FANDOM


Premium-Eras-canon
Queicon

El título de este artículo sólo es una conjetura.

Aunque este artículo esté basado en información canon, el nombre real de este tema o persona no ha sido presentado por lo que se brinda una aproximación.

TPM-CGYoda

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.


«Qué recuerden al menos que seguimos aquí....Si siguen gastando combustible no durarán.»
―General Armitage Hux, al Capitán Edrison Peavey[fuente]

Durante la guerra entre la Primera Orden y la Resistencia, la Primera Orden lanzó un ataque contra la flota de la Resistencia después de la evacuación de la base de la Resistencia en D'Qar. La Primera Orden logró rastrear la flota de la Resistencia a través del hiperespacio, lo que obligó a la Resistencia a huir en busca de una vía de escape antes de que sus suministros de combustible se agotaran en 18 horas.

Preludio

«No podrán escapar, Líder Supremo. Tenemos un lazo alrededor de su cuello.»
―General Armitage Hux, al Líder Supremo Snoke[fuente]

Rápidamente después de la Batalla de la Base Starkiller y su destrucción, la Primera Orden montó un ataque contra la base de la Resistencia en D'Qar. La Primera Orden se había enterado de la ubicación y había planeado destruirla con el arma, sin embargo la Base Starkiller fue destruida. La Resistencia logró huir de D'Qar antes de que su base fuera bombardeada por el Acorazado de Asedio clase Mandator IV Fulminatrix. Antes de esto, sin embargo, el Comandante Poe Dameron destruyó las torres de defensa en la parte superior de la nave, lo que le llevó a ordenar un bombardeo que destruyó con éxito el acorazdo, pero a costa de la flota de bombarderos de la Resistencia. Esto causó que la General Leia Organa lo degradaría a capitán después de que la Resistencia saltara al hiperespacio.[1]

Inmediatamente después de la pérdida del acorazado, el Líder Supremo Snoke se comunicó con el General Armitage Hux enojado por la pérdida. Sin embargo, Hux le aseguró a Snoke que todavía habían acorralado a la Resistencia, y se dirigió al Acorazado Estelar clase Mega del Líder Supremo, el Supremacía para revelar su habilidad de rastrear la flota de la Resistencia a través del hiperespacio. Mientras la flota dirigida por el Supremacía perseguía a la Resistencia a través del hiperespacio, Snoke se encontró con su aprendiz Kylo Ren, enfurecido por el conflicto interno de Ren y su pérdida ante el desconocida usuaria de la Fuerza Rey. Después de su reunión, Ren destruyó su casco de batalla en furia y ordenó a sus subordinados preparar a su caza.[1]

La batalla

La persecución comienza

«Nos rastrearon cuando saltamos."
"Es imposible."
"Sí, y lo hicieron.»
―Leia Organa y Finn[fuente]

Cuando la Resistencia saltó del hiperespacio al sistema Oetchi,[3] fueron inmediatamente confrontados por la flota de la Primera Orden. Atrapados completamente desprevenidos, la gran nave disparó y destruyó el Vigilia antes de que pudiera salir fuera del alcance o levantar sus escudos deflectores. Sabiendo que la Primera Orden simplemente los perseguiría si volvieran al hiperespacio, lo que consumiría por completo sus niveles de combustible, la Resistencia fortaleció sus escudos traseros y piloteó su flota fuera del alcance de la Primera Orden mientras sus pilotos de combate se preparaban para salir y atacar. Sin embargo, Ren y otros tres pilotos tomaron cazas TIE para eliminar la nave de mando de la Resistencia, el Raddus. Uno de los cazas fue rápidamente retirado, pero Ren destruyó el hangar, eliminando los cazas estelares de la Resistencia y dos de los TIE de Fuerzas Especiales,[1] a través del Teniente Poldin LeHuse,[4] volaron el puente y mataron a todos los oficiales de la Resistencia. excepto por Organa. Sin embargo, LeHuse y los otros dos TIE/fe fueron derrotados por el Ninka y Hux ordenó a Ren que regresara al Supremacía, ya que la flota de la Resistencia estaba demasiado lejos para que la flota de la Primera Orden respaldara sus naves de combate.[1]

Organa fue colocada en soporte vital, y la Vicealmirante Amilyn Holdo fue puesta al mando de la flota de la Resistencia. Dameron sugirió que ideen una estrategia para atacar a la flota de la Primera Orden, pero ella estaba decidida a mantener su curso actual de acción. Mientras tanto, Finn fue atrapado tratando de abandonar la Resistencia por la trabajadora de mantenimiento Rose Tico y arrojado al calabozo. Sin embargo, después de revelar su conocimiento del funcionamiento del Supremacía, Finn y Tico tuvieron la idea de desactivar la capacidad de seguimiento del hiperespacio de la Primera Orden. Le contaron esto a Dameron y se pusieron en contacto con Maz Kanata, que estaba demasiado ocupado para ayudarlos, pero que conocían a un descifrador de códigos que podía meterlos en el Supremacía que residía en Canto Bight en el planeta Cantonica. Finn y Tico tomaron una módulo de transporte de la Resistencia para encontrar al descifrador.[1]

En el Supremacía, Snoke formó una conexión entre Ren y Rey para descubrir la ubicación del último Jedi Luke Skywalker. Rey decidió ir al acorazado para ver a Ren, creyendo que ella podría convertirlo al lado luminoso de la Fuerza.[1]

Las tres naves de la Resistencia restantes continuaron superando a las naves más grandes de la Primera Orden, su velocidad y fuertes escudos capaces de mantenerlos fuera del alcance suficiente para que los turbolásers del Supremacía fueran ineficaces. Sin embargo, sus reservas de combustible eran peligrosamente bajas y una a una las otras naves se quedaron sin combustible y fueron inmediatamente destruidas una vez que se habían desplazado al alcance del enemigo. La fragata Nebulón-C Anodino, que también era su fragata médica, fue la primera que se quedo atrás y fue seguida poco después por el Anti Búnker clase Libre Virgiliano, Ninka, aunque sus tripulaciones lograron evacuar sus naves condenadas antes de su destrucción. Esto dejó al Raddus como único crucero, llevando lo que ahora equivalía a toda la Resistencia. La Vicealmirante Holdo reveló su plan de evacuar la Resistencia en pequeños transportes. Creyendo que la acción era demasiado arriesgada e insensata, Dameron instigó un motín y mantuvo al liderazgo a mano armada por al menos tres miembros de la Resistencia mientras se ponía en contacto con Finn y Tico. Los dos habían encontrado un descifrador llamado DJ que los consiguió meter con éxito en el Supremacía.[1]

Duelo en la sala del trono

«Has subestimado a Skywalker…y a Ben Solo…y a mí. Eso al final te destruirá.»
―Rey, al Líder Supremo Snoke[fuente]

Mientras tanto, Rey llegó al Supremacía, pero Ren la arrestó. Fue llevada a Snoke, quien la torturó para descubrir la ubicación de Skywalker antes de ordenarle a Ren que la matara. Sin embargo, Ren mató a Snoke usando la Fuerza para dividirlo en dos con lo que alguna vez fue el sable de luz de Anakin, Luke y ahora Rey. La Guardia Pretoriana de Élite de Snoke se puso en acción para vengar al Líder Supremo, pero todos fueron asesinados por los dos usuarios de la Fuerza. Ren luego le ofreció a Rey la oportunidad de gobernar la galaxia junto a él. Rey se negó, y los dos lucharon por el sable de luz de Rey, que finalmente se rompió por la mitad y noqueó a Ren. Rey escapó a borde de la nave de escape de Snoke.[1]

HoldoKamikaze

El Supremacía y varios Destructores Estelares clase Resurgente se destruyen cuando Holdo salta al hiperespacio.

A bordo del Raddus, Holdo luchó contra el motín de Dameron cuando ella y sus aliados sorprendieron a sus aliados. Mientras tanto, Finn, Tico, DJ y BB-8 se infiltraron en el Supremacía y entraron a la sala donde pudieron desactivar el rastreador. Sin embargo, BB-9E había encontrado al grupo previamente, pidiendo refuerzos, hizo que fueran confrontados por la Capitán Phasma y sus tropas. Cuando Dameron se enteró de la captura, La General Organa irrumpió en la habitación donde se encerró y lo aturdió, devolviéndolo a Holdo mientras los guerreros de la Resistencia se preparaban para evacuar el Raddus. Sin embargo, Holdo se quedó a bordo para enfrentarse a la Primera Orden en un acto de autosacrificio, y cuando Dameron volvió en sí, Organa reveló que se estaban acercando a una antigua base rebelde en el planeta Crait y que Holdo sabía que era menos probable que la Primera Orden detectaría sus naves de escape más pequeñas. Sin embargo, después de ser atrapado por las tropas de Phasma, DJ le dijo a la Primera Orden este plan, que había escuchado a Finn y Tico mencionar, a cambio de dinero. Entonces el Acorazado Estelar clase Mega disparó a las naves de escape desprotegidas con baterías turboláser, destruyendo a todos excepto a seis de ellos. Vieron que el Raddus se estaba preparando para saltar al hiperespacio, pero creían que el crucero estaba abandonando la Resistencia. Una vez que se dio cuenta de que la nave se estaba volviendo hacia el Supremacía, un frenético Hux ordenó disparar todos los cañones en el Raddus, pero ya era demasiado tarde. Luego, Holdo saltó al hiperespacio, cortando la enorme nave por la mitad y destruyendo completamente un número considerable de Destructores Estelares en servicio de escolta o siendo reparados en uno de los hangares inferiores.[1]

Escapando del Supremacía

En el Supremacía, Finn y Tico estaban a punto de ser ejecutados cuando la repentina destrucción de la nave los sumió en el caos. El dúo se liberó e intentó llegar a una lanzadera cercana, solo para que Phasma y sus soldados de asalto salieran de las llamas y comenzaran a dispararles. De repente, un AT-ST comenzó a disparar sobre estos últimos, revelando ser pilotado por BB-8. En el caos, Finn se enfrentó a Phasma con un bastón de control antidisturbios Z6, y fue inicialmente dominado, pero logró golpear a Phasma con un ataque sorpresa antes de caer en un pozo y ser tragada por el fuego. Luego secuestraron una lanzadera y escaparon, dirigiéndose hacia la Resistencia en Crait.[1]

Consecuencias

«Qué nuestras fuerzas sitien la base de la Resistencia. Terminemos con esto.»
―Líder Supremo Kylo Ren, al General Armitage Hux[fuente]

Hux eventualmente se dirigió a la sala del trono de Snoke, y descubrió a un Ren inconsciente y a Snoke partido por la mitad. Inicialmente pensó en aprovechar la oportunidad de disparar a Ren, aunque este recuperó la conciencia y lo obligó a guardar su bláster oculto y abandonar ese plan. Ren luego mintió al afirmar que Rey mató a Snoke e intentó asumir el mando de la Primera Orden, pero Hux se negó a reconocer a Ren como Líder Supremo u otorgarle el mando de sus tropas. Sin embargo, Ren procedió a estrangular con la Fuerza a Hux, haciendo que este último finalmente "reconozca" la ascendencia de Ren a Líder Supremo. El nuevo Líder Supremo Ren ordenó las fuerzas restantes de la Primera Orden en Crait, donde el asalto se reanudaría en tierra.[1]

Entre bastidores

Las primeras imágenes del ataque a la flota de la Resistencia se mostraron en el avance de Star Wars: Los Últimos Jedi el 4 de abril de 2017.[6]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

Guerra Primera Orden–Resistencia
(34 DBY–)
Cronología galáctica

Anterior: Guerra Fría

Siguiente:

Batallas de la Guerra Primera Orden–Resistencia
34 DBY Takodana · Retribución · Base Starkiller · D'Qar · Sistema Oetchi y Crait · Crait · Borde Exterior (Pastoria · Ikkrukk)
Temas y artículos relacionados
Cataclismo de Hosnian · Primera Orden · Caballeros de Ren · Resistencia · Jedi
  [Fuente]
 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.