientras que Skywalker y el Capitán Clon CC-7567 se basaron en la torre Norte paralela. Los hombres de Kenobi montaron varios cañones bláster de repetición, listos para emboscar a los droides de batalla B1 Confederados y a los Tanques Blindados de Asalto que atravesaban la plaza debajo. Inesperadamente para la República, la fuerza droide se dividió en dos. En la torre Sur, la puerta de un turboascensor de abrió, y los droides de batalla B1 se apoderaron de la sala, lo que hizo que Kenobi creyera que su punto de emboscada había sido descubierto. Viendo todo desde la torre Norte, Skywalker contactó al piloto clon Hawk y ordenó la evacuación de la torre Sur.[4]

Los hombres de Skywalker dispararon los cables de arrastre de sus rifles bláster a la torre Sur adyacente, deslizándose sobre la brecha para llegar a la torre. Las fuerzas droides que observaban desde la plaza abrieron fuego, matando a uno de los soldados clones, pero Skywalker y sus hombres llegaron para ayudar a Kenobi, y las fuerzas de la República procedieron al techo de la torre para la evacuación. Los Jedi y los clones fueron perseguidos por varios droides, liderados por un droide táctico. La cañonera LAAT/i de Hawk llegó y aterrizó cerca del techo, y las fuerzas de la República comenzaron a abordarla. Como último acto antes de retirarse, el soldado Gus[10] atacó al droide táctico y le arrancó su cabeza y se la llevó hasta la cañonera.[4]

CC-2224 y CC-7567—apodados Cody y Rex, respectivamente—llevaron la unidad cranial del droide de vuelta a la base de la República. Sin embargo, durante una robolobotomía, el droide táctico sólo confirmó que la Confederación conocía el plan de la República, y el droide dejó de procesar antes de revelar más detalles. Cuando los clones informaron de su descubrimiento a los Jedi, Skywalker opinó que la República había sido vulnerable al dejarse hacer una brecha en los sistemas de seguridad. Sin embargo, Kenobi sospechaba de que había un espía dentro de las fuerzas de la República, y que la acción detrás de las líneas enemigas era necesaria para averiguar más información. Antes de que los Jedi se fueran, Kenobi le ordenó a Cody y a Rex preservar la misión como confidencial y quedarse allí para encontrar y capturar al traidor.[4]

Cody se sorprendió al encontrar un comunicador activado en una mesa cercana; alguien había escuchado toda la conversación. Rex distinguió a Slick en el corredor, pero el traidor estaba muy lejos para ser reconocido. Apenas Rex lo llamó, Slick se marchó apresuradamente. Cody y Rex corrieron tras él pero perdieron su rastro durante la persecusión. Debido a la estructuración de las estancias de la base por las cuales los dos clones habían cazado al fisgón, dedujeron que se había metido dentro del comedor. Entrando al comedor, Cody y Rex descubrieron que las únicas personas que estaban allí eran sus hermanos clones. Ambos regresaron al centro de comunicaciones de la base para continuar las investigaciones en los sistemas. Con la ayuda del droide astromecánico R2-D2, un número de comunicaciones externas fue descubierto, que ocurría algunos días en un patrón irregular. La longitud de onda fue rastreada a un términar de las barracas de Slick, y Cody y Rex decidieron interrogar individualmente a los hombres de Slick.[4]

Duelos dobles

«Mi leal informante me avisó que vendrían.»
«Entonces, te agradecemos por la hospitalidad»
―Asajj Ventress y Obi-Wan Kenobi[fuente]
Menage a trois.jpg

Skywalker y Kenobi se enfrentan Ventress.

Bajo la cobertura de la noche, Skywalker y Kenobi se aproximaron a la base de la Confederación en speeders BARC. Los dos Jedi distinguieron un número creciente de droides de batalla observándolos; debido a que los droides no intentaban detenerlos, Kenobi y Skywalker dedujeron que estaban cayendo en una trampa. Al llegar a la base, Skywalker y Kenobi fueron recibidos por la encapuchada figura de la Acólita Oscura Asajj Ventress, y cada uno de ellos encendió sus espadas de luz con mira al otro. Ventress trepó ágilmente hasta la cima de las escaleras de la base, y Skywalker fue el primero en atacar, embistiendo a Ventress, quien lo empujó hasta la parte inferior de la escalera. Kenobi se unió al duelo y también atacó a Ventress. Ventress luchó simultáneamente con Skywalker y Kenobi y usó la Fuerza para lanzarles una pieza de escombros de cristal, que Kenobi partió por la mitad.[4]

Skywalker y Kenobi empujaron a Ventress de vuelta a las escaleras y la siguieron a otra habitación. Ventress levantó varios libros de sus estantes y los lanzó a sus perseguidores, Kenobi los detuvo con la Fuerza, y con la ayuda de Skywalker los libros regresaron golpeando a Ventress. Mientras Ventress asumía una posición sumisa, sentándose con las piernas cruzadas en el piso, los Jedi fueron hacia ella para capturarla. Sin embargo, Ventress abrió de súbito un gran hueco en el piso con sus dos espadas de luz, y Skywalker y Kenobi cayeron a la habitación inferior. Ventress se burló de los dos antes de irse, y los dos Jedi saltaron de vuelta en la pieza de arriba y siguieron a Ventress mientras se lanzaba hasta una ventana y la rompía. Ventress saltó del lado del edificio, y mientras los Jedi se le acercaban, descubrieron la escala completa de las fuerzas de invasión Confederadas: estaban aterrizando muchas naves de aterrizaje C-9979, desembarcando más y más droides de batalla, y muchos ya estaban marchando en formación a la tierra debajo.[4]

Desde la cima de la cabeza de un tri-droide enganchado en un lado del edificio, Ventress se mofó de los Jedi, señalando que la Confederación ya se estaba preparando para asumir el control del planeta. A pesar de la aparición de las fuerzas invasoras, Skywalker y Kenobi continuaron su duelo. Saltando hacia las patas del tri-droide, los Jedi rompieron dos de sus piernas, rompiendo su enganche con el lado del edificio. Ventress saltó de la cabeza del droide y se enfrentó a Skywalker en un breve combate encima de una de las piernas restantes del droide. Skywalker empujó a Ventress con la Fuerza antes de robarle a un droide de batalla B1 un STAP y escapar junto a Kenobi. Ventress aterrizó, justo cuando el tri-droide se estrellaba detrás de ella, y retransmitió mandatos a través de un droide táctico a Loathsom, ordenándole al general marchar hacia la ciudad. Ventress se fue en su nave para ejecutar la próxima parte del plan de su Maestro Sith,[4] la cual incluía volver al señor del crimen hutt Jabba Desilijic Tiure en contra de la Orden Jedi.[1]

Confronting Slick.jpg

Slick es confrontado por sus camaradas.

Mientras tanto, Cody y Rex procedieron a las barracas de Slick, y el sargento dijo que quería hablar con sus hombres antes de que los interrogaran, creyendo que el panorama de un traidor podría quebrantar su moral. A pesar de la protesta de Slick, Cody y Rex comenzaron a interrogar a su escuadrón. Cuando el soldado Chopper reveló que había estado haciendo un collar de dedos de droides, un acto prohibido por los protocolos de guerra, Slick cuestionó la credibilidad de Chopper, buscando asegurarse de que no estaba encasquetado. Slick le dijo a Chopper que empezaría una investigación apropiada una vez los Jedi regresaran, pero Chopper se lanzó hacia su sargento, asegurando que había visto a Slick entrando en el centro de mando en vez de entrar en las barracas. Slick negó la demanda, pero su mención de la ausencia de los Jedi reveló que era el traidor, ya que no debía saber que los Jedi se habían ido a menos que hubiera escuchado a escondidas la reunión a través del comunicador abierto que Cody había descubierto.[4]

Cuando Cody cuestinó a Slick, el traidor golpeó a Cody y a Chopper y se lanzó como rayo hacia la salida. Cody y Rex rastrearon a Slick a la plataforma de aterrizaje para cañoneras de la base, pero en lugar de encontrar al traidor, descubrieron un detonador térmico plantado. Los dos clones tomaron cobertura poco antes de que varios explosivos detonaran y destruyeran por completo la plataforma, los caminantes AT-TE, y el arsenal. Slick corrió hacia el centro de mando y se escondió en los conductos de ventilación sobre la sala, y Cody y Rex lo persiguieron. Los dos se unieron en una táctica para hacer que Slick saliera de los conductos. Cody dejó su bláster sobre la mesa, mientras Rex aparentaba irse por la salida sur. Slick robó el bláster de Cody y apuntó al comandante clon, pero Slick no sabía que Cody había quitado las municiones de su arma. Rex regresó, y Slick se vio rodeado. Slick robó el bláster de Rex, y Cody perdió su propio bláster desarmando al traidor. Mientras Slick se dirigía a la salida, Cody lo noqueó, y los dos se enfrentaron en un combate cerrado antes de que Rex apartara al traidor de Cody. Sin embargo, el clon traidor golpeó con la cabeza a Rex,[4] empleando la maniobra de "corchete de ingle" para dislocar la pierna del capitán.[10] Mientras Slick revelaba las intenciones detrás de su traición, fue noqueado por Cody, y Slick fue esposado. Cuando los Jedi regresaron, se encontraron con Slick, pero el clon traidor fue encarcelado.[4]

Contraataque de la Confederación

«¡Necesitamos refuerzos!»
«No hemos podido contactar al almirante.»
―Obi-Wan Kenobi le informa a Anakin Skywalker de su incapacidad para contactar al Almirante Wullf Yularen[fuente]
Battle of Christophsis 2.jpg

Los Tanques Blindados de Asalto avanzan en la segunda ola de droides.

Aunque las fuerzas de la República solamente pudieron salvar los Cañones Antivehículos AV-7 del arsenal destruido,[4] se reagruparon y prepararon un ataque. Kenobi y Skywalker derrotaron la primera ola de droides batalla bajo el mando de Loathsom, y después de varios días, la Confederación fue forzada a retirarse. Sin embargo, una vez que el Destructor Estelar clase Venator de la República, Cazador—bajo el mando del Almirante Wullf Yularen—había sido enviado por provisiones y refuerzos, Loathsom lanzó otro ataque.[3] Los droides de batalla B1 y B2 y varios tri-droides avanzaron hacia las líneas del frente, mientras que Tanques Blindados de Asalto los seguían desde atrás. Mientras Kenobi lideraba a los soldados clones contra los droides de batalla en la calle principal,[1] Skywalker, el capitán Rex, y un pelotón clon procedieron a una ruta paralela a la calle principal, abriéndose paso detrás de las líneas enemigas. Rex, el sargento clon Coric, y el resto de los hombres acompañaron a Skywalker a una torre de energía de esfera.[3]

Dejando a la mayoría de los soldados en las torres para emboscar a los droides al nivel de la calle, Rex tomó un pequeño grupo de clones para acompañar a Skywalker al techo y sorprender a los tres tri-droides Separatistas que avanzaban desde abajo. Los clones usaron jetpacks JT-12 para descender de forma segura hacia la tierra debajo mientras el mismo General Jedi aterrizaba en uno de los droides. Los esfuerzos combinados del grupo derribaron a los tres tri-droides, derrotándolos, y los clones procedieron a atacar desde atrás a las líneas de droides que todavía avanzaban.[3] Loathsom volvió a retirarse, y fue durante el intervalo de la lucha que un transporte llegó de la capital galáctica de Coruscant y aterrizó en la Plaza de la Ciudad. No obstante, en lugar de los esperados refuerzos de la República llegó la joven aprendiz pádawan Ahsoka Tano, que recién había sido asignada a Skywalker por el Gran Maestro Jedi Yoda, lo que causó que se sorprendiera y alarmara.[1][3] En algún momento durante el combate, los Separatistas capturaron 25 técnicos y otros civiles, que planeaban sacar del mundo en naves. La República no tardó en descubrir el plan de los Separatistas y, con los Jedi ocupados en otra parte, se ordenó una apresurada misión de rescate para salvar a tantos prisioneros como fuera posible antes de que llegaran sus transportes. Un destacamento de cuatro soldados del 327° Cuerpo Estelar y otros clones bajo el mando de un comandante clon se infiltraron en el complejo de prisioneros Separatista en las afueras. Los clones batallaron su camino a través de súper droides de batalla B2, droides de batalla de seguridad OOM, droides de batalla espaciales y otros soldados droides liderados por un súper droide de batalla B2 comandante para rescatar a los tres grupos de prisioneros.[6]

De vuelta en la Plaza de la Ciudad, desde el transporte en que llegó Tano, los Jedi contactaron a Yoda a través del crucero Jedi Resuelto y pidieron refuerzos. Skywalker y Kenobi descubrieron que el Consejo Jedi desconocía que las fuerzas de la República se habían enfrentado a la Confederación; y además, que todas las naves de provisiones de la República enviadas al planeta habían sido destruidas. Sin embargo, el Resuelto estaba sufriendo daños del fuego creciente de varias fragatas estelares clase Munificente Confederadas, y las comunicaciones se cortaron rápidamente, ya que el Resuelto fue forzado a retirarse para evitar mayor daño. Loathsom lanzó otro ataque,[1][3] avanzando sus fuerzas en dos grupos desde el sur y el este. Kenobi lideró entonces al Escuadrón Alfa para interrumpir el avance de la fuerza del sur, mientras que el Escuadrón Bravo fue asignado a bloquear a los Separatistas del este. Kenobi y un soldado novato atacaron a los droides de dos pasarelas separadas y finalmente llegaron a un alto edificio christophsiano. El soldado usó un detonador térmico para derribar el edificio, haciéndolo caer y bloquear el camino de las tropas Separatistas. Sin embargo, el Escuadrón Bravo no logró su misión, y las fuerzas Confederadas del este avanzaron detrás de un escudo deflector que se expandía, impidiendo el uso de artillería de largo alcance de la República.[7]

Christophsis shield.jpg

Los droides avanzan detrás del escudo, mientras los cañones de la República tratan de penetrarlo.

Los droides Confederados y los Tanques Blindados de Asalto fueron seguidos por droides ejecutores NR-N99 clase Persuader. Kenobi y Rex ordenaron una defensa de la base, mientras Skywalker y Tano diseñaban un plan para infiltrarse en el territorio Confederado y destruir el generador del escudo con múltiples cargas explosivas. Skywalker y Tano se escondieron debajo de una caja grande, y una vez que el escudo y las fuerzas droides de avanzada los pasaron, ambos se abrieron paso hacia el generador. Mientras tanto, Kenobi y Rex intentaron usar los cañones pesados en defensa pero sólo se dieron cuenta que sus armas eran inútiles contra el escudo deflector de los droides.[1][3] Usando un canal de comunicaciones no encriptado para hacer que la retirada de la República pareciera más convincente, Rex le ordenó a las fuerzas de clones retirarse antes de poder utilizar un canal seguro. El general Loathsom le ordenó a sus fuerzas atacar los cañones pesados, y Rex se enteró de los nuevos objetivos de los Separatistas espiando su tráfico de voz.[3]

Tan pronto el escudo deflector los pasó, Kenobi lideró un asalto contra los droides de batalla, y Rex y sus hombres atrajeron a los Separatistas hacia los edificios. Con sus fuerzas abrumadas por los Separatistas, Rex fue forzado a ordenarle a sus hombres que se retiraran. En el centro de mando, Rex se reunió con Kenobi, que le ordenó al capitán clon a organizar a sus tropas en una defensa de los cañones pesados mientras él mismo retrasaba a los droides. Rex aceptó de mala gana y se retiró mientras Kenobi batallaba solo a los droides. Sin embargo, el Maestro Jedi no tardó en ser rodeado por un escuadrón de súper droides de batalla B2 y droides araña enanos DSD1. A pesar de la advertencia de Skywalker, Tano alertó por accidente a varios droides minoristas pre-plantados de su presencia. Tano colocó las cargas alrededor del generador y Skywalker se enfrentó a los droides pero no tardó en ser abrumado. Tano distinguió un muro detrás de Skywalker con agujero en el medio y lo tumbó con la Fuerza, destruyendo a los droides alrededor de su maestro sin siquiera tocarlo a él. A pesar de que Tano había salvado su vida, Skywalker estaba furioso con su imprudencia, creyendo que lo pudo haber matado.[1][3]

Para poder darle tiempo a Skywalker y a Tano para que eliminaran el escudo, Kenobi pretendió rendirse ante Loathsom. Kenobi fue llevado a una mesa de cristal, y sobre una taza de , Kenobi discutió pacientemente los "términos de su rendición" con Loathsomm, para la impaciencia creciente del general. Rex descubrió que Kenobi había sido capturado, pero él y sus hombres siguieron protegiendo los cañones de desde su cobertura detrás de escombros caídos. Kenobi le explicó a Loathsom que si sus soldados iban a ser tomados como prisioneros, requerirían la comida y las provisiones apropiadas. Loathsom sospechó que él estaba haciendo tiempo, y le ordenó a dos súper droides de batalla que sujetaran a Kenobi. Loathsom le exigió a Kenobi que convocara la retirada de sus tropas; si se negaba, sería eliminado. En ese momento, Skywalker y Tano destruyeron el generador del escudo. Kenobi, viendo cómo el escudo se desvanecía, agarró a Loathsom alrededor del cuello. Mientras los droides de batalla apuntaban, Loathsom le ordenó a sus tropas que no atacaran, y el general se rindió ante Kenobi. La artillería clon procedió a aniquilar a las fuerzas droides, y Loathsom fue tomado en custodia por la República. Mientras tanto, el Almirante Yularen y el Maestro Yoda regresaron a Christophsis con el Espíritu de la República y otros Destructores Estelares clase Venator, al igual que varias naves de asalto clase Acclamator I como refuerzos, y se logró romper el bloqueo Confederado, forzando a la armada enemiga retirarse.[1][3]

Consecuencias

«Secuestrado, el hijo de Jabba el Hutt ha sido. El tratado con Jabba Obi-Wan negociará. Encontrar a los renegados que tienen al hijo de Jabba, tu misión será, Skywalker.»
―Yoda le da su nueva encomienda a Skywalker y a Tano[fuente]
Christophsis meeting.jpg

Skywalker, Tano, y Kenobi reciben sus nuevas misiones.

Después de que aterrizaran los Destructores Estelares de la República, varias unidades de soldados clones fueron enviadas como refuerzos en Christophsis. Una cañonera LAAT/i fue enviada a buscar a Skywalker y a Tano y llevarlos de vuelta a la Plaza de la Ciudad, y ambos se reunieron con los Maestros Yoda y Kenobi. Yoda le informó a Kenobi y a Skywalker que el hijo del señor del crimen Jabba el Hutt, Rotta, había sido secuestrado por un grupo de renegados. La misión de Skywalker y Tano sería rescatar al huttito, mientras que Kenobi daría inicio a las negociaciones con Jabba en su planeta de residencia, Tatooine. Si Skywalker y Tano tenían éxito, la República y los Jedi se ganarían la aprobación de Jabba, y el señor del crimen le permitiría al ejército clon de la República acceder a las rutas hiperespaciales que atravesaban el espacio controlado por los hutt. Basándose en informes de inteligencia, Skywalker y Tano se aventuraron al planeta Teth para rescatar a Rotta.[1][3]

Se tomó una holograbación de la Batalla de Christophsis. Tras ser editada en el planeta Alderaan para concentrar la victoria de los Jedi, fue transmitida por HoloNet News a la República para promover más los valientes esfuerzos de los Jedi.[11]

Entre bastidores

La Batalla de Christophsis apareció en la película de 2008 Star Wars: The Clone Wars, al igual que en su novelización. Como la película ocurría antes de la serie televisiva homónima, la batalla iba a ser mostrada primero en la serie. La batalla presentó la introducción del planeta Christophsis y a la nueva pádawan de Skywalker, Ahsoka Tano,[12] y también le permitió a Skywalker saciar sus duras creencias contra el entrenar a un aprendiz.[1] Los primeros escenarios de la batalla y el duelo entre Skywalker, Kenobi y Ventress apareció en el decimosexto episodio de la primera temporada de la serie, "The Hidden Enemy", que sirvió como una precuela para la película.[13] El reconocimiento del sargento Slick y sus hombres en el planeta apareció en el cómic web Shadowed, que tenía lugar antes de "The Hidden Enemy". Adicionalmente, la batalla apareció en el libro para jovenes lectores de Star Wars: The Clone Wars: The New Padawan y Star Wars: The Clone Wars: Meet Ahsoka Tano. Luego fue presentada en la versión de Nintendo DS del videojuego de 2009 Héroes de la República, al igual que en el guión de 25 to Rescue para el Star Wars Roleplaying Game escrito por Sterling Hershey y publicado en Wizards.com. Un resultado canónico del guión no fue especificado.

La batalla iba a aparecer originalmente en un episodio de retrospectiva en la primera temporada de la serie de televisión, titulado "The New Padawan". Sin embargo, después de que el productor George Lucas decidiera unir varios episodios para un estreno cinematográfico de The Clone Wars, el episodio apareció en la película con algunos otros episodios de la primera temporada.[12]

Christophsis skylane.jpg

Los refuerzos de la República llegan a Christophsis.

Hubo poca discrepancia entre la novelización y la película The Clone Wars. Un ejemplo notable era que la novela señalaba que después de la batalla, Yoda le dio a Skywalker, a Tano y a Kenobi sus nuevas tareas en el rescate de Rotta el Huttito a bordo de un crucero Jedi. La película presenta esta escena en la superficie de Christophsis. Este artículo sigue la interpretación de los eventos de la película. Sin embargo, hay otra discrepancia entre la novelización de la película y The Clone Wars: Espacio Salvaje—la novelización señala que el Resuelto estaba presente en la Batalla de Christophsis, mientras que Espacio Salvaje indicó que la nave comenzó su servicio en la Armada de la República después de Christophsis. Hasta que una línea temporal cohesiva sea establecida por Lucasfilm Ltd., este artículo asume que el Resuelto estaba presente.

Una de las dos misiones representando a la Batalla de Christophsis en la versión de Nintendo DS de Héroes de la República contradice enormemente la serie de televisión y la película The Clone Wars. La misión muestra a la senadora Padmé Amidala y a Anakin Skywalker llegando a Ciudad Cristal para investigar actividad droide en el sector recientemente perdido por la República. Skywalker y Amidala viajaron a través de la ciudad hasta que encuentran un campo de fuerza bloqueando su camino. El Maestro Yoda entonces los ayuda a desactivar el campo, y los dos continúan su ruta, eventualmente confrontando al Conde Dooku dentro de un edificio christophsiano. Después de un duelo con Skywalker—a quien Amidala ayuda con su bláster—Dooku se retira.

Sin embargo, durante el duelo con Dooku, Skywalker le informa al Conde inconsciente que el General Confederado Grievous planeaba obtener una superarma desde debajo de un océano de lava en el planeta Mustafar. Skywalker sólo averigua los planes de Grievous durante la Misión a la Estación Skytop, que tiene lugar después de que la Batalla de Christophsis hubiera sido ganada por la República. Debido a esa historia tan confusa que tendría mucha especulación para incorporar en la historia ya existente, este artículo asume que la misión del videojuego no es canónica.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar