Fandom

Star Wars Wiki

Base Starkiller

23.956páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Cet article parle d'un sujet considéré comme Canon.
Este artículo es sobre la base de la Primera Orden. Quizá estés buscando otros usos de la palabra Starkiller.
«Esta máquina feroz que ustedes han construido, a la que han dedicado sus vidas y trabajo y sobre la que nos encontramos ahora, traerá un final definitivo al Senado indigno y sus miembros difuminados. Para su apreciada flota. Cuando éste día termine, todos los sistemas restantes en sus centenares se inclinarán a los dictados de la Primera Orden. ¡Y todos recordarán éste como el último día de la última República!"»
―General Hux[fuente]

La Base Starkiller era un planeta helado que estaba situado en las Regiones Desconocidas que sirvieron como un bastión de la Primera Orden tres década después de la Batalla de Endor. La base fue comandada por el General Hux y estaba armada con una superarma capaz de destruir sistemas estelares enteros a medio camino a través de la galaxia, que la Primera Orden veía como una evolución de las capacidades de destrucción de planetas en los diseños Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico. Fue destruido por un ataque de la Resistencia, debido a un punto débil que fue dañado por el piloto Poe Dameron, iniciando una implosión de todo el planeta solo treinta segundos antes de que la súperarma pudiera ser disparada. La energía estelar almacenada causó que el planeta iniciara después su implosión, convirtiéndolo en una estrella.

Descripción

La Base Starkiller era un planeta helado boscoso[5] de órbita móvil,[3] que se encontraba en las Regiones Desconocidas.[1] La Primera Orden, una junta que se creían ser los sucesores de los ideales del Imperio Galáctico,[6] convirtió el planeta en una base de operaciones y lo utilizó para alojar una superarma gigantesca capaz de destruir sistemas estelares enteros.[5] La superarma consumía estrellas como fuente de energía a través de un método que absorbía la luz estelar de su superficie, y que se movería a un nuevo sistema estelar después del agotamiento de una estrella en particular.[7]

El arma funcionaba con un tipo de energía oscura llamada "quintaesencia", que era omnipresente en el universo, y ofrecía una fuente de energía prácticamente ilimitada a la Primera Orden. Al utilizar estrellas como fuente de energía, una serie de colectores en un lado del planeta reunirían la energía oscura en etapas, redirigiendola al núcleo planetario, donde se mantendría en su sitio por el campo magnético natural del planeta, así como un campo de contención artificial mantenido por la maquinaria que la Primera Orden había instalado dentro de la corteza. Debido a que el campo magnético planetario no sería suficiente para contener la cantidad de energía que requería el arma, un oscilador térmico se construyó en el planeta.[4] Generaba un campo de contención oscilante, que permitió a la instalación gastar mucha menor cantidad de energía en contener la energía oscura que sería necesaria, usando un campo de contención constante. Un cilindro hueco colosal, lo suficientemente grande como para dominar el punto de vista del planeta desde la órbita, penetraba en el campo de contención a una distancia predeterminada, con el fin de dirigir la explosión hacia su objetivo, y también para absorber su energía, que de otro modo causaría terremotos catastróficos. Este diseño hacia al arma vulnerable cuando estaba completamente cargada, debido a que la destrucción del oscilador de campo de contención en el momento anterior de que el arma fuera disparada, liberaría la energía acumulada no a través del cilindro de disparo, sino a través de todo el núcleo planetario donde estaba alojado, dando lugar a un colapso gradual de la superficie hacia el núcleo.[2]

Debido a que la Base Starkiller era cargada por medio del poder de las estrellas, bloqueaba gradualmente la luz solar hasta que, funcionando a plena capacidad, la extinguía por completo, dejando la superficie en la oscuridad. A fin de que el arma fuera disparada, sus ingenieros de armamento inducirían una brecha en el campo de contención, permitiendo que la energía oscura recogida escapara del núcleo a través de la abertura de cilindro hueco en las antípodas del planeta en relación con el colector estelar. Durante este proceso, la energía oscura se transformaba a un estado conocido como "energía fantasma", y abandonaría el planeta, causando un agujero a través del hiperespacio por un sendero perfectamente lineal. Las personas estacionadas en la base llamaron a la dimensión a través del cual el haz de energía fantasma viajaba como "sub-hiperespacio", y este método de entrega de la carga explosiva era casi instantánea a través de grandes distancias. La rotación y la inclinación del planeta tenían que ser tenidas en cuenta para que la superarma pudiera apuntar algún blanco especifico, y también verificar la ausencia de obstáculos entre ésta y el objetivo, ya que el haz de energía fantasma sólo sería recibido por un objeto de masa suficiente (como un planeta, por ejemplo). Cuando la energía fantasma golpeaba un planeta, la interacción producía el suficiente calor para encender el núcleo del planeta, creando una nova de bolsillo. La alteración del espacio-tiempo, causada por la travesía de la energía fantasma, haría que la nova fuera instantáneamente visible incluso a miles de años luz de distancia.[2]

La Base Starkiller estaba protegida por un escudo planetario que era lo suficientemente fuerte como para desviar cualquier bombardeo,[8] y no podía ser penetrado por ninguna nave que viajara a velocidades subluz. El escudo tenía un defecto explotable, sin embargo; una frecuencia de actualización fraccional necesaria para un escudo de su tamaño, lo que podría ser aprovechado por una sola nave saliendo del hiperespacio dentro del escudo, con apenas un segundo para enderezarse antes de estrellarse en la superficie del planeta. El control del escudo también estaba localizado, lo que significa que, en caso de que fuera desactivado a través de un mal funcionamiento o sabotaje, el planeta quedaría sin protección en el tiempo que le tomaría para llegar a los técnicos de control del escudo y reactivarlos de nuevo. Si el control del escudo fuera dañado sin posibilidad de reparación, el control del escudo tendría que ser anulado, que era un proceso que consumiría bastante tiempo. Estos defectos fueron aprovechados por la Resistencia para destruir la base. La nave Halcón Milenario penetró el escudo después de viajar por el hiperespacio y tuvo un aterrizaje forzoso sobre su superficie deteniéndose en el borde de un acantilado.

Además del arma principal y el control del escudo, las instalaciones de la Base Starkiller incluían numerosos hangares de naves, infraestructura de saneamiento, instalaciones para la guarnición de soldados de asaltos y un salón dedicado donde los oficiales podían consultar con el Líder Supremo Snoke vía holograma.

Historia

El planeta helado conocido como Base Starkiller fue convertido en un bastión de la Primera Orden,[5] que funcionaba como su cuartel general tres décadas después de la Batalla de Endor. La superarma alojada en la base contenía algunas similitudes con la Estrella de la Muerte y la Estrella de la Muerte II, dos estaciones de combate "destructoras-de-planetas" construidas por el Imperio Galáctico, pero poseía mucho más poder que sus predecesoras y era más de dos veces el tamaño, ya que que fue construida adentro del planeta. La Base Starkiller representó un avance tecnológico en cuanto al poder, debido a que la Primera Orden creía que tenían que llegar a ser más poderosos que el Imperio Galáctico caído si esperaban a tener éxito en la promulgación de sus objetivos. La Base Starkiller extraía su poder de la energía de las estrellas, una posible razón de su nombre.[6]

Base Starkiller con el detalle del arma.jpg

La Base Starkiller con la superarma cargada a punto de disparar contra el sistema Hosnian.

La Base Starkiller fue la culminación de la investigación del Imperio Galáctico en traducciones de la energía oscura y tunelización de hiperespacio.[8] Matrices enormes de colectores diseñados especialmente usaban el poder de un sol para atraer y enviar la energía oscura a una unidad de contención en el núcleo del planeta, donde se alojaba y contenía dentro de esa unidad de contención hasta que el arma estuviera lista para disparar. Su capacidad para concentrar la energía oscura de esta manera daba acceso a la Base Starkiller a una fuente casi ilimitada de energía.[2]

Disparo.png

El General Hux ordena disparar la superarma de la Base Starkiller.

La primera prueba del armamento de la base, que ya había sido cargada drenando a una estrella antes de moverse a su posición, ocurrió justo antes de la Batalla en Takodana. Después de obtener la aprobación del Líder Supremo Snoke, el [eneral Hux ordenó a la base para disparar contra la capital de la Nueva República, Hosnian Prime, y otros cuatro planetas en el sistema Hosnian, destruyendo completamente los planetas y la flota de la Nueva República.[4]

Archivo:Detalle Disparo.jpg

Durante la Batalla en Takodana, la chatarrera y aliada de la Resistencia Rey fue capturada por Kylo Ren y llevada a la Base Starkiller, donde intentó interrogarla utilizando la Fuerza. Ella fue capaz de resistirse a sus intentos y se percató de que era sensible a la Fuerza ya que esta le leyó la mente y descubrió los miedos de Ren.[4]

Destrucción

Mientra la Base Starkiller se preparaba para destruir el planeta D'Qar, el lugar donde se ubicaba la Base de la Resistencia, la Resistencia planeó un ataque propio. Utilizando la información proporcionada por Finn, un soldado de asalto desertor de la Primera Orden, el piloto de la Resistencia Snap Wexley voló una misión de reconocimiento sobre el sistema de la Base Starkiller, adquiriendo así datos de exploración detallados de la base. Usando los datos, Finn reveló un punto débil crítico — el oscilador térmico de la base — que si era destruido cuando el arma estaba cargada completamente, pero antes de que llegara dispararse, eso eliminaría la base.[2]

Escuadrones de cazas estelares Ala-X entonces confrontaron a cazas estelares TIE que defendían la base, mientras que la nave Halcón Milenario pasaba por alto sus escudos y desplegó un equipo terrestre para desactivar los generadores de escudo. Cuando las naves Ala-X trataron de acabar con el oscilador térmico, pero fallaron, Han Solo y su equipo se adentraron más profundo en el complejo subterráneo de la base, con el objetivo de alcanzar el punto débil ellos mismos. En el camino se re-encontraron con Rey, que se había liberado a sí misma de su aprisionamiento. Chewbacca detonó los explosivos implantados en las columnas que sostenían un túnel de acceso que conducía al interior del conducto del oscilador térmico. Con la apertura del túnel, Poe Dameron, líder del cuerpo de cazas estelares de la Resistencia, ingresó y destruyó el conducto, provocando una reacción en cadena que finalmente destruyó la Base Starkiller. Mientras se destruía, el material almacenado drenado desde el sol, se expandió para crear una nueva estrella en el lugar del planeta,[4] tornando a ese sistema estelar en un sistema estelar binario.[2]

Tras bastidores

«"Es en gran medida — y así es reconocida como tal en la película — aparentemente otra Estrella de la Muerte. Pero lo que es capaz de hacer, cómo funciona, y cual es la amenaza, es mucho mayor que lo que la Estrella de la Muerte podría haber hecho. La Base Starkiller es otro paso adelante, tecnológicamente hablando, en términos de poder".»
―J.J. Abrams, sobre las similitudes y diferencias entre las Estrellas de la Muerte y la Base Starkiller[fuente]

La Base Starkiller fue creado para la película Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza de 2015. El director de la película, J.J. Abrams, declaró que las similitudes de la superarmas a los dos Estrellas de la Muerte de la Trilogía Clásica fueron intencionales, debido a que la nueva generación de los Imperiales dentro de la Primera Orden querrían demostrar que eran más fuertes y más avanzados que sus predecesores en el Imperio Galáctico. El nombre de la base de remonta al nombre original de Luke Skywalker, que George Lucas originalmente había nombrado como Luke Starkiller.

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar