Wikia

Star Wars Wiki

Antares Draco

23.662páginas en
la wikia
Discusión1
Este artículo trata sobre un tema incluido en las Leyendas.El tema de este artículo aparece en la era del Legado.
TPM-CGYoda.JPG

¿Algo más que decir tienes, Qui-Gon?

Este artículo o una parte del mismo debe ser expandido. Revisa las wikis en otros idiomas o esta discusión para buscar información adicional.

Este artículo es sobre el Caballero Imperial. Quizá estés buscando el Inquisidor Imperial Valin Draco.
«¿Has comprendido bien?»
«No, Su Majestad, pero le obedeceré.»
―Roan Fel y Antares Draco[fuente]

Antares Draco fue el líder humano de los Caballeros Imperiales durante la Segunda Guerra Civil Imperial. Draco, desarrollando grandes habilidades de pilotaje y combate con la espada de luz, estuvo dispuesto a dar su vida por la persona a quien le era extremadamente leal, Roan Fel, Emperador del Imperio Galáctico y posteriormente Imperio Exiliado. Aunque tenía una personalidad genuina y valoraba el resultado de años de duro trabajo, su lealtad también estaba parcialmente compartida con la mujer que amaba y con quien deseaba casarse, la Princesa Marasiah Fel, hija del Emperador y heredera al trono. Draco contaba de igual forma con su colega, el Caballero Imperial Ganner Krieg, como uno de sus amigos y aliados de mayor confianza al igual que Marasiah, y pocas veces se vio en misiones durante la guerra sin estar en compañía de Krieg. Descarado y engreído, Draco solía llenarse de ira y a veces dejar poseerse por el lado oscuro de la Fuerza. Era un crítico abierto a las religiones de los Sith y los Jedi; y esta última decisión ocasionalmente lo ponía en contra de Caballeros Jedi con los que trabajaba.

Draco fue entrenado por el Emperador en persona, al igual que por el Caballero Imperial Eshkar Niin. Fue un Caballero Imperial durante la temprana época de 130 DBY en la conclusión de la Guerra Sith-Imperial, cuando huyó de la capital con Fel en el momento en que el Lord Sith Darth Krayt tomó el control del Imperio y la galaxia, declarando un nuevo orden y obligando a las fuerzas de Fel a ocultarse en el exilio. Siete años después, Draco acompañó a Fel en la reconquista del planeta Bastion, y poco después viajó a Vendaxa con Krieg en un intento por rescatar a Marasiah del dominio Sith. Tras escapar del planeta en el Mynock, una nave perteneciente al cazarrecompensas Cade Skywalker, Draco y Krieg lograron regresar con la Princesa en Bastion, pero a costa de la confianza del Emperador, ya que Fel les había prohibido expresamente rescatarla.

Con esperanzas de ganar la suficiente confianza de Fel como para persuadirlo de que le permitiese casarse con la princesa, Draco se volvió todavía más leal en su disposición para obedecer órdenes, aventurándose junto a Krieg en misiones a la Rueda, el Templo Oculto de los Jedi, y Had Abbadon. Durante la misión a Had Abbadon, Draco entró en conflicto con sus colegas Caballeros Imperiales Krieg y Azlyn Rae sobre las órdenes dadas por el Emperador. Después acompañó a Fel a Agamar junto a varios otros Caballeros Imperiales para conducir confederencias de paz con la Orden Jedi, pero la reunión fue interrumpida por fuerzas de Único Sith. Mientras los usuarios de la Fuerza allí reunidos luchaban contra los Sith, Draco ordenó que escaparan en un transbordador para salvar al Emperador, aunque eso significó dejar detrás a Marasiah y a Rae. Marasiah fue capturada por los Sith, lo que causó en Draco un enorme sentimiento de ira y agonía. En lugar de controlar sus impulsos, se concentró en ellos para disfrazarse de un Sith y viajar a Korriban para intentar rescatar a su amada. Tuvo éxito en su misión, pero permaneció dentro del mundo para darle a ella tiempo para escapar, y se enfrentó en un duelo a Niin, ahora conocido como Darth Havok. Tras refutar la oferta de Havok de unirse a los Sith, Draco murió en el efecto provocado por los truenos de la Fuerza desatados por la mano de su antiguo Maestro. Posteriormente, fue congelado en carbonita.

