Fandom

Star Wars Wiki

Atris

23.953páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era de la Antigua República.
TPM-CGYoda.JPG

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.


«Es algo tan silencioso, caer. Pero muchísimo más terrible es admitirlo.»
Kreia[fuente]

Atris fue una Maestra e historiadora Jedi que formaba parte del Alto Consejo durante las Guerras Mandalorianas y la Guerra Civil Jedi. Ella veía a la Orden Jedi como un símbolo de paz, de luz y de perfección. Sin embargo, todo esto cambió cuando la Jedi Exiliada desafió al Consejo y participó en las Guerras Mandalorianas al lado de Revan y de Malak. El hecho de que alguien que ella apreciaba, y por quien se preocupaba, desafiara todo en lo que Atris creía, afectó a la historiadora en lo más profundo de su ser.

Durante la Primera Purga Jedi, Atris convocó un cónclave Jedi en Katarr con la esperanza de atraer a los Sith, que seguían ocultos, para poder derrotarlos. El plan de Atris falló y muchos Jedi murieron. A causa de esto, Atris se aisló del resto de la Orden en una academia secreta y se rodeó de aquellas personas que no podían sentir la Fuerza.

Poco a poco, debido a la influencia de los holocrones Sith que había recolectado, Atris cayó al lado oscuro aunque no se dio cuenta de su caída al principio. Finalmente se enfrentó a la Jedi Exiliada, y después de un acalorado duelo con el sable láser, Atris fue derrotada. La Exiliada le perdonó la vida y Atris comenzó su camino a la redención.

Biografía

Vida temprana

Después del final de la Gran Guerra Sith que fue iniciada por el Lord Sith Exar Kun y Ulic Quel-Droma, Atris intentó averiguar en qué habían fallado las enseñanzas jedi. Ella argumentó que no era de extrañar por qué Kun y Quel-Droma cayeron al Lado Oscuro, porque cuando los Jedi entrenaban entrenaban docenas de padawans con un solo maestro muchos tenían un vínculo radical de aprendizaje recíproco, por lo que su formación empezaba en la adolescencia. Por eso ella creó el limite de edad para los candidatos además que solo podían tener un único maestro. Atris también abogó por la prohibición de las relaciones románticas entre jedis citando que el Primer Gran Cisma fue creado por dos enamorados. Incluso apoyó la adopción de una interpretación más austera del Código Jedi que se vio favorecido por el maestro Odan-Urr, en memoria de su muerte a manos de Exar Kun en la Academia Jedi en Ossus. Sus argumentos tuvieron un gran alcance entre los jedi que la nombraron miembro del Alto Consejo Jedi.

Las Guerras Mandalorianas

«Todos tenemos nuestros héroes. Y cuando los vemos caer, morimos por dentro. Ella tomó una decisión una vez, y yo no.»
―Atris, refiriéndose a Meetra Surik.[fuente]

Poco antes del inicio de las Guerras Mandalorianas, Atris había alcanzado el rango de Maestra Jedi[2] y era miembro del Alto Consejo Jedi. Cuando la guerra estalló, la República Galáctica solicitó ayuda a los Jedi. Sin embargo, Atris se resistió al llamado de proteger a los habitantes de los Territorios del Borde Exterior y en cambio defendió incondicionalmente la decisión del Consejo de meditar y reflexionar antes de hacer algo.[3]

Primer Consejo.jpg

Atris, sentándose en el Alto Consejo Jedi en 3.963 ABY.

Muchos Jedi no entendían cómo el Consejo permanecía sentado e inactivo mientras miles de inocentes morían, y la Orden se dividió cuando dos Caballeros, Revan y Alek Squinquargesimus, decidieron dejar la Orden e irse a la guerra. Muchos los siguieron, incluída una Jedi que más tarde sería conocida como la Jedi Exiliada. Atris había tenido fuertes sentimientos por la Exiliada, viéndola como una especie de heroína. Cuando la Exiliada dejó la Orden para irse a la guerra, rechazando todo en lo que Atris creía, Atris se sintió personalmente traicionada. [4]

Después de que las guerras terminaran, sólo uno de los Jedi que habían seguido a Revan a la guerra regresó para afrontar al Consejo: la Jedi Exiliada. [5] Ésta se paró ante ellos como un eco en la Fuerza tras haberse cortado a sí misma de la Fuerza después de la batalla final en Malachor V.[6] La Exiliada actuaba tan desafiante, tan segura de que lo que había hecho era lo correcto, que provocó que Atris se cuestionara a sí misma. Atris quería castigar a la Exiliada por eso, y se convenció de que la Exiliada había caído al lado oscuro junto con los otros seguidores de Revan. Por lo mismo, Atris pensó que el exilio era un castigo poco severo para la traición de la Jedi Exiliada, y pensó que la Exiliada volvería a seguir a Revan si la dejaban libre. Los otros maestros le advirtieron que debía ser consciente de sus sentimientos, pero Atris insistía que la Exiliada debía haber muerto en Malachor V. [4]

Atris.jpg

La "señora" de Brianna.

Atris conservó el sable de luz de la Exiliada después del juicio, y lo cargó con ella siempre. Incluso muchos años después, Atris insistía que el Consejo estaba en lo correcto en ser precavido. Pero en su consciencia, Atris continuaba cuestionándose las acciones del Consejo, de la Exiliada y de ella misma.[4]

Primera Purga Jedi

Atris: «Yo soy Atris, Maestra Jedi... la última historiadora de los Jedi... la última de los Jedi»
Kreia: «Ésos sólo son títulos, palabras a las que te aferras mientras la oscuridad cae sobre ti.»
— Atris, a Kreia [fuente]

Reunión con la Exiliada

En el 3951 ABY, la Jedi Exiliada y sus compañeros desembocaron en Telos IV, quienes escaparon por poco de la destrucción de la minería Fondo Peragus en Peragus II. Visto que la Fuerza de Seguridad de Telos celebraba el exilio y su partida bajo arresto domiciliario por su presunta implicación en la explosión de instalación minera; Atris deseaba poder descubrir la causa de la explosión, envió a una de sus doncellas bajo el nombre de Brianna para robar su nave (El Halcón de Ébano), así como a T3-M4, que, afortunadamente para ella, estaba a bordo de la nave. La nave y el droide fueron diseccionados para obtener información, pero al final, dicha información no sirvió de mucho.

Al descubrir la pérdida de su nave, la Exiliada rastreó su nave hasta la meseta polar, donde se ocultaba la academia de Atris. Una vez que encontró el camino en el interior, Atris había sacado a sus compañeros de sus puestos. Poco antes de esto, Atris había descubierto la identidad de la Exiliada y se sorprendió al volver a verla después de que el Consejo la condenara al exilio.

Al principio, Atris esperaba que la Exiliada hubiera ido para admitir que el Consejo había obrado bien y hubiera ido para hacer frente a sus crímenes, pero no era el caso. La presencia de la Exiliada hizo que Atris recordase sentimientos desagradables, y que expresase la esperanza perdida. Estos sentimientos se mostraron cuando la Exiliada acusó al exilio de ser el camino al lado oscuro. De hecho, estaba tan enfadada que se negó a creer que el exilio fuera una ayuda en las Guerras Mandalorianas, y dijo que solo se fue por la emoción y la aventura de la batalla. Atris siguió reprendiéndola y siguió diciendo que la destrucción del Peragus II fue culpa suya. Ella se escandalizó al saber que los Sith estaban detrás de eso. Ella aceptó el exilio a regañadientes para ayudar en la destrucción de los Sith, y también dijo que se reuniría con otros Jedi en Dantooine para tomar mediadas y para tener otro Consejo.

Después de salir de Telos IV, la Exiliada descubrió que T3-M4 había descargado los archivos de Atris. Parecía que Atris había mantenido un registro en holoimagen del juicio, así como una lista de los otros Maestros Jedi, a pesar de que ella afirmó ser la última de los Jedi. Debido a que T3 había sido capaz de cortar los archivos y copiarlos, la Exiliada consiguió la situación de los Maestros Jedi.

Personalidad y características

Atris se dedicó muy a la Orden Jedi, y creía en su justicia hasta tal punto de la arrogancia y el fanatismo. Se llevó las acusaciones contra los Jedi muy como algo muy personal. Cuando muchos Jedi dejaron la Orden para seguir a Revan en la guerra, Atris estaba ansiosa de declararlos a todos ellos como traidores y Sith, incluso a la Jedi Exiliada después de que ésta volviese y diese la cara ante el Consejo.

Durante las Guerras Oscuras, Atris se convirtió en una solitaria y estaba obsesionada con la preservación de lo que podía ser el legado Jedi, incluyendo a las reliquias Sith que finalmente la llevarían al lado oscuro. Fue una amargada y desconfiada, prefiriendo rodearse de guerreros. Echani la entrenó para resistir a la Fuerza.

A pesar de que afirmaba ser la constructora de una academia Jedi, ella nunca se molestó en llevar sensibles a la Fuerza para entrenarlos.

De hecho, a pesar de que sabía la situación de los Maestros Jedi Zez-Kai Ell, Vrook Lamar, Kavar y Lonna Vash, ella nunca se molestó en contactar con ellos, y ninguno de ellos sabía que estaba viva.

Es irónico que a pesar de que ella defendía varias causas como la limitación de padawan que un Maestro Jedi podía tener al mismo tiempo o el hecho de que ella intentó preservar los conocimientos Jedi, ella nunca tomó un aprendiz.

Poderes y habilidades

«Todos estos conocimientos recogidos, todas estas enseñanzas del combate y de la Fuerza;Son solo mías.»
―Atris a la Jedi Exiliada[fuente]

Atris fue una poderosa Maestra Jedi, con poderes tales como la supresión de la Fuerza, Desahabilitar droides y aturdir con la Fuerza. Después de su caída al lado oscuro, resultó ser también hábil en la otra cara de la Fuerza, con poderes tales como la telequinesis, la aflicción de la Fuerza, fuga de la Fuerza, horror de la Fuerza y relámpagos de la Fuerza.

También era una practicante magistral con el sable láser, especialmente del Juyo.

Después de haber sido una Jedi Centinela, Atris comprendía varios idiomas, incluyendo el Básico, Sith, Antiguo Galáctico Estándar y la lengua Echani. También era una hábil negociadora.

Entre bastidores

Apariencia

Elecciones alternativas

En el caso de que el exiliado sea hombre, Atris sentirá algo por él en secreto. Estos sentimientos son revelados por Darth Traya después de ser vencida por el exiliado en Trayus.

Contenido eliminado

DarthTrayatris.jpg

Traya resucitada enfrentándose a la desertora oscura

Errores

Apariciones

Fuentes

Notas y referencias

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar