FANDOM


Premium-Eras-canon
Este artículo es sobre un general en la Primera Orden. Quizá estés buscando a Brendol Hux, su padre, o a Armitage, el Oficial Correccional Imperial.
«¡Todos los sistemas restantes se arrodillarán ante la Primera Orden y recordarán este... como el último día de la República!»
―General Armitage Hux, a los miembros de la Base Starkiller antes de la destrucción del sistema Hosnian[fuente]

Armitage Hux era un oficial militar humano que sirvió en el Alto Mando de la Primera Orden, dentro del cual fue el principal apologista de los rudos métodos de entrenamiento orientados a imponer una obediencia absoluta a sus fuerzas armadas. En el rol de general en la Primera Orden, también estaba al mando de la superarma Base Starkiller y dirigió misiones de vital importancia para el régimen de inspiración Imperial. Militó junto a Kylo Ren, un guerrero de la Fuerza discípulo del Líder Supremo Snoke que, aunque no formaba parte de las fuerzas armadas, tenía autoridad militar en la Primera Orden.

Hux nació en Arkanis, y se rumoraba que era el producto de una aventura amorosa entre su padre, el Comandante Brendol Hux de la Academia de Arkanis y una criada de cocina. Hux y su padre, cuyos despiadados métodos de entrenamiento en la Academia de Arkanis inspirarían a los del futuro General Hux y a la Primera Orden, fueron rescatados de la Academia cuando esta estuvo a punto de caer a manos de la Nueva República cerca del final de la Guerra Civil Galáctica. Ante la culminación de la guerra tras la Batalla de Jakku y la firma de la Concordancia Galáctica, el joven Hux y su padre formaron parte de las fuerzas de la Armada Imperial que se retiraron hacia las Regiones Desconocidas. Estas fuerzas emergerían posteriormente en la forma de la Primera Orden. La República creía que la Primera Orden era tan sólo un conjunto de remanentes Imperiales sin importancia, pero los métodos de entrenamiento de Hux resultaron en unas fuerzas armadas formidables. También ansiaba emplear el arma Starkiller contra la República; Hux consideraba a la República una amenaza para la estabilidad galáctica, y creía que estaba destinado a gobernar la galaxia.

Aproximadamente treinta años después del fin de la Guerra Civil Galáctica, Hux fue parte de la misión para recuperar un mapa hacia Luke Skywalker, el último Jedi, en Jakku. Ren condujo la búsqueda del mapa, que fue infructífera. Con tal de evitar el regreso de los Jedi y poder eliminar a la Resistencia que, bajo el mando de la General Leia Organa, se estableció para combatir a la Primera Orden, Snoke permitió a Hux emplear el arma Starkiller contra el mundo capital de la República, Hosnian Prime. La Resistencia quedó así privada del apoyo militar de la República, tras lo cual Hux preparó el arma contra la base de la Resistencia en D'Qar. Antes de poder destruirla, no obstante, un escuadrón de ataque dirigido por el Comandante Poe Dameron—con apoyo terrestre de Han Solo, el ex soldado de asalto Finn y la carroñera de Jakku, Rey—destruyó la Base Starkiller, lo que obligó a Hux y a sus tropas a huir.

Biografía

Vida temprana

«Brendol, tengo entendido que tienes un hijo. No uno con tu mujer—¿sino un hijo ilegítimo? ¿Será él lo mejor que el Imperio tiene que ofrecer?»
«Yo… Armitage es un niño de voluntad débil. Tan delgado e inútil como un pedazo de papel. Pero yo le voy a enseñar. Ya… Ya lo verá usted. Tiene potencial.»
―Gran Almirante Rae Sloane y Brendol Hux[fuente]
Brendol Hux-SWGA

Armitage Hux nació durante los últimos días del Imperio Galáctico, hijo ilegítimo de Brendol Hux, un Comandante de la Academia Imperial en Arkanis, resultado de una aventura amorosa con una empleada de cocina.[6] Conforme creció, Armitage cultivó la idea de que estaba destinado a gobernar la galaxia.[7]

El joven Hux permaneció en Arkanis durante el tiempo en que las fuerzas de la Nueva República asediaron el sistema. Mientras reunía a su Consejo Sombra (un organismo que funcionaba como el sucesor tentativo del Consejo de Gobierno Imperial) a bordo del Superdestructor Estelar Devastador, el Almirante de Flota Gallius Rax específicamente ordenó a la Gran Almirante Rae Sloane que se asegurara de que tanto Brendol Hux como su hijo pudieran evacuar el planeta, causando la perplejidad de Sloane. Él justificó la importancia de su decisión al afirmar que el Imperio necesitaría sus generaciones futuras. Con ayuda del cazarrecompensas Mercurial Swift, tanto Brendol como Armitage fueron evacuados exitosamente de Arkanis mientras éste caía en manos enemigas.[6]

Cuando el Imperio firmó la Concordancia Galáctica y se rindió ante la Nueva República, Hux, que había crecido oyendo historias de grandes Imperiales y de cómo el Imperio salvó a la galaxia del caos de las Guerras Clónicas, concluyó que la Nueva República era un gobierno débil que nunca conseguiría igualar la potestad del antiguo Imperio. En consecuencia, ambos Hux, a la vez que muchos otros oficiales Imperiales huyeron a las Regiones Desconocidas, donde crearían la Primera Orden, una junta político-militar levantada sobre las cenizas del Imperio diezmado y de visión y régimen análogos a los del Imperio. Hux, gracias al empleo del terror tecnológico, alcanzó superioridad militar en la Primera Orden, consiguiendo eventualmente el rango de General.[7]

En su rol de general, Hux sostuvo una confianza plena en sus tropas, armas y métodos de entrenamiento. Sus soldados, que solían ser entrenados en naves capitales, atravesaban simulaciones realistas diseñadas con el propósito de crear los soldados más leales para la Primera Orden. Este sistema estaba inspirado en el grupo de entrenamiento de su padre en la Academia de Arkanis conocido como los Cadetes del Comandante.[7]

La Primera Orden

Mientras tanto, la Nueva República firmó la Concordancia Galáctica con el Imperio derrotado, terminando la Guerra Civil Galáctica y disolviendo el Imperio. Al crecer en el exilio, Hux fue criado por su padre en historias de grandes Imperiales y cómo el Imperio salvó a la galaxia del caos de las Guerras Clon. Debido a su educación, Armitage creía que la Nueva República era débil y que nunca estaría a la altura del poder supremo del Imperio Antiguo. Muchos otros oficiales imperiales también huyeron a las Regiones Desconocidas junto con los Huxes, donde crearían la Primera Orden, una junta militar y política que surgió de las cenizas del Imperio caído y siguió su ideología imperial. Utilizando el terror tecnológico, Hux logró la superioridad militar en toda la Orden, y finalmente obtuvo el rango de General.

Como general, Hux tenía completa confianza en sus tropas, métodos de entrenamiento y armas. Sus soldados, que a menudo fueron entrenados en las naves capitales, se sometieron a simulaciones vívidas para crear los soldados más leales para la Orden. Este sistema era una extensión de las ideas de los Cadetes del Comandante de su padre, de la Academia Arkanis.

Misión a Parnassos

Alrededor de veinte años después de la Batalla de Endor, Hux se aventuró a Parnassos para responder a la señal de socorro enviada por Brendol desde el lugar del accidente de su nave. Hux llegó al sitio del accidente personalmente, saludando a su padre, Phasma, Siv y Frey impersonalmente y aceptando a Phasma y Frey en la Primera Orden. Hux le dijo a su padre que su desaparición había causado preocupación en los rangos superiores de la Primera Orden y que necesitaba regresar de inmediato, ya que el Líder Supremo tenía muchas cosas que discutir con él.

Mientras cabalgaba con Brendol, Phasma y Frey hasta el Destructor Estelar clase Resurgente, Hux fue testigo del bombardeo orbital de Parnassos por parte de Brendol. Las imágenes recuperadas del transbordador que las transportó a la Absolución fueron recuperadas posteriormente por agentes de inteligencia de la Resistencia. Uno de estos agentes, Vi Moradi, vio la grabación y dijo que la mirada que vio que Armitage le había dado a Brendol era de puro odio.

Tratando con Brendol

Algún tiempo después del reclutamiento de Phasma y el regreso de Brendol de su naufragio en Parnassos, Phasma y Hux se encontraron y conspiraron para asesinar a Brendol. Ambos estuvieron de acuerdo en que había llegado el momento de que Brendol muriera, y Hux dejó el asesinato a Phasma con su única instrucción de que lo hiciera imposible de rastrear. Phasma pasó a matar a Brendol con la toxina de la mordedura de un escarabajo Parnassos.

Brendol muerto, Hux dio un breve discurso al Capitán Cardenal y al cuerpo de soldados de asalto de la Primera Orden para informarles de la muerte de Brendol. Dejando las formalidades a un lado, Hux ascendió al rol de su padre en el ejército de la Primera Orden, y tomó la suite de su padre en Absolutción como propia.

Años más tarde, el Cardenal se reunió con Hux para discutir las circunstancias de la muerte de Brendol. El cardenal informó a Hux que Phasma había matado a su padre, información que había obtenido al interrogar al espía de la Resistencia Vi Moradi, pero Hux simplemente se rió en su cara. Hux admitió su papel en el asesinato de Brendol y le dijo a Cardenal que había querido que su padre muriera. Después de afirmar la lealtad de Cardinal, Hux lo dejó ir, esperando totalmente que Phasma eventualmente terminara el trabajo de silenciarlo.

Guerra Fría

General de la Primera Orden

«Líder Supremo, aceptó toda la responsabilidad por—»
«¡GENERAL! Nuestra estrategia ahora tiene que cambiar.»
―Líder Supremo Snoke y General Hux discutiendo en la Base Starkiller[fuente]
Phasma Hux Ren

Hux, junto con Kylo Ren, eran los miembros dirigentes de la Primera Orden.

Hacia 30 años después de la Batalla de Endor, Hux era el general al mando de la Base Starkiller, la principal sede de operaciones de la Primera Orden, como también del Crucero de batalla clase Resurgente Finalizador, y respondía directamente ante el Líder Supremo Snoke. Considerando a Luke Skywalker, el último Jedi, una afrenta a la Primera Orden, Hux y Kylo Ren recibieron la asignación de encontrarlo antes que la Nueva República y su aliada facción militar, la Resistencia. Ren era un guerrero sensible a la Fuerza condiscípulo directo de Snoke. A pesar de que la Primera Orden contaba con mapas Imperiales que la llevarían hasta el paradero de Skywalker, faltaba una última parte. A los fines de conseguir el mapa completo, el Finalizador rastreó la posesión de la última pieza hasta el informante de la Resistencia Lor San Tekka en la aldea de Tuanul en el planeta Jakku. Ren personalmente lideró un grupo de ataque a la aldea, y tras la refriega resultante fue capturado el piloto de la Resistencia Poe Dameron, que había escondido la última pieza del mapa y se había deshecho de ella. Después de que Ren interrogara a Dameron, informó a Hux que el prisionero había entregado el mapa a un droide BB-8. Hux envió soldados de asalto y otras unidades militares a Jakku para encontrar al droide y ofreció una recompensa por su captura.

Entretanto, Dameron fue liberado por un soldado de asalto renegado y ambos intentaron escapar en un Caza estelar de superioridad espacial TIE/fe, neutralizando las baterías de turboláser del Finalizador. Hux ordenó que los cañones de proa fueran disparados contra el caza estelar, lo que hizo que se estrellara en Jakku. Tras i

Hux and Phasma

nformar a Ren del incidente, el usuario del lado oscuro dedujo que el soldado de asalto traidor era FN-2187. Hux verificó el historial del soldado con la Capitán Phasma, que le aseguró que se trataba de su primera ofensa.

Ante los últimos hechos, el Líder Supremo Snoke ordenó que BB-8 fuera capturado o, de ser necesario, destruido. Una vez que Hux informó a Ren, éste cuestionó la competencia de sus soldados de asalto ante la evidencia de que uno había cometido alta traición, y sugirió que la Primera Orden debería pensar en emplear un ejército de clones, similar a aquel que había tenido la República Galáctica durante las Guerras Clónicas. Hux le aseguró que el entrenamiento de sus soldados de asalto, llevado a cabo desde el nacimiento, era inmaculado, y le reiteró que no debía permitir que su obsesión con Skywalker perjudicara su desempeño de la misión.

Comandando la Base Starkiller

Después de que BB-8 huyera de Jakku a bordo del carguero corelliano Halcón Milenario, Hux y Ren regresaron a la Base Starkiller, donde se comunicaron con Snoke mediante una holotransmisión. Snoke se mostró descontento de que sus subordinados habían permitido que el droide se les escapara y señaló que los Jedi se levantarían nuevamente si el mapa caía en manos de la Resistencia. Hux humildemente aceptó toda la responsabilidad por su fracaso, pero el Líder Supremo le interrumpió, declarando que debían adoptar una nueva estrategia. Hux sugirió probar la superarma de la base y destruir a la Nueva República por apoyar a la Resistencia, golpe que dejaría vulnerables a sus enemigos. Snoke autorizó la propuesta de Hux, tras lo cual el general reunió al ejército de la Primera Orden apostado en la Base Starkiller y dictó un gran discurso en el que proclamaba que la destrucción de la Nueva República vería el comienzo de la nueva toma del poder galáctico por parte de la Primera Orden. A su señal, el arma de la base abrió fuego y destruyó el sistema Hosnian, en donde en aquel entonces estaban ubicadas la capital y Senado de la Nueva República, aniquilando su liderazgo y flota.

No mucho después, la Primera Orden fue avisada por una informante en Takodana de que allí se encontraba el droide BB-8, tras lo cual Ren dirigió un asalto en el planeta. Sin embargo, Ren sólo capturó a la cómplice de BB-8, la carroñera de Jakku Rey, convencido de que ella había visto el mapa, y ordenó a la división de que se retirara cuando comenzaba la ofensiva de la Resistencia. Ren llevó a Rey hasta la Base Starkiller, donde trató de extraer el mapa de su mente con la Fuerza, pero no logró hacerlo puesto que la muchacha era más poderosa que él y logró hacerle desistir. Posteriormente, Hux intervino en una conversación que sostenían Ren y Snoke, en el momento en que el Líder Supremo preguntaba por el paradero de BB-8. El general humilló a su colega al informar a Snoke de que Ren había decidido no reforzar la búsqueda del droide porque asumió que con la prisionera Rey sería suficiente. Notificó a Snoke de que habían rastreado la nave exploradora de la Resistencia que hacía labores de inteligencia en la Base Starkiller hasta el sistema Ileenium. El Líder Supremo ordenó a Hux emplear la superarma para destruir a la Resistencia antes de que pudieran dar con Skywalker.

No obstante, mientras el arma se cargaba, la Resistencia llevó a cabo un asalto sorpresa con cazas estelares a la Base Starkiller, lo que resultó en la destrucción de la misma antes de que pudiera disparar su arma hacia D'Qar. Hux entonces recibió órdenes de Snoke de evacuar el planeta y de llevar hacia él al derrotado Ren.[3]

Cita con la Capitana Phasma

Unos días después de la Asalto a la Base Starkiller, Hux saludó personalmente a Phasma en su nave, el Finalizador. Él cuestionó el regreso tardío de Phasma, a lo que ella respondió que había estado preocupada por perseguir y despachar al verdadero culpable detrás del que había apagado los escudos en la Base Starkiller. Ella nombró al Teniente Sol Rivas como el perpetrador. Hux la felicitó y se fue rápidamente, dejando a Phasma mirando fijamente a la vista de la flota de la Primera Orden reuniéndose en grandes números.

Liderando el Asedio de D'Qar

Después del Asalto a la Base Starkiller, Hux lideró una flota de Primera Orden, incluido un Dreadnought, hasta la base principal de la Resistencia evacuada en D'Qar. También terminó recibiendo una transmisión insultante de Poe Dameron, quien en repetidas ocasiones se refirió a Hux por el término burlón "General Abrazos" y dio a entender que Leia quería enviar un mensaje sobre la madre de Hux. Esto finalmente lo indignó lo suficiente como para que gritara la orden de abrir fuego contra la nave de Poe. Luego ordenó que el Dreadnought destruyera la base de la Resistencia y luego la flota principal. Cuando los bombarderos de la Resistencia llegaron a destruir el Dreadnought, Hux despachó rápidamente a todos los bombarderos menos uno, lo que explotó rápidamente el Dreadnought y le dio tiempo a la Resistencia para escapar. Sin embargo, Hux tenía un plan para rastrear el buque de la Resistencia a través del hiperespacio, que le presentó al Líder Supremo Snoke en su nave de mando, la Supremacía.

Búsqueda de la Flota de la Resistencia

Durante el asalto a la flota de la Resistencia, Hux ordenó a los Destructores Estelares mantenerse alejados y continuar disparando contra el Raddus, el buque insignia de la Resistencia. Después de que la fragata médica de la Resistencia se quedó sin combustible, Hux ordenó que destruyera el segundo que estaba dentro del alcance, aunque el barco fue evacuado con éxito antes de su destrucción.

Cuando Finn y Rose Tico fueron capturados mientras trataban de desactivar el rastreador de la Supremacía, fueron conducidos a un área de asalto de soldados de asalto en el hangar, dirigido por el General Hux. Hux abofeteó a Finn en la mejilla, mostrando su desdén por él. Luego dejó Finn y Rose para que fueran ejecutados por los Soldados de Asalto Ejecutores. Habiendo descubierto el plan de la Resistencia de escapar a través de cargadores orbitales U-55, gracias a que DJ divulgó esta información a la Primera Orden. También procedió a hacer que la flota recoja uno a uno todos y cada uno de los buques de escape. Centrado en la aniquilación de los transportes, Hux ignoró la noticia de que el Raddus estaba preparando un salto hiperespacial como un truco fallido para distraerlos, sin saber que la Vicealmirante Amilyn Holdo tenía la intención de hacer que el Raddus alcanzara la velocidad de la luz directamente en la Supremacía. Al ver que había vuelto la cara, Hux ordenó frenéticamente que toda la potencia de fuego se concentrara en el Raddus, pero ya era demasiado tarde. La colisión más rápida que la velocidad de la luz cortó la Supremacía en dos, aniquilando también varios Destructores de Batalla de Clase Resurgente.

Después del ataque suicida de Holdo, el General Hux fue a la sala del trono, donde durante la batalla Kylo Ren había matado a Snoke. Al descubrir un Kylo Ren inconsciente cerca del cuerpo del Líder Supremo, Hux intentó aprovecharse de la situación para matar a su rival, pero Ren se despertó antes de poder actuar. Después de expresar incredulidad al ver el cadáver de Snoke, Kylo le dijo que Rey había matado a Snoke y le había ordenado que trasladara a los hombres a Crait, para aplastar a la Resistencia de una vez por todas. Hux protestó, declarando que Ren no tenía derecho a mandarlo ni a él ni a sus hombres, pero Kylo ahorcó a Hux con la Fuerza hasta que lo reconoció como el nuevo Líder Supremo.

Batalla de Crait

Hux estaba en la Lanzadera de Comandancia de Kylo Ren durante la Batalla de Crait. Una vez que Kylo Ren dió la orden de avanzar, Hux también intentó emitir el comando, lo que resultó en una mirada de soslayo por parte de Kylo. Después de que Kylo Ren disparó la proyección de la fuerza de Luke Skywalker con los AT-M6, Hux les gritó a los pilotos que dejaran de disparar, creyendo que Skywalker había sido completamente destruido por el bombardeo. Hux preguntó si Ren pensó que lo atrapó, pero se sobresaltó cuando el humo se despejó para revelar a Skywalker completamente ileso. Ren ordenó que la lanzadera de comando aterrizara solo para que Hux protestara porque Ren se estaba distrayendo. En respuesta, Kylo Ren arrojó a Hux contra una pared con la Fuerza, y lo dejó fuera de servicio temporalmente. Para cuando Hux recuperó la conciencia, la Resistencia ya había huido y se había reorganizado en la Rebelión. Estaba presente mientras Kylo Ren y los Snowtroopers de la Primera Orden buscaban en la base ahora abandonada.

Personalidad y rasgos

Armitage Hux era un humano con pelo rojo y piel pálida. Cuando era un niño pequeño, su padre Brendol Hux lo consideraba un niño de voluntad débil. En su infancia, Hux era frecuentemente menospreciado por su padre. A pesar del desdén de Brendol por su propio hijo, tanto Gallius Rax como Rae Sloane reconocieron que Armitage tenía el potencial de convertirse en comandante militar de la Primera Orden. Bajo la influencia de Rax, el niño se volvió más vicioso y estuvo dispuesto a ordenar a los niños soldados de su padre que se lastimaran unos a otros para afirmar su autoridad. Desde la infancia, Hux se crió en historias de Imperios heroicos y cómo el Imperio trajo la paz y el orden a la galaxia después de las Guerras Clon. Hux creía que la galaxia necesitaba salvarse del caos y que la Nueva República era demasiado débil para controlar estos problemas.

Como adulto, el general Hux fue un comandante metódico que continuó el programa de formación de soldados de su padre desde la infancia. Hux era un hombre científico y de mentalidad tecnológica que tenía poca paciencia y comprensión para los que manejaban la Fuerza como Kylo Ren. Hux tuvo una relación enconada con Kylo Ren y los dos compitieron por el favor del Líder Supremo de la Primera Orden, Snoke. Hux estaba molesto por el cuestionamiento de Kylo Ren sobre su fe en sus hombres y métodos. También intentó desviar la culpa sobre Kylo después de que las fuerzas de la Primera Orden en Takodana no pudieron recuperar BB-8 y el mapa a Luke Skywalker. Igualmente odiaba a Kylo Ren, en la medida en que secretamente obtenía placer cada vez que Kylo fallaba en su misión o cuando Snoke lo reprendía, y también estaba contento de que Kylo necesitara ser rescatado de la Base Starkiller después de que Rey lo golpeara, un novato de sable láser. Su desdén por Kylo era tal que después de que Snoke fuera asesinado prematuramente, inicialmente consideró asesinar a Kylo en el acto mientras este último todavía estaba inconsciente antes de su conmoción forzándolo a abandonar ese plan, y poco después dejó en claro que no tenía ninguna intención de reconocer a Kylo. como el nuevo Líder Supremo, y solo terminó reconociéndolo después de que Kylo lo estranguló telequinéticamente. Incluso después, sin embargo, hizo sutiles jabs a expensas de Kylo, ​​ya que después de que los caminantes atacaron lo que parecía ser el propio Luke Skywalker con una lluvia de rayos bláster a las órdenes de Kylo, ​​Hux preguntó sarcásticamente si las explosiones mataron a Skywalker antes de que la nube se dispersara y reveló que todavía estaba presente.

Debido a su educación, Hux creía que estaba destinado a gobernar la galaxia. Consideró a la Nueva República como un gobierno ilegítimo que tuvo que ser destruido para iniciar la Primera Orden. Hux creía que la Base Starkiller tenía la llave para retomar la galaxia de la Nueva República. Mientras Hux estaba angustiado por la destrucción de la Base Starkiller por parte de la Resistencia, no obstante cumplió con las órdenes de Snoke de recuperar Kylo Ren y llevarlo ante el Líder Supremo.

También mostró cierto grado de sadismo, como se evidenció durante las últimas etapas de la flota de Ataque contra la Resistencia, donde tuvo la supremacía de los varios fugitivos de carga orbitales escapados U-55. También era muy ambicioso, quería tener control directo sobre la Supremacía, aunque era lo suficientemente inteligente como para saber que debía mantener esos deseos enterrados por temor a recibir atención negativa de Kylo Ren o Snoke.

Kylo Ren siempre se había preguntado por qué Snoke mantendría a Hux cerca. Cuando esto se le informó, un divertido Snoke reveló que a pesar de todas sus supuestas debilidades, Hux siempre sería un activo confiable.

Entre bastidores

Concepción del personaje

«En mi opinión el General Hux tan sólo quiere un poco de orden en el universo. Para obtenerlo dará todo lo que haga falta.»
―Domnhall Gleeson, sobre el General Hux[fuente]

El personaje del General Hux fue creado para la película de 2015 Star Wars: Episodio VII El Despertar de la Fuerza, y el actor que le dio vida fue Domhnall Gleeson.[8] Gleeson fue contratado para el papel en abril de 2014, apenas un día antes de aparecer en una foto publicitaria del elenco leyendo el guión por primera vez. Poco después rentó una sala de proyecciones en su casa natal en Dublín, Irlanda, donde vio las tres entregas de la trilogía original de Star Wars en preparación para el rodaje de la nueva película[9]—se refirió a la experiencia de llegar al plató de una película de Star Wars en su primer día de grabación como un momento increíble y fantástico.[10] Detalles sobre el personaje de Gleeson, incluyendo el nombre de "General Hux", fueron dados a conocer públicamente por primera vez en la San Diego Comic-Con[11] en julio de 2015.[8]

FirstOrder

El discurso de Hux ante las fuerzas armadas de la Primera Orden ha sido comparado con las proclamaciones de Hitler en los Congresos de Núremberg.

Mientras construían al personaje de Hux, tanto Gleeson como el equipo de producción de la película bromeaban con el hecho de que era un individuo tan obsesivo que no dormía mucho. Con tal imagen en mente, diseñaron su aspecto físico y su personalidad: debía ser pálido de piel y de ojos oscuros, y fijado en sus metas al punto de la apatía.[12] El director de El Despertar de la Fuerza, J.J. Abrams, ha descrito a Hux como un personaje despiadado;[10] a su vez, Gleeson le ha pintado como un hombre que disfruta tener autoridad y no cederla nunca.[12] También ha afirmado que Hux "tan sólo desea más orden en el universo" y que sería capaz de hacer lo que fuera para instaurar ese orden. Antes de que se estrenara la película, Gleeson bromeó con el hecho de que su personaje era claramente malévolo en razón de su acento británico, rasgo que comparten varios villanos de Star Wars.[13] Gleeson estaba emocionado con interpretar a semejante personaje, ya que era muy distinto a todos los otros papeles que había tenido que encarnar en su carrera[10] y le permitía explorar una imagen de autoridad.[12] StarWars.com ha confirmado que Gleeson reaparecerá en Star Wars Episodio VIII.[14]

Mientras se rodaba El Despertar de la Fuerza, se filmaron varias versiones de la escena en que Hux pronuncia su discurso en la Base Starkiller frente a las tropas de la Primera Orden, puesto que Abrams quería manejar distintas secuencias de la misma escena con sus diferentes niveles de intensidad. Por último, se decantó por una versión maximalista, y tanto él como el guionista, Lawrence Kasdan, concluyeron que debía ser el momento estelar de Hux en la película. Pese a que la cantidad de extras en uniformes de soldados de asalto puso a Gleeson nervioso, también él sintió que tenía sentido, pues simbolizaba el número de personas a quienes su discurso quería afectar.[15] El discurso ha sido comparado por la critica cinematográfica con las proclamas de Adolf Hitler en los Congresos de Núremberg[15][16][17] y algunos espectadores célebres y críticos lo han descrito como un momento exagerado[17] y fuera de contexto.[18]

Continuidad

«Me imaginé que Zare de repente veía a un bebé pelirrojo en un cochecito antigravitacional mecido por un siniestro droide niñera, pero terminé sintiendo que era una referencia totalmente innecesaria, cosa que, según mi experiencia, es un recurso que perjudica la narración en vez de beneficiarla.»
―Jason Fry, sobre escribir Servants of the Empire: The Secret Academy[fuente]

Antes del estreno de El Despertar de la Fuerza, un personaje llamado Brendol Hux apareció en Servants of the Empire: The Secret Academy, una novela juvenil escrita por Jason Fry que actúa como preludio para la serie de televisión Star Wars Rebels. En la novela, Brendol Hux declara su ambición de crear un ejército de soldados que fueran leales al Imperio Galáctico desde su nacimiento.[19] Una entrada del Databank en StarWars.com posteriormente reveló que Brendol Hux es el padre del General Hux,[4] y Star Wars: El Despertar de la Fuerza: Diccionario Visual confirmó que el ejército de soldados de asalto que liderara Hux en la película—entrenados desde la infancia para ser absolutamente leales a la Primera Orden—eran una extensión del grupo de su padre, los Cadetes del Comandante.[7]

Fry al principio quería que los cadetes contribuyeran a una parte de su historia, pero no encontraba ningún punto o propósito argumental en que pudieran encajar. La idea de conectarlos al General Hux se dio en noviembre de 2014 tras reunirse con Lucasfilm Ltd. sobre otro proyecto, Star Wars: El Despertar de la Fuerza: Naves Y Otros Vehículos En Detalle, para el que le fue proporcionado arte conceptual, fotogramas y una sinopsis de la película a estrenarse un año después. Entonces le propuso a Pablo Hidalgo, miembro del Lucasfilm Story Group, que la idea de entrenar a niños para ser soldados de asalto comenzó con el padre de Hux en la época en que transcurre Star Wars Rebels, propuesta que Hidalgo hizo pasar a sus superiores y con la que éstos estuvieron de acuerdo. Fry consideró insertar a Hux en su novela en la forma de "un bebé pelirrojo" que era cuidado por el droide DDM-38, pero una vez concluida la historia, sintió que era una referencia sin propósito ni continuación en la trama y optó por quitarla del borrador final.[20]

Apariciones

Apariciones no canónicas

Fuentes

Notas y referencias

  1. 1,0 1,1 Star Wars Enciclopedia de Personajes: Actualizada y Ampliada
  2. TwitterLogo @pablohidalgo (Pablo Hidalgo) en Twitter "Hux is 34 in the script." (captura de pantalla) (respuesta a "How old are Rey, Kylo, Finn, Poe and Hux?")
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 3,7 Star Wars: Episodio VII El Despertar de la Fuerza
  4. 4,0 4,1 StarWars-DatabankII General Hux en el Databank (enlace de respaldo)
  5. Antes del Despertar
  6. 6,0 6,1 Consecuencias: Deuda de Vida
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Star Wars: El Despertar de la Fuerza: Diccionario Visual
  8. 8,0 8,1 TwitterLogo @starwars (Star Wars) en Twitter "General Hux! Join us in our liveblog for more #StarWars #TheForceAwakens updates http://strw.rs/1HrY9q3  " (captura de pantalla)
  9. James Mottram (14 de diciembre de 2015, 18:22 BST). Star Wars: The Force Awakens - Domhnall Gleeson on playing the villain and how JJ Abrams inspired the cast. The Independent. Archivado desde el original en 14 diciembre, 2015. Consultado el 16 febrero, 2016.
  10. 10,0 10,1 10,2 Josh Wilding. Domhnall Gleeson Teases "Merciless" General Hux In Star Wars: The Force Awakens. We Got This Covered. Archivado desde el original en 30 septiembre, 2015. Consultado el 16 febrero, 2016.
  11. Brent McKnight. Who Domhnall Gleeson Is Actually Playing In Star Wars Episode 7. Cinema Blend. Archivado desde el original en 22 diciembre, 2015. Consultado el 16 febrero, 2016.
  12. 12,0 12,1 12,2 Amy Kaufman (February 18, 2016, 8:00 AM). Domhnall Gleeson, on playing gentle and evil and surviving the harsh shoot for 'The Revenant'. Los Angeles Times. Archivado desde el original en 21 febrero, 2016. Consultado el 22 febrero, 2016.
  13. "The Stars of Star Wars: Domnhall Gleeson." People Magazine December 2015: 59. Print.
  14. SWCustom-2011 Star Wars: Episode VIII Now Filming en StarWars.com (en inglés)
  15. 15,0 15,1 Orlando Parfitt. Domhnall Gleeson Talks About THAT General Hux Speech In Star Wars (Exclusive). Tumblr. Archivado desde el original en 16 febrero, 2016. Consultado el 16 febrero, 2016.
  16. Imagery of the Third Reich in the First Order. Star Wars in the Classroom. Archivado desde el original en 18 enero, 2016. Consultado el 16 febrero, 2016.
  17. 17,0 17,1 Matt Zoller Seitz (18 de diciembre de 2015). Star Wars: Episode VII - The Force Awakens. RogerEbert.com. Archivado desde el original en 19 enero, 2016. Consultado el 16 febrero, 2016.
  18. Charlie Jane Anders (8 de enero de 2016, 6:00 PM). Everything That's Wrong With Star Wars: The Force Awakens. io9. Archivado desde el original en 7 febrero, 2016. Consultado el 16 febrero, 2016.
  19. Servants of the Empire: The Secret Academy
  20. SWCustom-2011 The Force Awakens Secret Inside The Secret Academy en StarWars.com (en inglés)

Enlaces externos

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.