Biografía

Guerra Sith–Imperial

«Mohrgan…¡los otros—!»
«También lo percibí. Honraremos su inmolación y escaparemos.»
―Draco y Roan Fel, percibiendo con la Fuerza las muertes de sus cuatro colegas Caballeros Imperiales[fuente]
Roan Fel fled Coruscant.jpg

Draco y el Emperador Fel huyen de Coruscant por medio del Subnivel 12.

El humano Antares Draco fue un Caballero Imperial del Imperio Fel durante el 130 DBY.[3] Su servicio al Imperio lo hizo seguir las hueyas de sus antepasados, ya que uno de sus ancestros fue un miembro de la Inquisición del Imperio Galáctico.[6]

Al igual que el resto de los Caballeros Imperiales, Draco recibió la prohibición del Emperador Roan Fel de participar en la Guerra Sith-Imperial, un conflicto entre el Imperio de Fel y la Alianza Galáctica que estalló entre los años 127 DBY y 130 DBY.[3] En cambio, los Caballeros Imperiales sirvieron como guardaespaldas del Emperador.[6] Tras la Batalla de Caamas, la cual vio la derrota de la Alianza Galáctica y la culminación de la guerra, Draco y su compañero Caballero Imperial Mohrgan Fel acompañaron al Emperador a sus aposentos en Coruscant, mientras Fel se preparaba para una reunión con el Consejo Imperial de Moffs. Fel planeaba arrestar al Gran Moff Morlish Veed, de quien sospechaba le había desobedecido al ordenar la Masacre de la Orden Jedi en Ossus. Fel instruyó a Draco y a Mohrgan que mataran a Veed si hacía cualquier movimiento sospechoso y que vigilaran a la Directora de Inteligencia Imperial Nyna Calixte. En ese momento, Calixte reveló que había estado en la sala con ellos y espiado en su conversación. Tras ser empujada contra la pared por el uso de la Fuerza por parte de Mohrgan, ella les informó de que los aliados Sith de Fel planeaban matarlo. Draco advirtió al Emperador que no confiara en ella, pero Fel le pidió a ésta que se explicara, motivándola a señalar que el bienestar del Emperador formaba parte de sus intereses y en adición, al propio.[3]

Mohrgan se ofreció a liderar un contingente de Caballeros Imperiales y acompañar al doble de Fel en aparición frente a los Moffs, una treta que finalmente le permitió a Fel y a Draco escapar del planeta. Darth Krayt, líder de los Sith, apareció en la reunión de los Moffs y arrasó con todo el contingente de Mohrgan antes de dar muerte al doble de Fel y autodeclararse el nuevo Emperador de la galaxia.[3][7] Al mismo tiempo que otros tres sucesos, Fel y Draco hicieron un escape subterráneo desde Coruscant al Subnivel 12. Mientras los dos destruían droides guardias que intentaban detenerlos, Draco sintió las muertes de sus colegas Caballeros por medio de la Fuerza. Fel le dijo que honrarían sus sacrificios escapando. Despojado de su trono, Roan Fel y sus Caballeros Imperiales ahora se encontraban en el exilio.[3]

Segunda Guerra Civil Imperial

Rescate en Vendaxa

«¿Acaso la lealtad es siempre lo mismo que la obediencia?»
―Draco a Ganner Krieg[fuente]

En algún momento antes del 137 DBY, Draco obtuvo el título de Maestro,[8] y, bajo el tutelaje de Roan Fel[5] y el Mentor Eshkar Niin,[4] se convirtió en el segundo al mando de los Caballeros Imperiales.[9] Detrás de Fel, Draco era el miembro de mayor rango en la organización[6] y estaba a la cabeza de su estructura de mando disciplinado.[10] Cuando Niin asesinó a la esposa de Fel y se volvió el primer Caballero Imperial jamás en abandonar la orden, Draco fue enviado a matarlo y confrontó a su antiguo Maestro. Creía que Niin había muerto,[1] pero en realidad Niin había sobrevivido al encuentro y se incorporó a los Sith de Darth Krayt como un Inquisidor.[4]

Después de siete años de llevar a cabo tácticas de ataque y fuga contra las flotas del Imperio de Krayt, Roan Fel regresó a la fortaleza Imperial de Bastion, de la cual Krayt se había apoderado poco después de la conclusión de la guerra. Draco acompañó a Fel en su llegada al planeta junto a otros dos Caballeros Imperiales: Sigel Dare y el amigo de confianza de Draco, Ganner Krieg. Tras asegurar la lealtad de las fuerzas Imperiales apostadas en el planeta, Fel supuso que su Imperio ahora podía convertirse en una mayor amenaza para Krayt, aunque Draco le advirtió que ahora Krayt sabría dónde hallarle. Luego, Fel fue informado por el General Oron Jaeger de que Elke Vetter, un Caballero Imperial y guardaespaldas de la hija de Fel, la Princesa Marasiah, había sido asesinado en Socorro, y que Marasiah estaba desaparecida. Draco se ofreción inmediatamente como voluntario para llevar consigo tres Caballeros a Socorro y rescatarla, pero Fel no se lo permitió porque no quería que su nueva base fuera descubierta todavía. Draco, perturbado, le dijo a Fel que aunque no lo entendía igualmente lo iba a obedecer.[11] No obstante, Draco siguió intentando convencer al Emperador de llevar a cabo una misión de rescate, asegurando que perdería la vida antes de revelar que Bastion había sido reconquistado. Cuando Krieg le dijo que habían hecho un juramento de lealtad al Emperador, Draco se preguntó si la lealtad sería lo mismo que la obediencia.[12]

ImperialKnightsonVendaxa.jpg

Draco protege a Marasiah Fel de las fuerzas de Único Sith en Vendaxa.

A pesar de las órdenes que habían recibido, Draco y Krieg se dirigieron en dos cazas clase Predator robados a Vendaxa, donde Marasiah y su acompañante, Astraal Vao, habían sido rescatados por el cazarrecompensas Cade Skywalker y se habían reunido con dos Caballeros Jedi, Wolf Sazen, y el hermano de Astraal, Shado Vao. Tras llegar al sitio de aparcamiento de la nave de Skywalker, el Mynock, los cazas de ambos fueron derribados por un Interceptor Sith clase Fury. Draco y Krieg lograron escapar de los escombros en llamas de sus naves destrozadas y llegar a la escena al mismo tiempo que los Lores Sith Darth Talon y Darth Nihl, acompañados de una legión de otros Sith que habían estado persiguiendo a Marasiah desde que había huido de Socorro. Los Sith creyeron que Draco era Roan Fel debido a la capucha que traía puesta, pero el Caballero Imperial mostró su verdadera identidad y les dijo a los incursores que huyeran mientras tenían la oportunidad. Junto a los Jedi y a la Princesa, Draco y Krieg encendieron sus espadas de luz y combatieron a los Sith. A pesar de siete años de tensión entre los Jedi y el Imperio de Roan Fel, los Caballeros de la Orden y del Imperio terminaron luchando codo a codo contra su enemigo común, los Sith. Marasiah se molestó por el intento que Draco había hecho por rescatarla, el cual ella sospechaba que su padre había prohibido. Draco expresó que su razón de hacerlo era que él la amaba, hecho del cual ella le dijo que estaba consciente. Poco después, ella fue atacada brutalmente por un Sith zabrak mientras intentaba proteger a un abandonado Skywalker.[12]

Creyendo que una persona a quien habían jurado proteger había muerto, Draco y Krieg lucharon contra los Sith con renovado vigor. Draco llevó en sus brazos el presunto cadáver de Marasiah hasta que vagas señales de vida le hicieron apurarse a llevarla al Mynock, mientras Sazen le daba cobertura. Cuando Sazen intentó regresar a la batalla, Draco lo detuvo, insistiendo que la vida de Marasiah era más importante que la de nadie más. Sazen no confiaba en los Imperiales de Fel debido a la Masacre de Ossus, pero Draco le explicó que el supuesto baño de sangre había ocurrido en contra de las órdenes del Emperador y logró convencer a Sazen de que hiciera todo lo posible por curar a la Princesa. Draco intentó salir apresuradamente de la nave, pero se dio cuenta de que estaba despegando con todos, menos los Sith, a bordo. Cuando Talon saltó hacia la puerta de la nave que se cerraba, Draco la empujó con la Fuerza lejos del Mynock, permitiéndole a la nave dejar atrás a los Sith y escapar.[8]

En el puente, Draco presurizó a Jariah Syn y a Deliah Blue, respectivamente la copiloto y mecánica de la nave, para que dirigiera el curso a Bastion y les dijo que fueran para allá tan pronto como pudieran o de lo contrario él las mataría. Cuando Krieg le dijo a Draco que Marasiah estaba a punto de morir, Skywalker—tras recordar sus poderes de curación—ofreció a regañadientes ayudar pero recibió como respuesta un puñetazo en la cara por parte de Draco, que estaba exhaltado emocionalmente. Vao intervino e impidió que surgiese una pelea, y su hermana convenció a Draco y a Krieg de permitir a Skywalker curar a Marasiah. Cuando Skywalker usó sus poderes para traer a Marasiah de vuelta del borde de la muerte, el Mynock llegó a salvo a Bastion.[8]

Consecuencias de Vendaxa

«Nos ganaremos de vuelta la confianza del Emperador.»
―Draco a bordo de la Rueda[fuente]
SwLegacy10.jpg

Draco y Krieg resguardan a Mingo Bovark a bordo de la Rueda.

Poco después de que Skywalker y los Jedi se fueran de Bastion en el Mynock, Fel solicitó una audiencia con Draco y Krieg y los reprendió por haber desobedecido una orden directa, acusando a Draco de poner su amor por la Princesa sobre las necesidades del Imperio. Como los Sith probablemente habían rastreado al Mynock hasta Bastion, Fel creía que ahora se encontraba en un estancamiento con el Imperio de Krayt. Draco, preparado para recibir cualquier castigo que el Emperador deseara imponerles, se sorprendió cuando Fel les dijo que ambos recibirían medallas por sus actos. Fel aprobó la misión a Vendaxa con carácter retroactivo, en lugar de ser informado de la insubordinación que socavaba su autoridad. Por consiguiente, el castigo de Draco y Krieg fue que se les declarara los mayores héroes del Imperio y por lo tanto se les asignara las misiones más peligrosas. Luego, Fel le dijo a Draco que descartara la idea de casarse con Marasiah y envió a ambos a su siguiente misión: escoltar al Capitán Mingo Bovark a la Rueda,[13] una estación espacial en el sistema Besh Gorgon que había permanecido neutral durante los clonflictos de Fel con la Alianza Galáctica y los Sith.[6] Bovark discutiría una posible tregua con el Almirante Gar Stazi del Remanente de la Alianza Galáctica en defensa de Krayt, y el objetivo de Draco y Krieg era garantizar el resguardo de Bovark a cualquier costo, así como asegurarse de que las negociaciones fluyeran. Antes de su partida, tuvo lugar una ceremonia en la que ambos Caballeros Imperiales recibieron sus medallas.[13]

A bordo de la Rueda, Stazi y Bovark se reunieron en una sala de conferencias, en la que cada grupo de guardias de los participantes debían esperar afuera. Draco y Krieg, a pesar de que tenían la obligación de haber dejado sus espadas de luz a bordo de su nave, las llevaron escondidas a bordo de la estación espacial.[13] Mientras tenían lugar las charlas, Morrigan Corde y Jor Torlin, espías del Imperio de Krayt, lograron causar que el transbordador Imperial disparara contra la nave de Stazi usando un Droide Lapa de Reemplazo de Comando, provocando que Stazi creyera que Roan Fel lo había traicionado. Entonces ocurrió un tiroteo entre los Caballeros Imperiales y los guardias de la Alianza Galáctica, y Krieg retuvo a los guardias mientras Draco entraba en la habitación para rescatar a Bovar, empujando hacia a un mamparo a un Stazi furioso en el proceso. El Administrador de la Rueda, Pol Temm, y varios guardias de seguridad llegaron y ordenaron a los Caballeros Imperiales que se entregaran y soltaran de inmediato sus armas. Draco se negó, y Temm ordenó a los Imperiales marcharse de la Rueda, declarando que la estación se encontraba fuera de los límites de las fuerzas de Roan Fel. Como sospechaba que había sido obra de algún sabotaje, Draco prometió hallar y matar a quien había sido responsable.[14]

Un tiempo después, en Bastion, Draco sintió una perturbación en la Fuerza y se dirigió a los Jardines Pellaeon, donde encontró al Emperador Fel posado sobre el cadáver del Lord Sith Darth Kruhl. Kruhl había llegado al planeta a bordo del Destructor Estelar Intrépido, cuya tripulación había sido enviada por Darth Krayt con el pretexto de haber desertado al Imperio de Fel; treta que permitiría a Kruhl intentar tomar la vida de Fel. Fel le dijo a Draco que no se preocupara sobre su bienestar y le informó que enviaría un mensaje de regreso a Krayt. Entonces, cada miembro de la tripulación del Intrépido fue asesinado a sangre fría, a excepción de su Gobernador, Vikar Dorn, a quien se le perdonó la vida con el fin de que pudiera entregar el mensaje.[15]

Durante las siguientes semanas,[16] actuando bajo las órdenes del Emperador, Draco se concentró exclusivamente en sí mismo y evadió a Marasiah Fel en particular mientras ella completaba su entrenamiento y se convertía en una Caballera Imperial. Mientras el Emperador se preparaba para enviar a Marasiah, Draco, y a Krieg en una misión, Draco se sentó malhumorado en los jardines de los invernaderos reales de Bastion, donde Marasiah se le acercó. Preocupado por su seguridad, él intentó convencer al Emperador de reemplazarla en la misión con otro Caballero Imperial. Marasiah lo sorprendió con un beso y le dijo que ella no tenía intención de permitir a su padre controlar su vida personal.[17]

Persiguiendo a Cade Skywalker

«¡Defiendan a su Majestad Imperial!»
«Ella no fue invitada, y tus Caballeros Imperiales no son recibidos. ¡Esto te buscas por irrumpir en mi fiesta!»
«¡Escoria pirata! ¿ hablas por los Jedi ahora?»
«Hablo solo por . Nadie es polizón a bordo del Mynock—¡y menos ustedes, malditos Imperiales!»
―Draco y Cade Skywalker mientras se baten en duelo en el Templo Oculto[fuente]
Imperial Knight.JPG

Krieg, Marasiah, y Draco se presentan ante el Consejo Jedi.

Los tres Caballeros Imperiales fueron enviados al sistema Iego, adonde había sido enviada su colega Caballera Azlyn Rae a encontrar a Cade Skywalker, de quien el Emperador albergaba preocupaciones de que hubiese divulgado secretos Imperiales a los Sith. Al actuar encubierta y pasando como cazarrecompensas, Rae confrontó a Skywalker mientras él visitaba a su tío, "Bantha" Rawk, en Iego. Gracias a su estatus de ex Jedi y amiga de la infancia de Skywalker, Rae logró enterarse de la existencia del Templo Oculto de los Jedi. Mientras se preparaba para seguir al Mynock camino al templo a bordo de su nave, Rae reemitió las coordenadas del Templo a Draco, Krieg y Marasiah, que esperaban cerca en su propia nave. Aunque Draco y Krieg sospechaban que Rae les tendía una trampa, los tres Caballeros Imperiales se dirigieron al Templo Oculto en Taivas.[18] Esperaban negociar una alianza entre el Imperio de Fel y la Orden Jedi. Draco envió las coordenadas del Templo a Bastion, como medida para asegurar la seguridad de la princesa.[19]

Los Caballeros Imperiales camuflagearon su nave y siguieron al Mynock hasta el Templo Oculto, aterrizando detrás de su grupo en uno de los hangares del complejo. Draco, Krieg y Marasiah desembarcaron mientras la tripulación del Mynock era recibida por Wolf Sazen y Shado Vao; Draco y Krieg descendieron empuñando sus espadas de luz en un intento de proteger a la princesa de cualquier posible peligro. Malinterpretado como un acto de hostilidad, Vao y Skywalker extrajeron sus armas y se batieron en duelo con los dos Caballeros Imperiales. Draco confrontó a Skywalker como respuesta a lo que percibió como un ataque a Marasiah. Molesto porque habían logrado entrar como polizones en su nave y tras percatarse de que Rae era en realidad una Caballera Jedi, Skywalker empujó a Draco y a Krieg a través del hangar usando la Fuerza. En respuesta, Marasiah encendió su propia espada de luz e informó a Skywalker que los Caballeros Imperiales habían llegado en una misión de paz.[19]

Después de que cesara la tensión entre las dos facciones, la delegación Imperial obtuvo el permiso de ver al Consejo Jedi. En la Cámara del Consejo, Skywalker, Rawk, Sazen, Vao, Draco, Krieg, y Marasiah se presentaron ante los Maestros Jedi K'Kruhk, T'ra Saa, y Tili Qua. Saa creía que la Fuerza les había permitido a los Caballeros Imperiales llegar al Templo Oculto por una razón. Draco permaneció mientras Marasiah daba un largo discurso en el que reveló que su padre no había ordenado la Masacre en Ossus y más bien acudió al Jedi para sentar las bases de la negociación con miras a unir fuerzas contra su enemigo común, los Sith. Skywalker intervino, y reveló información sobre Darth Krayt y Único Sith que había adquirido cuando era su prisionero, y propuso su propio plan: asesinar a Darth Krayt. Aunque el Consejo Jedi se sorprendió con la propuesta de Skywalker, los Caballeros Imperiales quedaron gratamente impresionados—Draco consideró la alternativa como la primera cosa que decía Skywalker que era de su agrado.[19] Finalmente, el Consejo rechazó la misión propuesta, aunque Skywalker optó por proceder sin su respaldo. Marasiah asignó a Draco, Krieg y Rae para que lo acompañaran en su tarea, mientras que ella se quedaba para negociar una alianza con los Jedi.[20] Draco fue designado como líder de los Caballeros Imperiales durante la misión.[21] El droide astromecánico de Skywalker, R2-D2, abrió las puertas de la bahía de carga del Mynock, permitiéndole a Draco y Krieg resguardar sus Depredadores TIE en ella. Con sus cazas a bordo de su nave, Skywalker permitió reacio que los Caballeros Imperiales se le unieran en la misión. Vao también se unió al equipo de ataque como único representante de los Jedi.[20]

 La versión original de este artículo, o parte del mismo, fue traducida de Wookieepedia, ver autores.

Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria